La CNMC autoriza a Popular a recomprar el 51% que no controla en Aliseda | Compañías

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado en primera fase la adquisición del 51% que Popular, propiedad de Santander tras su resolución, no controla en Aliseda a los fondos de capital riesgo Värde Partners y Kennedy Wilson Holdings.

La recompra de Aliseda se cerró a finales de junio por 180 millones de euros y está previsto que se cierre en el tercer trimestre del ejercicio.

No obstante, Santander traspasará el 100% del capital de Aliseda a una nueva sociedad, que se encargará de gestionar el ladrillo de Popular y que estará participada en un 51% por Blackstone y en un 49% por Popular, en el marco del acuerdo alcanzado por ambas entidades a principios de agosto.

La nueva sociedad contará con activos inmobiliarios con un valor bruto contable de 30.000 millones de euros, si bien la valoración de estos activos en España es de 10.000 millones de euros.

Teniendo en cuenta esta valoración, Blackstone desembolsará por unos 5.100 millones de euros por la participación de control en la nueva sociedad, aunque esta cifra está sujeta a cambios en función de los ajustes que se realicen de cara al cierre de la operación, previsto para el primer trimestre de 2018.

Source link

Blackstone crea un gigante del alquiler de viviendas en EE UU | Compañías

La empresa inmobiliaria estadounidense Invitation Homes, controlada por Blackstone, se va a fusionar con Starwood Waypoint Homes para crear de lejos el mayor proveedor de casas unifamiliares de alquiler del país: 82.000 en total. El acuerdo debería generar ahorros y reducir la deuda. Las bajas tasas de propiedad de vivienda en EEUU son una buena garantía.

La transacción, hecha completamente con acciones, crea una empresa de 20.000 millones de dólares. Invitation controlará la compañía con el 59% y seis de los 11 asientos del consejo. El CEO de Starwood Waypoint, Fred Tuomi, permanecerá en el cargo, y el presidente de Invitation, Bryce Blair, hará lo mismo.

Los alquileres unifamiliares eran en su mayoría un negocio de microempresas antes de que la crisis financiera desahuciara a millones de estadounidenses. Blackstone, entre otros, vio la oportunidad y se gastó un dineral, 10.000 millones de dólares, en decenas de miles de hogares, particularmente en los maltrechos mercados del sur de California y Florida.

Aunque el número de casas ocupadas por propietarios creció más que los alquileres en los primeros seis meses de este año, por primera vez en más de una década, la demanda del alquiler es sólida. Pese a que la tasa de propiedad de la vivienda pueda haber subido levemente, se mueve a un nivel visto por última vez a principios de los años 90.

Tener una propiedad es difícil para los mileniales. Los precios de los hogares alcanzaron un récord en mayo y subieron un 5,6% respecto al año anterior. Mientras, el número de hogares de alquiler creció en 7,5 millones entre 2007 y 2015.

Las tasas de ocupación de Invitation y Starwood Waypoint son de algo más del 95%, y están logrando subir los alquileres un poco más del 5% al año. Ahora esperan generar hasta 50 millones de dólares en ahorro de costes. En la práctica no hay impuestos para estos fondos de inversión inmobiliaria, por lo que esas sinergias valen unos 500 millones de dólares corrientes. Y el endeudamiento de la empresa fusionada se reducirá un poco. Han creado una mansión del alquiler que todos los vecinos admirarán.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Source link

El CEO de Blackstone, un inversor alternativo pro-China y pro-Trump

Trumpista convencido, muy interesado en la sociedad y la cultura chinas, y CEO de la firma de capital privado Blackstone, líder mundial en inversiones alternativas y que ahora poseerá la segunda mayor inmobiliaria de España, tras la compra del 51% de la cartera de Popular a Santander. Es Stephen Allen Schwarzman (Filadelfia, EEUU, 1947), la 113ª persona más rica del mundo.

Seguir leyendo.

Source link

Las claves de la venta de la filial inmobiliaria del Popular | Compañías

La operación de venta de la mitad del negocio inmobiliario de Popular a Blackstone es la mayor compra inmobiliaria de España (Sareb aparte). La sociedad resultante será la segunda inmobiliaria de España, con activos valorados (a precio de compra) en 30.000 millones de euros.

¿Qué ha vendido Santander a Blackstone?

El 51% de todos los activos inmobiliarios del Banco Popular. En la comunicación a la CNMV lo explica: cartera de inmuebles adjudicados, créditos dudosos procedentes del sector inmobiliario y otros activos relacionados con esta actividad (incluidos créditos fiscales). La operación asciende a 5.000 millones y valora la cartera de ladrillo del Popular en 10.000 millones de euros.

¿Cuánto valen los inmuebles vendidos?

