ING logra que sus clientes saquen efectivo gratis de los cajeros de Bankia | Compañías

El consejero delegado de ING en España y Portugal, César González-Bueno, aseguró el pasado miércoles que la entidad que dirige necesita “reinventarse” ante los avances tecnológicos del resto de los bancos españoles, lo que está acortando la distancia entre el banco naranja y sus rivales.

La entidad de origen holandés se está encontrando en la actualidad en el mercado español con una serie de dificultades no previstas hace algo más de dos años. Y es que, pese a haber solventado durante los 18 años que lleva en España la falta de oficinas bancarias, el escaso número de cajeros automáticos que posee (unos 120) en el país le está jugando una mala pasada en la actualidad. Aunque parece que ha vuelto a salir del apuro de la mano de Bankia.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha llegado a un acuerdo con ING, que se plasmará hoy con su firma, para que los clientes del banco naranja puedan sacar dinero de los 5.168 cajeros automáticos de Bankia gratis. Eso sí, para que la operativa sea gratuita deben extraer un mínimo de 50 euros de una vez.

De esta forma, ING consigue aliarse con uno de los grandes bancos antes de que Santander, dueño ahora de Popular, anule definitivamente el acuerdo que mantiene esta última entidad con el banco holandés para que sus clientes saquen efectivo gratis en sus más de 2.000 cajeros.

El nuevo pacto, no obstante, es más costoso para ING que el que firmó con Popular. Bankia le cobrará 85 céntimos en cada disposición, aunque ING no trasladará ese coste a sus clientes. Popular solo le cobra una tasa de 65 céntimos sin mínimos ni máximos por cada operación por sacar dinero de sus cajeros, comisión que tampoco traslada al cliente.

Hasta ahora, ING no cobraba a sus clientes por sacar dinero de Bankia a partid de la extracción de 90 euros. Adicionalmente al acuerdo alcanzado con Bankia, ING ha ampliado su oferta para que sus clientes puedan retirar efectivo gratis de cualquier banco, incluidos Santander, BBVA y CaixaBank, en la Comunidad de Madrid a partir de 200 euros, un beneficio que ya estaba disponible para sus clientes en el resto de España.

De esta forma, y hasta que se anuncie la ruptura del acuerdo con Popular, lo que está previsto que se produzca antes de cierre de año, los usuarios de ING pueden sacar dinero de Banca March, Popular y Targobank gratis para cualquier importe, a lo que se añade ahora la nueva oferta de Bankia. Además, para el resto de entidades la operativa también será sin coste alguno a partir de 200 euros.

La entidad que encabeza González-Bueno recuerda siempre que su oferta se completa con los más de 4.000 puntos Twyp Cash en los que actualmente los clientes de ING pueden sacar dinero a la vez que realizan sus compras habituales. Un servicio disponible en tiendas del Grupo DIA (tiendas DIA, supermercados La Plaza de DIA y Clarel) y en gasolineras Galp y Shell, incluyendo la red de DISA en Islas Canarias. Aunque varias fuentes financieras mantienen que la operativa en estos punts es casi anecdótica, y no cubre las necesidades de sus clientes.

La compra de Popular por parte de Santander ha alterado los equilibrios existentes entre varias entidades financieras en las tarifas que aplican a sus clientes cuando estos extraen dinero de cajeros ajenos a su entidad.

Varias fuentes financieras aseguran que Santander comunicó ya hace varias semanas al banco naranja que romperá el actual pacto firmado en septiembre de 2015 entre Popular e ING, al que meses después se unieron otras pequeñas entidades para que sus clientes pudieran retirar efectivo de sus cajeros sin coste alguno ante la falta de terminales de este grupo de instituciones.
Ahora el gigante bancario español cobra 1,85 euros a los no clientes por sacar efectivo de sus terminales. Además, no mantiene acuerdos con otras entidades. La misma estrategia siguen BBVA y CaixaBank, esta última la impulsora del cobro de las comisiones en los cajeros. Los tres grandes, con 23.585 máquinas (sin Popular), cobran entre 1,85 a 2 euros a los no clientes por usar sus terminales.

César González-Bueno, explicó en junio que romper el acuerdo de Popular “supondría restringir la competencia”. La CNMC analiza desde junio el efecto de la venta de Popular en el uso de cajeros.
Santander, mientras, negocia con la sociedad Euro Automatic Cash (EAC), participada en un 50% por Popular y un 50% por Crédit Mutuel, la compra de la participación del grupo francés. El objetivo es cerrar esta operación en breve y así poder disponer de esta red de cajeros libremente, aseguran fuentes financieras.

