Telefónica carga contra BT y Three por sus trabas a la subasta británica de espectro | Compañías

Telefónica ha criticado las acciones legales que planean sus rivales en Reino Unido, BT y Three, contra la subasta de espectro para móvil 4G y 5G puesta en marcha por el regulador Ofcom. Mark Evans, consejero delegado de O2, afirmó que las denuncias retrasarán la subasta, con el consiguiente impacto negativo para los clientes, operadoras y al crecimiento de la propia economía británica. Además, el directivo advirtió de la necesidad de que haya disponibles más frecuencias para la telefonía móvil.

Y es que el escenario se está convirtiendo en una maraña. EE, filial de BT, amenazó ayer con iniciar acciones legales contra Ofcom, por las restricciones sobre el volumen de frecuencias que cada operadora puede poseer. BT rechaza el límite establecido por el regulador para 2020 que obliga a las telecos a no tener más del 37% del total del espectro móvil nacional.

A su vez, Three presentó con anterioridad una denuncia por los términos de la licitación abierta por Ofcom, pero en este caso porque quiere que el límite sea mayor. La filial de Hutchison, cuarto operador móvil de Reino Unido, ha estado presionando para que ninguna compañía tenga más del 30% del espectro, lo que limitaría la participación en la subasta prevista tanto de la citada BT como de Vodafone.

En la actualidad, BT posee un 43% del espectro disponible, por un 30% de Vodafone, un 15% de Three y un 12% de O2, filial de Telefónica.

Cambios

Ahora bien, no serían descartables otras alternativas. EE afirmó que no domina todos los servicios de la telefonía móvil en el país y sugirió una reestructuración del proceso de licitación. La filial de BT dijo haber aceptado la limitación para el espectro de 4G, pero defendió que se le debe permitir participar libremente en la subasta de frecuencias específicas para 5G. En este caso, según el diario The Telegraph, no sería descartable que el regulador británico pudiera optar por separar las licitaciones de espectro 4G y 5G, y seguir de momento solo con la primera, que se llevaría a cabo con una mayor rapidez. En este escenario, O2 señaló que si todos los operadores aceptan la separación, Ofcom debería seguir adelante con la subasta de inmediato.

No obstante, todavía estarían pendientes las acciones legales iniciadas por Three. De seguir adelante esta denuncia, el proceso de la subasta conjunta, previsto inicialmente para los meses de septiembre y octubre, corre el riesgo de retrasarse. El plan se puso en marcha en julio pasado con la presentación de los pliegos de la licitación por parte de Ofcom. El nuevo espectro tiene una gran relevancia para la mejora de la cobertura del 4G y el despliegue del futuro 5G en Reino Unido.

La subasta tiene una gran importancia para Telefónica en Reino Unido. De hecho, será la mayor del año para el grupo en volumen de inversión. En julio pasado, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, señaló en una entrevista en Financial Times que la compañía busca mejorar su posición competitiva en Reino Unido. “Estamos preparados para participar activamente en la subasta de espectro”, señaló.

Source link