La subasta de espectro en Reino Unido, mayor del año para Telefónica, en una maraña judicial | Compañías

La subasta de espectro para telefonía móvil 4G y 5G en Reino Unido prevista para este otoño, la mayor del año para Telefónica, podría sufrir retrasos ante las distintas denuncias ya presentadas o que preparan algunas de las empresas participantes.

Así, Everything Everywhere (EE), filial de BT, planea iniciar acciones legales contra el regulador británico de las telecomunicaciones Ofcom, por las restricciones sobre el volumen de frecuencias que cada operadora puede poseer. Según publica Financial Times, BT iniciará acciones legales por el límite establecido por Ofcom para 2020 que obliga a las telecos a no tener más del 37% del espectro.

En este sentido, Three también presentó una denuncia por los términos de la licitación abierta por Ofcom, pero en este caso porque quiere que el límite sea mayor. La filial de Hutchison, cuarto operador móvil de Reino Unido, ha estado presionando para que ninguna compañía tenga más del 30% del espectro, lo que limitaría la participación en la subasta prevista tanto de BT como de Vodafone.

En la actualidad, BT posee un 43% del espectro disponible, por un 30% de Vodafone, un 15% de Three y un 12% de O2, filial de Telefónica.

Ahora bien, no serían descartables otras opciones. EE ha afirmado que no domina todos los servicios de la telefonía móvil en el país. La filial de BT dice haber aceptado la limitación para el espectro de 4G, pero defiende que se le debe permitir participar libremente en la subasta de frecuencias específicas para 5G. En este caso, según el diario The Telegraph, no sería descartable que el regulador pudiera optar por separar las licitaciones de espectro 4G y 5G, y seguir solo con esta última, que se llevaría a cabo con una mayor rapidez. No obstante, todavía estarían pendientes las acciones legales iniciadas por Three.

En cualquier caso, de seguir adelante esta denuncia, el proceso de la subasta conjunta, previsto inicialmente para los meses de septiembre y octubre, corre el riesgo de retrasarse. El plan se puso en marcha en julio pasado con la presentación de los pliegos de la licitación por parte de Ofcom. El nuevo espectro tiene una gran relevancia para el despliegue del 4G y del futuro 5G en Reino Unido.

En este sentido, Mark Evans, consejero delegado de O2, afirmó que las denuncias retrasarán la subasta, con el consiguiente impacto para los clientes, operadoras y la economía británica. Además advirtió de la necesidad de que haya disponibles más frecuencias para la telefonía móvil. Evans criticó la demanda presentada por Three, porque provocaría un retraso en la subasta del espectro de 5G y el posterior desarrollo de estas redes, según The Telegraph. 

La subasta tiene una gran relevancia para Telefónica en Reino Unido. De hecho, será la mayor del año para el grupo en volumen de inversión. En julio pasado, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, señaló en una entrevista en Financial Times que la compañía busca mejorar su posición competitiva en Reino Unido. “Estamos preparados para participar activamente en la subasta de espectro”, señaló.

En un informe publicado en mayo, Banco Santander contemplaba una inversión de Telefónica en la subasta de espectro de Reino Unido cercana a 500 millones de libras (unos 547 millones de euros).

Estos activos son claves para O2, y más en un momento en el que la operadora española tiene intención de colocar en Bolsa parte del capital de su filial británica, dentro de sus planes para reducir deuda.

Telefónica ya intentó vender O2 a Hutchison, pero en la primavera de 2016, la Comisión Europea bloqueó la operación al considerar que afectaba a la competencia en el país y a los propios usuarios. En el primer semestre del año, Reino Unido aportó más del 12% de los ingresos de la operadora española.

Source link

Telefónica recibe la recompensa de su inversión en fibra | Compañías

Invertir en las grandes telecos europeas puede ser aburrido. Su gran tamaño hace que sea complicado para los antiguos monopolios estatales como Telefonica, Orange, BT y Telecom Italia crecer igual de rápido en sus mercados nacionales como el presuntuoso operador francés Iliad. Esto pone el foco en los dividendos y en cualquier cosa que les afecte, cómo la inversión que les exigen los reguladores.

