Deutsche retira de la venta su filial de banca minorista en España | Compañías

Deutsche Bank, el principal banco de Alemania, ha anunciado este lunesr que ha paralizado el proceso de venta de su negocio minorista en España.

“Confirmamos que seguimos comprometidos con nuestro exitoso y rentable negocio en España”, comentaron al respecto en fuentes oficiales del banco, que cuenta con cerca de 2.500 empleados y más de 650.000 clientes en territorio nacional.

La filial española del banco alemán decide poner fin así a su proceso de venta iniciado en marzo al no encontrar un comprador que ofreciese el precio que pedía la casa matriz por su brazo de banca minorista en España, valorado entre 700 millones a 1.000 millones de euros (inicialmente).

Fuentes del mercado informaron hace unos meses que la entidad barajaba la posibilidad de desprenderse de su negocio para particulares en este país una vez que descartó la venta Postbank, su filial de banca comercial en Alemania, aunque la entidad nunca lo confirmó de forma oficial.

Entre los más interesados en hacerse con el negocio de banca comercial de Deutsche Bank en España se encontraba Abanca, que habría realizado una oferta de entre 400 millones a 500 millones de euros y que contaba con el banco de inversión japonés Nomura como asesor en la operación.

BBVA y el francés Crédit Mutuel, a través de su filial española Targobank, también estuvieron intresados en Deutsche Bank España, y llegaron a presentar oferta pero en ningún caso vinculantes, por lo que desde hace unas dos últimas semanas se habían desolgado del proceso, y solo quedaba la firma gallega Abanca, según fuentes del mercado.

Fuentes financieras atribuyen la decisión de permanecer en España al éxito de la ampliación de capital por importe de 8.000 millones que el banco completó el pasado mes de abril, así como a la rentabilidad de su negocio español. Hay que recordar que el grupo Deutsche necesitaba 10.000 millones de euros de capital, que ya han sido cubiertos. De esta forma su ratio de capital CET1 fully loaded (que incorpora todas las exigencias de Basilea III de 2019), se eleva al 14%.

Pero las bajas ofertas presentadas por la filial de banca comercial de Deutsche en España, incluida la de Abanca, han inclinado también la balanza hacia la paralización de esta venta. La firma gallega, de hecho, ya decidió en su consejo de administración del viernes no subir su oferta y, por lo tanto, retirarse de la puja, en la que era ya la única ofertante.

También ha contribuido en las últimas semanas para que Deutsche Bank decida quedarse en España tras paralizar la venta del negocio de particulares la entrada de depósitos provenientes de clientes de Sabadell y de CaixaBank. Clientes de la banca catalana están optando por retirar sus ahorros de estas entidades para abrir cuentas en otras instituciones, y algunos de ellos han elegido Deutsche al considerar que su origen alemán les ofrece más confianza que una firma española, aunque en ambos casos están supervisados y regulados por el Banco Central Europeo (BCE) y cuentan con el Fondo de Garantía de Depósitos para proteger los ahorros de sus clientes hasta 100.000 euros.

El banco alemán está presente en España desde hace más de 125 años, siendo en la actualidad el único banco global con presencia en España, donde replica el modelo del grupo en Alemania y ofrece servicios de banca privada y comercial, banca corporativa y de inversión y gestión de activos.

Fuentes financieras insisten en que la decisión de no vender ahora su negocio comercial en el país no es transitoria. Y así se ha comunicado a los directivos y jefes de divisiones de la firma en las reuniones que mantuvo la cúpula con diferentes ejecutivos explicando la nueva decisión.

“Deutsche Bank ha decidio ahora apostar nuevamente por España dado su crecimiento económico, la recuperación del negocio bancario en el país y de la ventaja que supone contar con algunas filiales internacionales. A ello se suma que en España prácticamente no hay bancos comerciales extranjeros ”, explica un experto en el sector.

Este mismo experto destaca también la importancia de la apuesta del grupo alemán por España en un momento en el que la tensión política con Cataluña se encuentra al rojo vivo.

