Báñez quiere aprobar ya el contrato temporal con indemnización creciente | Mi dinero

El Gobierno no quiere perder la iniciativa en materia laboral. Y mucho menos dejar esta iniciativa a Ciudadanos para que la capitalice en el Parlamento. Por ello, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, convocó hoy a los máximos líderes sindicales de CC OO y UGTy de las patronales CEOE-Cepyme, para acelerar los trabajos de las cuatro mesas de diálogo social abiertas y retomar el protagonismo de las propuestas laborales.

Báñez y los agentes sociales –que valoraron muy positivamente el encuentro– se propusieron tener cerrados acuerdos en la mayoría de todas estas materias antes de fin de año.

La ministra presentó a patronal y sindicatos un documento de propuestas; muchas de ellas están incluidas en el acuerdo de 150 medidas que el Gobierno pactó con Ciudadanos para la investidura, tal y como reconoció la propia Báñez. Si bien, aunque no citó a la formación naranja, la titular de Empleo sí dijo que la propuesta del Gobierno está “abierta a todos para introducir mejoras”.

Estas son las principales medidas que quiere sacar adelante Báñez en la negociación con patronal y sindicatos en los próximos tres meses:

Penalizar el abuso de la temporalidad y la rotación. Dentro de la mesa de negociación para la calidad del empleo, Báñez ha propuesto reducir a tres las modalidades de contrato. Uno sería fijo; otro temporal “de protección creciente” y un tercero de formación.

La ministra confirmó tras el encuentro que dicho contrato temporal consistiría en el consensuado con Ciudadanos en el pacto de investidura. Tendría una duración máxima de dos años, ampliable a un tercero por convenio. Y contaría con una indemnización de 12 días al término del primer año (actual indemnización de todos los contratos temporales);de 16 días al finalizar el segundo año y 20 días a partir del tercero (esta es la indemnización de los despidos objetivos procedentes).

Esto, en la práctica, ya supondría una primera penalización de la contratación temporal porque encarecería sus indemnizaciones al término del contrato.

En esta misma línea, Empleo quiere crear un sistema de bonus malus, que incremente las cotizaciones por desempleo que pagan las empresas a aquellas compañías que abusen de la temporalidad y de la rotación, y las rebaje a las que actúen correctamente en esta materia.

Asimismo, Báñez instó a que en la negociación colectiva empresas y trabajadores fijen límites sectoriales o en las empresas al volumen de contratación temporal que se pueda hacer.

Finalmente, en este capítulo, Báñez anunció que reforzará las actuaciones de la Inspección de Trabajo en materia de fraude en la contratación. Para ello, “potenciará” la conversión de contratos temporales sin causa en indefinidos y “revisará” el régimen sancionador.

Plan de choque por el Empleo Juvenil. Estas medidas para los más jóvenes propuestas ayer por Báñez incluirían un nuevo contrato de relevo asociado a la jubilación parcial, para formar a los trabajadores inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, que se incorporen a una empresa sin cualificación ni experiencia para ese puesto. Además, Empleo quiere sacar adelante la “ayuda de acompañamiento” de 430 euros a los jóvenes inscritos en el sistema de Garantía Juvenil que consigan un contrato de formación.

Se trata, también en este caso, de una ayuda similar al complemento salarial pactado por el Gobierno y Ciudadanos, para el que Empleo cuenta con 3.200 millones de Bruselas, según dijo ayer Báñez. El Gobierno quiere también ampliar hasta 3.000 euros la bonificación de los contratos de formación que se conviertan en fijos.

Formación. La ministra anunció la publicación “inminente” de dos convocatorias de subvenciones: una para formar a trabajadores en economía digital y tecnologías de la información; y otra, para programas transversales (idiomas, por ejemplo) de carácter sectorial.

Los líderes de CC OO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez se mostraron satisfechos y optimistas tras el encuentro con Báñez. Consideraron que la reunión de ayer y las propuestas del Gobierno, son “un buen punto de partida”. Si bien insistieron en que Báñez no les propuso medidas cerradas, sino que todas serán negociables.

Por su parte, el presidente de CEOE, Juan Rosell dijo que los empresarios están dispuestos a hablar de todo, salvo del incremento de cotizaciones sociales. Con ello, ya rechazó, al menos la propuesta subir las cuotas a las empresas que abusen de la temporalidad.

