Los fondos españoles quintuplican su patrimonio en Luxemburgo desde 2012 | Mercados

España no es ningún paraíso para los fondos de inversión. El sector sumaba 253.000 millones de euros en agosto, a poca distancia ya de los más de 261.000 de mayo de 2007. El crecimiento, eso sí, desde el mínimo de 122.000 millones de euros de diciembre de 2012 se sitúa ya en el 140%.

Pero la industria ha crecido más, mucho más, en Luxemburgo que en España. En los mismos años, el patrimonio allí ha pasado de menos de 3.000 millones a cerca de los 16.000 a cierre de agosto, según los datos recopilados por Morningstar, junto con el registro de fondos en el país del Banco de España, y de las propias gestoras. El montante se ha más que multiplicado por cinco.

El Gran Ducado se ha convertido en el refugio de las tormentas políticas y regulatorias. “Siempre lo han hecho bien, fueron pioneros en absolutamente todo, y continúan consolidándose”, señalan fuentes del sector.

El patrimonio de los fondos de inversión en el país, una las capitales financieras de la Unión Europea con apenas 600.000 habitantes, suma unos cuatro billones de euros, según los datos de la CSSF, la CNMV luxemburguesa. El montante, que marca cotas históricas, se duplica respecto al de hace 10 años. Luxemburgo es, de lejos, la capital europea con más patrimonio en estos productos. Le siguen Irlanda (2,2 billones), Alemania (2 billones), Francia (1,9 billones) y Reino Unido (1,5 billones). “Para vender fondos fuera es casi una exigencia; los inversores exigen que el código ISIN (una suerte de matrícula de todos los productos financieros que se negocian en el planeta, incluidos los fondos) comience por “Lu”, la enseña del Gran Ducado.

Los más grandes y los recién llegados

  • Las grandes gestoras españolas están plenamente instaladas en Luxemburgo. Santander es la que cuenta con más patrimonio, con más de 3.200 millones, seguida de CaixaBank (casi 2.100), A&G (1.700), BBVA (1.500,) EDM (alrededor de 1.300), March (1.546) y Bankinter (860), según los datos recopilados por Morningstar conforme al listado de fondos de estas gestoras en el Gran Ducado del Banco de España. En total, las que están presentes en Luxemburgo suman más de 16.000 millones de euros (véase gráfico). 
  • Renta 4 comenzó en 2016 a utilizar Luxemburgo como base para sus fondos y ya tiene más de 130 millones. Cobas AM, la gestora de Francisco García Paramés, ha arrancado este año y ya cuenta con un patrimonio de más de 140 millones. Gesconsult, pilotada por Alfonso de Gregorio, otro experto singular en la industria, también desembarcó allí el año pasado con dos de sus productos estrella: Gesconsult Renta Fija Flexible y Gesconsult Renta Variable. Merchbanc, con 99 millones, fue una de las firmas pioneras en desembarcar en el país.

Si esto sucede es en parte porque los inversores institucionales extranjeros (aseguradoras, fondos de pensiones y otros fondos de inversión) están acostumbrados a la legislación luxemburguesa y solo invierten en fondos lanzados bajo este paraguas.

Otro motivo por el que también se venden en España sobre todo en banca privada fondos gestionados en Luxemburgo es que funcionan bajo el formato de cuentas ómnibus –cuentas globales segregadas en función de las aportaciones de cada partícipe–, que preserva el anonimato del inversor particular.

Las cuentas ómnibus han sido uno de los caballos de batalla del sector. Ahora las gestoras españolas pueden utilizarlas para vender fondos en el extranjero, aunque no con los mismos, y requeridos, estándares luxemburgueses. En cambio, dentro de España su uso es extremamente complejo.

Economía lleva seis años dándole vueltas al asunto, y en el anteproyecto de ley para trasponer la directiva europea Mifid 2, que en teoría ha de entrar en vigor en enero de 2018, hay una solución que elimina las restricciones a su utilización en España.

