Unipost presenta un ERE para 2.200 trabajadores, toda su plantilla en España | Compañías

El operador postal Unipost, en concurso de acreedores, ha presentado este miércoles un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a 2.200 trabajadores, la totalidad de su plantilla en España.

Fuentes sindicales han explicado que la representación de los trabajadores ha recibido una comunicación del bufete de abogados Jausas, que ejerce como administrador concursal, explicando que esta decisión abre la puerta a la liquidación de la compañía.

Unipost, que es propiedad de una rama de la familia Raventós y tiene su sede central en Barcelona, se presentó el pasado julio en concurso voluntario de acreedores con una deuda cercana a los 50 millones de euros y la voluntad de continuar con su actividad.

Ante esta situación, los sindicatos temían que la empresa presentara un ERE para una parte de la plantilla, pero en ningún caso esperaban que los despidos pudieran afectar a todos los trabajadores.

De hecho, Unipost, el principal operador privado del país, mantenía negociaciones con los representantes de los trabajadores para aprobar un plan que permitiera reducir la plantilla a las actuales necesidades del negocio.

Unipost, fundada en 2001 por la integración de la catalana Suresa, la valenciana Flecha y la aragonesa Urbandisa, presentó en los últimos años diversos expedientes de regulación para ajustar su plantilla. A principios de 2016, logró un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda.

La compañía, con unos ingresos superiores a los 110 millones de euros, según los últimos datos publicados en su web, gestiona 600 millones de envíos al año para más de 15.000 clientes de todos los sectores y realiza envíos a más de 200 países gracias a su asociación con DHL Global Mail, el principal operador de correo en el mundo.

En los últimos años, la compañía presidida por Anton Raventós ha sido vinculada con el proceso independentista. El pasado septiembre, la Guardia Civil se incautó de abundante documentación relacionada con el censo del referéndum del 1-0, suspendido por el Tribunal Constitucional, durante el registro de varias oficinas de Unipost en Cataluña.

El grupo de mensajería alegó entonces que “en ningún caso conoce el contenido de los escritos y documentos que gestiona para sus clientes”, pero el juez consideró que había “claros indicios” de la posible participación de los responsables de Unipost en el delito de malversación de caudales públicos por la organización del 1-O.

En el año 2014, durante la organización de la consulta soberanista del 9 de noviembre, Unipost también fue requerida por la Fiscalía para que informara sobre su contrato con la Generalitat para el servicio de buzoneo de la propaganda del proceso participativo.

Source link

La crisis de La Naval se enreda en el juzgado antes del concurso | Compañías

La crisis del histórico astillero de La Naval se ha enredado más por la reactivación de una demanda penal de un grupo de accionistas minoritarios, que aglutinan el 12,5% del capital y entre los que se encuentra el exministro de Defensa Pedro Morenés, contra el resto de los propietarios del constructor de buques.

El proceso está en manos del Juzgado número 1 de Barakaldo (Bizkaia), desde el que han advertido que los hechos investigados pueden ser constitutivos de delitos, como la apropiación indebida y la administración desleal, entre otras irregularidades. Por los juzgados de Barakaldo tendrán que pasar a declarar varios exmiembros del consejo de administración que representan, entre otros, a los grupos Naviera Murueta e Ingeteam, cada uno con un 38% del accionariado del astillero vasco, que suma más de un siglo de trayectoria.

Además, el concurso de acreedores está a la puerta. Puede presentarse en cualquier momento a partir del 7 de octubre, cuando finaliza la fase de preconcurso. A partir de ahí, el juez que asuma el proceso (en Bilbao hay dos juzgados de lo mercantil) nombrará un administrador concursal, que será el que negocie las quitas de las deudas (más de 100 millones de pasivo) y la posible entrada de nuevos inversores, que según la ley que regula estos procesos no pueden ser los que han llevado a la compañía a su quiebra. El Gobierno vasco, por boca de su lehendakari, Iñigo Urkullu, esperará a ver cómo discurre el concurso para tomar o no una pequeña participación en el capital.

