“Tenemos que aceptar que existe un techo para el machine learning” | Innovación

El desarrollo de la inteligencia artificial se encuentra en el sorprendente término en el que puede ser difícil reconocer si estamos chateando con una persona o con un robot en nuestra interacción con el servicio de atención al cliente de una empresa. El reto matemático quedó superado cuando Deep Blue venció a Kaspárov, pero el procesamiento del lenguaje natural y la computación cognitiva han permitido dar un paso hacia un modelo de comprensión más humano. El sistema Watson de IBM derrotó a dos históricos de Jeopardy!, un concurso de preguntas y respuestas estadounidense, quince años después de su victoria en el ajedrez. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer.

Miquel Montero es un ingeniero de software y científico de datos que ha pasado los últimos 17 años tratando de entender cómo funciona nuestro cerebro. Estudió y analizó los últimos avances en machine learning, ciencias cognitivas, teoría de la información, psicología computación y neurolingüística. En 2014 lanzó Atomian, una compañía que desarrolla un software de inteligencia artificial, con la ambiciosa pretensión de que un ordenador llegue a entender la naturaleza de las cosas de la misma manera en que lo hace una persona.

Miquel Montero, CEO de Atomian

¿Qué aplicaciones tiene Atomian?

No pensamos en las soluciones que podía proveer nuestra tecnología hasta que la implementamos. Nuestro producto más exitoso es un software para hospitales al que el personal médico puede realizar preguntas en lenguaje natural. ‘¿A cuántos pacientes del doctor Sánchez con cardiopatía se les ha practicado una intervención en 2015?’ El sistema entiende la pregunta asociando los conceptos con símbolos y la responde después de consultar una base de datos interna. La segunda aplicación que hemos desarrollado consiste en un programa que clasifica y extrae datos clave alrededor de un texto concreto y estamos probando su uso en banca

¿Cómo funciona el cerebro de este software?

En oposición a otros sistemas de inteligencia artificial, hemos tratado de construir una forma de representar el mundo de forma conceptual para que la computadora lo pueda entender. Lo llamamos modelo de conocimiento universal, porque se le puede explicar cualquier forma de conocimiento sin restricciones, y está basado en piezas mínimas de conocimiento, a las que llamamos átomos. La diferencia fundamental es que este sistema no procesa el lenguaje natural como hacen la mayoría, lo entiende.

¿Cómo funciona un sistema de inteligencia artificial que procesa el lenguaje natural?

Procesar significa realizar operaciones matemáticas y heurísticas en base a un conjunto de palabras para después dar una respuesta. Los modelos conexionistas, que es como se llama a estos sistemas, están basados generalmente en estadística y tratamiento de big data. Las respuestas son pre-generadas; su conjunto siempre es finito. Cada una de estas hipótesis tiene asignado un valor dentro de un índice de confianza. Cuando les haces una pregunta, eligen la respuesta que tenga un mayor nivel de confianza.

¿Cómo encaja el machine learning en este modelo?

Lo que llamamos aprendizaje no es más que la reasignación de valores que hace un sistema conexionista a las hipótesis que contiene en función del nivel de acierto o fallo ante una pregunta determinada. Los sistemas que utilizan machine learning lo que hacen, a grandes rasgos, es reforzar o debilitar las conexiones entre los nodos. Tenemos que aceptar que existe un techo para esta tecnología.

¿Cuál es el problema con estos sistemas?

La inteligencia artificial basada en estos modelos es mayoritaria. El motor de búsqueda de Google o Siri optaron por el conexionismo. Su problema está en la forma en que estructuran el pensamiento. Pueden parecer muy inteligentes, pero tienen limitaciones. Si le dices a Siri que quieres saber el tiempo, te lo dirá. Pero si le dices que no quieres saber el tiempo, también te lo dirá, porque es la respuesta predefinida que considera más probable que estés buscando.

¿Cómo puede un software entender el lenguaje natural en lugar de procesarlo?