Otra explicación de que esté creciendo tanto este negocio es el afloramiento de patrimonio debido a la amnistía fiscal de 2012 y el riesgo de que finalmente se opte por penalizar a las sociedades de inversión de capital variable (sicavs). La creación de este tipo de instrumentos, con un patrimonio de 32.200 millones en agosto, se ha frenado por completo en España. “No es que hayan dejado de crearse sicavs, sino que su nacimiento se ha desplazado a otros países, fundamentalmente a Luxemburgo”, explica un banquero privado. Con todo, el objetivo de Ciudadanos es que el Gobierno no toque ni la fiscalidad ni los requisitos para acceder a ella, sino que promueva su puesta a disposición del gran público, como publicó CincoDías el pasado 24 de marzo.

Fuentes del sector señalan que esta suerte de deslocalización se intensificará en el futuro inmediato si se mantienen las restricciones al sector que adelanta el borrador de la ley que adapta a la normativa comunitaria la Mifid 2. La hoja de ruta que siguen comúnmente las gestoras cuando se instalan en Luxemburgo es crear fondos clónicos de sus más exitosas carteras españolas.

El estándar del país está llevando a las entidades a lanzar productos allí en lugar de hacerlo en España

Source link

Francisco González: “Yo soy un tecnooptimista” | Compañías

Con motivo del encuentro anual del Comité Asesor Internacional de la Autoridad Monetaria de Singapur, Francisco González ha expuesto su visión sobre las implicaciones que tendrá la actual revolución tecnológica: “La transformación tecnológica y digital es una oportunidad extraordinaria, pero es fundamental una gestión activa de los cambios que implica para garantizar la igualdad de oportunidades y la traslación a toda la sociedad de sus enormes beneficios, ventajas y posibilidades”.

Las sociedades más digitalizadas —como los países nórdicos— o economías con mayor intensidad en el uso de robots —como Japón o el propio Singapur— tienen unas tasas de paro muy bajas, ha explicado el presidente de BBVA. En 2016, el paro en Estados Unidos era prácticamente idéntico al registrado a principios del siglo XX, a pesar del aumento de la productividad, del crecimiento de la población y del aumento de la población activa, ha dicho. En el mismo periodo, la renta per cápita se multiplicó por 7,4. “La experiencia de todos esos países nos enseña cómo el progreso técnico se traduce en un mayor bienestar social”, ha afirmado.

“Yo soy un tecnooptimista”, dijo Francisco González. “Los robots, la inteligencia artificial o el big data sustituirán algunos puestos, pero se creerán otros mejores. En el futuro habrá nuevos empleos que hoy no podemos ni imaginar. Muchos empleos serán más productivos, con lo que tendrán salarios más elevados. Habrá un período de transición. Lo esencial es gestionar el cambio, proteger a las personas y no los puestos de trabajo que queden obsoletos o las estructuras que impidan el progreso. La inversión en capital humano, la gestión del talento, las políticas activas de empleo y la visión a largo plazo van a ser esenciales en este proceso”.

“Hay una enorme demanda insatisfecha de perfiles técnicos y esa brecha se puede eliminar a través de la formación, que debería basarse en información extraída del sector privado”, dijo Francisco González.

La transformación tecnológica ofrece tales ventajas que es imparable, como demuestra la propia experiencia de BBVA, afirmó Francisco González. “En cuanto un cliente prueba nuestras aplicaciones ya no hay marcha atrás. En julio, por primera vez se vendieron más de un millón de unidades en un mes por canales digitales. También en julio superamos los 20 millones de clientes digitales, lo que supone una penetración del 40%”.

