Pablo Colio, el arquitecto que quiere que FCC vuelva a crecer | Compañías

Tras más de 23 años en la compañía, es difícil que alguien conozca mejor el grupo de construcción, servicios medioambientales y agua FCC que Pablo Colio (Madrid, 1968), nombrado el martes consejero delegado en sustitución de Carlos Jarque, después de la dimisión de este, que deseaba volver a México con su familia.

Colio seguirá teniendo cerca y disfrutando de su esposa y sus dos hijos, al tiempo que gestiona la nueva etapa de crecimiento de la empresa, una vez ultimado su saneamiento. Quizás encuentre algo más difícil sacar tiempo para jugar al golf, pasear o leer, sus aficiones preferidas. “Intento hacer deporte pero lo consigo en pocas ocasiones”, señala el directivo.

Es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Madrid. “Ya desde mi época de universitario siempre me llamó mucho la atención todo lo relacionado con la construcción y su técnica”, recuerda.

“De estudiante me apasionaban las ideas y su ejecución, que siempre tuvo un gran valor para mí. Pensaba que poseer los conocimientos y las herramientas necesarias para convertir las ideas en realidad suponía un gran reto para cualquier proyecto y una necesidad para completar la formación de cualquier técnico”.

Su trayectoria profesional se ha desarrollado prácticamente en su totalidad dentro de FCC Servicios Ciudadanos. “Empezar a trabajar en una gran empresa constructora significa un paso más en la formación de una persona que sale de la universidad, es algo que recomiendo a todo el mundo. Si además eres tan afortunado de que sea en una compañía de la dimensión y prestigio de FCC, se te brinda un mundo nuevo de oportunidades”.

Entre sus logros en el grupo, unificó las empresas industriales del grupo bajo la marca FCC Industrial, de la que fue director general entre 2013 y 2016, y fue responsable de su expansión internacional.

En enero de este año Colio fue nombrado director general de la división de construcción, puesto que compaginará con el de consejero delegado. Trabajar en las distintas áreas de la empresa le ha permitido “tener una visión global del sector. He tenido la suerte de conocer muy bien la compañía, lo cual supone para mí ahora un gran valor añadido”.

Gestionará una facturación anual de 6.000 millones de euros, operaciones en más de 35 países y los destinos de más de 50.000 empleados. Precisamente, de su trayectoria profesional, el nuevo CEO destaca su “relación con otros grandes profesionales, muchos de los cuales están en FCC, y la oportunidad de crecer diariamente de forma personal y profesional. El día a día con mis compañeros, su dedicación, esfuerzo y profesionalidad han sido clave para que yo pueda alcanzar esta posición. Además, he tenido la inmensa suerte de participar en proyectos de nivel mundial que solo una empresa como esta puede conseguir. Cuando eres un técnico, esto es un sueño para ti, pero lo más gratificante es que lo estás haciendo con tu equipo.”

Desde que hace dos años el mexicano Carlos Slim entró como accionista mayoritario del grupo de construcción (tiene el 60%, y avala la deuda vinculada a la participación del 20% de Esther Koplowitz), FCC ha reducido deuda, recortado costes (el financiero ha bajado de 358 a 311 millones de euros) y realizado una ampliación de capital por 709 millones de euros como palanca de crecimiento empresarial. “Hoy, FCC dispone de una gran fortaleza, gracias al apoyo de sus accionistas”, apunta el nuevo consejero delegado.

No hay ajustes de empleo sobre la mesa, según afirmó el anterior CEO, Carlos Jarque, en la junta de accionistas celebrada en junio. En el primer semestre del año, FCC logró un beneficio neto de 56,5 millones de euros, un 3,1% más que en el mismo periodo del año anterior, en el que el obtuvo “fuertes extraordinarios”, en palabras de la compañía.

“Tengo la gran suerte de iniciar una etapa de crecimiento, estamos bien posicionados”, señala Colio. En informes internos recientes, FCC muestra interés por apostar por Reino Unido, el segundo mercado del grupo, con un peso del 14% en su cifra de ingresos, especialmente la división de servicios urbanos.

“Siempre, desde fuera, el equipo de FCC ha sido reconocido por su gran desempeño profesional y técnico. Su organización, estructura, cultura, y know how han hecho que marquemos la diferencia”, destaca Colio. “En nuestro grupo hay grandes profesionales capaces de gestionar y hacer realidad grandes proyectos y dar el mejor servicio al ciudadano”. El arquitecto que ha llegado a lo más alto del edificio de FCC quiere subir aún más arriba.

Cambios en el consejo de administración

Carlos M. Jarque, consejero delegado saliente, continuará vinculado con FCC, en calidad de miembro del consejo de administración, como consejero dominical.

El consejo de administración aceptó también el martes la dimisión de Miguel Martínez. Pablo Colio ocupará esa vacante también como consejero ejecutivo. Asimismo, se aumentó a seis el número de miembros de la comisión ejecutiva, con el nombramiento de Juan Rodríguez y Colio como miembros de la misma.

