Los genéricos cumplen 20 años en España con un retroceso en las ventas | Compañías

¿Qué retos tienen los laboratorios españoles de genéricos?

El principal reto al que tenemos que responder los laboratorios de genéricos es la consolidación de este sector a largo plazo. La implantación de los medicamentos genéricos ha sido progresiva en nuestro país, pero lenta. Muy por debajo de las cifras de los países de nuestro entorno. De hecho, actualmente no superamos la cuota de mercado del 40% en unidades y el 20% en valores. Junto a esto, los cambios legislativos que han tenido lugar en estos años han dañado esta industria, convirtiéndola en un sector inestable y con pocos incentivos que animen a seguir invirtiendo. El futuro de los medicamentos genéricos pasa por conseguir el apoyo firme y decidido de la Administración Pública para que, al igual que en otros países, se impulse la industria de genéricos española. Sería necesario un marco legislativo estable a nivel nacional para poder invertir en nuevos desarrollos y planificar a medio y largo plazo. Desde Cinfa, seguiremos insistiendo en el hecho de que estos fármacos son el principal regulador de precios del mercado farmacéutico, lo que ha permitido al Sistema Nacional de Salud un ahorro de 20.000 millones de euros desde su aparición, y una garantía para que los ciudadanos tengan acceso equitativo a sus tratamientos, con la misma calidad, seguridad y eficacia.

¿Cómo ser rentables en un mercado que no crece y con márgenes muy pequeños?

En primer lugar, la fabricación de medicamentos es una actividad tremendamente regulada. Por ese motivo, la rentabilidad pasa por trabajar decididamente en mejorar continuamente la eficiencia de los procesos productivos y sus estrictos estándares de calidad, por contar con la implicación de los proveedores y la formación de nuestros profesionales. Y, en segundo lugar, apostar por la innovación y las inversiones, un ámbito que consideramos clave para seguir avanzando. En nuestro caso más de 28 millones de euros en I+D y 27 en activos fijos para este año 2017. Apostar por la innovación dentro de la fabricación de medicamentos genéricos significa ser ágiles y flexibles, implementar una logística óptima hasta la farmacia colaborando con la distribución farmacéutica y, sobre todo, continuar escuchando al paciente para diferenciarnos y ofrecer mejoras en la dispensación de los tratamientos, como es el caso, por ejemplo, de la innovación en blíster unidosis.

¿Cómo se podría aumentar en España la cuota de genéricos?

En primer lugar, aunque el mundo del medicamento genérico ya tiene 20 años de historia en nuestro país, debemos insistir en la formación a los ciudadanos y profesionales. Un aspecto clave es la diferenciación de precio entre los medicamentos genéricos y sus equivalentes de marca al menos durante los primeros meses después del vencimiento de las patentes, con objeto de que los genéricos recuperen sus índices de penetración y sean un estímulo para la sostenibilidad del sistema. Todos debemos ser conscientes de la riqueza que aporta la industria de medicamentos genéricos, ya que casi siete de cada diez genéricos utilizados son fabricados en España. Generamos muchos puestos de trabajo de calidad, además de la colaboración con industrias de nuestro entorno, centros de I+D y logísticos. Nuestro grupo Cinfa en estos momentos emplea a más de 1.800 personas.

¿Cinfa está o estará en el segmento de los biosimilares?

Nuestro grupo entró en el campo de la biotecnología ya en el año 2013, con la puesta en marcha de la biotecnológica Cinfa Biotech y la posterior participación mayoritaria en la empresa 3P. Desde entonces, hemos trabajado en el desarrollo de nuestro primer medicamento biosimilar, B12019, una versión de Neulasta (pegfilgrastim), indicado para reducir la incidencia de infecciones en pacientes con tratamientos de quimioterapia. Este biosimilar ya ha superado con éxito la fase clínica y, estos momentos, estamos a la espera de autorización por parte de la Agencia Europea del Medicamento. La decisión de entrar en el mundo de la biotecnología, a pesar de la complejidad en el desarrollo de estos fármacos y su elevado coste, responde a la necesidad de aportar al paciente la accesibilidad a estos medicamentos de futuro, así como de contribuir a garantizar la sostenibilidad de los sistemas sanitarios.

Source link

Laboratorios y firmas de gran consumo encuentran un filón en los productos sin receta | Compañías

Si el gasto farmacéutico con receta ha estado especialmente controlado en los últimos años debido a los ajustes en gasto sanitario en España, los laboratorios y empresas de gran consumo han encontrado en el mercado sin regular un filón de ventas en las farmacias debido al impulso del autocuidado de la salud por parte de la población y también a los productos que la sanidad pública no financia.

En el último año, con datos recogidos por la consultora especializada QuintilesIMS hasta mayo, el llamado segmento de consumer health ha crecido un 4,7%. Ya alcanza los 5.829 millones de euros en ventas. Se suma a otro acumulado en los anteriores 12 meses de un 6,9%, lo que supone que en dos ejercicios los ingresos para estas empresas han crecido alrededor de 600 millones.

