Aplicacin del artculo 155: El Gobierno toma el control absoluto de la Generalitat

Rajoy aplica el 155: “Solicitaremos el cese del presidente de la Generalitat, el vicepresidente y todos sus consejeros”

Source link

Rajoy logra el respaldo de la UE y evita la mediación de Bruselas | Mercados

Doble objetivo conseguido. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha logrado en el Consejo Europeo celebrado este jueves y viernes en Bruselas el respaldo generalizado de los socios europeos y ha evitado que la UE asuma un papel protagonista como reclama el ejecutivo de Carles Puigdemont.

A pesar de los esfuerzos de los independentistas por elevar el conflicto hasta la mesa del Consejo Europeo, el Gobierno español ha esquivado la colocación del asunto en la agenda oficial. España insiste en que se trata de un asunto interno en el que otros países no tienen nada que opinar salvo confirmar su apoyo al orden constitucional vigente.

“El asunto de Cataluña no figuraba en la agenda y yo estoy de acuerdo en que no figure porque es un asunto de índole nacional, un asunto interno de España”, ha señalado Rajoy tras la conclusión de la cumbre.

El debate en el Consejo Europeo hubiera visualizado las diferentes sensibilidades “regionalistas” que conviven en la UE, con países muy centralizados, como Francia, otros federales, como Bélgica, y algunos, proclives a la autodeterminación, como los bálticos, que recuperaron su independencia en 1991 tras la implosión de la Unión Soviética.

El mínimo matiz en una declaración del Consejo podría haber sido aprovechado por el govern catalán como una señal de apoyo. Y el debate oficial hubiera obligado al Gobierno de Rajoy a sufrir un desgaste diplomático para garantizar que la línea oficial de Bruselas coincide punto por punto con la de España

“Todos nosotros tenemos emociones, opiniones y valoraciones”, reconocía en relación con Cataluña el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, tras la primera jornada de la cumbre. Pero tras sus contactos con Rajoy previos a la cumbre, descartaba incluir el asunto en la agenda. Y cerraba la puerta a cualquier tipo de intervención de Bruselas. “No hay margen para ningún tipo de mediación, iniciativa o acción internacional”, zanjó Tusk, que se define a sí mismo como “regionalista” y “perteneciente a una minoría étnica” dentro de Polonia.

El portazo de Bruselas a las peticiones independentistas de mediación llega acompañado del aluvión de declaraciones a favor del Gobierno español a solo unas horas de la anunciada activación del artículo 155 de la Constitución española. La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, en particular, cierran filas con Rajoy y dan su visto bueno tácito a las medidas que pueda adoptar el Ejecutivo para garantizar el orden constitucional en Cataluña.

“Apoyo pleno y total de Francia en esta situación”, ha señalado Macron este viernes, tras celebrar el día antes un encuentro bilateral con Rajoy. Merkel también ha reiterado su apoyo y ha abogado “por una solución dentro de la Constitución”. La primera ministra británica, Theresa May, también ha insistido en que “a postura de Reino Unido es muy clara. Creemos que la gente debe respetar la legalidad y la Constitución española”.

Rajoy ha agradecido el apoyo de los principales líderes europeos y ha atribuido el cierre de filas con el Gobierno español al hecho de que “estamos en el siglo XXI y estamos en Europa”. “Figúrense ustedes”, ha añadido Rajoy, “que Renania del Norte-Westfalia o cualquier otra región europea declarara unilateralmente la independencia. Nadie lo entendería”.

Arremetida contra Puigdemont: “incapaces e irresponsables”

El presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, sale del palau de la Generalitat después de mantener una reunión con los consellers. EFEQuique García
El presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, sale del palau de la Generalitat después de mantener una reunión con los consellers. EFE/Quique García

A solo unas horas del Consejo de Ministros que activará el artículo 155 de la Constitución, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dirigido desde Bruselas duras palabras contra los responsabies del govern catalán.

“No se pueden hacer las cosas peor”, ha señalado Rajoy, tras acusar al equipo de Carles Puigdemont de haberse negado a buscar una salida para no llegar al extremo de la intervención de la administración autonómica. “Hemos llegado a esta situación porque han querido”, acusa Rajoy. Y ha calificado a los responsables de la Generalitat de “incapaces estar a la altura de las circunstancias“.

Rajoy les culpa de la fuga de más de 900 empresas del territorio catalán desde el frustrado referéndum del 1 de octubre, una huida que el presidente del Gobierno asegura que es “producto de decisiones irresponsables”.

