Una década sin el fundador del Grupo PRISA, el editor de la Transición española | Compañías

Diez años de la muerte de Jesús de Polanco (1929-2007), considerado el editor de la Transición y uno de los empresarios más relevantes e influyentes de la España moderna.

Madrileño, aunque cántabro de corazón, de donde procedía su familia, sabía sacarle provecho a cada decisión que tomaba. Pero sobre todo, afirma la historiadora y exministra de Educación y Ciencia Mercedes Cabrera, autora de una biografía sobre el fundador del Grupo PRISA, editor de CincoDías, sabía sacarle partido a las oportunidades que se le presentaban y consolidar aquellos negocios en los que entraba.

Y en esto de crear empresas, Polanco fue precoz. Con tan solo 28 años, y siendo padre de tres de sus cuatro hijos, montó una empresa de distribución de libros con venta a crédito, que tres años más tarde se convierte en la editorial Santillana. Su juventud transcurrió en el barrio de Salamanca de Madrid, y ya desde pequeño se sintió atraído por la comunicación. “Hay papeles, pocos manuscritos por él, donde aparece esta vocación temprana, el interés por los libros, por los periódicos”, recuerda la autora de Jesús de Polanco. Capitán de empresas, editado por Galaxia Gutenberg, una obra que surgió en un almuerzo en Santillana del Mar (Cantabria), a propuesta del hijo mayor, Ignacio de Polanco, presidente ejecutivo de Timón y de la Fundación Santillana.

En la memoria de aquellos que le conocieron ­quedan momentos de gloria y también de grandes desvelos, como la guerra de los accionistas de El País o la batalla del fútbol y la de las plataformas de televisión. Pero, por encima de todo, permanece la imagen de un empresario a la antigua usanza, de los que creían en la austeridad y el esfuerzo.

“Soy un puro y simple empresario”, dijo de sí mismo en uno de los homenajes que le rindieron en México

El nombre de Jesús de Polanco permanecerá ligado al de la historia reciente, al de la Transición española y al de la modernización de los medios de comunicación, a raíz del lanzamiento en 1976 del diario El País, que en poco tiempo se convirtió en un diario de referencia.

Generó numerosas páginas de información, de controversias, luchas de poder, pero por encima de todo siempre tuvo un objetivo: ser el número uno en todo lo que se proponía. Ypara ello ponía empeño y recursos.

No le asustó ni la inmensidad del océano Atlántico. El 13 de enero de 1967 partió desde el puerto de Barcelona un barco, con bandera italiana, bautizado Donizetti, con destino a Valparaíso (Chile). En la bodega llevaba un cargamento de 180 toneladas de libros de texto destinados a la campaña de educación para adultos promovida por el presidente chileno Eduardo Frei. Detrás del envío se encontraba el empresario y su fiel socio, Francisco Pancho Pérez González, fallecido en 2010, artífices de Santillana, fundada en 1958. Jesús de Polanco tuvo claro desde el primer momento que se convertirían en líderes en el mundo de los libros educativos tanto en España como en América Latina.

Su amigo el jesuita José María Martín Patiño se refería a él, desde el cariño, como Jesús del Gran Poder. Y lo cierto es que le gustaba, más que amasar fortuna, tener poder e influencia sobre aquellos que tenían el mando. Lo recuerda su biógrafa, quien cuenta que guardaba en su archivo los carnés de afiliado a Falange y a Acción Católica: “Le interesaba el poder como capacidad para hacer cosas”.

De Polanco se ha escrito mucho, pero si hay una definición que resuma su figura fue la que dio él mismo, durante un homenaje de los editores españoles y latinoamericanos en la Feria de Guadalajara (México): “Soy un puro y simple empresario”.

Los hitos de un visionario

  • En 1958 fundó la Editorial Santillana, dedicada a la distribución de cuadernos de caligrafía y cartillas de alfabetización. En 1979 creó la Fundación Santillana.
  • En 1972 constituyó el grupo Timón, que hoy preside su hijo Ignacio Polanco, y un año más tarde se incorporó al grupo fundador del diario El País, que salió a los quioscos en 1976 y donde fue presidente.
  • En 1984 fundó la compañía Promotora de Informaciones Sociedad Anónima (PRISA). En 1985 incorporó al grupo la Sociedad Española de Radiodifusión (SER), que presidió desde 1993. También dio el salto a la televisión con Canal Plus, el germen de Sogecable.

Source link