La banca acepta 7.324 daciones en pago pero solo 8 quitas sobre deuda hipotecaria | Mi dinero

El Gobierno informó ayer de que el paquete de medidas para la protección de deudores hipotecarios ha beneficiado ya a 87.000 familias desde su puesta en marcha hace cinco años entre todas las medidas puestas en marcha.

De una parte, el Código de Buenas Prácticas que se sugirió firmar a las entidades financieras que operan en el país ha ayudado a 50.272 familias en situación de exclusión social a suavizar las condiciones de su crédito, incluyendo 42.575 reestructuraciones hipotecarias y 7.324 daciones en pago (entregas de la vivienda como única condición para saldar la deuda).

El hecho de que entre todo el paquete de medidas posibles solo se hayan firmado ocho quitas de deuda (el 0,009% del total de las soluciones dadas a las 87.000 familias beneficiadas por las medidas antidesahucios) da idea de las reticencias de la banca a la opción de condonar parte de la deuda.

De otra parte, el Fondo Social de Vivienda (FSV) impulsado por el Ejecutivo y alimentado con inmuebles de la banca ha propiciado la firma de 9.020 contratos de alquiler social (al cierre de 2016). Finalmente, la moratoria sobre los desahucios ha dejado en suspenso 27.400 desalojos de vivienda hasta este mes.

 

Source link

Vivienda en efectivo: crecen las ventas de casas y cae el crédito hipotecario | Mi dinero

La recuperación del mercado inmobiliario es un hecho que ya nadie discute. En el primer semestre del año se vendieron en España 235.672 viviendas, un 13,2% más que en el mismo período del año anterior. Los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que las compras de casas suman ya tres años con incrementos. Aun así, el aumento del 13,2% registrado este año es inferior al 16,8% que se cosechó entre enero y junio del año anterior. Una moderación que no evita que las perspectivas del sector sean positivas.

A pesar de que la venta de vivienda aumenta, los datos del Banco de España reflejan que el crédito hipotecario para los hogares se redujo en el primer semestre un 6,3% tras registrar incrementos ininterrumpidos desde 2014. Los préstamos para vivienda sumaron 19.228 millones frente a los 20.530 millones del primer semestre de 2016.

Si bien hoy se venden más viviendas que, por ejemplo, en 2010, el importe de los nuevos créditos hipotecarios es menor. Estas cifras sugieren que los compradores recurren principalmente a sus ahorros para las nuevas adquisiciones y requieren menos financiación externa. El incremento de la compra por parte de extranjeros, la reducción de los precios y el hecho de que la banca financie un menor porcentaje del precio final son otros factores que permiten explicar que en la primera parte de este año caiga el crédito para vivienda al mismo tiempo que aumentan las ventas.

Los datos del INE y del Banco de España apuntan que la recuperación del sector se está produciendo de forma más sana y sostenible y evitando los excesos del pasado.

El informe publicado ayer por el INE muestra que el mes de junio fue especialmente positivo para el sector. Se vendieron 44.135 viviendas, un 19,3% más que en el mismo mes del ejercicio anterior. Del total de viviendas vendidas, el 82% eran casas usadas. Este es el mercado que más está tirando. En el primer semestre, el incremento del número de viviendas de segunda mano aumentó un 15,7% frente al 2,8% registrado en las viviendas nuevas.

Ello tiene un reflejo claro en las cuentas de las comunidades autónomas, que recaudan el impuesto sobre transmisiones patrimoniales que se aplica a la compraventa de viviendas usadas. Los últimos datos de la Agencia Tributaria indican que, entre enero y mayo, las comunidades autónomas ingresaron 3.000 millones por el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, un 14,2% más que en el mismo período del año anterior.

Si bien la compraventa de casas aumentó un 19,3% en junio, hay diferencias importantes entre autonomías. En La Rioja, el incremento llegó al 40% y superó el 32% en Madrid o Murcia. En Aragón, el incremento se limitó a un modesto 1,2%.

La mejora del sector se percibe en el incremento de los precios de la vivienda. En junio, subieron en tasa interanual un 2,3%. En las grandes ciudades, el incremento alcanzó el 4,6%. Supone la mayor subida en un mes de junio desde 2007.

Source link

Los jueces se rebelan contra la jurisprudencia suprema | Legal

La cuestión prejudicial de interpretación está definida por el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea como un mecanismo de cooperación entre los órganos jurisdiccionales nacionales y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). A través de ella, los jueces nacionales se convierten en garantes de la efectividad de los derechos y principios que el ordenamiento jurídico de la Unión Europea reconoce a los particulares.

En los últimos años, el número de cuestiones prejudiciales planteadas por jueces españoles ante el tribunal europeo ha aumentado considerablemente. Además, las resoluciones del tribunal de Luxemburgo han incidido en temas de enorme importancia para la ciudadanía como las cláusulas abusivas en los contratos hipotecarios o el despido de interinos. Suponiendo incluso, ir en contra de lo establecido en leyes nacionales hipotecarias y laborales, que a menudo favorecían la práctica de determinados “abusos” sobre la parte contratante más débil: el consumidor o el trabajador.