Otro problema son los cuatro buques en cartera, el más avanzado de los cuales ya flota en el agua frente a las gradas de Sestao (Bizkaia). El armador belga Tideway estaría dispuesto a costear los trabajos para la conclusión de este barco cablero, le quedarían unos siete meses, y así poder cumplir con sus propios fletes.

Los retrasos en este sector penalizan a todos, tanto a astilleros como a armadores. En este sentido, el administrador que designe el juez tendrá que negociar nuevos plazos. Fuentes de esta industria han señalado que no está claro si los buques adjudicados a un astillero pueden acabar construyéndose en otro, de acuerdo al derecho aplicado a este sector.

El centro de Sestao está especializado en buques de gran tamaño, con presupuestos que superan los 100 millones, en el caso de los gaseros y petroleros. Su financiación resultaba menos complicada cuando era una empresa pública, según fuentes del sector.

La Naval tiene 181 trabajadores en nómina, la mitad de los que integraban la plantilla en 2006, el año de la privatización de la compañía. Desde 2010, los empleados han pasado por nueve ERE de suspensión de empleo y otros dos de extinción de contratos. Así que los empleados actuales han consumido parte de su prestación por desempleo, si tuvieran que recurrir a ella.

Los recortes anteriores incluyeron prejubilaciones a los 50 años, para los empleados con más de tres décadas de experiencia en las gradas de Sestao. Un activo humano que se ha perdido, critican desde los sindicatos, para afrontar la construcción de buques de nueva generación, como los propulsados a gas, que requieren de un alto nivel tecnológico.

La crisis de La Naval se nota en la margen izquierda del Nervión, donde genera actividad para pymes que suman un total de 1.800 empleos. Este mes, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha reconocido en el Congreso que la mayoría de los trabajadores de La Naval, en concreto 155, tienen derecho a retornar a Navantia, según los acuerdos firmados para su privatización.

Por un proceso con continuidad

Futuro. La mayoría de los concursos de acreedores (el 98%) acaba con la empresa. Por el impacto de La Naval en la economía de Bizkaia, las instituciones, con el Gobierno vasco a la cabeza, velarán por un proceso ordenado que permita la continuidad del astillero.

Inversores. La normativa concursal impide en principio que los actuales accionistas del constructor naval sigan en el capital. La ley entiende que los que han participado en la gestión no pueden continuar, entre ellos Manuel de Dago, que fue presentado este verano como el caballero blanco que podía salvar la empresa.

Quiebra. El balance está en quiebra, con deudas de más de 100 millones y pérdidas acumuladas de 60 millones. La supuesta ampliación de 42 millones de Manuel de Dago resulta insuficiente para tapar esos agujeros.

Source link

BBVA cree que la directiva de insolvencias perjudica a las pymes | Compañías

BBVA ha realizado una serie de propuestas a la Comisión Europa (CE) sobre la futura directiva sobre insolvencia que prepara Europa para intentar homogeneizar las diferentes normas existentes en Europa para dar una segunda oportunidad a las empresas antes de entrar en un proceso de concurso de acreedores. BBVA defiende esta nueva norma que considera fundamental para el tejido empresarial europeo, aunque mantiene que existen “algunos puntos que podrían mejorarse” en el proyecto. El banco que preside Francisco González, de hecho, ha sido la única entidad en Europa que ha sido llamada por el Parlamento Europeo para que diera a conocer su opinión y la del sector y sus propuestas sobre esta nueva directiva.

BBVA ha trasladado a la Comisión Europea la idea de que sería conveniente replantearse el incremento de la intervención judicial en los procesos de reestructuración de la deuda de las empresas, y así se lo ha hecho saber el banco en una exposición que realizó Leticia Gayo, directora de servicios jurídicos de riesgos y negocios bancarios de la entidad, en una audiencia pública en el Parlamento Europeo, organizada por la comisión de asuntos jurídicos de Europa.

