Arrecia la fuga de empresas: Planeta abandona Cataluña | Compañías

La fuga de empresas en Cataluña no cesó en la jornada de este martes, ante la posible declaración unilateral de independencia, que finalmente quedó en suspenso. A las cerca de 30 compañías que hasta este lunes habían declarado su intención de trasladar su sede fuera de la Comunidad, se unieron ayer otras seis sociedades: Catalana Occidente, Edreams Odigeo, EDM, Indukern, Sanantur y Gesiuris. Y justo después de que Carles Puigdemont declarase la independencia de Cataluña y su posterior suspensión, ha sido Planeta la que ha anunciado el traslado de su sede a Madrid.

Entre las salidas de ayer destaca la aseguradora, la sexta del país, con una capitalización que supera los 4.000 millones. La firma se encontraba desde hace días estudiando el traslado, hasya que ha tomado la decisión con el fin de velar por que “productos y servicios no se vean en ningún caso afectados”.

Más información sobre el conflicto catalán

Se une a la fuga de otras aseguradoras como VidaCaixa, Adeslas o MGS Seguros. Esta tendencia se ha vivido en banca, sector en el que ha perdido los grandes nombres, y en las gestoras de fondos, donde tras el anuncio de EDM y Gesiuris, se ha quedado sin grandes nombres.

Mientras tanto, las miradas se enfocan en Grifols, la única compañía del Ibex 35 que mantiene hasta la fecha su sede en Cataluña. El territorio ha perdido en apenas una semana seis de las siete empresas que estaban en el selectivo español, tras la salida de Gas Natural, CaixaBank, Colonial, Sabadell, Abertis y Cellnex.

Sin embargo, la empresa de hemoderivados ha abierto la puerta esta semana a “tomar las medidas necesarias” en el supuesto de que la actual situación “afectase al curso normal de los negocios o de la situación financiera”.

Hasta la fecha, Cataluña ha perdido trece compañías cotizadas que suman una capitalización conjunta que ya supera los 82.200 millones de euros. Esta lista está compuesta por las ya citadas del Ibex 35, seis del continuo (Oryzon, Dogi, Service Point, Catalana Occidente, Edreams y Naturhouse) y una del MAB (Eurona).

De este modo, la expectativa de una declaración de independencia unilateral en el día de ayer, que finalmente fue suspendida por el presidente Carles Puigdemont, se ha saldado con la salida de 33 compañías

En esta lista podrían unirse otras como Idilia Foods (propietaria de Cola-Cao y Nocilla), que anunció su mudanza de producirse la declaración aunque sin concretar el destino. Freixenet, Codorníu y Renta Corporación se encuentran también en la lista de compañías que estudian el traslado, a la que ayer se unieron Penguin Random House y Caja de Ingenieros, una de las últimas entidades financieras que quedan en Cataluña. La editorial aseguró que sigue “de cerca” la evolución de los hechos y señaló que tomará todas las medidas necesarias para “defender a los autores, lectores y empleados”.

Por el contrario, empresas como la compañía de autobuses Grupo Julià, aseguraron que no contemplan el cambio de sede y pidieron “diálogo” para resolver la situación.

Pero la incertidumbre política, que no se cierra con la declaración de ayer, puede afectar no solo al traslado de empresas sino a la suspensión de inversiones. En este sentido, la socimi Lar aseguró ayer que “seguramente” a día de hoy no haría inversiones en Cataluña.

Source link