Otras propuestas

La agenda de temas planteada hoy por Báñez a los agentes sociales incluyó estas otras iniciativas:

Salario Mínimo. Los responsables de Empleo quieren “iniciar ya” el análisis con empresarios y sindicatos de los efectos de la última subida del 8% del salario mínimo en 2017; y, en función a ello y a las disponibilidades presupuestarias, negociar la subida para el próximo año.

Igualdad. El Gobierno propone negociar con los interlocutores sociales “medidas de transparencia que cuantifiquen la retribución por género, según una tabla de clasificación profesional”.

Conciliación. El Ejecutivo quiere sacar adelante en los próximos tres meses un plan de racionalización de horarios.

Ayudas a parados. Tras prorrogar el plan Prepara, solo hay un capítulo para el que el diálogo social se da más tiempo; hasta finales de abril. Se trata de la reorganización de todos los programas de ayudas a parados de larga duración. Báñez anunció la puesta en marcha en este tiempo de la tarjeta social, donde figurarán las ayudas de cada Administración a los ciudadanos.

Source link

Diez consejos para emprender en septiembre | Emprendedores

Septiembre es uno de los meses más dinámicos en cuanto a emprendimiento y creación de empresas. Así lo corroboran los datos del INE, correspondientes al mes de septiembre de 2016. En ese momento, según sus estadísticas, se crearon un total de 7.000 nuevas corporaciones. La cifra coloca a este periodo como uno de los más activos en ese sentido. Es por ello que, desde RB Ruiz Beato Abogados han recopilado estos diez consejos, para empezar los proyectos con mayores probabilidades de éxito.

  1. Producto o servicio testeado. Tener claro el negocio es fundamental. Haber probado el producto o servicio que se va a comercializar, ver cómo funciona, si cumple con los objetivos marcados, si cuenta con el valor diferencial que se pretender, etc. es vital para que un negocio funcione bien desde el principio.
  2. Conocer el mercado y la competencia. Hacer un análisis del mercado en el que se va a vender el producto o servicio concreto, así como de la competencia que existe. Una buena evaluación inicial de ambos factores favorece un buen servicio para los clientes.
  3. Cuidar la marca online y offline. Tanto la web, como las redes sociales, los dominios, etc., deben planificarse y cuidarse. Y no solo en España, sino también de cara al exterior.
  4. Firma un pacto de socios. Para empezar bien un negocio es básico que los socios tengan claro cuál es el trabajo de cada uno, cómo va a funcionar la empresa. Qué funciones deben desempeñar, qué retribución va a percibir cada uno, etc. dejar claro todo esto evitará conflictos en el futuro que podrían irrumpir en el buen funcionamiento de la empresa.
  5. Elegir buenos empleados. Además de buenos profesionales, que vayan a desarrollar bien sus funciones, es preciso que sean personas que compartan la ilusión de un proyecto común, que les seduzca las ganas de crear y tengan ambición por ver crecer algo propio. También hay que exigir, pero comprender a los empleados. La empatía es fundamental.
  6. Financiación. No es recomendable empezar un negocio sin tener una financiación que asegure la viabilidad de la empresa y la duración de la misma. Por ello, elegir un buen sistema de financiación es muy importante para emprender un proyecto.
  7. Aprovecha la externalización. Es importante reducir gastos, especialmente al principio. Por ello es buena idea externalizar ciertos servicios para ahorrar costes. De esta manera, podrás tener toda la estructura, pero sin tener que contratar personal de todas las áreas.
  8. Separar las amistades. no dejarse llevar por la amistad con alguien porque en los negocios hay que mirar por el bien empresarial. Tampoco es recomendable iniciar un negocio con un amigo, por si hay diferencias en el futuro. Lo mejor es asociarte con alguien profesional, que conozca el mercado y sepa gestionar bien su trabajo.
  9. Establece los roles. Que cada uno sepa lo que tiene que hacer y ante quién responder es también síntoma de una buena organización empresarial. Hay que saber delegar y asumir responsabilidades por igual.
  10. No temer a la soledad. Cuando se empieza un negocio se suele estar tiempo solo para poder poner todo en marcha, tomar decisiones, organizar el negocio, etc. se deben asumir ciertos compromisos, sacrificios y obligaciones de forma individual. Es mejor asumirlo desde el primer momento. Cuando pase el tiempo, esa soledad habrá sido el inicio de lo que has conseguido.