La ejecutiva también reclamó la formación de clases sobre la base de acuerdos entre acreedores (en lugar de criterios legales) o la incorporación “poco clara del absolute priority rule”, principio según el cual una categoría superior de acreedores debe ser pagada íntegramente antes de que una más junior pueda recibir cualquier pago.

Según BBVA, y otros bancos (BBVA también ha remitido a la Federación Bancaria Europea y la AEB sus propuestas que en gran parte coinciden), esto podría acarrear la disminución de la efectividad de los procesos de reestructuración de la deuda de una empresa con problemas.

Leticia Gayo cuestiona, además, el enfoque de la propuesta comunitaria, excesivamente centrado en grandes compañías con demasiada frecuencia, pero se olvida un poco de las dificultades para poder cumplir con esta norma por parte de las pymes. Asegura que la futura norma tal y como está redactada en la actualidad es muy costosa para una pyme, ya que necesita un informe de su situación realizado por un tercero, además, los plazos para la solución de su futuro antes de abordar un concurso de acreedores –que en gran parte termina en la liquidación de la empresa, según los expertos– también son demasiado amplios (12 meses) y por lo tanto supone mayores costes para la empresa.

La propuesta de directiva tiene como principales objetivos aumentar las oportunidades de una reestructuración a tiempo de las empresas en dificultades financieras, para prevenir la quiebra y evitar despidos; garantizar que los empresarios tengan una segunda oportunidad para desarrollar sus actividades después de una quiebra; y fomentar procedimientos de insolvencia más efectivos en toda la UE.

Además, puede contribuir a la estabilidad financiera, ya que reduciría los impagos de préstamos a la banca por parte de las empresas y se haría frente al problema del elevado nivel de préstamos morosos que tiene parte de la banca. Esto debería permitir al sector conceder más préstamos a consumidores y empresas.

 

Tu presupuesto doméstico en un click

Nueva función. BBVA ha introducido una nueva funcionalidad en su herramienta Mi día a día que permite a los usuarios prever los movimientos financieros que se efectuarán en el mes en curso y el siguiente, informó la entidad. La funcionalidad, denominada Movimientos Previstos, es un calendario predictivo, desarrollado gracias a las tecnologías de big data e inteligencia artificial, que anticipa los gastos e ingresos previstos a dos meses vista con el objetivo de facilitar el control de las finanzas personales de sus clientes.

El sistema presenta de manera gráfica cuál será el balance al final de cada periodo,permitiendo a los usuarios de la aplicación de BBVA conocer con antelación la situación económica que tendrán a final de mes.

Source link

La nueva cúpula de Isolux frena la venta en paquetes para analizar los activos | Compañías

Los tres especialistas en reestructuración de empresas que han tomado las riendas de Isolux han paralizado cualquier intento de venta de activos emprendida por el anterior equipo directivo y que cristalizó en la presentación de seis ofertas por distintos negocios y la actividad de ingeniería.

La terna que forman el nuevo presidente, el economista David Pastor, el vicepresidente y experto en administración concursal David Vilella, y el especialista en reflotamientos Enrique Medina, recibieron las pujas en la junta de accionistas en que dimitió en bloque el consejo liderado por Nemesio Fernández Cuesta. Ahora se trata de analizar con la máxima urgencia posible el valor de los activos, el estado de los contratos en marcha, la composición de la deuda y las propias ofertas sobre la mesa.

Fuentes cercanas a la compañía explican que este trabajo previo de análisis tomará cuerpo con la llegada del administrador concursal que ha de designar el juzgado número 1 de lo Mercantil de Madrid, que es el que dio luz verde al preconcurso (artículo 5 bis de la Ley concursal) de Isolux Corsán. Pastor ya ha tenido contacto con el titular de la sala, el juez Carlos Nieto, al que ha trasladado la situación de emergencia que vive la que ha sido la séptima compañía española de infraestructuras por volumen de negocio. Se espera la declaración del concurso en los próximos días y el consiguiente nombramiento de administrador concursal, que será quien tenga la última palabra respecto al plan a seguir.