Acuerdo de Servired, 4B
y Euro 6000

La ruptura del acuerdo de Popular con la banca mediana y pequeña supone afecta a un gran número de clientes, razón por que estas entidades de menor tamaño también buscan nuevas alianzas.

 La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, explicó en julio que están buscando “alternativas que igualen o mejoren” el acuerdo con Popular. “Somos conscientes del problema que aparece con la desaparición de Popular y tenemos determinación de conseguir el mismo número de cajeros”.

El acuerdo entre Bankia e INGse produce justo cuando los accionistas de Servired, 4B y Euro6000 han firmado el pacto de accionistas para proceder a la fusión de los tres servicios de pago bajo una única marca, hecho que se produjo el viernes.

La fusión de Servired, 4B y Euro 6000 supondrá que los 49.960 cajeros automáticos en funcionamiento actualmente en España operarán bajo la misma red interbancaria, así como las más de 75 millones de tarjetas en circulación.

Source link

La banca aprueba la fusión de los medios de pago 4B, Servired y Euro 6000 | Compañías

Los consejos de administración de Servired, 4B y Euro 6000 aprobaron ayer el proyecto de fusión de los tres sistemas de medios pago, lo que supone un paso más en el proceso hacia la creación de una nueva marca, informaron a CincoDías en fuentes del sector.

La operación está aún pendiente de la pertinente aprobación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de la validación definitiva por parte de las juntas de accionistas de cada esquema, algo que no se prevé que suceda antes del próximo otoño. La fusión de los tres esquemas de tarjetas españoles permitirá la creación de un nuevo esquema doméstico nacional con un tamaño equiparable a los existentes en otros mercados europeos y participar activamente en la innovación de los medios de pago.

A día de hoy, los tres sistemas de medios de pago gestionan más de 70 millones de tarjetas. KPMG ha sido el principal asesor en la operación, se ha encargado de diseñar el proyecto y elaborar el plan de negocio. Además, ha asesorado en aspectos regulatorios, laborales, fiscales, mercantiles y de estrategia.”

La fusión de los tres esquemas españoles de tarjetas permitirá la creación de uno con un tamaño equiparable a los de otros mercados europeos

Santander (con Popular), CaixaBank y BBVA han decidido sumar sus fuerzas y hacer un reparto equitativo del capital de la nueva sociedad, con lo que cada uno de ellos controlará el 18% de la sociedad que dará fin a los tres históricos medios de pago.

Se da la circunstancia de que los tres grandes son, además, los que iniciaron la guerra de los cajeros al cobrar 2 euros a los no clientes por sacar efectivo de sus terminales. Bankia sumará una cuota del 9,8%, mientras que Sabadell tendrá el 9,4%.

Santander, BBVA y CaixaBank suman un total de 23.585 cajeros automáticos, según datos de cierre de ejercicio. Los tres bancos son los únicos que no llegaron a acuerdos con otras entidades para que los clientes ajenos a sus redes pudiesen sacar efectivo de sus terminales sin pagar comisiones o con tarifas muy bajas.

En la actualidad, España cuenta con 49.958 cajeros automáticos. Esta cantidad representa un 0,19% más que en el año anterior (los datos son de cierre de 2016). Este es el primer incremento de la red de cajeros tras siete años consecutivos en los que había menguado su número.

Se da la circunstancia de que esta semana se cumplen 50 años desde que el 27 de junio de 1967 se instaló el primer cajero en Londres en la sede de Barclays. En 2016 se retiraron un total de 118.275 millones de euros de los cajeros en España, un 3% más que un año antes.

Source link

Fotos: 50 años del primer cajero automático: así han transformado al consumidor | Cinco Días

Source link

ING Direct busca nuevos acuerdos para facilitar a sus clientes más cajeros | Compañías

La guerra de los cajeros automáticos parecía que había terminado, y de forma satisfactoria para las entidades financieras y para los clientes, pese a que la gran banca cobre de 1,85 a 2 euros por sacar dinero de sus terminales a los usuarios ajenos a la entidad. Los bancos más pequeños, y por tanto con un escaso número de máquinas para atender a sus clientes habían conseguido llegar a acuerdos con varias entidades de mayor tamaño para poder dar un servicio tan básico como poder sacar efectivo de los cajeros. Ahora Santander, nuevo dueño de Popular, ha puesto en revisión los pactos que mantenía su ahora filial con las instituciones más pequeñas lo que puede dejar a millones de clientes de estas entidades sin servicios gratuitos por sacar efectivo en los cajeros.