Source link

El Tribunal de Cuentas sospecha que la mutua Fremap fraccionó contratos | Mi dinero

La adjudicación de contratos por parte de Fremap, la mutua de accidentes de trabajo dependiente de la Seguridad Social, está bajo la lupa del Tribunal de Cuentas. En un informe emitido este viernes, el órgano fiscalizador advierte de una serie de presuntas irregularidades que incluyen el fraccionamiento de un mismo contrato en dos de menor cuantía para evitar los controles previstos para los servicios públicos.

En concreto, el Tribunal hace referencia a la adjudicación de dos contratos, por 1.924.278 y 2.602.879 euros, respectivamente, realizada el mismo día, el 8 de julio de 2014, para la ejecución de obras de reforma del Hospital de Barcelona, para los que se eligió a una misma empresa.

Aunque el Tribunal no lo menciona, según ha podido saber este diario, la compañía elegida para los dos contratos, con un valor estimado conjunto de 6.081.631 euros (IVA excluido), adjudicados por un importe global de 4.527.157 euros, fue OHL.

En ambos casos, el objetivo de los contratos fue el mismo: la ejecución de obras para la reforma y adaptación del Hospital de Barcelona, justificándose la necesidad de contratar en los dos expedientes, según consta en las memorias fechadas el mismo día (11 de febrero de 2014), en la adaptación del centro y “gran parte de las instalaciones…a las nuevas necesidades…y…a las modificaciones normativas de obligado cumplimiento producidas en los últimos años”.

En ambos, los criterios de adjudicación planteados por Fremap fueron idénticos, incluyendo la exigencia de una facturación de al menos 11,5 millones de euros. “Exigencia que, por su elevada cuantía, resulta proporcional solo si se tiene en cuenta el importe conjunto de los dos contratos (6.081.631 euros, IVA excluido)”, advierte el Tribunal. Una exigencia que pudo restringir con fuerza el acceso de otras compañías a la licitación.

La coincidencia también alcanza a la fecha de inicio de las obras, el 6 de agosto de 2014 e incluso una doble modificación de los contratos el 23 de abril de 2015, con la misma justificación, la presencia de “errores u omisiones en la redacción del proyecto o de las especificaciones técnicas”.

“Teniendo en cuenta estos hechos, el Tribunal de Cuentas considera que la tramitación separada de los precitados expedientes de obras constituye un supuesto de posible fraccionamiento del objeto del contrato”, subraya el informe.

Este alega que la suma del importe de los contratos supera el tope de 5.186.000 euros (IVA excluido) que exige un mayor grado de transparencia en las licitaciones que garantice un proceso competitivo. En este caso, dice el Tribunal, “pudo haberse eludido la aplicación de las normas establecidas” sobre “la preparación y adjudicación de los mencionados contratos”, citando “en particular, la publicidad obligatoria de la convocatoria de la licitación del procedimiento”.

La respuesta de Fremap

La mutua, por su parte, emitió un extenso documento de alegaciones en el que defiende que en el caso de estas obras “la semejanza o similitud no es identidad”, y que se trataba de dos procesos diferenciados que requerían de dos contratos diferentes.

Fremap asegura que no hubo fraccionamiento de los contratos y defiende además que no hay un criterio único para fijar las exigencias impuestas en las licitacioines en cuanto al volumen de facturación requerido a las empresas, que el Tribunal de Cuentas plantea que limitó la competencia impidiendo participar a firmas de una facturación inferior.

Otras irregularidades

Más allá del posible caso de fraccionamiento de contratos, el Tribunal de Cuentas advierte que ha detectado varias deficiencias en los criterios de adjudicación utilizados en los contratos de obras. Un ejemplo es que en todas ellas se puntuó la reducción del plazo de entrega o de ejecución del proyecto prometido por las emprseas, pese a que luego todas las compañías adjudicatarias incumplieron los plazos previstos y hubo que ampliarlos.

