Lujo: Los perfumes más raros de París llegan a España | Fortuna

Concibe el mundo de la perfumería como si fuera arte. Huye de todo lo que huela a convencional. Y más si se trata de perfumes. Nacido en París en 1975, nada ni nadie podía vaticinar que François Hénin llegara a formar parte de este sector, profundamente arraigado a empresas familiares. Sin embargo, como él asegura, la historia de su vida siempre ha estado vinculada al azar y a las personas que se le han ido cruzando por el camino.

Su carrera profesional comienza en Vietnam, adonde Hénin, recién graduado de una escuela de negocios, viajó con una mochila al hombro en 1998, con el fin de conocer otra cultura. La aventura le duró cuatro años. Montó una pequeña compañía de exportación de todo tipo de productos, desde tazas hasta frutas tropicales, a Francia. Hasta que un día descubrió las hierbas con las que se aromatiza del pho (un sopa típica de fideos vietnamita), utilizadas para crear extractos de alta perfumería. Fue ahí cuando decidió dedicarse al mundo de los perfumes. Trabajó y buscó ingredientes cautivadores y naturales en las montañas de Tonkin hasta trabajar en un grupo familiar de fragancias en la localidad francesa de Grasse. Llegó un momento en el que decidió crear su propia marca. Pero optó por relanzar Jovoy, una gloriosa firma de perfumes creada en los años 20, que estaba en el olvido. “La firma fue creada por una perfumista francesa, y decidí relanzarla, como me aconsejó un experto del sector, que me dijo que reviviera una marca histórica. Opté por esta porque su creadora también fue una persona que rompió normas”, explica Hénin a CincoDías. Entre otras innovaciones, Jovoy introdujo el formato espray y de muestras. “Fue una gran visionaria. No tiene la misma historia que mademoiselle Chanel, pero la perfumería sería distinta sin este tipo de pioneras”. Recuperó la marca, pero no sus perfumes, que estaban pensados para mujeres de otra época, y lo que deseaba era crear un producto pensado para la generación actual. En total, cuenta con 11 fragancias unisex, algunas de las cuales llegan a España a un único escaparate, a las tiendas de Isolée.

Una de ellos lleva el nombre de Incident Diplomatique. Él mismo relata el porqué de haber utilizado este título:“En París tenemos 1.200 perfumes diferentes, pero tenemos un cliente italiano, que siempre quiere cosas sorprendentes. Un día vino a la tienda y me pidió un perfume con olor a sexo. Pasamos mucho tiempo investigando sobre cómo debería ser ese olor. Finalmente, saqué una fragancia con fuerte olor a animales, que le encantó. A las dos horas regresó a la tienda y me dijo que el perfume que le había dado debería llamarse incidente diplomático porque acababa de tener, en un hotel de cinco estrellas, un incidente con dos mujeres árabes”.

Incident Diplomatique (130 euros) no planteará controversia alguna, pero no deja indiferente. Se trata de un perfume provocador, atrevido y poco convencional, que presenta notas de mandarina, vetiver haitiano y de Java, nuez moscada, pachuli y sándalo. En 2010, abrió una tienda multimarca llamada Jovoy Parfumes Rare, con la que se convirtió en el embajador de los perfumes raros en París. Seis años más tarde introdujo Jeroboam, un nuevo concepto de marca de perfume dedicada a los nómadas urbanos, una colección de siete extractos únicos y disponible en un tamaño de 30 mililitros. De esta firma llega a España la fragancia Ambra. “Con el olor puedes atraer la atención de los demás en sentido positivo. Y eso no es marketing barato. Si tenemos que oler todos igual, la vida sería aburrida”.

Source link

Por qué Tacha es el centro de estética más exclusivo de Madrid | Fortuna

Abrió hace casi un año, en pleno Paseo de la Castellana de Madrid, con un objetivo: convertirse en el centro de estética más exclusivo de la capital. Con un espacio de 600 metros cuadrados, el segundo local de Tacha Beauty, el primero lo abrió Natalia de la Vega hace 23 años en el Plantío de Majadahonda, se ha convertido en centro de peregrinaje de famosos, empresarios y profesionales, en busca del último tratamiento de belleza.

Porque si por algo se caracteriza este lugar es por la exclusividad de todos los servicios que ofrecen. “Nuestro concepto es poder cubrir muchas cosas dentro de un mismo espacio, incluso almorzar”, explica De la Vega. A mediodía ofrece la posibilidad de poder tomar un menú de comida orgánica, elaborado por la empresa Essencial Juice, que forma parte de una de las obsesiones de la propietaria del negocio. “Ofrecemos un programa nutricional, que incluye del desayuno a la cena, con un control calórico a base de comida ecológica. Cada vez nos demanda más gente este tipo de servicios, porque lo que desea la mayoría es sentirse bien. Es más importante la belleza interior”. Dentro de ese catálogo de bienestar incluye una carta de infusiones nuevas de la misma firma de los menús, procedentes de cultivos ecológicos de Suiza y Alemania. Los más demandados, señala De la Vega, son los drenantes y los relajantes.