De momento, ING Direct ha comenzado a buscar otras alternativas a la red de cajeros de Popular para sus clientes. De hecho, ya ha expresado a Competencia su preocupación ante la posibilidad de que Santander rompa los acuerdos de su filial con ellos y con el resto de bancos pequeños, según reconocen varias fuentes financieras, aunque no así el banco naranja. Banca March y otras pequeñas firmas también han iniciado rondas de contactos para reforzar sus acuerdos en previsión de que Santander implante su política de comisiones en los cajeros de Popular.

ING Direct se ha dirigido a los principales bancos españoles pidiendo llegar a acuerdos siguiendo las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), que ya pidió al sector hace casi dos años que no se marginara a los clientes de las entidades pequeñas de un servicio fundamental para ellos como es sacar dinero de los cajeros.
Fuentes de estas entidades reconocen que el banco naranja lleva meses intentando ampliar sus acuerdos, aunque puntualizan que su insistencia a llegar a nuevos pactos se intensificó hace algo más de un par de meses, coincidiendo con el anuncio de Popular de su puesta en venta. De los grandes bancos, solo Bankia y Sabadell, con quienes ya tiene algún acuerdo comercial, podrían estar dispuestos a renegociar sus acuerdos con ING si finalmente Santander rompe los pactos de Popular con la banca más pequeña. BBVA y CaixaBank siguen siendo reacios a dar cabida en sus cajeros a los clientes de la filial española del grupo holandés sin tener que abonar una comisión de dos euros por extracción en sus terminales.

El consejero delegado de ING Direct en España, César González-Bueno, ya explicó la semana pasada que romper el acuerdo de Popular “supondría restringir la competencia”. Además, insistió en que el pacto se mantiene y no ha habido ninguna variación desde que Santander se hizo con la entidad intervenida, y añadió que el contrato “no tiene por qué estar en peligro”.
La CNMC anunció el viernes que está analizando el efecto de la venta de Popular en el uso de cajeros, aunque su responsable, José María Marín Quemada, también reconoció que de momento “no ha pasado nada”.

La crisis de Popular y su posterior venta a Santander, han alterado por completo los acuerdos que tenían en común en gran parte al banco madrileño. Popular, a través de la sociedad que tiene al 50% con Crédit Mutuel, había firmado un sinfín de pactos con ING Direct, las cooperativas de crédito y rurales, Banca March y Bankinter, principalmente, para que los clientes de estas entidades pudieran sacar dinero de los 2.700 cajeros de Popular sin coste para ellos.

Pero tras la compra de Popular por Santander estos pactos pueden saltar por los aires en unos meses. Santander, junto a BBVA y CaixaBank, con 23.585 máquinas, decidieron aplicar una comisión de dos euros a los clientes ajenos a sus respectivas entidades por usar sus terminales. Con ello querían dar valor a la inversión que habían realizado en cajeros, evitaban las colas en sus terminales y, sobre todo, menguaban la competencia de ING Direct, que sin contar con apenas oficinas ni terminales, se valía de los del resto de las redes de sus rivales. Fuentes de ING Direct reconocen que buscan alternativas para que sus clientes saquen efectivo, e insisten en que “la propuesta de valor que tenemos para que nuestros clientes puedan acceder a su efectivo no ha cambiado”.

Así, reiteran, continúan a su disposición tanto los más de 44.000 cajeros de diferentes entidades (aunque en varios el cliente debe pagar una comisión) como los algo más de un centenar de cajeros propios que se han ido desplegando el último año y los 3.500 puntos de extracción disponibles a través de Twyp Cash (sus clientes pueden sacar dinero de los supermercado Dia, y de las gasolineras de Shell y Galp). Con Bankia y con Bankinter los clientes de ING pagan un euro si sacan menos de 90 euros en Bankinter y 0,98 euros en el caso de Bankia. Si sacan más de 90 euros no pagan nada en ambas entidades.

Otras claves

ING Direct como el resto de las entidades que operan en España cobran una comisión por sacar dinero de los cajeros ajenos a los del cliente desde los 0,65 euros hasta los 2 euros.
En la actualidad, España cuenta con un total de 49.958 cajeros automáticos. Esta cantidad representa un 0,19% más que en el año anterior (los datos son de cierre de 2016). Este es el primer incremento de la red de cajeros tras siete años consecutivos en los que había menguado.
Santander, BBVA, y CaixaBank suman un total de cajeros automáticos de 23.585, según datos de cierre de ejercicio pasado. Los tres bancos son los únicos que no llegaron a acuerdos con otras entidades para que los clientes ajenos a sus redes pudiesen sacar efectivo de sus terminales sin pagar comisiones o con tarifas muy bajas.
La firma naranja que en España dirige César González-Bueno tiene ya varios acuerdos firmados con otras entidades financieras, con Dia, o con gasolineras como Galp o Shell para sacar dinero de sus cajas.

Source link