Algunas de las grandes farmacéuticas internacionales se han reforzado en este segmento, donde compiten con grandes marcas de consumo como Johnson & Johnson, Procter & Gamble, Nestlé o Reckitt Benkiser, y también con laboratorios nacionales como Cinfa o Isdin.

Es el caso del laboratorio británico GSK, que en los últimos años se ha reforzado en este campo con la adquisición de la división de consumo de la farmacéutica Novartis. La multinacional de Reino Unido se sitúa en el segundo puesto de la clasificación de empresas que más venden, con un alza del 5,6% en los anteriores 12 meses, por encima de la media en ese mercado. Ingresó 194,7 millones, según calcula QuintilesIMS.

La primera empresa española en este campo es la farmacéutica navarra Cinfa. Le sigue el labotorio barcelonés Isdin

 

Bayer, por su parte, vendió un 4,6% más, colocándose en el cuarto puesto en este mercado, con ingresos de 180,1 millones. Otra farmacéutica internacional, la francesa Sanofi, ingresó 126 millones, un 1,8% más.

El líder de este sector de consumer health continúa siendo el coloso estadounidense Johnson & Johnson, con ventas por 249,9 millones y un crecimiento del 5,6%.

Otros gigantes del consumo también destacan en este mercado, como es el caso de Procter & Gamble (en tercera posición por ventas), Reckitt Benckisser (fabricante de los preservativos Durex, entre otros productos) y Nestlé.

La primera empresa española es el laboratorio navarro Cinfa, que ocupa el quinto puesto y que aumentó sus ingresos un 9,9% en el último año. Le sigue Isdin (10,7%).

Aunque en los últimos meses se ha relajado el férreo control sobre el gasto en productos con receta, aún ese mercado regulado no ha recuperado los volumen precrisis. Si en el pico de 2009 las comunidades autónomas gastaban 12.500 millones en la factura de medicamentos que se dispensan en farmacia, ocho años después la cifra se sitúa en los 10.037 millones, según los datos públicos del Ministerio de Sanidad hasta junio. Y es que ese segmento regulado nunca se ha llegado a recuperar desde que en 2010 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero anunciara el primer hachazo a los precios de los fármacos financiados.

Mientras, el mercado de consumer health no ha dejado de crecer. En esta apartado se incluyen fármacos sin receta (conocidos como OTC en el sector), por ejemplo los antigripales, gotas oftálmicas, remedios para la tos, contra dolores musculares, laxantes, productos para la faringe, analgésicos, control de peso… Pero también productos sanitarios como los destinados a la incontinencia urinaria, test de glucosa, apósitos, preservativos, pruebas de embarazo, catéteres o calzado ortopédico. Son categorías que, aunque necesarias para muchos pacientes, no están financiadas por la sanidad pública.

Además, se recogen las ventas de dietas complementarias, leches, tarros y cereales infantiles y suplementos nutricionales. Por último, se incluye el autocuidado de la salud que engloba artículos típicamente vendidos en las farmacias como cremas solares, productos de cuidado facial, de pelo, dentífricos, dentaduras postizas, colutorios, higiene íntima o de belleza.

Los expertos indican que los cambios en los consumidores hacia hábitos de consumo saludable han beneficiado la venta de productos de autocuidado de la salud. Pero también, en parte, por la desfinanciación pública de algunas categorías (por ejemplo los más de 400 medicamentos que dejaron de están subvencionados a partir de 2012). Un camino que es bastante probable que se refuerce por el control de la sostenibilidad de la sanidad pública. Un estudio de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp) señala que si solo un 5% de los medicamentos que actualmente se venden con receta pasan a ser OTC, se ahorraría al sistema alrededor de 3.100 millones en cinco años.

Los detalles de este mercado

Dentro del mercado de consumer health, la venta de medicamentos sin receta (OTC, en la jerga farmacéutica) es el segmento de mayor tamaño, con 2.269 millones de ingresos. En este caso, son las farmacéuticas las que lideran la clasificación, por este orden: GSK, Johnson & Johnson, Bayer, Sanofi, Cinfa, Uriach, Zambon y Almirall.

En el caso de cuidado personal (cremas solares, belleza, dentífricos…) el líder es el laboratorio barcelonés Isdin, seguido de Avene, Lacer, Dentaid, Procter & Gamble, Vichy, La Roche Posay e IFC. En total, suman 1.679 millones.

En artículos sanitarios, por ejemplo pañales para la incontinencia, test de glucosa, preservativos o pruebas de embarazo, es Indas (filial de la cotizada estadounidense Domtar), la que encabeza el ranking. Destacan también Procter & Gamble (fabricante de Ausonia, Dodot y Evax), SCA (Tena), Coloplast, Hartman, la multinacional Roche, Reckitt Benckiser (Durex) y Hollister. Este segmento en conjunto llega a los 1.234 millones.

En el caso del área de nutrición, lo encabeza Nestlé, seguido de Nutricia, Abbott, el laboratorio catalán Ordesa (marcas de alimentación pediátrica como Blemil), Alter (Nutriben), Fresenius Kabi o Numil.

En consumer health, la gama de artículos más vendida son los productos para la incontinencia, seguido de dietas complementarias, antigripales, cremas solares y test de glucosa.

Source link