De hecho, hubo cinco casos en que pese a las demoras sobre el plazo previsto no consta que se impusieran penalidades económicas a las empresas que incumplieron el calendario marcado.

El Tribunal de Cuentas también alude a 13 contratos de servicios en que no se publicitaron debidamente los criterios de adjudicación, lo que redujo la transparencia. Algo que también ocurrió con los contratos de suministro.

Recomendaciones del Tribunal

En vista del análisis realizado, el organismo fiscalizador insta a la mutua a garantizar la capacidad de las empresas adjudicatarias de sus contratos fijando claros criterios de solvencia y experiencia.

También le recomienda elevar la transparencia general de los mecanismos de control de publicidad y formalización de los contratos así como afianzar el seguimiento y control de los contratos de obra y el incumplimiento de plazos

Los gastos indebidos

Se da el caso de que la mutua Fremap ya fue objeto de controversia hace unos años al conocerse que había gastado indebidamente más de 30 millones de euros, entre otras cosas en dietas a directivos o mariscadas.

Una utilización indebida del dinero para una asociación sin ánimo de lucro que la compañía tiene pendiente devolver a la Seguridad Social.

Source link

Ciudadanos retomará la batalla contra el abuso de la temporalidad en otoño | Mi dinero

El grupo parlamentario de Ciudadanos quiere repetir el éxito que tuvo en primavera con la Ley del Trabajo Autónomo. A propuesta de la formación naranja, se puede decir que la ley de medidas para los trabajadores por cuenta propia fue la primera gran norma de carácter económico que salió adelante en esta legislatura.

El hecho de que C’s liderara esta iniciativa legislativa generó incluso recelos en el seno del Gobierno y, sobre todo, en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social que dirige Fátima Báñez.

Sin embargo, lejos de amedrentarse, los responsables de Ciudadanos están preparando ahora otro paquete de medidas de carácter laboral para presentar en el Parlamento a la vuelta del verano.

“En el próximo periodo de sesiones redoblaremos los esfuerzos para conseguir una transformación que permita crear empleo de más calidad”, aseguran fuentes de la formación naranja.

Para ello, añaden:“negociaremos un pacto amplio con el Gobierno y también se lo plantearemos al PSOE”.

La duda es cómo será de ambiciosa esta propuesta en materia de cambios laborales. De momento, estas fuentes apuestan por medidas que “cambien el modelo laboral para combatir la precariedad y la dualidad”.

En concreto, en C’s explican que estas iniciativas perseguirán “adoptar el modelo de flexiseguridad de los países nórdicos: dotar de más flexibilidad al mercado laboral al tiempo que se otorga mayor seguridad a los trabajadores”.

Ante esto, la polémica podría venir si Ciudadanos retomara su propuesta inicial de contrato único.

Los de Rivera tuvieron que renunciar a este contrato en el pacto de investidura al que llegaron con el PP para posibilitar el actual Gobierno de Mariano Rajoy.

Así, el frontal rechazo de los populares a este contrato único hizo que, en materia de contratación laboral, solo se incorporara a este acuerdo de 150 medidas la reducción de las modalidades de contratos de trabajo a tres:uno indefinido; uno temporal de indemnización creciente y uno de formación.

Pero el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, avanzó tras conocerse los datos del paro registrado del mes de julio, que el contrato único estaría entre las medidas de un próximo plan de choque “ambicioso” contra la precariedad.

Para justificar la recuperación de esta modalidad de contratación tan cuestionada por la inmensa mayoría del arco parlamentario, Villegas se refiere a las últimas sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que han determinado que las indemnizaciones por finalización de contrato de temporales e indefinidos deberían equiparse.

Sin embargo, estas sentencias no han supuesto la última palabra y los jueces y los legisladores españoles están ahora pendientes de nuevos pronunciamientos judiciales al respecto.

Pese a ello, Villegas consideró que la propuesta de tres contratos pactada con el PP “ha quedado totalmente desfasada” después de las citadas sentencias. Por tanto, consideró que “hay que revisar esos acuerdos”.

Otras fuentes de C’s refuerzan esta postura de su secretario general al asegurar que lo que está claro es que “con los modelos de contrato de trabajo de hace 10 o 15 años, España ha sido campeona del paro y la precariedad”.