Tras la diatriba contra Puigdemont, Rajoy ha asegurado que “con otras personas, con una forma similar de pensar, esto no hubiera sucedido“. Y ha rematado su tácita alusión al ex presidente Artur Mas, defenestrado por la CUP, añadiendo que “cuando uno deja que los radicales y los extremistas te cambien el candidato a la presidencia de Gobierno, pasa esto”.

Source link

Los jalones del 155 | Catalua Home

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont

Source link

Independencia de Catalua: JxS y la CUP debaten durante horas la forma en que votarn la declaracin de independencia

El president Carles Puigdemont y Anna Gabriel (CUP).

Source link

Declaracin de independencia de Catalua: La respuesta de Puigdemont, en vivo | El Govern recont ms ses que censo en colegios donde los mossos impidieron votar

Snchez salud a Juncker, presidente de la Comisin Europea, hoy en Bruselas.

Source link

Los tres escenarios políticos para Cataluña | Mercados

La decisión que hoy tome el president rebelde de Cataluña condiciona el devenir de la política en Cataluña y en España para los próximos meses, años quizás, y por supuesto el de la actividad económica. No es lo mismo elegir caminos despejados de desconfianza que senderos minados de conflicto. No es lo mismo. No es lo mismo convocar elecciones autonómicas y quitarse de en medio que mantener la declaración difusa de independencia y activar elecciones constituyentes. No es lo mismo dejar la Generalitat en manos de un Gobierno delegado alumbrado por el 155 de la Constitución y convocar elecciones a la brava, que suspender una parte de las competencias y al president y abrir una negociación real que desemboque en elecciones autonómicas en el medio plazo. No es lo mismo. Las consecuencias serán graves en todo caso, porque la apuesta secesionista ha ido demasiado lejos y parece que cuanto más allá vaya, más cuesta parar. Se trata de usar la vía con la solución menos mala entre las malas.

Supongamos que Puigdemont convoca elecciones autonómicas. Es la fórmula más diáfana para volver a la legalidad sin pasar por el sonrojo de admitir ante unos que ha declarado la independencia, aunque sea por una veintena de segundos para después firmarla fuera del pleno del Parlament, y ante otros que no lo ha hecho y que no está en disposición de mantenerla. Es una opción que varios políticos catalanes han susurrado al oído del ex alcalde de Girona, muchos de ellos del PDCat, pese a que la expectativa electoral de la antigua Convergència es la peor de su historia, con riesgo real de pasar a la insignificancia parlamentaria. Es la vía para mantener una autonomía muy reconocida e histórica, renunciando al ilusorio Estado catalá.

Unas elecciones autonómicas regulares darían la voz a todos los catalanes, y proporcionaría la vía más admitida por todos ellos, sin injerencias adicionales del Estado. Generaría alivio en los colectivos unionistas y una mezcla de rechazo y melancolía en los indepes, seguramente porque consideran que la historia no da muchas ocasiones de disponer de un Parlamento con mayoría secesionista, aunque se haya construido con la alianza antinatura de la aristocracia nacionalista y los totalitarios antisistema.

Con los electores unionistas muy movilizados, las candidaturas independentistas tienen muy complicado reeditar su triunfo. En tal caso, y siempre que se produjese un ejercicio de unidad en los constitucionalistas, los nacionalistas serían desalojados de la administración, como lo fueron en el País Vasco tras el atrevimiento del lehendakari Juan José Ibarretxe con su Estado Libre Asociado, que al menos tuvo el detalle de pasar por el Congreso. Un sacrificio, salir del Gobierno, que bajará la temperatura al nacionalismo por mucho tiempo, como en el País Vasco, y que en este caso, como en el País Vasco, está en manos de los socialistas. Situado siempre en posiciones ambiguas, el PSC, con un descarado coqueteo con los soberanistas en el pasado tripartito que le ha costado decenas de miles de votos, su elección tras estas hipotéticas elecciones es clave.

Eso sí: las iniciativas que algunos poderes del Estado han tomado ya para sancionar los atropellos a la ley, y los que puedan tomar en adelante, no los parará nadie, y no pueden ser nunca moneda de cambio en un estado con separación de poderes.

Supongamos que Puigdemont mantiene la calculada ambigüedad sobre la DUI, y convoca elecciones constituyentes. En tal sentido van las peticiones públicas de Esquerra Republicana de Cataluña y de las Candidaturas de Unidad Popular (CUP), para lo que es preceptiva la declaración del Estado catalán en forma de República, que solo puede hacer el propio Parlament en plenario, según la ley de transitoriedad y de referéndum. Hay que recordar, no obstante, que el cumplimiento de las leyes, aunque se trate de normas creadas por un Parlament pisoteando a la democracia, es un detalle que no está entre los que respeta en estos tiempos una Generalitat montaraz.