En el primer semestre del año, Deutsche Bank España registró un beneficio neto de 6,33 millones de euros, un 77,25% menos que el mismo periodo del año anterior, como consecuencia de una provisión extra que realizó el banco por más de 30 millones de euros.

El margen de intereses de la filial alcanzó los 104,57 millones de euros entre enero y junio, un 15,06% menos que un año antes, mientras que los ingresos por comisiones avanzaron un 8,10%, hasta 157,44 millones de euros.

Registró unos gastos de personal de 110,92 millones de euros, 276.000 euros menos que a junio de 2016, y redujo sus pérdidas por deterioro de activos hasta 17,83 millones de euros.

Inversión en una plataforma tecnológica

Deutsche Bank ha decicido volver a revitalizar su apuesta por su filial española. Para ello tiene previsto realizar inversiones en una plataforma tecnológica e impulsar la banca comercial con nuevos productos. Eso es al menos lo que ha transmitido ayer la cúpula de la entidad a los directivos en las reuniones que ha mantenido.

El pasado 3 de octubre finalizó el plazo para que los bancos interesados presentaran sus ofertas, y, según recuerdan algunas fuentes, solo quedaron tres interesados (BBVA, Targobank y Abanca), pero al final solo Abanca llegó hasta el final.

Deutsche en España replica el modelo del grupo en Alemania y ofrece todos los servicios financieros de un banco universal a través de tres áreas de negocio: banca comercial y privada, banca mayorista y de inversión, y gestión de activos.

Deutsche Bank en España cuenta con 16.351 millones de euros en activos, 11.701 millones en depósitos, 235 oficinas y 2.500 empleados.

Source link

El beneficio de la banca europea cae un 50% en 10 años, según Deutsche | Compañías

Indosuez Wealth Management ha nombrado como nuevo consejero delegado en España a Antonio Losada, ex director general de Deutsche Bank para España, según ha informado en un comunicado.

El consejero delegado de Credit Agricole Indosuez Wealth (Europe),
Olivier Chatain, ha destacado que la “dilatada experiencia” de Losada
en gestión de fortunas y su “visión estratégica” del sector bancario
y financiero son “bazas fundamentales” para el éxito de Indosuez Wealth
Management en España, filial del banco francés Crédit Agricole.

Losada ocupó varios puestos de responsabilidad en el Grupo March
en Madrid, como el de director de Mercado de Capitales de Banco de Progreso y el de director de Emisiones y Financiaciones Especiales de Banco Urquijo.

Posteriormente, fue nombrado director general de Iberagentes, donde
también ejerció la presidencia de la sociedad luxemburguesa de gestión
de carteras Gestion Premier Fund.

El nuevo consejero delegado también fue director general del Grupo
Bestinver, filial de Acciona, y en 2002 fichó por Deutsche Bank para
convertirse en director general para España.

Losada se licenció con honores en Derecho y Ciencias Económicas
y Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas Icade (Madrid)
y es miembro de la Asociación Europea de Planificación Financiera, así
como del Instituto Español de Analistas Financieros.

Source link

Visitar el banco cada día es más caro | Mi dinero

La banca electrónica hoy en día es una realidad arrolladora. Los bancos facilitan cada vez más la realización de operaciones a través del móvil, ordenadores y cajeros. Las entidades mantienen sus servicios de forma física, para que los clientes puedan acudir a la sucursal financiera a realizar sus operaciones y transacciones, aunque el sector esté inmerso en un proceso de reducción de red que abarate los costes. De hecho, la banca se esfuerza en dirigir al cliente hacia la operativa online y en desalentar la operativa en sucursales. Así, una visita a las oficinas revela que numerosos bancos realizan recargos solo por el hecho de ingresar dinero en una cuenta que no sea la propia, además de establecer horarios muy limitados para la operativa más básica.

