El optimismo empresarial toca máximos desde la crisis | Compañías

Frente a la incertidumbre política generada tras el 1-0 en Cataluña, que puede derivar en una declaración unilateral de independencia de España, los empresarios presentan un contexto económico idílico. El PIB y el empleo llevan creciendo tres años seguidos por encima del 3% y la demanda externa, especialmente desde la zona euro, se está recuperando tras varios años de debilidad. Un escenario macroeconómico muy favorable que ha dado lustre a las cuentas de resultados de las compañías y a sus expectativas para los próximos tres ejercicios.

Esa es la principal conclusión de la encuesta interactiva que se ha realizado esta mañana a los 500 empresarios familiares que han acudido a la inauguración del XX Congreso Nacional de la Empresa Familiar en Toledo. Preguntados sobre la actual situación económica, los empresarios la han puntuado con 6,22 puntos, lo que supone el nivel más elevado desde que estalló la crisis económica en España y casi un punto por encima de lo registrado en 2015 y 2016. Tradicionalmente, esta encuesta incluía también una pregunta sobre la situación política actual, que mostraba la divergencia entre ambas expectativas y que este año no ha sido formulada.

Ocho de cada diez empresas elevará su inversión en los próximos tres ejercicios

El optimismo empresarial no solo se ciñe al próximo ejercicio, sino que se amplía hasta 2020. En concreto, el 73% de los encuestados prevé un aumento de la cifra de ventas para 2018 (14 puntos más que en la encuesta del ejercicio anterior), un 24% espera resultados similares y tan solo un 3% prevé peores resultados. Estos porcentajes son incluso superiores si el período se extiende a 2020. En este caso, el 84% de las empresas prevé una mayor facturación para ese trienio y solo un 2% augura caídas de ventas.

La euforia de las empresas se modera a la hora de valorar cómo será la creación de empleo. De hecho, el 82% considera que la evolución de la economía española en el corto y medio plazo se traducirá en “un moderado aumento de la actividad con una limitada creación neta de empleo”, a lo que hay que sumar un 11% que apunta a un crecimiento frágil de la actividad sin creación neta de empleo y un 7% que prevé un aumento rápido de la actividad con una intensa generación de puestos de trabajo. Preguntados por las perspectivas de empleo para los tres próximos años, el 68% prevé incrementar la plantilla, el 25% augura que no cambiará y solo el 7% augura destrucción de puestos de trabajo.

El 25% de los encuestados reconoce que no ha tenido que recurrir a financiación bancaria para seguir creciendo

En este contexto de crecimiento de la actividad y el empleo, las empresas están dispuestas a seguir creciendo mediante inversiones en 2018 y en los dos siguientes ejercicios. Ocho de cada diez empresas encuestadas aseguran que van a seguir invirtiendo en el próximo trienio y muchas de ellas van a probar otras vías alternativas para financiar las inversiones a la de la banca. Uno de cada cuatro empresas familiares consultadas asegura que no ha recurrido al endeudamiento bancario, ocho puntos por encima de lo registrado en la pasada edición.

Source link

La presidenta de Eulen controlará el 59,1% del grupo tras el reparto de la herencia de su padre | Compañías

La batalla de la familia Álvarez por el control del grupo Eulen alcanzó hoy viernes un hito que podría ser definitivo. El agente encargado de la partición de la herencia del patriarca de la familia y fundador del grupo Eulen, David Álvarez ha comunicado al notario la entrega a María José Álvarez José Álvarez, presidenta de Eulen, del 95,32% de la sociedad instrumental Daval Control. Por lo que derivado de esta participación tendrá en propiedad el 59,1% del capital del grupo Eulen, según aseguran fuentes cercanas a la compañía.

El 40.9% restante estará en poder de El Enebro, controlado a su vez por los cinco hermanos de María José Álvarez y en la que la ejecutiva controla a su vez un 16% del capital.

De acuerdo con estos medios citados, “queda así cumplida la última voluntad del fallecido David Álvarez, de que la continuadora de su proyecto empresarial fuera su hija Mª José”.

La batalla por el control de Eulen y El Enebro, sociedad propietaria a su vez de Bodegas Vega Sicilia, lleva largos años dirimiéndose en los tribunales. Los cinco hermanos de María José Álvarez han pleiteado durante todo este tiempo contra su propio padre, fallecido el 26 de noviembre de 2015, y su hermana por el control accionarial del grupo de empresas. La decisión del contador-partidor debería servir para dar carpetazo definitivo a una amarga batalla legal.

Source link