Borges hará un ‘split’ de una a siete acciones y prepara su ampliación de capital | Mercados

Borges debutó el pasado 24 de julio en el mercado sénior de la Bolsa española, después de haber estado cotizando desde 1987 en el segundo mercado. Es un segmento casi desconocido y acceder a él por el común de los inversores es misión imposible; la mayoría de los intermediarios no permiten operar en él.

A inicios de julio su precio por acción se situaba en 16,65 euros por título, con una capitalización total de 55 millones de euros, cuando ahora cotiza a 33,5 euros y su valoración supera los 110 millones de euros. Es una rara avis no solo en España sino en toda Europa, pues es la única empresa cotizada de su sector en el Viejo Continente.

En la junta que celebrará el 24 de noviembre Borges aprobará el desdoblamiento de acciones (split) en siete por cada una actual. Esto no tendrá ningún tipo de influencia ni en el precio ni en la capitalización de la compañía.  

El desdoblamiento, que aumentará la liquidez de la compañía en Bolsa, es el paso previo a la ampliación de capital que está diseñando para elevar el free float al 25% que exige la CNMV para cotizar en el mercado tradicional. Ahora es del 11%. El plazo para alcanzar ese porcentaje es de 12 meses, a contar desde el 24 de julio, y Borges ya está en contacto con varios intermediarios para elevar su capital. Bankinter fue el banco agente que realizó la operación para que Borges pasara al mercado grande.

  • La marca está más que consolidada, con su conocido logotipo formado por el nombre sobre un fondo rojo junto a un dibujo de una almendra y una nuez en todos los supermercados. En su último ejercicio fiscal completo, que concluyó el 31 de mayo, su beneficio se disparó un 149,7% con relación al obtenido en el ejercicio anterior. su beneficio bruto de explotación (ebitda) creció en un 31,1%. El volumen de frutos secos comercializados creció 0,7% situándose en 35.066 toneladas, versus las 34.839 del ejercicio anterior. Sin embargo, el descenso del precio de mercado de los frutos secos,  provocó que los ingresos se redujeran un 18,5%, hasta los 197,2 millones.
  • Borges suspendió el dividendo en 2010, tras entregar 0,06 euros por acción en diciembre de 2009. Desde entonces no ha pagado a sus socios. En la ampliación programada en 2016 la empresa planteó repartir el 30% del beneficio, pero siempre que su ratio de endeudamiento financiero neto ajustado fuera inferior a 2 veces y hubiera ejecutado las inversiones proyectadas.

Borges, que ya intentó sin éxito dar su salto a la Bolsa clásica en marzo del año pasado a través con una ampliación de capital por 23,5 millones de euros, ejecutó una reorganización societaria para el redebut. Tras ese fallido intento, el contexto actual es más favorable, y la cantidad previsiblemente cambiará. Borges abre la puerta además a que la familia Pont, con un 89%, venda una parte de su actual participación para elevar el free float de la compañía.

La empresa cotizada, Bain, ha absorbido cuatro filiales –Frusesa, Frusansa, Palacitos y Almendras De Altura–, de manera que los minoritarios de estas compañías se han convertido en accionistas del holding. Así, el capital libre en Bolsa (free float, en la jerga) pasó del 5,5% a cerca del 11%.

Source link

Una docena de ‘hedge funds’ apuestan 1.600 millones en Neinor, Cash y Unicaja | Mercados

La renta variable española ha resultado en 2017 una perita en dulce para la inversión extranjera. Las grandes gestoras y los hedge funds no quieren perderse la fiesta. Tampoco en la de los valores más noveles. En un año con seis salidas a Bolsas y todas ellas en verde, 12 fondos han apostado 1.600 millones en tres de esas compañías: Cash, Unicaja y Neinor Homes. Se trata de los que tienen más de un 3% de las acciones o de un 1% (en el caso de que tengan su sede en un paraíso fiscal), según los requerimientos de la CNMV.