Para realizar un ingreso en una cuenta que no sea la propia en una de las sucursales de la entidad, el cliente debe abonar cinco euros. Para hacer un cobro de recibo, solo se pueden realizar de forma física los martes, miércoles y jueves, desde las 11.30 de la mañana hasta las 14 horas. Y solo entre los día 11 al 24 de cada mes.

Al acudir al banco para hacer un ingreso en una cuenta ajena, en caso de querer añadir un concepto, se debe abonar un recargo de 10 euros. Sí no se añade concepto, la operación será gratuita. Hacerla en el cajero automático, con concepto o no, no tiene ningún coste extra. El cobro de un recibo no tiene coste alguno.

Cobra una comisión de cinco euros por la realización de un ingreso en una cuenta ajena.

Los clientes no encontrarán restricción de horarios, pero sí un recargo de dos euros al realizar cualquier operación en oficina. Se pueden realizar estas gestiones en el cajero automático sin ningún coste extra.

En la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri realizar ingresos en una cuenta distinta a la propia en los mostradores de la sucursal no tiene coste para los clientes. En lo relativo al cobro de recibos, hay oficinas en las que no se da la opción de realizar el cobro en la caja, solo se puede hacer a través del cajero automático. Las sucursales en las que sí se tramita de forma física el cobro de recibos, tienen un horario restringido por las mañanas para la realización de estos, salvo en las oficinas ágiles, que cierran a las 18:00 horas.

Si un cliente quiere hacer un ingreso en una cuenta que no sea la suya a través de la caja de una sucursal, no tendrá que abonar un importe extra. Si no es cliente de la entidad, la operación tendrá un recargo de dos euros.

Si los clientes acuden a una sucursal a realizar gestiones en caja, deberán hacerlo antes de las 11 de la mañana, ya que en caso de pasar este límite horario, las operaciones solo se podrán realizar a través del cajero automático. La entidad no cobra a sus clientes por hacer un ingreso en una cuenta que no sea la suya. Para cobrar un recibo, los usuarios deben acudir el martes o el jueves de 8.30 a 10.30 de la mañana.

El banco malagueño no cobra a sus clientes por la ejecución de ninguna de estas operaciones.

Por otro lado, en las transferencias, la comisión está bastante igualada. Sí hay diferencias en cuanto a la cantidad de transferencias sobre las que se aplica recargo.

A quienes no tienen nómina domiciliada, Bankia cobra por una transferencia online un recargo del 0,51%, que aplica en el 0,03% de las transferencias. Caixabank cobra un extra del 0,52% en las transferencias online, pero en cambio, aplica este coste en el 19,96% de las transferencias realizadas, según datos del Banco de España. Los costes suben si la transferencia se realiza de manera física. En este caso, el porcentaje en Caixabank es el 0,38%, pero cobra esta comisión en el 46,81% de los casos. BBVA es quien más veces lo aplica. Con un extra del 0,42% en las transferencias físicas, hace uso de este en el 53,3% de las transferencias.

Los españoles, los europeos que más veces van al banco en el año

Una encuesta publicada por el servicio digital de envío de dinero Azimo revela que los españoles son los europeos que más veces acuden a su sucursal más cercana en el año, reflejo de la amplia red de oficinas bancarias en nuestro país.

Un 41% de los usuarios españoles afirman esperar entre 15 minutos y una hora para realizar sus gestiones en sus entidades bancarias mientras que esta cifra se reduce al 15% en el caso de los británicos y al 14% en el caso de los alemanes.

El 20% de los españoles afirma visitar la sucursal de su banco más de 10 veces al año y solo un 8% segura no pisar nunca de manera física su banco.

Por su parte, el 26,5% de los ciudadanos alemanes y el 22,30%de los británicos confirman no visitar nunca sus bancos para realizar gestiones.

Los últimos datos del Banco de España muestran que el número de cajeros automáticos que hay en territorio español ha descendido un 20%desde 2008. Desde entonces, ha retrocedido en 12.332 terminales.