En contraposición a los sistemas de procesado, existen los modelos simbólicos. En ellos, el cerebro de la máquina se construye alrededor de conceptos y relaciones entre estos. No es una cuestión de palabras: las palabras son una representación simbólica de la realidad. De este modo estamos enseñándo al software un lenguaje universal. Un sistema que funcione de esta manera entiende una frase o pregunta como un conjunto de átomos de información vinculados entre ellos y no necesita generar reglas específicas para cada palabra; piensa y produce su respuesta en tiempo real.

Parece más similar al funcionamiento de una red neuronal

Solo hay que ver cómo entiende las relaciones morfosintácticas. Un sistema simbólico entiende, por ejemplo, que las palabras de clase cerrada, como las preposiciones o pronombres, corresponden a operaciones propias del lenguaje. Y entiende cómo un conector puede cambiar el sentido de una oración. La diferencia entre ‘Vengo a Barcelona’ o ‘Vengo de Barcelona’ no es un mero matiz; marca el propio significado de la frase.

Es la ironía de la paradoja de Moravec: lo más fácil para un humano es lo más difícil para un ordenador

Todavía queda mucho camino por recorrer cuando una máquina necesita decenas de millones de fotos de perros para distinguirlo de otra cosa con un 80% de precisión. Sin embargo, un niño de un año lo distingue con ver cuatro. En mi opinión, la solución está en la combinación de ambos sistemas: un modelo simbólico para procesar el lenguaje y uno conexionista para procesar las imágenes.

Source link

Ikea se alía con ‘startups’ para adaptarse a los nuevos hábitos de consumo | Innovación

Las cabezas pensantes de Ikea parecen estar siempre a la altura de las necesidades de sus clientes. Desde un amplio catálogo de productos para casa hasta el diseño de muebles hackeables que pueden tunearse al gusto del consumidor y cambiar de tamaño o de utilidad. Pero los hábitos de consumo cambian incluso más rápido de lo que un mastodonte como Ikea puede asumir, por eso el gigante sueco ha decidido apostar por la tecnología y la colaboración con startups con las que retroalimentarse para conseguir mantenerse líder en innovación en su sector.

Los muebles desmontables —la seña de identidad de la compañía— fueron también una forma de innovación y tienen su razón de ser: al transportar piezas en paquetes planos se puede optimizar el espacio y esto hace que los muebles puedan ser más baratos y que se contamine menos. Con la colaboración de las startups la compañía quiere mantenerse en esta misma línea: el objetivo es que les ayuden a encontrar soluciones para lo que ellos llaman sus grandes problemas. Es decir, construir productos a un precio asequible, que sean accesibles para la mayoría de la población y que además respeten el medio ambiente. Parece el proceso de producción ideal, pero no es fácil de conseguir.

Para alcanzar y mantener este objetivo tienen que continuar a la cabeza de la innovación y ahora uno de los vehículos para conseguirlo es trabajar junto a las startups, el nuevo jugador del mercado en el que ya muchas multinacionales han visto una vía de aire fresco para sus negocios. En mayo de este año Ikea lanzó Bootcamp, un proyecto de trabajo en colaboración con emprendedores de campos como la sostenibilidad, la experiencia de usuario, la logística, el análisis de sistemas e incluso la cocina innovadora. “Queremos conocer a jóvenes emprendedores con quienes coincidamos en cómo nos gustaría trabajar con los desafíos que percibimos”, explican desde Ikea.

Las diez startups que están trabajando desde septiembre mano a mano con los expertos proponen soluciones como aplicaciones para decorar la casa, adaptadores para hogares inteligentes, una bolsa de la compra también inteligente y una aplicación que adapta vídeos para personas con discapacidad. Entre ellas se encuentra la española Niwa, que ha encontrado la forma de hacer que podamos cultivar dentro de casa utilizando software inteligente y análisis de datos. Este software viene con una biblioteca de programas de crecimiento que crean el entorno óptimo para lo que sea que estés cultivando. Ikea busca una colaboración entre iguales con estas empresas que están empezando, pero también ayuda a acelerarlas.