En tal caso, el Estado activará el 155 de la Constitución (aprobación en Consejo de Ministros extraordinario y aval del Senado) con una profundidad desconocida, pero que debe suspender de competencias al president (que tendría que hacer frente a acusaciones de sedición explícita), y seguramente de todas y cada una de las consejerías, puesto que todas ellas cuelgan de un president que ha elegido a sus titulares.

Esta salida sería la más complicada de gobernar, puesto que excitaría en extremo a las fuerzas separatistas, que llevarían a la calle el conflicto, paralelo a una escalada de actuaciones judiciales que incrementarían la nómina de “políticos presos”, hasta ahora limitada a Sánchez y Cuixart. El conflicto político entraría en una fase de desorden público de incalculables consecuencias para el país, y con un deterioro externo irreparable, con efectos sobre la economía que dejarían los acontecidos hasta ahora en cosa de simples aficionados.

Parecer ser que Puigdemont maneja activar en tal caso la asamblea de alcaldes y diputados electos para intensificar el plan secesionista, y la calle estaría en manos de la Asamblea Nacional Catalana y de Òmnium Cultural, y de los comités de defensa del referéndum, colectivos organizativamente transversales en los que los activistas de la CUP tendrían un protagonismo decisivo.

Supongamos que Puigdemont repite los juegos florales del lunes y resuelve el segundo requerimiento como el primero. El Gobierno tendría que echar mano del 155, aunque con un control menos vasto sobre las competencias autonómicas, limitadas a la presidencia, a los organismos encargados de la seguridad, y a las comunicaciones, además de las ya controladas de las finanzas, que están en manos de Hacienda hace semanas.

Este escenario proporciona un control administrativo, pero encubre un problema político de complicada resolución. La ulterior convocatoria de elecciones podría ser boicoteada por los nacionalistas, lo que le restaría legitimidad por muy abrigada que estuviese por las leyes. Pretender dar soluciones políticas a Cataluña con un nuevo Parlament en el que solo estuviesen Ciudadanos, el Partido Popular y el Partido de los Socialistas de Cataluña, y en el mejor de los casos, los comunes, y en ausencia de los nacionalistas, es una quimera. Es una opción que generaría más problemas que soluciones, por muy quirúrgica que lo consideren tanto C’s como el PP, y con menos entusiasmo el PSC.

Para llegar a una consulta electoral integral y normalizada sería preciso recomponer el diálogo, seguramente con interlocutores alejados del radicalismo de Puigdemont, y devolver el protagonismo a los electores una vez recompuesta la silueta del partido que siempre engrasó el posibilismo con Madrid: el PDCat.

La negociación que plantea el actual president no tiene opción alguna. Amparado en un desenfrenado e impostado deseo de diálogo, el ex alcalde de Girona, para tratar de imponer los resultados de un referéndum ilegal o el trágala de la convocatoria de otro ulterior fundamentado en un derecho a decidir que no existe en ninguna Constitución del mundo, trata de ganar una batalla puramente propagandística a la que nadie desde Madrid accederá. La vía de la comisión parlamentaria no es lo mejor para quien quiere solo bilateralismo, pero es la que han dado por buena los constitucionalistas, y deberían agarrarse a ella.

Source link

Declaracin de independencia de Catalua: El aviso de Romeva en Bruselas: “No daremos marcha atrs ante el 155 ni las elecciones estn en la agenda”

Romeva acusa al Gobierno de estar aplicando el 155 “por la puerta de atrs” y dice que no darn “un paso atrs”

Source link

Independencia de Catalua: Puigdemont arremete contra la Justicia y califica a Snchez y Cuixart como “presos polticos”

La decisin de la jueza Carmen Lamela de enviar a prisin por sedicin a los lderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de miunm Cultural, Jordi Snchez y Jordi Cuixart, por promover el asedio a la Guardia Civil el 20 de septiembre, ha provocado las crticas de los independentistas. Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, ha sido uno de los primeros en reaccionar, calificndolos de “presos polticos”. Una definicin que han compartido otros dirigentes secesionistas. Desde Unidos Podemos tambin ha criticado la decisin judicial.