El rey es Fidelity. Es el único fondo que ha entrado en estas tres empresas. Ha invertido un total de 550 millones a través tanto de Fidelity Investment Trust como de su división FMR. Su mayor posición es en Neinor, donde con ambos vehículos retiene un 11,9% del capital. La primera promotora en debutar en Bolsa desde 2007 es también la que ha atraído el apetito de un mayor número de hedge funds. La posición de su accionista mayoritario, el fondo estadounidense Lone Star, se ha reducido por debajo del 40%. Mientras, siete fondos controlan ya el 27% de las acciones con una inversión total de 600 millones. Tras Fidelity, la segunda mayor posición es para Gruss, que tiene a través de dos vehículos el 6,33%, y la tercera es de Landowne, con un 5,3% en dos fondos distintos.

La Fundación Unicaja también ha diluido su participación en el banco andaluz tras la ampliación de capital, que ha despertado gran interés de los fondos internacionales. Junto a Fidelity (que es también el que tiene mayor peso) cuatro fondos más han tomado posiciones en la entidad por 230 millones y retienen un 7% del capital. Mientras, la matriz de la antigua caja ha reducido su posición por debajo del 50% desde el 86,7% precedente después de registrar el tercer mejor debut bursátil del año (subió un 7% en su primer día de cotización) y de que los bancos coordinadores ampliaran la operación. Estos fondos han contribuido a que Unicaja salde su factura por los 604 millones que el Frob inyectó en la antigua Caja España-Duero.

En Cash, la mayor inversión es de Oppenheimer por 470 millones. A través de tres vehículos, copa un 13,22% del capital por el 8,1% de Fidelity. El 72,5% restante lo retiene su matriz, Prosegur.

La mitad de los debuts del año, sin embargo, ha atraído el interés de estos fondos en mucha menor medida. Ninguno de estos vehículos supera el 3%, el umbral a partir del cual es obligatorio informar a la CNMV, de Gestamp, MásMóvil y Borges. Unas compañías donde el peso de los fundadores es aún elevado. De estos tres, solo Gestamp ha sido una salida a Bolsa al uso. MásMóvil y Borges ya cotizaban, aunque en otras plataformas, y este verano han dado el salto a la Bolsa clásica. La operadora telefónica se estrenó en el MAB en 2012. El caso de Borges es especialmente peculiar. Desde 1987 cotizaba en el segundo mercado de la Bolsa, un segmento casi desconocido y de difícil acceso para la mayoría de los inversores. Sus títulos se intercambian ahora en el fixing (se cruzan solo dos veces al día) a la espera de que amplíe capital, a partir de septiembre. Entonces los fondos podrán hincarle el diente al líder europeo en fabricación de frutos secos, hasta ahora en manos casi en exclusiva de la familia Pont.

Borges y MásMóvil,cara y cruz de los estrenos

El gran ganador de entre las salidas a Bolsa del año es de momento el más reciente, Borges. Se revaloriza un 120% en poco más de un mes. Es un valor, sin embargo, sometido a fuertes vaivenes –ayer cayó un 8,52%– y es uno de los valores del continuo con menor liquidez. Ayer movió 64.000 euros y poco más de 1.600 acciones. Le sigue Prosegur Cash, que se revaloriza un 23,5%, y Unicaja, con un 7%.

En el otro lado de la moneda se sitúa MásMóvil. Es la salida a Bolsa menos rentable del año, con una revalorización de apenas un 0,7% desde que debutó en el mercado continuo el 14 de julio. La operadora telefónica encadena una temporada especialmente dulce. Desde que se estrenó en el MAB en 2012 sube más de un 1.500%. Un desempeño tan extraordinario que le ha permitido ser la primera empresa en saltar de ese mercado alternativo a la Bolsa. En el caso de Gestamp, si bien ha conseguido zafarse de las pérdidas con las que empezó cotizando, no ha sido suficiente para abandonar el vagón de cola. Sube un 3,2%.

