Cómo los servicios a domicilio impulsan la venta de ciclomotores | Compañías

Las ventas de ciclomotores se incrementaron un 20,1% en los seis primeros meses del año gracias al incremento de los servicios de entrega a domicilio de comida y otros productos, hasta las 9.198 unidades. Sin embargo, la comercialización de motocicletas descendió un 7,8%, con unas 67.349 entregas, en este mismo periodo por el adelanto de las ventas que supuso el cambio en la normativa medioambiental a finales del año pasado. La subida de los ciclomotores, con volúmenes reducidos, no sirve para contener el descenso y el sector de las dos ruedas (incluye triciclos, cuadriciclos ligeros y pesados) cierra el semestre con una caída del 4,7%.

“Al entrar en vigor la normativa Euro4, las empresas sacaron a la venta sus stocks de motocicletas Euro3, lo que supuso un fuerte incremento de las ventas en el último trimestre del año pasado”, explicó José María Riaño, secretario general de la patronal del sector de dos ruedas Anesdor, en una rueda de prensa ayer. “Esto, sumado al incremento de precio que supone las nuevas tecnologías medioambientales y de seguridad que incluyen las motocicletas nuevas, han hecho caer el mercado”, destacó el directivo. El incremento de ventas de los ciclomotores

La asociación hizo públicos estos datos de matriculaciones y aprovechó para revisar a la baja las previsiones de venta de vehículos a finales de año. Espera que el año finalice con un 3% menos de matriculaciones en el conjunto del sector. La motocicleta experimentará por su parte un descenso del 5% mientras que se espera que los ciclomotores crezcan en un 17%.

Riaño explicó que los ciclomotores han esquivado el efecto negativo porque el cambio hacia la nueva normativa medioambiental se realizará a finales de este año. No obstante, señaló que no se espera que tenga un efecto tan negativo, puesto que no acarrea tantos cambios técnicos. No supone, por tanto, un fuerte incremento de precio, tal y como se produjo en las motos que se encarecieron de media entre 500 y 300 euros, en función de si tuvieron que incorporar ABS o si se optó por la frenada combinada.

El secretario general remarcó que, pese a los datos de caída del sector, la demanda de motocicletas está en alza. La prueba de ello es que, cuando en 2008 se vendía un vehículo de ocasión por cada nuevo, ahora se venden dos motos de segunda mano por cada nueva que se matricula. Esto supone “un envejecimiento progresivo de la edad del parque de motocicletas”, explicó Riaño, cuando la edad media del parque de motocicletas ya se sitúa en 14,7 años, muy alejada de medias como la de Italia, de 8,6 años.

La asociación reclamó que se ponga en marcha una reforma fiscal como la “mejor medida” para luchar contra el envejecimiento del parque, que tiene efectos negativos sobre la seguridad vial y sobre el medio ambiente. “La Administración debe promover medidas que incentiven la adquisición de vehículos nuevos frente a los de ocasión para contribuir a la renovación del parque”, aseguró. El presidente de la organización, César Rojo, defendió la implementación de medidas estructurales y a largo plazo, puesto que, en su opinión, los planes PIVE “son pan para hoy y hambre para mañana”. “Sirven para adelantar demanda pero no generan fortaleza en las entregas”, dijo.

De esta forma, desde Anesdor abogan por la supresión del impuesto de matriculación para los vehículos y trasladar la recaudación a la tasa de circulación, vinculándola a criterios medioambientales, lo que tendría un efecto ligeramente positivo para las arcas públicas, al tiempo que reduciría la antigüedad del parque. La asociación también se mostró a favor de la creación de unas etiquetas para los vehículos de dos ruedas, similares a las de los coches.

Source link