En declaraciones a Valenciaplaza Pastor ha explicado que las ofertas recolectadas por Rothschild y Alantra para Isolux tienen sus pros y sus contras: “A efectos de valor, no permiten hacer caja al estar basadas en la asunción de negocio, pero esas cuestiones las vamos a apretar y matizar para generar valor”.

El consejo de Isolux urge la declaración del concurso al juzgado de lo Mercantil para trabajar de forma inmediata con el administrador

La banca acreedora, y al mismo tiempo accionista, retiró el pasado 4 de julio la transfusión de efectivo que ha mantenido a la compañía en pie durante el último año. Desde ese momento, las nóminas han dejado de estar garantizadas, tal y como ha trasladado el presidente al comité de empresa.

El nerviosismo crece en intensidad, con el paso de los días, ante la incertidumbre ya no sobre el cobro mensual sino acerca del propio empleo. Tal y como marca la Ley Concursal, Isolux deja de tener una caja única y cada una de las sociedades en suspensión de pagos tendrá caja propia para tratar de defender sus gastos de explotación, incluidos los de personal, atendiendo el criterio de fecha de vencimiento y ya no el de criticidad de los servicios.

En esta fase, en que se hace más pronunciada aún la situación de economía de guerra, el consejo ha tomado control directo del departamento financiero, como ya hicieron los bancos y Nemesio Fernández-Cuesta anteriormente con el nombramiento del directivo del Santander Ignacio Alcaraz como director financiero. Se trata ahora de que no se escape un solo euro hasta la llegada del administrador concursal.

Ajuste a la vista

Otra de las tareas emprendida por los tres gestores seleccionados por la banca es el diseño de un expediente de regulación de empleo del que aún no hay detalle alguno. Isolux cuenta con 3.800 empleados y la caja está vacía para atender las hipotéticas salidas. De hecho, Isolux no pudo culminar el ajuste de 435 profesionales en octubre del año pasado al no contar con fondos para las compensaciones del último medio centenar.

Tal y como sucediera durante la etapa de gestión de Fernández Cuesta, Pastor, Vilella y Medina aseguran haberse marcado como prioridad la maximización del valor de los activos y la salvación del mayor número de empleos posible. Lo que vuelve a considerarse materia de máxima complejidad es la propuesta de un convenio de acreedores ante la dispersión geográfica y las múltiples situaciones que recoge la abultada deuda de la compañía.

Isolux ha llegado al concurso con unas pérdidas de 1.330 millones, 405 millones de euros de deuda comercial y otros 1.270 millones en créditos con entidades financieras (557 millones están asociados a la financiación de proyectos). Los 1.400 millones restantes corresponden a un segmento de deuda, denominado Tramo C, que la banca incluyó en la refinanciación del pasado verano como créditos a fondo perdido.

La solicitud de concurso ha tocado a siete empresas del perímetro de Isolux: Grupo Isolux Corsán, Corsán-Corviam Construcción, Isolux Ingeniería, GIC Concesiones, Isolux Corsán Servicios, Isolux Corsán Inmobiliaria e Isolux Energy Investments. Estre las siete suman un total de 1.992 trabajadores, de los que 1.108 corresponden a entidades con sede en España, incluidos 160 expatriados, y el resto a otros países.

Tres expertos en situaciones críticas

– Los tres administradores nombrados por la banca en Isolux proceden de despachos especializados en reestructuraciones de empresas. David Pastor forma parte de las filas de Leopoldo Pons; David Vilella trabaja en Vilella, abogados y economistas. Y Enrique Medina es miembro de Fuster&Partners.

– Hasta 1.400 millones de euros del tramo C de la deuda de Isolux iba a amortizarse en un plazo de diez años solo si las condiciones de negocio lo permitían.

– A pesar de que los acreedores financieros de Isolux aceptaron la conversión de la deuda en capital, hasta la entrada en concurso solo se había realizado la capitalización real de 95 millones, siendo la mayor concesión por parte de la banca la de aceptar que más de la mitad del volumen de crédito refinanciado el pasado verano fuera a fondo perdido.

