Formación: Campamentos de verano para ser ‘youtuber’ o emprendedor | Fortuna

Los campamentos de verano no son ajenos a la transformación tecnológica. Ni siquiera estos espacios, concebidos tradicionalmente como un respiro al curso escolar, han escapado de la revolución digital. Fue en 2011 cuando Jesús Ángel Bravo, hoy director de CampTecnológico, montó junto a varios socios uno de los primeros campamentos de este estilo de España, en Bilbao. “Acababa el colegio y no había alternativas para que los chavales pudiesen desarrollar estas habilidades, algo que ya era común en países como Estados Unidos”, cuenta. Así lanzaron el proyecto, en el que se combinaba la tecnología con el deporte, llegando en su primera edición a 250 niños.

“La idea fue cogiendo forma y en el siguiente verano abrimos en otras ciudades, como San Sebastián, Santander, Madrid o Barcelona”. Este año, aspiran a acoger a más de 2.500 jóvenes. Esta es solo una de las muchas iniciativas que hay en España, en donde se aprovechan los meses de vacaciones para inculcar a los pequeños sus primeras nociones en estas competencias, tan requeridas en la empresa: “Intentamos potenciar las habilidades STEM, con todos los tipos de tecnología, domótica, robótica, impresión 3D, drones o electrónica, adaptando todos los cursos a las diferentes franjas de edad”.

CampTecnológico trabaja con chavales de entre seis y 17 años, pero la edad no encuentra límite. Otros proyectos, como Play Code Academy, aceptan a pequeños a partir de los cuatro años. Incluso algunos, como el campamento Superhéroes Científicos, de la Universidad de La Rioja, se especializan en franjas muy concretas, en este caso desde los seis a los 12 años. También los hay aptos para los más mayores. Este es el caso de CampUp!, una iniciativa que se celebra en Tenerife durante varias semanas, “y en la que nos enfocamos a los perfiles de entre 16 y 21 años que quieran tener un primer contacto con el mundo del emprendimiento, animándoles a crear ideas originales con charlas inspiradoras de otros empresarios, talleres o asesoramiento”, apunta el coordinador del campamento, Marcos Herrera.

La base del éxito de estas iniciativas, en opinión de Jesús Ángel Bravo, es que están perfectamente diseñadas para cada franja de edad, para que cualquier niño o niña realmente aprenda. A esto se suma que “cada vez más familias responden a la llamada, porque son conscientes de que el modelo educativo aún no se ha adaptado a estas tendencias y la preocupación de los padres aumenta”. No hay que olvidar que estos talleres suelen combinarse con otras actividades de ocio, deportivas y naturales.

En el campamento 2bcamp enseñan a los jóvenes las técnicas para convertirse en 'youtuber'.
En el campamento 2bcamp enseñan a los jóvenes las técnicas para convertirse en ‘youtuber’.

Pero las ramas STEM no son las únicas con demandas. Otros campamentos como 2bcamp, lanzado por 2btube y Enforex, están pensados para iniciar a sus inscritos en el arte de Youtube, y ayudarles a convertirse en youtubers de éxito. “Trabajamos con jóvenes de entre 11 y 17 años, enseñándoles a grabar con calidad, a tener un buen sonido, a saber posicionar el contenido en la web, a editar…”, explica la directora de marketing, Patricia González. En cuanto a la temática de los vídeos, dentro de los límites obvios, estos expertos no se meten, y cada niño o niña puede especializarse en lo que desee, desde los videojuegos hasta la moda, pasando por las manualidades o la música. “Hay que tener cuidado con aspectos como la protección del menor y las autorizaciones de la familia, porque en muchos vídeos los pequeños quieren mostrar su rostro, y hay que tener en cuenta que en Youtube uno no puede registrarse si no es mayor de edad, por lo que en muchos casos hace falta el permiso paterno”. En la pasada edición, la primera, tuvieron nueve inscritos. Este verano ya llevan 20, y quedan plazas vacantes.

Iniciativas para acercar la tecnología a las más jóvenes

Estos campamentos también intentan acercar las carreras STEM a las mujeres, un segmento que, por factores educaciones y sociales, aún se resiste a las tecnologías. El método de aprendizaje matemático Smartick lanza, esta próxima semana, un campamento específico para niñas con el objetivo de que practiquen a diario estas técnicas. Entre las actividades programadas, realizarán juegos de lógica, construirán polígonos, fabricarán dispositivos electrónicos y juegos para móviles, aprenderán a montar y programar robots y jugarán al ajedrez trabajando la memoria.

Source link