Source link

La inversión socialmente responsable seduce a los jóvenes | Compañías

La inversión socialmente responsable (ISR) en España ha experimentado en los últimos años una rápida y sostenida evolución. En el año 2002, el mercado ISR contaba con 80 millones de euros bajo gestión, creciendo progresivamente tanto en volumen como en calidad hasta alcanzar los 170.000 millones al cierre de 2015, según datos de Spainsif. La inversión socialmente responsable es una inversión que considera tanto criterios financieros (rentabilidad, riesgo) como extrafinancieros (criterios ASG, ambientales, sociales y de buen gobierno) en los procesos de análisis y toma de decisiones de inversión.

A pesar de este rápido crecimiento, desde las gestoras, los distribuidores y las fundaciones coinciden en señalar que hay todavía mucho desconocimiento en este campo. “De la ISR se habla como si fuera una clase de activo distinto y no lo es”, asegura Ignacio Perea, director de inversiones de Tressis. “La ISR, lo que permite es alinear las inversiones con los principios y que estas valgan para algo más que para obtener rentabilidad, y que tengan un impacto social, que puede ser fomentar la eficiencia energética o la diversidad de los consejos, por ejemplo”, explica Ignacio.

José Miguel Palacios, gestor de Deutsche AM, puntualiza a este respecto que “la ISR no se reduce a un producto específico, sino que afecta a todo el espectro de inversiones posibles: renta fija, renta variable y hasta inmobiliario e inversiones alternativas, todo tipo de fondos”. Para Palacios, la ISR puede enfocarse bien desde un punto de vista de producto, por ejemplo un fondo con una temática específica o que excluya determinados sectores controvertidos, a los que se les pone la etiqueta de ISR. O bien desde el punto de vista de la integración, “donde gestoras como la nuestra tienen imbuido el concepto de empresa socialmente responsable dentro de su proceso de inversión, donde además de criterios financieros se valoran criterios ASG”. “Está basado en el convencimiento de que a largo plazo vas a poder evitar, en primer lugar, riesgos, y además, mejores rentabilidades”, asegura.

Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia, Latam y US offshore, reconoce que todavía no existe demasiada oferta de estos productos, aunque cada vez hay más demanda por parte de la sociedad. “Los inversores están cada vez más interesados en que las inversiones reflejen sus valores personales y algunos afirman que el acceso a inversiones con criterios ASG podría incluso elevar la participación en los planes de jubilación”, recalca Del Campo.

La aproximación a la ISR, que en sus orígenes se hacía principalmente por exclusión, dejando fuera determinados sectores controvertidos (energía nuclear, armamento, etc.), actualmente se hace “para integrar y modificar”, destaca Perea. “Lo que ha avanzado más es el modelo del filtro positivo frente al negativo”, señala. Y en este sentido, los gestores empiezan a tener la posibilidad de provocar cambios que van enfocados a la sostenibilidad, en que “se pide a las empresas información de más cosas: cuánto rotan los consejeros, cuántos consejeros independientes hay, la huella de carbono… aspectos que no se reflejan en los ratios estrictamente financieros pero que pueden tener un impacto en la cuenta de resultados”.

A este respecto, Palacios destaca el papel de los inversores institucionales en las juntas generales de accionistas, para hacer saber a los consejos de administración cuáles son los aspectos que les interesan porque ello se va a traducir en un mejor funcionamiento a largo plazo de la compañía y un mejor retorno para los inversores. “Nosotros particularmente, si hay una compañía que tiene una controversia, o hay una explicación suficiente por su parte o no votamos a favor en la aprobación de las cuentas anuales”, asevera.

Calificación ISR

Otro asunto que puede ayudar a los inversores a familiarizarse con la ISR es cómo identificar estas. Aunque en España no están muy popularizadas, están empezando a surgir agencias que se dedican a calificar explícitamente cuándo una inversión es socialmente responsable. El director de inversiones de Tressis cita el caso de Novethic, en Francia, y algunos casos de plataformas de fondos “que crean índices de sostenibilidad: con cinco globos terráqueos eres más sostenible, con un globo terráqueo lo eres menos”.