El valor contable es de 30.000 millones de euros, tal y como ha explicado el banco, por lo que la operación se realiza con un descuento del 66% sobre dicho valor contable. Esto quiere decir que se trata de activos de difícil colocación en el mercado a los precios a los que fueron adjudicados. Se trata de activos tóxicos, tal y como se denominan en el mercado, y su colocación debería ser positiva para el Santander, que aligera su carga de ladrillo y morosidad.

¿Por qué no los había vendido antes el Popular?

Precisamente por el elevado descuento que exigiría el mercado, no recogido en las cuentas del banco vía provisiones. Según las cifras ofrecidas por Santander en la fecha de la operación, los 29.800 millones de euros de los activos inmobiliarios y créditos dudosos ligados al ladrillo presentes en el balance del banco estaban provisionados en un 45%. Esto quiere decir que el banco ya había apuntado en sus cuentas una pérdida de valor del 45%, insuficiente para cubrir el 66% de descuento que ha aplicado el mercado: estos activos tenían un valor neto de 16.860 millones y venderlos por 10.000 habría supuesto una pérdida de casi 7.000 millones, inasumible para la entidad.

Entonces, ¿el Santander no pierde dinero?

Ya el mismo día de la intervención y absorción del banco el Santander adelantó que preparaba una ampliación de capital masiva para sanear el Popular. Así, ha dedicado 7.200 millones de provisiones adicionales para elevar la cobertura de estos activos inmobiliarios hasta el 69%, con lo que su valor contable neto, 9.200 millones, está cerca del precio final de la operación. De este modo, aunque el Santander no registre pérdidas por la operación, ha dedicado 7.200 millones a saneamientos.

¿En qué consisten los activos?

Según las cifras aportadas por el Santander, la filial inmobiliaria tenía 12.100 millones de euros de créditos dudosos ligados al ladrillo, con una cobertura del 55%. El de los activos corresponde a inmuebles, de los que la mayoría son suelo (7.900 millones, cubiertos al 50%), 6.500 millones son casas terminadas, 300 viviendas en construcción, 1.800 millones en inmuebles en alquiler y 1,200 millones de otros activos.

¿Qué efectos tendrá la operación para Santander?

Principalmente, reducción de la morosidad, de los activos tóxicos en balance y liberación de capital, pues la entidad ya explica que la salida de estos activos del balance no tiene impacto en resultados. Banco Popular mejorará en 64 puntos básicos su ratio de capital phased-in, pero no se ha detallado el impacto sobre Santander.

¿Qué sucede con los activos que no vende?

El banco aún tendrá un 49% de los activos tóxicos procedentes del Popular, si bien ya saneados. Santander creará una sociedad con todos los activos inmobiliarios del Popular (más Aliseda, la inmobiliaria del banco) y venderá a Blackstone el 49% de dicha sociedad.

¿Por qué anunció ayer la operación?

El contacto con Blackstone para la compra de los activos inmobiliarios ya se comunicó a finales de julio, pero el banco no ha anunciado la operación hasta que la UE no ha dado la luz verde definitiva a la compra. Bruselas, que

autorizó de forma cautelar la ultrarrápida adquisición para proteger la estabilidad financiera, ha decretado finalmente que cumple las normas de competencia.

Source link

Santander negocia en exclusiva con Blackstone la venta del 51% de la cartera inmobiliaria de riesgo de Popular | Compañías

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado en primera fase la adquisición por Santander del 51% que no controla en su negocio de servicios de pago a través de terminales punto de venta (TPVs) en comercio para tarjetas de crédito y débito a Elavon, informa Europa Press.

La recompra de este negocio se produce después de que, en octubre de 2012, Santander alcanzase un acuerdo con Elavon, filial de US Bancorp, para cederle el 51% de su negocio en España de TPVs, transacción que reportó a la entidad cántabra unas plusvalías brutas de 123,7 millones de euros y que generó un resultado extraordinario neto de 86,6 millones de euros.

Con esta operación, el banco que preside Ana Botín recuperará la autonomía en la gestión de los TPV, un elemento importante en la relación con los clientes y que Santander busca reforzar en el marco de su estrategia.

Tras la adquisición de Popular a comienzos de junio, Santander también acordó la adquisición del 51% que no controlaba en Aliseda, la gestora inmobiliaria de la entidad resuelta, por 180 millones de euros.

En el marco de este proceso, la entidad cántabra ha iniciado un periodo de negociaciones en exclusiva con el fondo norteamericano Blackstone para venderle una participación mayoritaria en la cartera de 30.000 millones en activos tóxicos ligados al ladrillo heredada de Popular, proceso supervisado por Pedro Pablo Villasante y asesorado por Morgan Stanley

Source link