Un buen ejemplo de ello es BT, cuyos títulos han caído cerca del 14% en lo que va de año. Por supuesto, los malos resultados de enero tienen parte de culpa, pero también las dudas acerca de cuánto deberá invertir en unos años: los analistas estiman un gasto de capital (capex) para 2020 de entre 3.300 y 5.000 millones de libras. Si se suma la reciente decisición del regulador Ofcom de reducir el importe máximo que BT puede cobrar a los clientes mayoristas por ciertas velocidades de descarga, no es de extrañar que la compañía cotice a 11 veces las ganancias esperadas para el próximo año (la cifra más baja de los grandes operadores europeos). Las preocupaciones también pesan sobre Telecom Italia, que está metida en una discusión con los reguladores sobre el despliegue de la banda ancha en las zonas rurales.

Pero no todos los operadores cargan con estos problemas. Orange tiene más clara la cantidad de inversión que tendrá que realizar, pues está trabajando en un plan de fibra óptica establecido por el anterior Gobierno. Y Telefónica está recibiendo las recompensas de sus tempranas inversiones en redes de fibra.

La compañía española dirigida por José María Álvarez-Pallete López ha cubierto ya el 60% del país con fibra y ahora espera que el gasto de capital (capex) respecto a las ventas caiga al 16% en 2017, frente al 17% del año pasado. Esto da a los inversores mayor certeza de que los flujos de efectivo cubrirán los pagos de dividendo en el futuro y también ayuda a explicar por qué la compañía tiene una valoración superior que la de sus compañeros italianos o británicos. No es de extrañar que los reguladores estén entre los primeros números de las listas de llamadas de los ejecutivos de las telecos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción es responsabilidad de CincoDías.

Source link

Reino Unido abre el proceso de la subasta de espectro 5G, la mayor del año para Telefónica | Compañías

Reino Unido ha abierto hoy el proceso para la gran subasta de espectro móvil, ya con la vista en el futuro 5G, con la publicación de los pliegos y de la disponibilidad de frecuencias. Para Telefónica, esta licitación será la mayor que tenga que afrontar durante este año.

Uno de los puntos principales ha sido la decisión del regulador Ofcom de introducir limitaciones a BT (con su filial Everything Everywhere) y Vodafone en la compra de frecuencias en la subasta, dada la posición que ya tienen en la posesión de espectro. De esta forma, ningún operador podrá tener más de un 37% del espectro nacional disponible en el año 2020.

En la actualidad, BT cuenta con un 45% del espectro, por un 28% de Vodafone. O2, filial de Telefónica, tiene un 15%, por un 12% de Three, filial de Hutchison. El límite establecido, no obstante, es inferior al que habían pedido O2 y Three, que reclamaban un máximo de entre el 30% y el 35%.

Three no descarta presentar una demanda contra Ofcom por los términos de la subasta, según señalan distintos medios británicos, lo que implicaría un posible retraso para la culminación de la licitación. El regulador defiende que el citado límite del 37% es apropiado, y recuerda que la filial de Hutchison amplió sus frecuencias disponibles tras comprar un operador de banda ancha en Reino Unido, que le daba acceso a distintos bloques de frecuencias de la banda de 3,4 GHz.

En términos generales, Ofcom ha señalado que el espectro es una fuente vital para el crecimiento de la economía británica. “Hemos diseñado la subasta para asegurar que la gente y las empresas continúan beneficiándose de la fuerte competencia entre operadoras de servicios móviles”, ha señalado Philip Marnick, responsable de espectro de Ofcom.

El regulador va a subastar 40 megahertzios de la banda de 2,3 GHz u 150 megahertzios de la banda de 3,4 GHz, que tendrán una gran importancia de cara al futuro 5G. De momento, Ofcom ha abierto un periodo de consulta pública hasta el próximo 14 de agosto.

Para Telefónica, la subasta de espectro del Reino Unido es la mayor que va a tener que afrontar este año en términos de inversión. Estos activos son claves para O2, y más en un momento en el que la operadora española tiene planes para colocar en Bolsa parte del capital de su filial británica dentro de sus planes para reducir deuda.

Source link