  • Lo que aportan las ‘startups’ a las grandes empresas

¿Qué necesita una multinacional de una empresa que está empezando? Principalmente consiguen ideas nuevas, lo que se conoce habitualmente como innovación abierta. Estas colaboraciones también amplían la network de ambas partes: las compañías grandes tienen acceso a nuevos talentos y mercados y las pequeñas consiguen que su marca se asocie a la de una multinacional reconocida. Parece un buen empuje para las startups, que así tienen más fácil conseguir contratos como proveedores, acceso a canales de venta masivos, captación de inversión y reconocimiento en el mercado. 

En algunos casos también empujan el proceso de transformación digital. La capacidad de reacción y la cultura de una empresa que acaba de empezar ayudan a acelerar procesos, entender el comportamiento de los seres digitales y pensar sobre la realidad como lo harían ellos. Esta retroalimentación continua permite retener el nuevo talento, renovar el pensamiento estratégico de la compañía e instaurar un flujo de innovación continuo.

Source link

Ocho novedades en tecnología sanitaria

Estas ocho innovaciones necesitan apoyo económico para llegar a ser una realidad en el ámbito sanitario. Todas tienen su fase inicial más o menos cubierta, atienden una necesidad anteriormente no tomada en consideración y cuentan con la aprobación y apoyo de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (Fipse).

Seguir leyendo.

Source link

La multimillonaria apuesta para llevarse la casa de Amazon | Compañías

Un puñado de ciudades de Estados Unidos luchan por llevarse la segunda sede de Amazon. Sus armas, entre otras, son rebajas fiscales, incentivos o una ley laboral más laxa. El mayor retailer online del mundo ha establecido este jueves como fecha límite para que las urbes interesadas presenten sus apuestas. Promete una inversión de más de 5.000 millones de dólares y hasta 50.000 nuevos empleos. La compañía anunciará al ganador el año que viene.

Nueva Jersey ha propuesto una rebaja de 7.000 millones en impuestos regionales y locales y un cambio de su legislación laboral para adaptarse a la normativa de la compañía. Al otro lado del río Hudson, la ciudad de Nueva York, por el contrario, no ha puesto negro sobre blanco grandes incentivos especiales para Amazon, aunque según confirmó un portavoz de la compañía a Reuters sí se espera que lo haga en los próximos días.

Más allá, California ofrece incentivos por 300 millones durante los próximos años, además de otros beneficios. Así lo anunció el gobernador del Estado en una carta remitida a Jeff Bezos, consejero delegado. 

Estas son solo algunas de la docena de apuestas que han expresado una docena de ciudades y Estados por las nuevas oficinas de Amazon. Austin, en Texas, parece la más cercana a lograr la victoria de acuerdo a su legislación laboral, el coste de hacer negocios y su calidad de vida. Es además la sede de Whole Foods, la cadena de supermercados que Amazon adquirió recientemente.

Source link

La publicidad digital en España superará a la de TV en 2020 | Compañías

Una buena noticia y una mala para el sector de la publicidad online. La buena: los crecimientos en publicidad digital, aunque se moderarán, se mantendrá durante los próximos años. La inversión incluso superará a la de la televisión en poco más de dos años. La mala: la mitad de esa inversión estará en buscadores, un segmento en el que Google es dominante.

Ya ha ocurrido en varios mercados como EE UU, Reino Unido, Francia y Alemania, y en España será en 2020, según el informe de PwC sobre sector de Entretenimiento y Medios en España. Ese año, la publicidad online alcanzará 2.214 millones de euros (un crecimiento del 6,3%), por encima de la publicidad en televisión que se situará en 2.140 millones (con un alza del 0,6%).

La cara B es que esa publicidad digital estará muy concentrada: algo menos de la mitad de toda esa inversión, según Pwc, se destinará a buscadores. Pasará de 783 millones en 2016 a 953 en 2021. Por su parte, las redes (Facebook, YouTube, Twitter…) “están consolidando una posición de liderazgo como soportes receptores de inversión”.

El informe también destaca a otros agentes de ecommerce con gran volumen de datos (Amazon) como “duros competidores de los soportes tradicionales”.

Por su parte, la publicidad display (gráfica y vídeo) alcanzará 1.133 millones en 2021. La publicidad de vídeo crecerá a mayor ritmo que la gráfica pero con menor peso relativo ( 20% en 2016).