“La ISR está muy asociada a la cultura y eso va a tardar tiempo. Yo creo que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos van a llevarlo de serie igual que llevan otras muchas cosas”, reflexiona Perea. Desde Natixis, Del Campo asegura que perciben “un verdadero potencial en la oferta de ASG para incentivar a que los mileniales y las nuevas generaciones comiencen a ahorrar, ya que constatamos un auténtico deseo por asegurarse de que su dinero se emplea para el bien social. También vemos potencial en las estrategias ASG para incentivar a los jóvenes a aumentar su participación en los planes de jubilación de empresa”.

Para Palacios, se trata de “un tema también de sensibilidad social. Los mercados que más han desarrollado la ISR se corresponden con los países que tienen más sensibilidad en este tipo de materias. Es decir, no los países que más desarrollados tienen sus sistemas financieros tienen un mayor porcentaje de ISR, sino donde hay mayor conciencia social”.

Fundaciones

-Dentro de las tipologías de fundaciones, para las que más relevante es la inversión y su rentabilidad son las patrimoniales, destaca Isabel Peñalosa, directora de relaciones institucionales de la Asociación Española de Fundaciones (AEF). Las patrimoniales son aquellas que se han constituido con la aportación de un patrimonio suficiente como para generar un rendimiento que sirve para cumplir sus fines sociales. “Se trata de mantener el valor del patrimonio, por un lado, y por otro, cumplir su misión fundacional”, apostilla Peñalosa. Según datos de la Asociación Española de Fundaciones, el 10% de los recursos del sector fundacional proceden de rendimientos del patrimonio.

-La inversión socialmente responsable “lo que ofrece es una posibilidad de alinear los criterios de selección de las inversiones con la propia misión de la fundación”, explica Peñalosa.

– “El sector fundacional ha dado pasos muy importantes en aspectos como la gobernanza y la transparencia. Y ya que ellas mismas se han dotado de mecanismos y se ha avanzado cada vez más, emulando al mundo corporativo, lo que se aplican a sí mismas es lógico que lo tengan en cuenta a la hora de seleccionar inversiones”, concluye la directora de relaciones institucionales de la AEF.

Source link

Cómo ganar hasta un 9% en bonos | Mercados

Los vaivenes bursátiles mantienen a los inversores en vilo. Los acontecimientos políticos, la repercusión de las decisiones de los bancos centrales o las caídas en picado de valores como Popular han hecho del miedo el sentimiento más experimentado en el mercado financiero.

Mientras que algunos ahorradores prefieren asumir riesgos y sufrir con las subidas y bajadas de sus títulos en el parqué, hay quienes optan por mantener su dinero a buen recaudo en renta fija. Aunque, en la mayoría de los casos, tomar menos riesgo implica obtener una menor rentabilidad, las alternativas consideradas en el mercado como más seguras pueden resultar una buena opción si el inversor va más allá de las tradicionales.

Los expertos insisten en señalar que todo tiene riesgo y no conviene guiarse solo por el tipo de interés

En el entorno de las entidades bancarias, la deuda que vienen ofreciendo para particulares puede alcanzar entre el 5% y el 6% de retorno. Santander o Sabadell son algunos de los bancos que se han animado a comercializar este tipo de productos, si bien poseen características diferentes.

En el caso del banco catalán, ha lanzado varias emisiones a lo largo de este año de bonos simples (no ligados a la cotización de ningún valor), con los que ofrece rentabilidades de entre el 0,4% y el 0,75% anual. Por su parte, la entidad presidida por Ana Botín oferta bonos estructurados (con un plazo fijado) que dependen de la evolución de diferentes compañías en el mercado.