Source link

Pablo Colio, nuevo consejero delegado de FCC tras la dimisión de Carlos Jarque | Compañías

El consejo de administración de FCC decidió dar este martes un giro importante en su estrategia de gestión, con varios e importantes nombramientos, incluido el de su consejero delegado. Así, aceptó la dimisión presentada por Carlos Jarque como consejero delegado del grupo de construcción y servicios, que es sustituido por Pablo Colio, informó este martes la compañía a la CNMV.

El grupo controlado por Carlos Slim cambia así de primer ejecutivo apenas dos años después de que Jarque fuera nombrado para el cargo en agosto de 2015, después de que el magnate mexicano se hiciera con el control de la compañía.

Motivos personales

Jarque ha atribuido su renuncia a “motivos personales” y a su deseo de regresar a México, junto a su familia. Jarque seguirá como consejero de FCC a pesar de abandonar su puesto de primer ejecutivo y se trasladará a México para reincorporarse a América Móvil, otra de las empresas del conglomerado de Slim.

Pablo Colio, el nuevo consejero delegado, ocupaba desde comienzos de este año el puesto de director del área de Construcción. Arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Madrid, ha desarrollado en el grupo FCC toda su trayectoria profesional durante los últimos 23 años.
El nuevo CEO, de 49 años, tiene pendiente importantes retos en el grupo. 

Jarque, su predecesor en el cargo, ya reconoció en la última junta de accionistas celebrada en junio que restaba trabajo por hacer para estabilizar a la empresa. “No debemos caer en la autocomplacecia. Continuaremos con los ajustes que sean necesarios”, señaló Jarque, entonces.

Reducción de deuda

Posteriormente añadió que no había ajustes de empleo sobre la mesa, recalcando que la ampliación de capital de 709 millones acometida en 2016 como palanca de crecimiento empresarial. Jarque recordó también entonces que FCC había recorrido un importante camino en cuanto a recorte de costes (el financiero ha bajado de 358 a 311 millones), contratación y reducción de deuda. Colio deberá ahora gestionar la nueva etapa de crecimiento de la empresa, una vez ultimado el saneamiento de l firma.

El consejo de administración ha servido también para aceptar la dimisión de Miguel Martínez como miembro del consejo. Colio ocupará esa vacante también como consejero ejecutivo. Asimismo, se ha aumentado a seis el número de miembros de la comisión ejecutiva, con el nombramiento de Juan Rodríguez y Pablo Colio como miembros de la misma.

Source link

Slim estudia relanzar el negocio residencial de Realia con 20 nuevas promociones | Compañías

La inmobiliaria Realia vuelve poco a poco al negocio residencial. Si el pasado año la compañía controlada por el magnate mexicano Carlos Slim anunció que tenía intención de regresar a la construcción de viviendas, 12 meses después se perciben sus primeros pasos.

Gerardo Kuri, consejero delegado de Realia y hombre fuerte de Slim en la inmobiliaria, avanzó este martes en la junta de accionistas que la compañía ya comercializa 185 viviendas en tres promociones en Valdebebas (Madrid), Palma de Mallorca y Sabadell (Barcelona), unas localizaciones donde no descartó volver a lanzar nuevos inmuebles. Además, a preguntas de los accionistas, adelantó que la empresa estudia “más de 20 proyectos” de desarrollos de viviendas.

Kuri recordó que la prioridad en los últimos meses de la compañía controlada por Slim ha sido sanear y reestructurar la deuda. De hecho, en un año el pasivo ha pasado de 1.145 millones de euros a 731 millones, con datos a mayo de 2017.

“Lo más importante del año pasado ha sido la reestructuración financiera. Como saben, la compañía tenía un problema grande de deuda”, reconoció Kuri a los accionistas en una intervención de cinco minutos.

Slim ha tenido que reforzar la base de la inmobiliaria con varias ampliaciones de capital, además de aceptar un quita en el canje de un crédito por acciones y el pasado abril refinanció un préstamo de 678 millones vinculado al negocio patrimonialista. Dentro de ese proceso de rebaja del endeudamiento ha encargado la venta de su Torre Realia en Barcelona por 140 millones.

“Este año ha habido un impulso importante n el negocio de la promoción, como la salida a Bolsa de Neinor. Nosotros estamos evaluando nuevos proyectos y empezando a desarrollar porque queremos tener un negocio inmobiliario importante”, explicó Kuri. Esta inmobiliaria, en Bolsa desde 2007, está controlada por Slim a través de Inversora Carso (33,8% del capital) y FCC (36,9%).

Realia se incorpora de forma lenta a la apuesta de algunas promotoras por la recuperación del negocio residencial. La compañía frenó este negocio tras la crisis del ladrillo, pero es uno de los grandes propietarios de suelo. Dispone de 1,8 millones de metros cuadrados en parcelas, de los que el 25% es suelo finalista (en el que se tienen los permisos para construir).

Source link