Pero el tratamiento estrella de Tacha es el masaje remodelante, desarrollado por la francesa Martine de Richeville, del que tiene la exclusiva en España. “Me costó traerlo, porque no se lo confían a todo el mundo, y constantemente tenemos que estar formándonos para poder aplicarlo. Es un auténtico lujo, ya que no solo sirve para remodelar el cuerpo sino que trabaja sobre las energías del cuerpo, reequilibrando la circulación sanguínea y la linfática. A partir de este movimiento, crea una terapia manual diseñada para redefinir la silueta y liberar el cuerpo de sus toxinas”, explica De la Vega, que confiesa que se ha convertido en el preferido de las celebrities. El precio de la sesión son 150 euros. “Cada vez más hombres nos demandan este masaje, que va bien para tratar la grasa en el abdomen”.

Otro tratamiento exclusivo es el que ofrece Hervé Hérau, diplomado por la Universidad de Ginebra, conocido como el mago de la piel, que viaja cada dos meses al centro de Tacha para aplicar, por 500 euros la sesión, su tratamiento personalizado a la clientela. “La gente que lo prueba se engancha, además tiene la ventaja de que no tienes que viajar a París o a Londres para mimarte”, señala De la Vega. Desde este verano también acude una vez al mes uno de los gurús de medicina china más demandados por el artisteo de Hollywood, futbolistas y miembros de familias reales, como es John Tsagaris, que utiliza un método basado en la acupuntura para tratar el rostro. El precio es de 300 euros.

Con cierta periodicidad acude también una de las mayores expertas en diseño de cejas y pestañas, de nombre Sabrina, autora de la mirada, por 1.000 euros, de Naomi Campbell o de Cindy Crawford. “Quiero traer a España lo mejor de lo mejor”, concluye De la Vega, que acaba de regresar de Israel, dónde ha fichado la última máquina contra la flacidez. “Es un auténtico Ferrari”.

Source link

Probablemente, el perfume más caro del mundo | Fortuna

Hay perfumes y perfumes, y los hay que están concebidos para marcar la diferencia, solo para coleccionistas. Es el caso del primer perfume masculino de la exclusiva firma House of Sillage: Dignified Privée.

Se trata de un frasco hecho a mano por un taller artesanal parisino. Una auténtica joya, que aúna diseño de vanguardia e innovación técnica, que se realiza por encargo y cuesta medio millón de euros.Lo sorprendente, en este caso, no está en el interior, sino en el envase:presenta un marco de oro blanco adornado con unas 300 piezas de ónix cortado a mano con gran precisión y terminada con un contraste satinado y brillante para conseguir la máxima refinación masculina.

La placa de platino adorna la parte frontal del frasco, engastada con perfectos diamantes de más de cinco quilates, está sellada con cuatro exclusivos diamantes de cabujón negro. La coronación de este envase refleja un extremo cuidado y atención en cada uno de sus detalles.

El reflejo de la alta joyería queda plasmado en los acabados: una placa de ónice pulida a mano en la parte superior del frasco y diamantes engastados en la base de oro blanco sobre la que reposa la botella.

De todos estos detalles se ha ocupado personalmente la fundadora de la compañía de perfumes, Nicole Mather. Su deseo era hacer algo innovador, buscaba un punto diferenciador en su primera colección de fragancias masculinas. La fuente de inspiración fue la afición de los hombre por los gadgets y su funcionalidad.

El tapón, por ejemplo, requiere de ingeniería y de mecánica, detalle que pasa por alto la mayoría de los perfumistas. Para abrir el frasco hay que apretar un botón para que el cierre se deslice dejando al descubierto el sistema de vaporización. Cuando el hombre termina de perfumarse lo puede desplazar manualmente ocultando de nuevo el vaporizador.

Mather también se volcó en buscar alrededor del mundo ingredientes naturales de primera calidad (vainilla de Madagascar, canela de Sri Lanka, rosa de Bulgaria, o flor de azahar de Túnez, madera de agar, la más cara del mundo…) y, con la ayuda de reconocidos perfumistas, creó el que ella considera una obra de arte, el perfume más perfecto que existe.