Propuesta polémica

Otra de las iniciativas naranjas que podría suponer cambios de calado en el marco legal del mercado de trabajo español en el caso de salir adelante es la implantación del conocido como sistema de mochila austriaca.

Se trata de un modelo de protección por desempleo que ha sido explorado por distintos Gobiernos (populares y socialistas) y que siempre se ha descartado, aunque ahora está incluido en el pacto de investidura. Se trataría de sustituir las actuales indemnizaciones por despido por un fondo individual para cada trabajador, que los empresarios nutrirían con una parte del salario para que se utilice en el momento del despido, para formación o tras la jubilación.

 

Lo pactado entre PP y C’s

La formación naranja intentará, al menos, sacar adelante lo acordado con el PP en el pacto de investidura:

  • Contratos. Reducir a tres los modelos de contratos:uno fijo;uno de formación; y uno temporal. El eventual tendrá tres años de duración máxima, con una indemnización creciente por finalización de contrato, de 12 días de salario el primer año, 16 días el segundo y 20 días el tercer año.
  • Mochila austriaca. Constitución de un fondo de capitalización individual para cada trabajador. Se mantendrá a lo largo de toda la vida laboral y el trabajador podrá cobrar la cantidad acumulada cuando deje el trabajo o sea despedido o llevársela consigo a un próximo empleo.
  • Premio y castigo. Crear un sistema de bonus-malus que suba las cotizaciones por desempleo de las empresas que abusen de la temporalidad y las rebaje a las que incrementen su porcentaje de fijos más que la media de su sector.
  • Plan de choque contra el paro. Proponen que los orientadores trabajen con un sistema de perfilado estadístico;ampliar el PAE y la Garantía Juvenil;y desarrollar la implantación del cheque formación para que el parado elija dónde formarse.

Source link

Las ayudas a pymes y autónomos que ofrece el contrato de emprendedores | Autónomos

El contrato de emprendedores conlleva una serie de beneficios y ayudas para las pymes y autónomos que se acojan a él. Este tipo de contratación se ha visto recientemente modificada por la Ley 3/2017 de 27 de junio. Repasamos cómo quedan las ayudas y bonificaciones para las organizaciones que contraten bajo esta modalidad.

  • En primer lugar destaca el derecho a deducción de 3.000 euros de la cuota del periodo impositivo por el primer trabajador menor de 30 años contratado.
  • De igual modo, se tienen en cuenta que, en caso de contratar a un desempleado perceptor de prestación contributiva el autónomo recibirá una deducción de la cuota del 50%.
  • Estas deducciones se aplicarán a contratos con los que no se alcance una plantilla de 50 trabajadores y siempre que en los 12 meses siguientes al inicio de la relación laboral se produzca un incremento de la plantilla media total de la entidad en, al menos, una unidad.
  • Esta medida se podrá realizar hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15% en el caso de aquellas empresas que tengan menos de 50 trabajadores en el momento de la contratación. La misma se lleva a cabo por tiempo indefinido y a jornada completa y parcial.
  • Para ello, deberá establecerse un periodo de prueba de al menos un año. El mismo tiene como excepción cuando el trabajador haya desempeñado las mismas funciones con anterioridad en la empresa bajo cualquier modalidad de contratación.
  • Asimismo, el contrato al menos tres años desde la fecha de inicio de la relación laboral. También resultará obligatorio mantener el nivel de empleo en la empresa alcanzado con el contrato por tiempo indefinido de apoyo a emprendedores durante, al menos, un año desde la celebración del contrato.

En caso de incumplimiento de estas obligaciones se deberá proceder al reintegro de los incentivos. Sin embargo, no se considerará incumplimiento cuando el contrato se extinga por causas objetivas o despido disciplinario.

Source link

Los contratos de jornada parcial son los únicos que crecen en diez años | Mi dinero

Cada vez que se publica una estadística sobre empleo, ya sea el paro registrado, la afiliación a la Seguridad Social o la Encuesta de Población Activa (EPA) las reacciones se dividen entre quienes resaltan la creación de puestos de trabajo y la recuperación del mercado laboral y aquellos que alertan sobre la mala calidad del nuevo empleo. Entre estos últimos, los sindicatos son los principales críticos del tipo de ocupación que generan últimamente las empresas.

