La presidenta de Eulen controlará el 59,1% del grupo tras el reparto de la herencia de su padre | Compañías

La batalla de la familia Álvarez por el control del grupo Eulen alcanzó hoy viernes un hito que podría ser definitivo. El agente encargado de la partición de la herencia del patriarca de la familia y fundador del grupo Eulen, David Álvarez ha comunicado al notario la entrega a María José Álvarez José Álvarez, presidenta de Eulen, del 95,32% de la sociedad instrumental Daval Control. Por lo que derivado de esta participación tendrá en propiedad el 59,1% del capital del grupo Eulen, según aseguran fuentes cercanas a la compañía.

El 40.9% restante estará en poder de El Enebro, controlado a su vez por los cinco hermanos de María José Álvarez y en la que la ejecutiva controla a su vez un 16% del capital.

De acuerdo con estos medios citados, “queda así cumplida la última voluntad del fallecido David Álvarez, de que la continuadora de su proyecto empresarial fuera su hija Mª José”.

La batalla por el control de Eulen y El Enebro, sociedad propietaria a su vez de Bodegas Vega Sicilia, lleva largos años dirimiéndose en los tribunales. Los cinco hermanos de María José Álvarez han pleiteado durante todo este tiempo contra su propio padre, fallecido el 26 de noviembre de 2015, y su hermana por el control accionarial del grupo de empresas. La decisión del contador-partidor debería servir para dar carpetazo definitivo a una amarga batalla legal.

Source link