Es por ello que Cristóbal Molina Navarrete, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Jaén, decidió abordar este tema en su trabajo Cuestión prejudicial y ¿fin de los tribunales de “última palabra”?: experiencias de tutela del contratante débil. Trabajo que ha sido galardonado con el XXXI Premio La Ley de artículos doctrinales que Wolters Kluwer entrega este lunes en Madrid. Para el autor los pronunciamientos del TJUE en estas materias suponen cambios muy significativos en el orden jurídico nacional.

Por un lado, una revolución contra el orden jurídico constitucional, saltándose la jerarquía jurisdiccional española. Y por otro, los jueces pueden dejar de aplicar leyes españolas cuando consideren que son contrarias al Derecho de la Unión Europea, en base a su autoridad interpretativa. De hecho, suelen hacerlo incluso aunque para ello contradigan la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Jueces españoles

Existe una clara tendencia a que los jueces, ante una duda en la aplicación o interpretación de una norma, opten por interponer una cuestión prejudicial ante el tribunal de Luxemburgo, en vez de una cuestión de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional. Entre otros motivos, cabe destacar la diferencia de tiempo que ambos invierten en la resolución de este tipo de cuestiones. Mientras que el TJUE tarda de media unos 15 meses, según datos de 2016, el Tribunal Constitucional suele tardar años en resolver las cuestiones de inconstitucionalidad.

Además, a pesar de que los jueces aplican directamente la jurisprudencia comunitaria, es cierto que según señala Cristóbal Molina “cuando van a apartarse de la jurisprudencia nacional prefieren contar con el aval del TJUE”. También califica esta tendencia como un “activismo creativo del Derecho” que conlleva “la convivencia entre el antiguo sistema concentrado de última palabra de Tribunal Supremo, y uno más difuso y plural donde los niveles inferiores de la jurisdicción adquieren mayor protagonismo”.

Protección del contratante más débil

Por otro lado, otra de las conclusiones del trabajo de Cristóbal Molina es que con la interposición de cuestiones prejudiciales ante el TJUE, los jueces nacionales realizan “una crítica a leyes de austeridad que han supuesto determinados excesos en favor de los más fuertes creando una jurisprudencia socialmente alternativa”. Es decir, los jueces emplean este mecanismo con el objetivo de reducir determinadas injusticias sociales que existen en leyes nacionales.

Parece, por tanto, que las sentencias del TJUE suponen una protección del contratante más débil frente a los efectos a veces abusivos de la legislación nacional hipotecaria y laboral. Pero ello no siempre es así. Según señala el autor, “el TJUE no es ni un héroe social ni un villano económico”. La ambigüedad de los pronunciamientos del tribunal europeo deja un amplio margen a la interpretación al órgano nacional que finalmente le va a juzgar, lo que puede suponer una elevada inseguridad jurídica respecto a temas de tanta importancia para los ciudadanos.

Tribunal Supremo

La posición del Tribunal Supremo respecto a estos pronunciamientos también es complicada. No cabe duda de que debe respetar y aplicar la jurisprudencia comunitaria. Sin embargo, no podemos olvidar el hecho de que cualquier juez pueda escapar a su jurisprudencia, incluso contradecirla, a través de la cuestión prejudicial. Por lo que lo más lógico, según expresa el autor en su trabajo, es que el Supremo cumpla con lo establecido en la jurisprudencia comunitaria, pero aprovechando esa ambigüedad característica de las resoluciones del TJUE para interpretarla de manera más restrictiva en sus sentencias.

Sentencias del TJUE que han revolucionado

Sentencia de 14 de marzo de 2013: en el conocido como caso Aziz, el TJUE declaró que la normativa española en materia de ejecución hipotecaria era contraria al Derecho de la UE porque la existencia de una cláusula abusiva en el contrato de préstamo hipotecario no figuraba entre los motivos por los que un deudor podía oponerse al procedimiento de ejecución de una hipoteca.

Sentencia de 21 de enero de 2015: en esta resolución el TJUE estableció que corresponde exclusivamente a los jueces nacionales apreciar el carácter abusivo de las cláusulas en los contratos aunque no por ello están facultados para modificar su contenido.

Sentencia de 14 de septiembre de 2016: en el conocido como asunto Diego Porras el TJUE declaró que los nombramientos temporales sólo están justificados para atender necesidades temporales y por tanto, la Ley 55/2003, que permitía la renovación de nombramientos temporales de personal sanitario para atender necesidades permanentes del servicio, resultaba contraria al Derecho de la Unión.

Sentencia de 27 de enero 2017: en este caso, el TJUE aclaró cómo deben actuar los jueces para garantizar a los consumidores el nivel de protección que les otorga el Derecho de la Unión. Así, estableció cuáles son los criterios que deben seguir los jueces para considerar abusiva una cláusula de vencimiento anticipado.

Source link