Pero ¿en qué datos fundamentan las centrales sindicales estas críticas? Comisiones Obreras (CC OO) ha hecho hoy público un balance de cómo han cambiado los contratos que se hacían antes de que estallara la crisis en 2008 y los que se hacen en la actualidad. La principal conclusión que se observa es que los contratos con jornadas parciales han proliferado mucho más que los contratos de jornada completa.

En concreto, CC OO ha comparado los contratos registrados en los siete primeros meses de 2007 con los firmados entre enero y julio del presente año, resultando que el mayor empeoramiento de la calidad ha venido del tipo de jornada. De hecho, en estos diez años analizados el único tipo de contrato que ha aumentado es el que se hace a jornada parcial, ya sea de forma indefinida o temporal. Estas contrataciones han aumentado un 37,4%, frente a una caída del 19,4% de los contratos a jornada completa.

Si bien el empeoramiento de la calidad de estos contratos en cuanto a su duración es algo menor. De hecho, en términos generales, en la actualidad se realizan un 7,5% menos de contratos que antes de la crisis, pero los temporales –de peor calidad– se han reducido notablemente más que los fijos: este año se han firmado un 14,2% menos contratos eventuales que en 2007 y solo un 2,7% menos de fijos.

Es más, el tipo de contrato que más ha aumentado en comparación con hace diez años es el indefinido a tiempo parcial, con un incremento del 40%. Aunque también han crecido de forma significativa las jornadas reducidas temporales, un 32%.

Lo mismo ocurre si el análisis se centra solo en los contratos de jornada completa, entre los que han salido peor parados los temporales, con una caída del 36% en diez años frente a un descenso del 10,7% de los indefinidos.

Dicho todo esto, la nueva secretaria de Empleo de CC OO, Lola Santillana, ha alertado hoy de que esta proliferación de los contratos de jornada parcial en detrimento del empleo a tiempo completo corre el riesgo de cronificarse. En su opinión esto es precarizar el nuevo empleo “porque lo que en realidad esconden los contratos a tiempo parcial son jornadas completas que se pagan como parciales”.

Y aunque reconoce que no existen datos oficiales, Santillana ha asegurado que en las asesorías jurídicas de CC OO en algunos sectores como la hostelería y la agricultura, “el creciente el número de trabajadores que reclaman, no ya que les paguen el salario de todas las horas que trabajan sino que les dejen descansarlas; porque hacen jornadas de 12 y 14 horas de lunes a domingo con contratos a tiempo parcial”, ha denunciado.

 

Source link

Báñez anuncia una bonificación “potente” para las empresas que hagan indefinidos a los ‘ninis’ | Mi dinero

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, sigue desglosando las medidas para incentivar la contratación de jóvenes desempleados y sin formación. Báñez ha anunciado que el Gobierno se encuentra en negociaciones con la mesa de diálogo social y las comunidades autónomas para impulsar una bonificación “potente” durante tres años a favor de las empresas que contraten de manera indefinida a los ‘ninis’ después de los 18 meses con contrato de formación.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, la titular de Empleo resaltó que esta medida persigue que los jóvenes desempleados consigan un trabajo “estable y de calidad”. Empleo no ha dado más detalles de la bonificación, aunque estaría estudiando que fuera del 50%.

Báñez también explicó que el complemento salarial de 430 euros que recibirán los ‘ninis’ si logran un contrato de formación  “no es una ayuda salarial”, sino “una ayuda directa” que no se restará de su salario. “Es una ayuda directa a la formación. Se trata de 430 euros que se sumarán al sueldo que les correspondan según convenio”, subrayó.

Para recibir esta ayuda los jóvenes deberán estar inscritos en el programa de Garantía Juvenil que existe desde finales de 2013. Se trata de un programa que surgió en el marco de la Estrategia de empleo y emprendimiento joven surgida ante los elevados niveles de paro juvenil. En este momento hay 600.000 inscritos y 200.000 ya trabajando. De esta forma, los jóvenes que logren un contrato de formación cobrarán  como mínimo 1.138 euros (su salario no puede ser inferior al salario mínimo interprofesional de 707,70 euros, cuantía a la que hay que sumar los 430 euros).