– Entre los principales activos en venta de Isolux figuran las concesiones de transmisión eléctrica en Brasil, valoradas en unos 200 millones de euros, y suelo tanto en España como en México.

Source link

Los nuevos gestores de Isolux prevén acometer un nuevo ERE tras el concurso | Compañías

Los nuevos gestores de Isolux Corsán prevén acometer un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) en la compañía, después de que este pasado martes se declarara en concurso de acreedores, según informaron en fuentes sindicales.

El ERE sucederá al aprobado en octubre del pasado año, que afectó a 435 trabajadores, y se acometerá sobre la plantilla de 3.884 empleados con que actualmente cuenta el grupo de construcción e ingeniería.

Así se lo trasladaron los tres nuevos gestores de Isolux, designados por sus bancos acreedores y accionistas, a los sindicatos con representación en la empresa, en la primera reunión entre ambos mantenida este viernes.

El encuentro tuvo así lugar cuatro días después del nombramiento de los gestores por la junta general de accionistas de Isolux y después de que, tras aprobar la solicitud de concurso, dimitiera en bloque todo el anterior consejo de administración, formado por el expresidente Nemesio Ferández-Cuesta y seis vocales.

Se trata de David Pastor, nuevo presidente de la compañía, además de David Vilella, vicepresidente, y Enrique Medina, quien representa a la firma Fuster&Partners. Los dos primeros son expertos en concursos y el tercero, un especialista en reestructuraciones empresariales.

En su primer encuentro con los sindicatos, también informaro de que su labor consistirá en “marcar las vías para la reestructuración de la empresa”, si bien reconocieron que será el administrador concursal que nombre el juez quien decida las medidas a tomar.

En este sentido, los gestores y el futuro administrador tendrán que considerar las seis ofertas de compra presentadas ‘in extremis’, días antes de que solicitara el concurso, por inversores interesados en algunos de los negocios de Isolux.

Asimismo, revelaron que los bancos no se comprometen a aportar más fondos para cubrir futuros pagos de nóminas de los empleados. Así, el grupo dejará de operar con una “caja única” y cada una de las filiales de la compañía comenzará a gestionar su respectiva caja.

Aportaciones de los bancos

No obstante, desde que a finales del pasado año se cerrara el primer rescate de Isolux, el que la empresa pactó en julio y que dio el control del grupo a los bancos, y hasta el pasado mes de mayo, CaixaBank y Bankia, los dos primeros accionistas y acreedores de la empresa, han inyectado en distintas operaciones un total de 27,20 millones de euros en la empresa.

Estos fondos se han destinado a cubrir necesidades de liquidez, tanto operativas como las de determinados proyectos que acomete en el exterior, según detalla la empresa en su informe anual correspondiente al pasado año.

En concreto, CaixaBank aportó en enero un préstamo de 6,70 millones de euros. Posteriormente, el 4 de mayo, esta entidad y Bankia le inyectaron 15 millones “para atender a necesidades generales de tesorería del grupo a corto plazo, y garantizar así que mantuviera su operativa y los proyectos en curso”.

En estas mismas fechas, las dos entidades facilitaron otros 5,5 millones euros para contribuir a financiar los proyectos que la compañía tiene en ejecución en Armenia y Bangladesh.

A pesar de todo ello, Isolux Corsán se vio abocado al concurso, al no lograr un inversor que entrara en su capital y rescatara a la empresa, que ya se había acogido al preconcurso en abril. La firma se declaró finalmente el martes en quiebra con una deuda de 1.270 millones de euros (de ellos, 557 millones ligados a proyectos) y otros 405 millones con proveedores.

Source link

Muebles Xey cierra y despide a toda la plantilla | Compañías

La empresa guipuzcoana Muebles Xey, propiedad del Grupo Mobiliario del Urola, inicia un proceso de liquidación y anuncia el despido de toda la plantilla, un total de 170 empleados. La compañía dedicada a la producción de muebles de cocina y baño se encuentra en concurso de acreedores desde el pasado 1 de junio.