En paralelo, los ingresos de la televisión de pago subirán un 4% en cinco años. En 2021, la tele de pago en España llegará a 7,1 millones de hogares con una penetración del 46,6%.

Source link

Tu Wifi ya no es tan seguro como pensabas, y los hackers lo saben | Lifestyle

Es una de las conectividades esenciales que utilizamos en nuestro día a día, ya sea en casa o en el trabajo. No podemos vivir sin el Wifi y la conexión a la red ilimitada que nos ofrece a través del router. Pero como sabéis toda conexión a la red implica unos riesgos de quedar expuestos a las artimañas de los hackers, que siempre buscan la forma de conectarse a redes ajenas para cometer sus fechorías. Pues bien, el sistema de protección de las redes Wifi más importante, el WPA2 que usamos casi todos en nuestras redes, ha caído en manos de los hackers, que ya han roto la seguridad de este protocolo gracias a un conjunto de técnicas llamado KRACK, tal y como hemos conocido gracias a RedesZone.

“Cualquier” hacker podría conectarse a tu red

Esta nueva técnica utilizada por los hackers se llama Key Reinstallation AttaCK, de ahí la abreviatura de KRACK, que aquí podéis conocer más detenidamente. Los responsables de dar con esta vulnerabilidad del WPA2 en las conexiones Wifi han anunciado que durante el día de hoy desvelarán toda la información sobre esta brecha de seguridad.

Wifi KRACK WPA2
KRACK puede vulnerar la seguridad de nuestro Wifi

Por otro lado debemos mantener la calma en este aspecto, porque de momento lo más que los hackers podían hacer con nuestra red sería conectarse a ella si está a su alcance. Eso sí, en los entornos corporativos la amenaza puede ser mayor.

Source link

¿Cuál carga más rápido, el iPhone 8 o el iPhone 7? | Smartphones

Un vídeo publicado en YouTube muestra un iPhone 7 Plus cargando casi tan rápido como un iPhone 8 Plus aunque el primero no cuente con tecnología de carga rápida y el segundo sí. Para comprobar si esto es o no cierto, desde el medio Msahable han hecho la prueba para comprobar si es verdad que el iPhone 7 Plus es capaz de cargar tan rápido que un iPhone 8 Plus. Para ello han usado un adaptador de 29 vatios de Apple y un cable USB-C, al igual que en el video original.

Para hacer la prueba se usó un iPhone 8 Plus y un iPhone 7 Plus con baterías en buenas condiciones y los accesorios mencionados: un adaptador e potencia de 29 vatios de Apple y el cable USB TipoC. En principio la prueba no tendría sentido ya que el iPhone 8 Plus cuenta con carga rápida y el iPhone 7 Plus no. La carga rápida requiere controladores especiales dentro del dispositivo y si no están, no cargará más rápido ni aunque cambiemos el cable.

Pruebas de batería con el iPhone 7 Plus y iPhone 8 Plus

El iPhone 8 Plus, según la prueba del youtuber, carga hasta un 45% en 35 minutos y el iPhone 7 Plus carga un 42% en la misma cantidad. Pero las pruebas realizadas por Mashable dan unos resultados bastante diferentes. Para hacerlas, ambos teléfonos partían de estar con un 0% de batería, ambos se pusieron en modo avión y el brillo se redujo al 50% cuando comenzó a encenderse el teléfono. Pero las pruebas desmienten lo que muestra el vídeo: el iPhone 7 Plus no carga tan rápido como el iPhone 8 Plus.

Según las pruebas del medio citado, el iPhone 8 Plus cargó el 27% de su batería en solo 15 minutos. En 30 minutos, el teléfono de Apple cargó el 54%, tal y como promete la marca. Pero el iPhone 7 Plus se queda bastante atrás: 15% de batería en 15 minutos y un 29% de batería en 30 minutos de carga. Según estos datos, el iPhone 7 Plus caga alrededor de un 1% por minuto mientras que el iPhone 8 Plus carga un 1,8% por minuto, un 86% más rápido que el modelo anterior.

También se hicieron pruebas para comprobar cuánto tardaba un teléfono y otro en llegar al máximo de su batería. El iPhone 8 Plus tarda una hora y 50 minutos en cargar al 100% y el iPhone 7 Plus tarda 2 horas y 32 minutos en conseguir esto mismo.