El dinero para poner en marcha este tipo de medidas proviene del presupuesto comunitario para el programa europeo de garantía juvenil, que ya ha recibido la luz verde de Bruselas y que hace unas semanas Empleo aseguró que esperaba poner en marcha “cuanto antes”, dado que los presupuestos de este año ya cuentan con una partida de 500 millones para ello.

La titular de Empleo ha destacado durante su comparecencia en el Congreso que según los últimos datos de Eurostat, “en España se ha creado un 20% más empleo que en Italia, un 40% más que en Francia y el doble que en Alemania”. Báñez ha resaltado que “aún queda mucho por hacer, pero es una buena noticia que el desempleo juvenil en España ha bajado 15 puntos y que hay 1 millón de jóvenes trabajando, que no lo hacían hace 70 meses, menores de 25 años”.

Los ingresos por cotizaciones aumentaron un 6,3% en junio

Los ingresos por cotizaciones sociales aumentaron un 6,3% en junio en relación al mismo mes de 2016, hasta los 9.956 millones de euros, según ha adelantado la ministra de Empleo.

Báñez ha señalado que entre enero y junio los ingresos por cuotas han sido 3.541 millones de euros superiores a los del primer semestre de 2016, de acuerdo con el avance de recaudación facilitado por la Tesorería General de la Seguridad Social.

“En un sistema contributivo como el que tenemos, el empleo y la cotización a la Seguridad Social es la garantía del sistema de pensiones hoy y mañana”, ha dicho Báñez en respuesta a la advertencia de la diputada socialista María Mercè Perea de que el empleo no es la solución a los problemas financieros del sistema.

Source link

Abogados que trabajan para abogados: ¿contrato laboral o mercantil? | Legal

El hecho de que los abogados sean profesionales liberales afecta a su modo de organizarse como profesión y, sobre todo, a las condiciones laborales de unos y otros, que a veces hacen que parezca que hay abogados de primera y de segunda.

El ejercicio de la abogacía puede desarrollarse por cuenta propia, como titular de un bufete, o por cuenta ajena, como colaborador de un despacho individual o colectivo. Además, los abogados pueden prestar servicios profesionales, en su calidad de letrados, para empresas o para la Administración con contratos en apariencia administrativos.

Tanto el Estatuto General de la Abogacía como el Real Decreto 1331/2006, que regula la relación laboral de carácter especial de los abogados que prestan servicios en despachos de abogados, individuales o colectivos, señalan la posibilidad de una relación especial laboral entre abogados. Además, el Estatuto de los Trabajadores habla de una “presunción de laboralidad” cuando se prestan servicios retribuidos por cuenta ajena, dentro de la “organización y dirección” del empresario.

Hasta aquí todo claro. La teoría es impecable, pero ¿están claramente definidos los límites entre uno y otro régimen (laboral/mercantil)? La realidad es que muchas veces no lo están, pues son los tribunales los que deben decidir, a la vista delas pruebas aportadas, si nos encontramos o no ante una relación laboral o una mera colaboración de carácter mercantil.

El detonante para acudir a los tribunales suele ser el cese de la relación entre el abogado –contratado en régimen mercantil– y la entidad, el despacho o la Administración que decide prescindir de sus servicios. Es entonces cuando el letrado en cuestión acude a los tribunales por considerar que su relación es en realidad laboral y conseguir así que sea reconocida la existencia de un despido improcedente.

Ajenidad en los resultados, dependencia y retribución suelen ser las tres notas definitorias que contempla la jurisprudencia para considerar que existe una relación laboral. Sin embargo, cada caso es distinto y determinados datos que unos tribunales consideran definitorios para declarar laboral la relación, otros no le han dado una especial relevancia.

Cuestiones como dónde se trabaja (si el trabajo se realiza o no en el despacho propio o del empleador), a quién pertenecen los medios con los que se trabaja (el ordenador o el teléfono, por ejemplo), los horarios, una retribución fija o tener vacaciones pagadas son aspectos que pueden ser claves para considerar laboral una relación que formalmente es mercantil.