Representantes de la compañía comunicaron la decisión al comité de empresa. De los 170 despidos, 140 corresponden a la planta de Zumaia, un pequeño municipio de 9.746 habitantes en la provincia de Gipuzkoa.

Los trabajadores se encuentran en huelga indefinida desde el pasado 3 de julio, defienden que la empresa continúa siendo viable. Sin embargo, la administración concursal justifica la decisión alegando que la empresa acumula 30 millones de deuda.

Lo cierto es que no es el peor escenario que ha atravesado. Según fuentes sindicales, en 2012 la empresa facturó 12 millones de euros, viéndose obligada a un cambio en la dirección, mientras que el año pasado facturó 25 millones.

El 70% del accionariado de la compañía es de capital privado; y el 30% restante, es titularidad del Gobierno Vasco. Esto ha llevado al comité de empresa a solicitar una reunión con el Departamento de Desarrollo y Competitividad de cara a la próxima semana. Según fuentes de la administración pública, el Gobierno Vasco siempre ha estado dispuesto a buscar un inversor e incluso a realizar una ampliación de capital.

Source link

Isolux recibe seis ofertas por sus unidades productivas | Compañías

Isolux ha recibido seis ofertas por diversas unidades productivas del grupo que el consejo de administración trasladará ahora a los nuevos administradores que se harán cargo de la empresa tras la Junta de Accionistas de hoy.

La compañía ha señalado que en varias de las ofertas se propone la absorción no sólo del personal directo de las obras, sino también de un número importante de trabajadores de las áreas corporativas. “Corresponde a los nuevos administradores, al administrador concursal y al juez valorar y, en su caso, aprobar las propuestas recibidas que den continuidad a la labor empresarial y a los trabajos del Consejo de Administración que hoy ha concluido su tarea”, ha añadido.

El consejo de administración, que se ha reunido antes de la Junta de Accionistas, ha aprobado la presentación del concurso voluntario de acreedores y ha presentado su dimisión en bloque.

El consejo será sustituido por tres administradores elegidos por los actuales accionistas: David Pastor y David Vilella, expertos en concursos de acreedores, y Enrique Medina, experto en reestructuraciones empresariales.

El concurso voluntario de acreedores se presentará con un pasivo de 1.670 millones de euros: 1.270 millones de deuda financiera y 400 millones de deuda a proveedores.

La solicitud de concurso afecta a siete empresas: Grupo Isolux Corsán, Corsán-Corviam Construcción, Isolux Ingeniería, GIC Concesiones, Isolux Corsán Servicios, Isolux Corsán Inmobiliaria e Isolux Energy Investments. Estas compañías suman una plantilla de 1.992 trabajadores, de los que 1.108 corresponden a las entidades con sede en España, incluidos 160 expatriados, y 888 a otros países. Acumulan una deuda con proveedores de 405 millones.

El endeudamiento financiero total del grupo (incluidas aquellas sociedades que no están inmersas en el 5 bis) al cierre del mes de abril era de 1.270 millones de euros, de los que 557 millones están asociados a la financiación de proyectos.

Las ofertas que han llegado a la empresa se dirigen a distintos negocios de la parte de ingeniería y construcción, según las fuentes consultadas.

Un centenar de trabajadores de Isolux se han concentrado ante las puertas de la sede antes de la celebración de la Junta para protestar por la situación de la empresa.

Source link

El consejo de Isolux recomendará la venta en porciones para salvar a 2.500 empleados | Compañías

Reunión del consejo, dimisión de sus componentes, junta de accionistas y entrada en concurso de acreedores. Todos estos acontecimientos se van a precipitar esta mañana en torno a Isolux, que llega a la situación concursal con 405 millones de deuda con proveedores y otros 1.270 millones de deuda financiera a valor razonable. Quedan fuera del concurso, en virtud del pacto de refinanciación alcanzado el pasado verano, otros 1.400 millones del tramo C, o a fondo perdido, que la empresa debía amortizar en diez años siempre y cuando el viento soplara a favor del negocio.