Source link

Neurociencia: Luis Martínez: “La neurología ayuda a gestionar personas y equipos” | Fortuna

Tras licenciarse en Biología en la Universidad de Santiago de Compostela, llegó a la Universidad Rockefeller en Nueva York, donde trabajó en el estudio de los procesos fisiológicos visuales. Hoy, Luis Martínez (Lugo, 1969) dirige el laboratorio de neurociencias visuales y toma de decisiones del Instituto de Neurociencia de Alicante, común a la Universidad Miguel Hernández y el CSIC. Trabaja para dar validez ecológica a lo que se descubre en el laboratorio, es decir, sacar la teoría a la calle y ver si lo averiguado cuenta con aplicación práctica real. Para ello se reúne con empresas y profesionales, como hizo la semana pasada el marco del evento True Knowledge, organizado por la agencia de medios MEC, donde se realizó esta entrevista.

Ya se oyen términos como neuromarketing, neuroeconomía o neuroliderazgo. ¿Qué peso tiene la neurociencia en las empresas?

Y otras como neuroestética, neuroemoción… Vivimos en una época de auge del neuro que, en mi opinión, desvirtúa mucho el mensaje y el potencial real de la neurociencia. Surgen ramas, como todas las nombradas, que han creado un nicho que los neurocientíficos no rellenamos porque aún estamos en el principio. La neurología tiene mucho que decir en estos sectores, pero poco a poco.

¿Dónde está más avanzada?

En lo que respecta a la toma de decisiones, que en una empresa es de lo más importante. Un punto de inflexión en el campo de la neurología desde el cual se entendía la toma de decisiones se produjo con el trabajo de Daniel Kahneman, que fue Premio Nobel de Economía en 2003. Postuló que el hombre no toma decisiones de forma racional, sino que hay un sistema de dos caras. La primera es muy emocional, llena de sesgos y sentimientos, utilizada en la mayoría de resoluciones. La segunda cara es la que aparece en la segunda fase, más racional. Cuando estás muy presionado utilizas solo la primera y, si tienes tiempo, la segunda.

Una decisión crucial puede tomarse de forma emocional, sin pensar en aspectos racionales

 

Muchas de las grandes decisiones se toman bajo presión. ¿Cómo afectaría esto en ellas?

Muchos de estos modelos duales recomiendan que si tienes que tomar una decisión importante, realmente crucial, como comprarte una casa, lo hagas de forma emocional. Y si por el contrario tienes que tomar una banal o cotidiana, lo hagas analizando todos los factores, de manera racional. La causa es que la emoción transmite toda la vida de experiencias. Esa vida de experiencias se acumula en una parte muy intuitiva del cerebro, a la que se recurre en momentos de tensión. Mientras tanto, la parte racional está libre de ruido, en ella tienes toda la información que puedes conseguir y, mucha de ella, precisamente por ser racional, en el fondo es irrelevante para ti. Por eso, si te basas en aspectos puramente racionales a lo mejor tomas una decisión no del todo adaptada a tu persona.

¿Cuál es el papel de la tecnología y el auge digital en la toma de decisiones?

Cada vez que surge algo nuevo, el cerebro debe adaptarse a ello, también para tomar decisiones. Cuando apareció la escritura, filósofos como Sócrates se mostraron en contra porque dañaba la memoria, y sin memoria y sin perspectiva no podían tomarse sentencias que se basasen en criterios reales. Y en parte es cierto. Las nuevas tecnologías están cambiando hábitos y parámetros, hacen que se piense a corto plazo, reducen mucho la memoria del trabajo, hacen que se acumulen conceptos mucho más cortos y simples, y desarrollan ideas mucho más rápido pero de manera menos profunda. En este sentido, de forma generalizada, meten más ruido que otra cosa. Tenemos el sesgo de pensar que cuantos más datos haya en una ecuación, mejor, y es un error muy común. Esa información ha de ser relevante. Cuanto más ruido haya, menos profundo será el juicio.