Así, por ejemplo, el Tribunal Supremo, en una sentencia dictada el 19 de noviembre de 2007, consideró que el hecho de cobrar una iguala que obliga a llevar todos los pleitos no otorga naturaleza laboral al contrato. Se trataba en este caso de un abogado que fue contratado por un grupo empresarial para la defensa jurídica en los litigios en los que aquel fuera parte. No existía un horario preestablecido, aunque acudía a los locales normalmente los viernes. La empresa no le facilitaba ni secretaria ni despacho propio, ni tampoco teléfono u ordenador.

El nombre del contrato

Por otro lado, el nombre que las partes hayan dado al contrato no es definitorio. Esto ya lo dijo el Tribunal Supremo en una sentencia de 2005, cuando estimó que la relación entre un letrado y un instituto municipal era en realidad de carácter laboral. El abogado iba una vez a la semana al instituto a una hora fija, habitual de oficina, y se comprometía a asistir a reuniones del consejo de administración. Lo más importante para la sala fue que la dependencia respecto de la institución quedaba fuera de toda duda, pues el letrado dependía directamente del gerente, estaba sujeto a horario y disfrutaba de vacaciones anuales (pagadas). A todo ello se sumaba, además, que utilizaba los medios de la empleadora (el ordenador).

La prueba

En supuestos de servicios prestados por profesionales liberales la existencia de relación laboral debe ser acreditada por quien demanda. Así lo indicó la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, de 22 de octubre de 2015, cuando consideró que la relación entre un abogado y una entidad a la que asesoraba legalmente era de carácter mercantil y no laboral. En esta ocasión, la actividad no se ajustaba a ningún horario y podía rechazar clientes y fijar honorarios.

A veces, la relación laboral aparece encubierta por una beca. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias, en sentencia de 7 de diciembre de 2016, concluyó que existía una verdadera relación laboral entre una abogada y el despacho para el que trabajaba. Fue cesada de su puesto por un error cometido al acudir a una vista del juzgado. El tribunal consideró que existía nota de dependencia en el sometimiento a una jornada y horario, en el lugar de trabajo y medios utilizados, lo que no se produce cuando la profesión se presenta como liberal. En el periodo cuestionado los ingresos que obtenía fueron bajo el concepto de “beca”, y la letrada no expedía facturas.

Relación laboral especial

Los tribunales han indicado que la actividad de un abogado que presta servicios para un despacho, individual o colectivo, tiene la consideración “forzosa” de relación laboral especial si se dan las notas de retribución, ajenidad y dependencia.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en sentencia de 7 de junio de 2016, determinó que existía relación laboral en un caso en el que varias abogadas prestaban servicios para la titular de un despacho mediante un contrato de “colaboración”. Cobraban una iguala mensual, emitiendo las correspondientes facturas, si bien todos los clientes que tenían eran del despacho de la titular y contaban también con los medios informáticos y apoyo administrativo. Además, seguían las consignas de su jefa.

Cuestión de detalles

Como hemos visto, detalles relevantes como la sujeción a horario y cuándo se entra y sale de las dependencias de la empresa pueden ser definitorios. Y lo vuelve a recordar el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que, en una sentencia de 5 de abril de 2016, no apreció la existencia de relación laboral en un supuesto que trataba el caso de un abogado que había suscrito un contrato mercantil para realizar una serie de trabajos (confección de nóminas, seguros sociales, etc.), y que además ejercía como abogado por cuenta propia.

Facturaba mensualmente en régimen de iguala y acudía al despacho con total libertad, sin sujeción a horario, utilizando el ordenador y útiles de oficina tanto para los trabajos de la empresa como para los suyos propios.

A tener en cuenta

  • El nombre que las partes hayan otorgado a un contrato no es un elemento determinante de su verdadera naturaleza.
  • Si los servicios prestados por un abogado para un despacho individual o colectivo contienen las notas de retribución, ajenidad y dependencia, estamos ante una relación laboral especial.
  • Normalmente, estos casos salen a la luz cuando se produce un cese en la relación entre las partes. El abogado afectado suele intentar demostrar que existía una relación laboral y no mercantil para que se declare el despido improcedente.
  • La prueba corre a cargo del letrado que reclama la laboralidad de su situación.

Source link