Desde 10.000 euros

El importe nominal unitario que comparten todas las emisiones puestas en marcha por Santander este año se fija en los 1.000 euros y la cantidad mínima exigida para su contratación es de 10.000 euros. Si bien puede llegar a generar una rentabilidad de hasta el 6%, también puede provocar minusvalías para los ahorradores de hasta el 2,53%. “La deuda subordinada está recomendada para inversores profesionales, ya que no deja de ser un activo directamente relacionado con la entidad financiera”, señala Javier Ferrer, director de tipos de interés y divisas de Ahorro Corporación Financiera.

Por este motivo, Óscar Moreno, gestor de pensiones de Renta 4, recomienda tener muy claro cuál es el instrumento en el que se va a invertir. “Puedes optar por la deuda sénior [de mejor calidad], la deuda subordinada, los cocos… Pero todo tiene un riesgo y, ese riesgo, puede estar pagado o no”, apunta el experto, quien asegura que el principio de diversificación en estos casos “es básico, aunque en la mayoría de las ocasiones nos dejamos llevar por el tipo de interés”.

Pagarés para el gran capital

El mercado de pagarés también está viviendo su auge. Estos productos se encuentran en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), son deuda emitida por las empresas con la que persiguen aumentar su liquidez en el corto plazo. Ahora hay 15 emisiones que pueden rendir hasta 1,25% anual. “Se trata de niveles muy superiores a los de los depósitos”, dice Gonzalo Ramírez, director de renta fija de Tressis.

El importe mínimo de adquisición son de 100.000 euros. Los inversores acuden a este mercado por los bajos intereses de los títulos de Tesoros europeos, y porque cubren las necesidades de liquidez de los emisores a corto plazo sin recurrir a la financiación bancaria y con un coste a mínimos históricos, aclara Cristina Martínez, gestora de Ibercaja Gestión.

Interés. En un plazo de tres meses, los pagarés ofrecen hoy una rentabilidad de entre el 0,5% y el 1%, muy por encima de la letra del Tesoro español, cuyo rendimiento marcó el -0,42% en su última emisión.

Estudiar la empresa.“El inversor tiene que ser un claro conocedor de la compañía que está haciendo dicha emisión para asumir el riesgo en el que está incurriendo”, explica Gerard Vaqué, de Deutsche Bank.
u Alternativas. Los EFT, fondos emergentes y high yield pueden rendir más de un 3%, señala Javier Ferrer, de Ahorro Corporación Financiera.

‘Cocos’

Los cocos suelen ser emitidos por las entidades para capitalizarse. Son bonos que pueden convertirse en títulos para elevar el capital del banco si este llega a caer hasta un nivel determinado. Tras el saneamiento que han llevado a cabo distintas entidades es posible encontrar cocos con una TIR (tasa interna de rentabilidad) superior al 5%, en el caso de­ BBVA, o del 6%, en el de Santander. También se pueden comprar bonos subordinados de Liberbank al 9%.

Sin embargo, estos rendimientos sí que generan cierto riesgo. “Hay que comprender qué es lo que implica esta inversión y por qué ofrecen estas rentabilidades”, advierte Gerard Vaqué, responsable de renta fija del centro de inversiones de Deutsche Bank España.

En este sentido, su homóloga en GVC Gaesco, María Morales, apunta a que la mayoría “suelen ofrecer una rentabilidad que compensa el riesgo asumido”, aunque es importante saber “en qué condiciones financieras se encuentra el banco al que prestamos nuestro dinero”, aconseja.
En el caso de los bonistas de Banco Popular, las pérdidas no han logrado compensar los rendimientos iniciales.

Después de que, a primeros de junio, Santander se hiciera con la entidad presidida por Emilio Saracho, sus bonos se han convertido en acciones a precio de cero, generando unas pérdidas totales para sus bonistas. “Es un instrumento que tiene un riesgo más acusado que el de un bono sénior, un depósito o un bono subordinado (con rendimiento explícito), que es lo que ahora mismo se está poniendo en precio”, recuerda Óscar Moreno.

Source link