El órgano de administración que preside Nemesio Fernández-Cuesta dará por cerrada esta mañana su etapa con la recomendación, según fuentes de toda solvencia, de trocear y vender la compañía. A través de este plan, cuya ejecución dependerá ya de la administración concursal, se estima que podrían salvar su puesto de trabajo unos 2.500 empleados o dos tercios de la plantilla actual, cifrada en 3.800 efectivos. Los sindicatos, por su parte, dan por perdido cerca del 80% del empleo. Ante esta situación, los representantes de la plantilla han trasladado la presión al principal accionista, CaixaBank, con la petición de un plan industrial que haga viable al que ha sido séptimo grupo español de infraestructuras durante años.

Con una suspensión de pagos que se veía inevitable desde marzo, cuando el Santander decidió salir del capital y vender su posición acreedora a Goldman Sachs, la idea de desguazar y vender por piezas responde a la existencia de “tres o cuatro ofertas de empresas medianas y perfil industrial”, citan las fuentes consultadas. El proceso de búsqueda de un inversor que reflotara Isolux ha sido liderado por Rothschild y Alantra, pero el peso del pasivo ha hecho inviable la colocación en un solo paquete.

Se pasa esta mañana de un consejo de nueve miembros, nombrados por la banca, a solo tres gestores: los administradores concursales valencianos David Pastor y David Vilella, y el abogado Enrique Medina. Este último, miembro de Fuster & Partners, será nombrado en representación de los dos principales accionistas y acreedores, CaixaBank y Bankia.

Los activos en venta son principalmente las concesiones de líneas de transmisión eléctrica en Brasil, que Isolux valora en unos 200 millones, los aparcamientos, y suelo en México y España. Al margen de estos bienes, la empresa traspasará los contratos de construcción que generan caja y no requieren aportaciones. En cuanto a los gastos de explotación, las nóminas y seguros sociales están pagados hasta el día de hoy; a futuro deberán cubrirse con el pequeño excedente en caja y lo que vaya generando la compañía en el día a día.

La opción que queda descartada por el consejo de Fernández-Cuesta, por inviable, es la del convenio de acreedores. Este precisaría un acuerdo mínimo del 65% para su homologación, y la diversidad geográfica de los proyectos con deuda convierte en misión casi imposible promover este tipo de salida al concurso.

La de Isolux, con cerca de 2.000 millones de deuda, entra en la historia empresarial española como una de las grandes quiebras. Queda en el capítulo de la especulación si la empresa se hubiera salvado con el respaldo de la banca, principalmente del Santander, al último plan de viabilidad presentado por el consejo: 200 millones en capital, más otro tanto en avales, mientras se negociaba una posible incorporación al accionariado.

Conversaciones con Fomento

La dirección ha mantenido conversaciones con el Ministerio de Fomento, dando información puntual sobre la situación, y asegura no dejar ningún contrato de volumen en el aire.

Isolux ya se acogió al artículo 5 bis de la Ley concursal para evitar que cualquier acreedor instara el concurso obligatorio mientras se trataba de cerrar la entrada de un inversor que tomara mayoría en el capital.

El proceso del 5 bis está en manos del juzgado número 1 de lo Mercantil de Madrid, lo que hace previsible que también se haga cargo del concurso de acreedores.

CaixaBank, Bankia, Goldman Sachs y Sabadell están entre los grades financiadores del grupo, que también contaba con amplia presencia de bonistas entre sus acreedores.

Source link

Isolux pedirá el martes concurso voluntario de acreedores | Compañías

Isolux presentará concurso voluntario de acreedores el martes después de que el socio interesado en salvar parte del negocio no lograra la financiación necesaria para su rescate, por lo que todo apunta a que el conjunto de la compañía se verá abocado a un proceso de liquidación ordenado.