En España, el perfume Dignified Privée hay que encargarlo al distribuidor de la firma de alta cosmética, 5th Essence Square, y tiene un tiempo de espera de un mes, debido a que cada frasco se realiza por encargo.

House of Sillage cuenta además con otra versión de este perfume, bastante más económica, llamada también Dignified, que se puede adquirir en perfumerías por 306 euros. Según su autora, está pensado para hombres que provocan envidia y admiración, cuyo estilo de vida e imagen destacan sobre el resto. Se trata de un perfume con ingredientes como la de madera de agar con cautivadoras trazas de vetiver ahumado, con un firme velo especiado de azafrán y clavo.

Source link

Brbara Lennie: “He empezado a meditar, dormir y comer bien” | Belleza

Camiseta, de Marella. Pendiente, de Gold & Roses.

Source link

Bienestar: Adiós a las medidas perfectas, 90-60-90 | Fortuna

Hombres y mujeres cada vez se acercan más a una misma concepción de belleza: ambos encuentran que la hermosura está en la naturalidad, en los momentos felices, en los pequeños detalles, en la familia, en una puesta de sol y desplazan el cuerpo, la cara y el sexo a las últimas posiciones de sus preferencias. Queda relegado, por tanto, el encorsetado canon de belleza del 90-60-90, hasta ahora las medidas del cuerpo perfecto. “A raíz de la crisis existen otros parámetros, se  ha cambiado la concepción de la belleza, antes se manejaban conceptos más superficiales, y ahora se valoran otras cosas que hacen la vida más agradable y que sirven para que la gente no se hunda, no se deprima”, señala la socióloga Pilar Parra, directora de la consultora de estudios de mercados Kuo Experience y responsable de un estudio sobre la percepción de la belleza de los españoles, elaborado para L’Oréal.

De entre las más de mil personas que han participado en el informe, el 70,8% relaciona la belleza con la naturalidad, seguido de conceptos como la actitud (59,3%), la subjetividad (58,3%), la multisensorialidad (no solo visual, sino que se percibe a través de todos los sentidos) (54,7%), la cultura (53,6%) y la belleza interior (50,5%). “España está dejando atrás la sociedad superficial del hacia afuera y comienza a percibir una belleza con alma y conmovedora. El movimiento deep-in y la belleza interior están cobrando una enorme fuerza en el presente”, añade Parra, quien afirma que el cambio de paradigma que se está consolidando este año pero que comenzó en 2008 con la crisis, cuando se comenzaron a transformar todos los valores, incluidos los de la belleza. “El concepto tradicional de belleza se ha quedado anticuado y ahora se relaciona con algo más integral”, añade.

En línea con esta nueva definición, los españoles también identifican la naturaleza como el lugar en el que encuentran más momentos hermosos con un 46,3% de los encuestados, seguidos por la felicidad (31,9%) y por la familia (26,6%), seguida del arte y la cultura (26,5%), el bienestar individual y la autoestima (26,3%), la música (23,7%) y la amistad (22%). Terminan de completar el listado los aspectos más físicos como el cuerpo (19,4%), la cara (18,3%) y el sexo (15,1%), en las últimas posiciones.

Por género, las mujeres tienden a vincular la belleza con aspectos más internos y abstractos como la felicidad y el bienestar individual. Para ellas, la belleza cobra un carácter más actitudinal y profundo (66% de las encuestadas, frente al 52% de los hombres). En cuanto a ellos, a pesar de que tienden a buscar la belleza en el exterior, con un componente más tangible y visual (arte, música…) y conceden mayor importancia a la cara, al cuerpo y al sexo, cada vez dan más valor a aspectos interiores. Así, solo para el 34% de los hombres la belleza es física, y para el 42%, perfección. Unos porcentajes que han sorprendido por encontrarse en retroceso en los últimos años. “Los hombres también han manifestado que la belleza es actitud, y esto es muy revolucionario. Es muy interesante ver cómo se han aproximado ambos sexos en su definición y cómo dicen percibirla a través de todos los sentidos, no solo de la vista”, añade Estefanía Yagüez, directora de consumer insights de L’Oréal España. El estudio también destaca que todos los hombres, al margen de su edad, definen la belleza como atracción.

El gran cambio femenino

Las mujeres mayores de 65 años asocian cada vez más la belleza a la atracción, algo impensable hace unos años, tal y como detalla la socióloga Pilar Parra. Además dejan de identificar la belleza exclusivamente con su familia (46,1%) y comienzan a valorarse más a sí mismas y a su propio bienestar (34,2%).