La reunión del Comité Asesor Internacional de la Autoridad Monetaria de Singapur ha centrado su debate en la transformación de los servicios financieros, la digitalización y el futuro del empleo, entre otros temas. El presidente de BBVA es el único español que forma parte de dicho comité, del que también son miembros Axel Weber (UBS), Bill Winters (Standard Chartered), Jean Lemierre (BNP), John Cryan (Deutsche Bank) y Nobuyuki Hirano (The Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ)

Source link

CaixaBank ficha a tres grandes banqueros de UBS, BBVA y Mirabaud | Compañías

CaixaBank está en plena temporada de fichajes para su segmento de banca privada. Ramón Olleros, Jorge Velasco, y Diego Morales se han incorporado a los equipos de Altium y Key Clients procedentes de BBVA, Mirabaud y UBS, respectivamente. Olleros, con más de 24 años de experiencia en el sector, desempeñó su último puesto en BBVA Corporate & Investment Banking, donde fue responsable de la relación con gestoras y compañías de seguros. Velasco cuenta con 28 años de experiencia en los mercados financieros, especialmente en gestión y asesoramiento institucional y privado; su última responsabilidad fue en el banco suizo Mirabaud como director de gestión de patrimonios. 

El área de grandes patrimonio de CaixaBank contaba con 55.000 millones de euros en activos bajo gestión a 30 de junio y más de 57.000 clientes. Para acceder a los servicios de este segmento, el patrimonio debe superar los 500.000 euros. 

El equipo Altium, dedicado a la gestión de patrimonios superiores a los 10 millones de euros, trabaja junto a los gestores de banca privada y ofrece un servicio global a aquellos clientes de alto valor que demanden un alto grado de sofisticación en la gestión de su patrimonio. El equipo está presente en Barcelona, País Vasco, Navarra, Andalucía y Madrid para ofrecer cobertura a todo el territorio. 

CaixaBank contaba a cierre de julio de 2017 con 403 grupos familiares en Altium, con un crecimiento desde enero de 2014 del 55%, y un patrimonio de 8.900 millones de euros. El incremento del importe es del 71% respecto a enero de 2014. 

El banco que preside Jordi Gual creó a finales de 2016 el área de Key Clients, para que fuera el nexo de unión entre todas las áreas de negocio de la entidad: banca privada, corporativa, seguros y banca de empresas. El objetivo es que reciban soluciones acordes a sus necesidades y objetivos en la gestión de su patrimonio familiar y empresarial. Diego Morales, con más de 22 años en el sector financiero, lidera este departamento, después de haber estado a cargo del desarrollo del mercado latinoamericano de UBS con especial atención a los family offices. 

El modelo de banca privada de CaixaBank combina las más de 5.000 sucursales con un servicio especializado formado por 550 gestores, 44 centros exclusivos y unas prestaciones tecnológicas que permiten ofrecer asesoramiento desde cualquier lugar.

Source link

BBVA negocia la venta de su filial en Chile | Compañías

BBVA negocia la venta de sus negocios en Chile, canalizados a través de la entidad BBVA Chile, de la que tiene el 68%. Según ha comunicado a la CNMV, y a raíz de las informaciones aparecidas en la prensa, el banco ha recibido una muestra de interés por parte de Scotiabank, entidad canadiense con fuerte presencia en América Latina. BBVA ha aceptado que el posible comprador revise la documentación y se entreviste con los gestores de la firma, si bien BBVA señala que no puede determinar si habrá acuerdo o cuáles serían las condiciones de éste,

BBVA Chile es la séptima entidad de Chile, con una cuota de mercado de algo más del 6%. De acuerdo con la prensa chilena, la operación de venta se encargó a Citi, y se han recibido muestras de interés por parte de varias entidades. BBVA habría comunicado, según La Tercera, su intención de vender la filial al supervisor del mercado, dado que BBVA Chile cotiza en la Bolsa de Santiago.

A precios de mercado, la participación está valorada en algo menos de 1.200 millones de euros, si bien la liquidez del valor es escasa. Scotiabank, según la comunicación a la CNMV, aspira a quedarse con el 100% de BBVA Chile, para lo que necesitaría la venta del segundo accionista de la entidad, la familia Said, que según la prensa a contratado a Bank of America para la asesoría de la operación.