Carles Puigdemont (presidente de la Generalitat)

Espaa encarcela a los lderes de la sociedad civil de Catalua por organizar manifestaciones pacficas. Lamentablemente, tenemos presos polticos nuevamente

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha acusado este lunes al Gobierno de Mariano Rajoy de estar destruyendo la democracia en Espaa. “Corruptos del PP libres. Independentistas catalanes presos. El PP y su Gobierno estn destruyendo la democracia espaola”, ha escrito en su cuenta personal de Twitter el lder de Podemos bajo la etiqueta ‘#Noennuestronombre’.
Poco antes, el partido haca un llamamiento al dilogo a travs de esta misma red social. “En democracia, los problemas polticos se resuelven con poltica. Judicializar el conflicto no lo soluciona. Hay que sentarse y hablar YA”, ha sealado Podemos.

Jordi Turull (‘conseller’ de Presidencia de la Generalitat)

“Nos hemos esforzado mucho, con nuestro compromiso y determinacin con el 1-O desde el dilogo, pero el Estado espaol empez el 1 de octubre con las cargas y sigue hoy. Es una vergenza democrtica. El mundo tiene que darse cuenta de cmo las gasta el Estado espaol”. Ha destacado que Snchez y Cuixart son lderes de “las dos entidades que han hecho las manifestaciones ms numerosas y pacficas de Europa”, y por ello ha criticado las imgenes en que se ve cmo una furgoneta traslada a ambos a la prisin de Soto del Real: “Presos polticos en pleno siglo XXI. Esto es el Estado espaol”, en declaraciones al 3/24 recogidas por Europa Press.

Andoni Ortuzar (presidente del PNV)

“Defender ideas pacficamente nunca puede ser motivo de prisin en una democracia”. En un mensaje publicado en una red social, Ortuzar ha sealado tambin que “Catalua necesita dilogo, no detenciones”.

Julian Assange (fundador de Wikileaks)

Ha acusado este lunes a Espaa de crear sus “primeros prisioneros polticos de alto nivel” relacionados con la convocatoria del referndum del 1 de octubre. En un mensaje en su cuenta de Twitter ha constatado que la justicia ha encarcelado, acusados de sedicin, al presidente de la ANC, Jordi Snchez, y al de mnium Cultural, Jordi Cuixart.

La ANC convoca movilizaciones

La ANC ha convocado para este martes a las 12.00 y a las 19.00 horas concentraciones de protesta contra la decisin de la juez de la Audiencia Nacional de decretar prisin sin fianza para el presidente de la ANC, Jordi Snchez, y el de mnium Cultural, Jordi Cuixart. En comunicado, la entidad soberanista ha pedido que la gente haga un paro de protesta a las 12 horas ante sus respectivos puestos de trabajo, mientras que a las 19 horas han pedido “concentraciones silenciosas” ante las delegaciones del Gobierno central en Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona.
Tambin ha solicitado a los ciudadanos que desde los balcones de sus casas hagan una cacerolada a partir de las 22.00 horas de este lunes, una cacerolada que se ha podido or ya en varios barrios de las capital catalana justo despus de conocerse la decisin de la juez.

Xavier Domnech (Coordinador general de CatCom)

Ha pedido este lunes la “libertad inmediata” para el presidente de la ANC, Jordi Snchez, y el de mnium Cultural, Jordi Cuixart. “No se puede caer ms bajo. Libertad inmediata Jordi Snchez, libertad Jordi Cuixart. Libertad presos polticos”, ha asegurado Domnech en Twitter.

Alberto Garzn (coordinador federal de Izquierda Unida)

ha considerado una “barbaridad” la decisin de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de enviar a prisin sin fianza a los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de mnium Cultural, Jordi Snchez y Jordi Cuixart, respectivamente. “Prisin incondicional para dos personas de la sociedad civil catalana por no ayudar a “diluir concentraciones” pacficas. Qu barbaridad”, ha subrayado el lder de IU en su cuenta personal de Twitter

Marta Rovira, secretaria general de ERC

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha pedido dar “un paso ms” en la hoja de ruta independentista tras las detenciones este lunes del presidente de la ANC, Jordi Snchez, y el presidente de mnium, Jordi Cuixart.
“Tenemos que dar un paso ms porque lo que est en juego son nuestros derechos humanos y fundamentales y nuestra capacidad de iniciativa poltica”, ha dicho en un comunicado recogido por Europa Press.
Rovira ha afirmado que lo que hay que hacer es “activar polticamente aquello que haga falta para proteger aquello que es realmente esencial en un estado de derecho”, aunque no concreta de qu se trata.

Source link

Independencia de Catalua: La encrucijada histrica de Puigdemont: entre la ley y el 155

Puigdemont, en el homenaje a Companys en Barcelona.

Source link

Puigdemont, traidor o mrtir | Cronica Home

Source link