Tenemos el sesgo de pensar que cuantos más datos haya en la ecuación mejor, y es un error

 

¿Cómo puede ayudar entonces la neurología en el trabajo?

En las relaciones sociales, porque la toma de decisiones afecta también a la hora de diseñar equipos, negociar y gestionar a las personas. Dentro de pocos años sabremos de forma exhaustiva cómo alguien toma decisiones, y eso es fundamental, por ejemplo, para analizar por qué un proceso de selección termina de una u otra forma.

Suele decirse que utilizamos el 10% del cerebro, ¿es verdad? La inteligencia artificial está en boca de todos, ¿puede fabricarse un cerebro como el humano?

El cerebro funciona constantemente y el consumo metabólico no para. Pese a suponer el 2% del peso corporal, consume entre el 20% y el 25% del total de la energía, incluso durmiendo. Lo que ocurre es que es un músculo que, como todos, puede entrenarse para mejorarlo, y por eso nació ese tópico tan extendido, pero es falso, utilizamos el 100%. Con todo esto, potencialmente no hay ninguna barrera que dificulte simular una mente humana en un dispositivo, una máquina o un robot. Es un final que no está cerca, que a lo mejor no llega nunca, pero que técnicamente, por lo que conocemos del cerebro, podría llegar a suceder sin problema.

Source link

Los móviles con los marcos de pantalla más reducidos del mercado | Smartphones

Pero la irrupción de las pantallas táctiles provocó un giro en el sector, las tendencias se dieron la vuelta 180º y ahora había que hacer lo contrario: alargar la pantalla, convertirla en el centro del terminal, lo que obligó a reducir el tamaño de los teclados físicos hasta que con la entrada del iPhone desaparecieron.

Los marcos de pantalla más reducidos del mercado

De repente hubo que ampliar el terminal para poder ampliar la pantalla, y esto ha dado pie a lo que tenemos hoy en día: Phablets que hace 15 años hubiesen sido apodadas ‘ladrillos’ por su tamaño. El Galaxy S6 de Edge cambió de nuevo las reglas, haciendo que los diseñadores pudiesen escapar de la tiranía de las pantallas planas. Y el Xiaomi Mi Mix del año pasado instauró un nuevo objetivo: smartphones ‘todo pantalla’ en los que la superficie frontal está ocupada un 100% por el display. Ese es el objetivo. Y a continuación os ponemos una lista de los terminales actuales del mercado que casi lo han logrado.

1- Essential phone – 84.9%

moviles sin marcos

2- Samsung Galaxy S8+ – 84%

3- Samsung Galaxy S8 – 83.6%

4- Xiaomi Mi Mix – 83.6%

5- Samsung Galaxy Note 8 – 83.2%

6- iPhone X – 82.9%

7- LG V30 – 81.2%

8- Xiaomi Mi Mix 2 – 80.8%

9- LG G6 – 78.6%

10- Google Pixel 2 XL – 76.4%

Recopilada por el usuario Sjchoking de Reddit, este ha decidido comparar los principales smartphones lanzados al mercado durante el último año, incluyendo al recién presentado Google Pixel 2 XL, que fue hecho público la semana pasada. Sjchocking ha tenido en cuenta dos criterios a la hora de crear su listado: que un móvil tuviese un ratio de proporción igual o superior al 80% de la superficie frontal del terminal. Y que tuviese un ratio de aspecto de 18:9. Con ellos ha elaborado el Top Ten de los móviles sin marcos, en el que vemos que el primer puesto lo ocupa el Essential Phone, obra del mismísimo creador del sistema operativo Android por cierto.

Con un diseño muy despejado, el Essential phone puede presumir de tener el 84,9% de superficie frontal del terminal dedicado a la pantalla. Por detrás le siguen los Galaxy S8 y S8+ de Samsung, este último quedándose a las puertas del primer puesto por menos de un 1% gracias a su concepto de Infinity Display que han vuelto a aplicar al Galaxy Note 8, que por descontado también aparece en la lista.

El iPhone X y su 82,9% se quedan en medio del Top, que también incluye al ‘pionero’ Xiaomi Mi Mix y a su siguiente versión. De hecho el autor del listado ha hecho una comparativa visual en la que el Mi Mix y el Mi Mix 2 destacan claramente. ¿Por qué? Por su diseño, que coloca la pantalla ocupando toda la superficie superior sin excepciones, y dejando un marco en la inferior para alojar la cámara y los sensores necesarios.