Scotiabank ya había manifestado en ocasiones anteriores su interés por alcanzar al menos una cuota de mercado del 10% en los territorios en los que opera. Según la prensa local, otros cuatro grupos estarían interesados en la compra de BBVA Chile: Security, Bice, Itaú y BCI.

BBVA entró en Chile en 1998 (cuando solo era BBV) con la adquisición de un 55% del entonces llamado BHIF, participación que aumentó posteriormente.

Source link

BBVA pulveriza el mercado de deuda anticrisis con 1.500 millones a tipos ultrabajos | Mercados

BBVA se ha estrenado en las emisiones de deuda sénior no preferente (non preferred, en la jerga) con capacidad para absorber pérdidas. Sigue los pasos de Santander que desde enero ha realizado ya cuatro emisiones de este tipo en lo que va de año.

El ejército de colocadores contratados para la operación, formado por Barclays, Citi, Natixis, UBS y la propia entidad, ha vendido 1.500 millones, por encima de las expectativas iniciales, según explican fuentes de BBVA.

La emisión, con un vencimiento a cinco años, se lanzó a un precio inicial de 85 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgo) a ese plazo, que se rebajó hasta los 70 puntos básicos ante la gran acogida en el mercado, lo que implica un cupón anual del 0,75%. Un precio que se sitúa como el más bajo en Europa a cinco años en este tipo de deuda.

La colocación, que ha recibido además una demanda de aproximadamente 5.000 millones de euros, será destinada a refinanciar vencimientos de instrumentos mayoristas que no son computables bajo la nueva normativa europea. BBVA ya desveló su intención de emitir este tipo de deuda en la presentación de las cuentas del segundo trimestre, cuando su director financiero, Jaime Sáenz de Tejada, avanzó que se emitirían hasta 2.000 millones de euros en la segunda mitad de año, una vez aclarado el marco legal.

Fuerte interés de las gestoras y diversificación

El libro de órdenes de la emisión de deuda non preferred de BBVA recibió más de 300 peticiones por parte de inversores. Entre ellos, las gestoras fueron las más interesadas, con un 73% del total, seguidas por bancos (13%) y aseguradoras y fondos de pensiones (12%).

La emisión contó con una fuerte diversificación geográfica. Los inversores de España y Reino Unido acapararon un 21% de las órdenes, seguidos por Francia (19%), Alemania y Austria (18%), Reino Unido e Irlanda (17%), países nórdicos (7%), Suiza (5%) e Italia (2%).

La banca española recibió el espaldarazo del Gobierno el pasado 24 de junio para colocar este tipo de pasivo. El Ejecutivo dio luz verde a las entidades para emitir deuda sénior no preferente y cumplir así con los requerimientos del Banco Central Europeo, que exige ala banca construir un colchón que proteja a los dueños de la deuda clásica y a los depositantes.

En caso de problemas, los dueños de los bonos no preferentes se colocaran en el ranking de absorción de pérdidas por detrás de los propietarios de los cocos y de la deuda subordinada. Aunque asumirán los eventuales quebrantos antes que los bonistas de la deuda sénior clásica. La entidad quiere finalizar el ejercicio 2018 con entre 3.500 y 4.500 millones de euros en deuda non preferred, por lo que en el calendario del año de emisiones de deuda estaría contemplada la colocación de entre 2.500 y 3.500 millones.

Hasta la fecha, la única entidad española que había emitido este tipo de pasivo era Santander, que suma cerca de 4.300 millones de euros. El banco presidido por Ana Botín ha recurrido a colocaciones en varias divisas. Así, Santander estrenó 2017 con la emisión de 1.500 millones en euros –antes de que se aprobara la normativa–, a la que siguieron 2.500 millones en dólares, 400 millones en francos suizos y 800 millones en dólares australianos.