Source link

Borges debuta en Bolsa el lunes para ampliar capital a partir de septiembre | Mercados

El productor y vendedor de frutos secos Borges, propiedad de la familia Pont, protagonizará el quinto estreno de la Bolsa española el próximo lunes, después de Prosegur Cash, Neinor, Gestamp y Unicaja. Será una rara avis no solo en España sino en toda Europa, pues es la única empresa cotizada de su sector en el Viejo Continente.

La de Borges será una puesta de largo peculiar; la empresa ya cotiza desde 1987 en el segundo mercado de la Bolsa. Es un segmento casi desconocido y acceder a él por el común de los inversores es misión imposible; la mayoría de los intermediarios no permiten operar en él.

No habrá ampliación de capital ni colocación de acciones en el estreno. Pero Borges, que ya intentó sin éxito dar su salto a la Bolsa clásica en marzo del año pasado a través con una ampliación de capital por 23,5 millones de euros, ha ejecutado una reorganización societaria para la ocasión.

La empresa cotizada, Bain, ha absorbido cuatro filiales –Frusesa, Frusansa, Palacitos y Almendras De Altura–, de manera que los minoritarios de estas compañías se han convertido en accionistas del holding. Así, el capital libre en Bolsa (free float, en la jerga) pasará del 5,5% a cerca del 11%.

Deberes y otras claves de la compañía

  • La marca está más que consolidada, con su conocido logotipo formado por el nombre sobre un fondo rojo junto a un dibujo de una almendra y una nuez en todos los supermercados. En los tres primeros trimestres de su ejercicio fiscal, que concluyó el 31 de mayo, facturó 148 millones, con un beneficio operativo bruto (ebitda) de 6,3 y un resultado neto de 3,3. Uno de los retos de la compañía es reducir su deuda financiera neta, de 44,6 millones a cierre de febrero, lo que supone una ratio de apalancamiento frente al ebitda de 7,1 veces. Es cierto que este nivel bajará al computar el ebitda de todo el ejercicio fiscal. Borges presentará sus cuentas anuales, salvo sorpresa, la próxima semana.
  • Borges suspendió el dividendo en 2010, tras entregar 0,06 euros por acción en diciembre de 2009. Desde entonces no ha pagado a sus socios. En la ampliación programada en 2016 la empresa planteó repartir el 30% del beneficio, pero siempre que su ratio de endeudamiento financiero neto ajustado fuera inferior a 2 veces y hubiera ejecutado las inversiones proyectadas.

La familia Pont controla el 89% del capital, pero abre la puerta a vender una parte de su participación para elevar su liquidez

A su vez, Bain ha ejecutado una fusión inversa con su filial Borges SA, la marca visible del grupo, que se ocupa de la comercialización de los frutos secos y que concentra el 97% de las ventas del grupo. Era titular además de las autorizaciones y licencias necesarias para operar en los 60 países en los que está presente

La ecuación de canje será de una acción existente por una nueva, y los títulos se estrenarán en la Bolsa el día 24. Bankinter ha sido la entidad agente de la operación. La capitalización no variará, por tanto, respecto a los 55 millones de euros que vale ahora. La última vez que cotizó fue el 6 de julio, cuando cerró a 16,65 euros por acción. Marcó su máximo histórico de casi 21 euros a finales de febrero del año pasado.

El número de accionistas previo a la reestructuración societaria era de unos 150 y subirá hasta el entorno de los 180. Además, el paso al mercado sénior facilitará que la base de socios continúe creciendo. La compañía prepara una ampliación de capital a partir de septiembre para elevar el free float al 25% que exige la CNMV para cotizar en la Bolsa tradicional. El plazo para alcanzar ese porcentaje es de 12 meses, y Borges ya está en contacto con varios intermediarios para elevar su capital.

Tras el fallido intento de 2016, el contexto actual es más favorable, y la cantidad previsiblemente cambiará. Borges abre la puerta además a que la familia Pont venda una parte de su actual participación para elevar el free float de la compañía.

Source link