Source link

Ya no te ganarás la vida pilotando drones | Tendencias

A quién no le ha pasado un dron zumbando sobre la cabeza? Hace poco más de cinco años, el cielo era para los pájaros, los aviones, parapentes y derivados. Ahora el espacio aéreo se defiende a manotazos de la creciente nube de mosquitos mecánicos que en el ultimo lustro causó 606 incidentes, según los datos registrados por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA). De ellos, 37 alcanzaron la calificación de accidentes. “Hace unos meses en Bilbao tuvieron que desviar un Lufthansa porque había unos chavales volando sus drones en la cabecera de la pista. Esto pasa por desconocimiento de la ley y también por inconsciencia. Al final hay gente para todo”, comenta Daniel Hernández, de Flybai.

También se comentó, en los albores de la era de los drones, que para toda esta gente habría trabajo. Manejar drones iba a ser la profesión del futuro, la eterna garantía de prosperidad, el chollo de la década. “Se utilizan en ingeniería, en topografía… Hasta para buscar bancos de atunes”, precisa Hernández. Al calor de estas nuevas aplicaciones surgieron planes de formación como los de Flybai y las demás escuelas ATOs. Estas organizaciones de formación aprobadas por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea son parada obligatoria de cualquiera que desee ganarse el pan a los mandos de un dron.

“Los cursos son requisito para todo aquel que quiere utilizar el dron de manera profesional. Para cualquier tipo de trabajo necesitas la licencia y, además, ser operador”, comenta Hernández. Al calorcito de la democratización de los drones -“cualquiera puede tener uno pinchando en internet”- los buenos augurios laborales, proliferaron los interesados. “Al principio, nos venía mucho el friki que quería tener la licencia para ver qué podía hacer con el dron. Ahora lo que nos está ocurriendo es que vienen más profesionales”.

Evolución mensual de los registros

En octubre de 2014 entró en vigor la ley que regulaba el uso de drones profesionales en España. España tenía registrada entonces una treintena de pilotos, una cifra ridícula si la comparamos con los más de 2.500 operadores de drones que están dados de alta en la actualidad. Este crecimiento se traduce en más de un centenar de nuevos registros cada mes, unos datos que certifican que el mundo del dron se encuentra en periodo de consolidación, aunque lejos de alcanzar su madurez. Pero el incremento de la demanda no siempre se corresponde con un aumento de la oferta. “Ser piloto de dron no vale para mucho si no sabes qué vas a hacer con él. Ahora mismo hay más de los que se necesitan”, sentencia Hernández.

“Mi impresión es que después del boom vendrá una temporada en la que las expectativas sean menos ambiciosas”, coincide Fernando Navarro, CEO de Aerial Insights. Su compañía ha realizado un estudio que revela que uno de cada cuatro pilotos ha manifestado su interés en el desarrollo de nuevas tecnologías aplicables al sector.

El ejemplo estadounidense

El año pasado, la Administración Federal de Aviación de EE UU emitió una norma que obliga a quienes pretendan utilizar drones con fines comerciales a superar una prueba y obtener un certificado antes de hacerlo. Desde entonces, universidades y empresas han visto llenarse sus programas de pilotaje. Actualmente hay más de 100.000 pilotos titulados y la Administración espera que este número se cuadruplique para 2021. Sin embargo, la compañía AUVSI calcula que la industria apenas habrá creado 50.000 empleos directos antes de 2025. Si las predicciones se cumplen y tenemos en cuenta que la mayoría de titulados obtienen su certificado por un interés profesional, parece obvio que el trabajo no va a sobrar.

La profesión de oro no se ha desinflado sola. La tendencia a integrar el manejo del drones en otras prácticas profesionales es parcialmente responsable. “Al principio la gente hacía trabajitos para topógrafos o para cualquiera que necesitaba unas imágenes aéreas. Ahora las propias empresas están formando a su personal”.