Source link

BBVA cree que la directiva de insolvencias perjudica a las pymes | Compañías

BBVA ha realizado una serie de propuestas a la Comisión Europa (CE) sobre la futura directiva sobre insolvencia que prepara Europa para intentar homogeneizar las diferentes normas existentes en Europa para dar una segunda oportunidad a las empresas antes de entrar en un proceso de concurso de acreedores. BBVA defiende esta nueva norma que considera fundamental para el tejido empresarial europeo, aunque mantiene que existen “algunos puntos que podrían mejorarse” en el proyecto. El banco que preside Francisco González, de hecho, ha sido la única entidad en Europa que ha sido llamada por el Parlamento Europeo para que diera a conocer su opinión y la del sector y sus propuestas sobre esta nueva directiva.

BBVA ha trasladado a la Comisión Europea la idea de que sería conveniente replantearse el incremento de la intervención judicial en los procesos de reestructuración de la deuda de las empresas, y así se lo ha hecho saber el banco en una exposición que realizó Leticia Gayo, directora de servicios jurídicos de riesgos y negocios bancarios de la entidad, en una audiencia pública en el Parlamento Europeo, organizada por la comisión de asuntos jurídicos de Europa.

La ejecutiva también reclamó la formación de clases sobre la base de acuerdos entre acreedores (en lugar de criterios legales) o la incorporación “poco clara del absolute priority rule”, principio según el cual una categoría superior de acreedores debe ser pagada íntegramente antes de que una más junior pueda recibir cualquier pago.

Según BBVA, y otros bancos (BBVA también ha remitido a la Federación Bancaria Europea y la AEB sus propuestas que en gran parte coinciden), esto podría acarrear la disminución de la efectividad de los procesos de reestructuración de la deuda de una empresa con problemas.

Leticia Gayo cuestiona, además, el enfoque de la propuesta comunitaria, excesivamente centrado en grandes compañías con demasiada frecuencia, pero se olvida un poco de las dificultades para poder cumplir con esta norma por parte de las pymes. Asegura que la futura norma tal y como está redactada en la actualidad es muy costosa para una pyme, ya que necesita un informe de su situación realizado por un tercero, además, los plazos para la solución de su futuro antes de abordar un concurso de acreedores –que en gran parte termina en la liquidación de la empresa, según los expertos– también son demasiado amplios (12 meses) y por lo tanto supone mayores costes para la empresa.

La propuesta de directiva tiene como principales objetivos aumentar las oportunidades de una reestructuración a tiempo de las empresas en dificultades financieras, para prevenir la quiebra y evitar despidos; garantizar que los empresarios tengan una segunda oportunidad para desarrollar sus actividades después de una quiebra; y fomentar procedimientos de insolvencia más efectivos en toda la UE.

Además, puede contribuir a la estabilidad financiera, ya que reduciría los impagos de préstamos a la banca por parte de las empresas y se haría frente al problema del elevado nivel de préstamos morosos que tiene parte de la banca. Esto debería permitir al sector conceder más préstamos a consumidores y empresas.

 

Tu presupuesto doméstico en un click

Nueva función. BBVA ha introducido una nueva funcionalidad en su herramienta Mi día a día que permite a los usuarios prever los movimientos financieros que se efectuarán en el mes en curso y el siguiente, informó la entidad. La funcionalidad, denominada Movimientos Previstos, es un calendario predictivo, desarrollado gracias a las tecnologías de big data e inteligencia artificial, que anticipa los gastos e ingresos previstos a dos meses vista con el objetivo de facilitar el control de las finanzas personales de sus clientes.

El sistema presenta de manera gráfica cuál será el balance al final de cada periodo,permitiendo a los usuarios de la aplicación de BBVA conocer con antelación la situación económica que tendrán a final de mes.

Source link

Visitar el banco cada día es más caro | Mi dinero

La banca electrónica hoy en día es una realidad arrolladora. Los bancos facilitan cada vez más la realización de operaciones a través del móvil, ordenadores y cajeros. Las entidades mantienen sus servicios de forma física, para que los clientes puedan acudir a la sucursal financiera a realizar sus operaciones y transacciones, aunque el sector esté inmerso en un proceso de reducción de red que abarate los costes. De hecho, la banca se esfuerza en dirigir al cliente hacia la operativa online y en desalentar la operativa en sucursales. Así, una visita a las oficinas revela que numerosos bancos realizan recargos solo por el hecho de ingresar dinero en una cuenta que no sea la propia, además de establecer horarios muy limitados para la operativa más básica.