Para facilitar el proceso y salvo que se logre in extremis una solución alternativa, el actual consejo de administración de la compañía dimitirá en bloque y será sustituido por tres administradores elegidos por los actuales accionistas y principales acreedores de Isolux.

Así, los nuevos responsables de la firma serán David Pastor y David Vilella, expertos en concursos de acreedores, y Enrique Medina, experto en reestructuraciones empresariales, según los sindicatos, que prevén nuevos recortes de empleo de cara a septiembre.

En abril, acuciados por la falta de liquidez, el grupo y seis de sus sociedades se acogieron al preconcurso con una deuda financiera no homologada judicialmente de 1.000 millones de euros, una deuda a proveedores de unos 500 millones y más de 3.800 trabajadores, unos 1.300 de ellos en España.

Estas sociedades son Corsán-Corviam Construcción, GIC Concesiones, Isolux Corsán Inmobiliaria, Isolux Corsán Servicios, Isolux Energy Investments e Isolux Ingeniería. Desde entonces, disponían de un plazo de tres meses (que vence el próximo martes), prorrogable a cuatro, para buscar una salida que evitara su entrada en concurso de acreedores (antigua quiebra).

En paralelo, Isolux encargó a la consultora especializada en reestructuraciones Alvarez & Marsal la elaboración de un plan de viabilidad. Dicho plan contemplaba su división en tres compañías. La primera de ellas, denominada Goodco, aglutinaría los proyectos rentables, 204 de los más de 380 que tenía en marcha, y para sobrevivir necesitaría la entrada de un inversor que aportara liquidez.

En las últimas semanas, Isolux ha mantenido negociaciones con un inversor nacional de perfil industrial y financiero que tenía que aportar unos 180 millones, además de asumir deuda y avales, y que entraría, probablemente, a través de una ampliación de capital.

Consejo y junta

La solicitud del concurso la aprobará el martes el consejo, que luego someterá la decisión a la Junta General de Accionistas prevista para ese mismo día y convocada, entre otras cuestiones, para votar modificaciones estatutarias para que el nuevo dueño pudiera ejercer el mando en la compañía.

En julio de 2016, Isolux acordó con sus acreedores un plan para su reestructuración por valor de más de 2.000 millones, de los que 1.400 correspondían a deuda irrecuperable y convertible en acciones. En diciembre, los propietarios de bonos (que suman el 41,8 %) y la banca se convirtieron en los principales accionistas de Isolux, encabezados por Caixabank (10,6 %), Santander y Bankia.

En medio de las negociaciones para una nueva inyección de liquidez, Santander (9,5 %) vendió la deuda y las acciones que mantenía en Isolux a Goldman Sachs.

Source link

Edesa-Fagor presenta preconcurso de acreedores con casi 100 millones de deuda | Compañías

La compañía Edesa Industrial, fabricante de electrodomésticos de la marca Fagor presentó ayer preconcurso de acreedores en los juzgados de San Sebastián con una deuda de casi cien millones de euros.

Según publica hoy el diario La Vanguardia, la empresa, que pertenece al grupo CNA, con sede en Torelló (Barcelona) y que está controlado por Jorge Parladé, apuesta por la continuidad, porque confía en la fortaleza de la marca y ya está trabajando en un plan de viabilidad para convencer a la banca para refinanciar la deuda.

Edesa Industrial, con sede en Arrasate (Guipúzcoa), factura unos cien millones de euros al año, tiene unos 350 empleados en Euskadi y obtiene el 60 % de sus ingresos con producción dentro de Europa, mientras que la mayoría de su competencia fabrica lavadoras y neveras fuera del continente.

Otro de los problemas con los que cuenta la empresa es el elevado ratio de endeudamiento, al igual que los costes financieros.

El grupo catalán compró el negocio de la antigua Fagor Electrodomésticos, propiedad de Mondragón Corporación Cooperativa (MCC), hace tres años en una subasta judicial por 42,5 millones.

Source link