Por regiones, destacan los canarios y manchegos, quienes asocian el concepto de hermosura a la atracción y a lo físico. Por el contrario, son los andaluces los que más tienen en cuenta la naturalidad y espontaneidad. Los gallegos la definen como algo multisensorial, y para los catalanes es actitud.

Source link

Cosmética: Laurent Coupé: “El hombre usa las cremas de su pareja” | Fortuna

Trabajó durante 15 años en el sector de la perfumería y desde hace 11 desarrolla su carrera profesional en el laboratorio francés Pierre Fabre, pionero en dermocosmética, que en la actualidad factura más de 2.200 millones de euros, de los cuales un centenar corresponden a España. Extremadamente elegante, Laurent Coupé (París, 52 años) dejó Brasil a comienzos de 2017 para ocuparse de la dirección española de este grupo en el que trabaja desde 2006 y donde se ha ocupado de marcas como Klorane y Elancyl.

Los laboratorios Pierre Fabre funcionan bajo el modelo de una fundación, ¿eso les hace especiales?

Fue una decisión que tomó hace diez años el fundador, que falleció en 2013, con el fin de abrir el capital de la compañía a los empleados, a la vez que utilizaba la fundación como nuevo soporte jurídico de la empresa. Lo preparó todo para que el 90% de las acciones fueran a parar a la fundación y el 10% restante, a los colaboradores. Se trata de una iniciativa única dentro del mundo farmacéutico, a la que vez que le otorga a la compañía una independencia fuerte, ya que no tenemos la presión de la Bolsa ni de los accionistas, ni tenemos que atender a otros intereses que no sean los de nuestro negocio.

Pero buscarán la rentabilidad como cualquier otra empresa.

Por supuesto, pero también con ética y con una visión altruista, humanista, donde las personas son lo más importante. En 60 años pasamos de una farmacia a un pequeño laboratorio y ahora tenemos 13.000 colaboradores y 45 filiales con influencia en todos los continentes.

El fundador fue un visionario.

Es el inventor de la dermocosmética, un concepto simple del cuidado y salud de la piel. Somos colaboradores de los dermatólogos y de los profesionales de la salud. La dermocosmética, que solo se vende en farmacia y parafarmacia, es un canal más dentro del mundo de la belleza, con una cuota del 5% dentro del sector de la cosmética, que es un universo muy grande.

Con un 5% de cuota de mercado tiene recorrido para seguir creciendo.

El año pasado crecimos un 7%. A España llegamos en 1970 y fuimos pioneros en introducir la dermocosmética, un mercado maduro para nosotros, con un consumidor al que le gustan los productos de farmacia por eficacia y porque le ofrecen seguridad, calidad y confianza. Los farmacéuticos son los grandes prescriptores de cosmética.

Habla de clientas, ¿y los varones?

Trabajo desde hace 25 años en belleza y desde entonces se habla de que el sector masculino va a explotar, pero infelizmente es un mercado pequeño. Los hombres usan los productos de cosmética de su pareja. La cosmética masculina tarda en despegar.

Al hacer partícipes a los empleados del accionariado de la empresa, ¿han conseguido una mayor fidelización?

Ha aumentado el sentido de pertenencia. Los beneficios se reinvierten en investigación y en acciones solidarias de la fundación, donde tenemos varios programas para dolencias raras o medicamentos falsos en África.

Parte del éxito de su sector es la innovación, tienen que estar constantemente innovando o lanzando nuevos productos.

Tenemos ocho marcas, que van desde los productos capilares a medicamentos, productos para anomalías vasculares, por ejemplo. Cada marca lanza entre dos y cinco al año, con mejoras en las formulaciones. No solo son cambios de envoltorio, es una mejora del producto porque el mercado y los profesionales del sector lo demandan. Para nosotros la ética y la eficacia son muy importantes. Ahora vamos hacia una cosmética, como el caso de Avène, estéril, con siete ingredientes, sin conservantes, para las pieles sensibles. Es el futuro, la consumidora quiere productos más limpios.

¿Qué retos tiene a medio plazo?

Consolidar la posición de liderazgo que tenemos. Eso nos da responsabilidad, a la vez que hemos de dinamizar el canal de distribución y acompañarlo. Cada vez hay más competencia en el sector. Otro reto es escuchar a la consumidora. El mundo digital cambia las expectativas de las consumidoras, que buscan cada vez más marcas auténticas y comprometidas con la sociedad.

¿Qué lección aprendió de Pierre Fabre?

Trabajé seis años cerca de él. Tenía 80 años y seguía trabajando. Fue un visionario, abrió los laboratorios a los profesionales del sector, le daba importancia al detalle y sobre todo a la ética. No pensaba en el lujo ni en cotizar en Bolsa, sino en los colaboradores.

Source link