Para realizar un ingreso en una cuenta que no sea la propia en una de las sucursales de la entidad, el cliente debe abonar cinco euros. Para hacer un cobro de recibo, solo se pueden realizar de forma física los martes, miércoles y jueves, desde las 11.30 de la mañana hasta las 14 horas. Y solo entre los día 11 al 24 de cada mes.

Al acudir al banco para hacer un ingreso en una cuenta ajena, en caso de querer añadir un concepto, se debe abonar un recargo de 10 euros. Sí no se añade concepto, la operación será gratuita. Hacerla en el cajero automático, con concepto o no, no tiene ningún coste extra. El cobro de un recibo no tiene coste alguno.

Cobra una comisión de cinco euros por la realización de un ingreso en una cuenta ajena.

Los clientes no encontrarán restricción de horarios, pero sí un recargo de dos euros al realizar cualquier operación en oficina. Se pueden realizar estas gestiones en el cajero automático sin ningún coste extra.

En la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri realizar ingresos en una cuenta distinta a la propia en los mostradores de la sucursal no tiene coste para los clientes. En lo relativo al cobro de recibos, hay oficinas en las que no se da la opción de realizar el cobro en la caja, solo se puede hacer a través del cajero automático. Las sucursales en las que sí se tramita de forma física el cobro de recibos, tienen un horario restringido por las mañanas para la realización de estos, salvo en las oficinas ágiles, que cierran a las 18:00 horas.

Si un cliente quiere hacer un ingreso en una cuenta que no sea la suya a través de la caja de una sucursal, no tendrá que abonar un importe extra. Si no es cliente de la entidad, la operación tendrá un recargo de dos euros.

Si los clientes acuden a una sucursal a realizar gestiones en caja, deberán hacerlo antes de las 11 de la mañana, ya que en caso de pasar este límite horario, las operaciones solo se podrán realizar a través del cajero automático. La entidad no cobra a sus clientes por hacer un ingreso en una cuenta que no sea la suya. Para cobrar un recibo, los usuarios deben acudir el martes o el jueves de 8.30 a 10.30 de la mañana.

El banco malagueño no cobra a sus clientes por la ejecución de ninguna de estas operaciones.

Por otro lado, en las transferencias, la comisión está bastante igualada. Sí hay diferencias en cuanto a la cantidad de transferencias sobre las que se aplica recargo.

A quienes no tienen nómina domiciliada, Bankia cobra por una transferencia online un recargo del 0,51%, que aplica en el 0,03% de las transferencias. Caixabank cobra un extra del 0,52% en las transferencias online, pero en cambio, aplica este coste en el 19,96% de las transferencias realizadas, según datos del Banco de España. Los costes suben si la transferencia se realiza de manera física. En este caso, el porcentaje en Caixabank es el 0,38%, pero cobra esta comisión en el 46,81% de los casos. BBVA es quien más veces lo aplica. Con un extra del 0,42% en las transferencias físicas, hace uso de este en el 53,3% de las transferencias.

Los españoles, los europeos que más veces van al banco en el año

Una encuesta publicada por el servicio digital de envío de dinero Azimo revela que los españoles son los europeos que más veces acuden a su sucursal más cercana en el año, reflejo de la amplia red de oficinas bancarias en nuestro país.

Un 41% de los usuarios españoles afirman esperar entre 15 minutos y una hora para realizar sus gestiones en sus entidades bancarias mientras que esta cifra se reduce al 15% en el caso de los británicos y al 14% en el caso de los alemanes.

El 20% de los españoles afirma visitar la sucursal de su banco más de 10 veces al año y solo un 8% segura no pisar nunca de manera física su banco.