La precariedad del incipiente mercado se se puede certificar con datos. Según el informe de Aerial Insights, tres de cada cuatro profesionales que operan en el sector tienen menos de tres años de antigüedad y cuatro de cada diez son autónomos. Las empresas que trabajan con drones tampoco son especialmente grandes: el 85% de las pymes tiene menos de 5 empleados.

El barómetro del sector de los drones en España, que publicó su primera edición en diciembre de 2016 desvelaba que nueve de cada diez operadores realizan menos de un trabajo aéreo a la semana y la mitad de ellos lo hace menos de una vez al mes. El 20% de las empresas no facturó el año pasado y la mayoría no ingresa más de 25.000 euros anuales, mientras que un 5% de ellas cierra el año con más de cinco millones.

La escasa dimensión del sector explica que casi la mitad de los profesionales ofrece cobertura en todo el territorio español, cuando lo habitual en empleos con más demanda es encontrar una mayoría que pueda conformarse con operar a nivel autonómico, regional o incluso local. Como cabe esperar, la Comunidad de Madrid, Andalucía y Cataluña lideran el ránking de pilotos, pero, si valoramos la densidad de población de cada comunidad autónoma, la norma cambia. La Rioja, Galicia y Extremadura se sitúan a la cabeza con el doble de operadores por cada 100.000 habitantes que Canarias Aragón y Navarra. “Es complicado determinar a qué se debe, pero mi impresión es que responde a la combinación de un sector reciente con pocos proveedores e iniciativas exitosas por parte de las administraciones públicas”, aventura Navarro. “En estas comunidades existen centros de formación muy populares y bien conectados con la administración, que como resultado han formado a una décima parte de los pilotos del país”.

Actividades declaradas por los operadores registrados

Aunque en lo que va de año se han registrado 930 operadores, en Flybai ya han notado que las cosas están cambiando. “Ahora la demanda se ha parado un poco porque la gente está a la espera del nuevo Real Decreto para ver qué se va a poder hacer”, señala Hernández. “Yo creo que hay una burbuja ahora mismo, pero porque está restringido lo que se puede hacer con ellos”.

Sus esperanzas y las de 2.576 operadores y 73 ATOs acreditadas para impartir formaciones descansan ahora sobre la promesa de una ley menos restrictiva, que permita volar en zonas urbanas, por la noche y fuera del campo de visión del piloto. “Ahora esto no está permitido, así que la gente se ve con las manos atadas. Se sacan la licencia. ¿Pero qué hacen luego con el dron? Inspecciones de fachadas, control técnico, topografía, grabación de eventos… Hay infinidad de posibilidades que no se están pudiendo explotar porque la norma no lo permite”, razona.

Los movimientos potencialmente aperturistas en el plano legal se están complementando con un endurecimiento en las sanciones para quienes se saltan la norma. Esto incluye a quienes pilotan drones por el placer de hacerlo, para uso recreativo. Desde la entrada en vigor de la ley actual, el 4 de julio de 2014, hasta finales del año pasado, AESA había abierto un total de 69 expedientes sancionadores, de los cuales 60 resultaron en sanciones por un importe de más de 432.000 euros.

“Todo esto se les escapó de las manos a AESA y EASA. No preveían que fuera a haber tal boom de drones vendidos. Ahora parece que se están poniendo las pilas con el tema de las sanciones, supongo que con esto se corregirá un poco el tema”, añade Hernández. Por el momento, las infracciones estrella son no ser un operador habilitado, no cumplir los requisitos relativos a la aeronave y sobrevuelo de zonas no permitidas.

El hecho es que, aunque no vaya a alimentar a familias enteras por sí solo, el nuevo habitante del espacio aéreo ha venido para quedarse y semejante enjambre necesita un hueco en el que volar sin causar males mayores. “Hasta ahora ha estado dividido: para ultraligeros, parapentes y demás hasta los 1.000 pies; entre 1.000 y 14.000 está aviación general; y luego, a partir de los 14.000, está la aviación comercial. El problema que existe con los drones es que no tienen un espacio donde volar”. Por lo pronto, los otros programas de formación de Flybai ya incluyen en el temario un concepto esencial: “Cuidado con los drones”.

Source link