Por su parte, el 26,5% de los ciudadanos alemanes y el 22,30%de los británicos confirman no visitar nunca sus bancos para realizar gestiones.

Los últimos datos del Banco de España muestran que el número de cajeros automáticos que hay en territorio español ha descendido un 20%desde 2008. Desde entonces, ha retrocedido en 12.332 terminales.

Source link

La banca pública ha devuelto ya 220 millones por las cláusulas suelo | Mi dinero

La banca pública española ha devuelto ya 220 millones de euros a los clientes que contrataron créditos hipotecarios que incluían cláusulas suelo, aquellas que limitan la rebaja de cuotas de la que disfruta el consumidor frente a la caída real del euríbor, consideradas nulas por los tribunales si no se comercializaron con la debida transparencia.

Este es el resultado que arroja, de momento, el plan generalizado de devolución de lo cobrado que pusieron en marcha a comienzos de año Bankia y BMN, de las que el Estado posee un 65%, coincidiendo con el impulso del Ejecutivo a un marco de negociación extrajudicial entre bancos y afectados. Las dos entidades intervenidas se distanciaban así de la estrategia general de las entidades privadas, que optaron por analizar caso a caso y por defender sus contratos en los tribunales.

Bankia, que identificó un riesgo máximo de 214 millones que provisionó íntegramente, ha devuelto hasta mediados de agosto 186 millones a unos 37.000 clientes, según los datos manejados por la entidad. La cifra supone que se ha contestado ya favorablemente a más del 90%_de las reclamaciones registradas.

En concreto, detalla Europa Press, un 82,3% de los clientes ha optado por solicitar la devolución en efectivo y el resto ha amortizado parte de su deuda pendiente. Por su parte, BMN estimó un impacto potencial de hasta 80 millones de euros, que también dotó en su totalidad. Según el último dato disponible, facilitado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, en su última comparecencia parlamentaria, la entidad ha devuelto ya más de 34 millones lo que equivale al 77% de reclamaciones recibidas.

Entre Bankia y BMN, que trabajan en su fusión, la banca pública ha devuelto ya el dinero a cerca del 80% de sus clientes con cláusulas suelo. Sin embargo, mientras la banca participada por el Estado se acerca paso a paso a la devolución del 100% de riesgo derivado de la aplicación de cláusulas suelo, el resto de entidades financieras han decidido mantener intacto el volumen de provisiones que anunciaron hace meses o, incluso, comenzar a reducirlo.

Así, CaixaBank, que afronta el mayor riesgo potencial del sector financiero, con una factura de hasta 1.250 millones de euros, mantiene inalterable una provisión de 625 millones. Por su parte, BBVA, con un impacto de hasta 1.200 millones, no eleva la dotación de 577 millones que ya constituyó.

Más significativo resulta, no obstante, el caso de las entidades que a la luz de los resultados del mecanismo extrajudicial de negociación aprobado por decreto en enero, y del colapso judicial que han originado litigios hipotecarios como el de las cláusulas suelo, han optado por reducir la cobertura de este riesgo a cierre del primer semestre. Es el caso de Banco Sabadell, firme defensor de la validez de sus cláusulas que dotó hace meses 410 millones de un riesgo de 490 millones. A cierre de junio, sin embargo, revisó el perímetro de riesgo y rebajó la provisión hasta los 339 millones.

Liberbank, por su parte, llegó a dotar 155 millones de euros para un riesgo máximo de 208 pero, tras devolver el dinero a parte de sus clientes y evaluar los casos pendientes, ha rebajado la provisión a 48 millones de euros.

Caso aparte es el de Unicaja, que tras meses sin ofrecer datos concretos, reveló de cara a su salida a Bolsa que la consultora EY le recomendaba dotar de 310 a 410 millones por el riesgo derivado de sus cláusula suelo. La entidad dotó 370 millones.

Source link

Atentado en Barcelona: Castigo burstil para el turismo tras los atentados

Panel informativo de la Bolsa de Madrid.

Source link

Ejemplos de cómo los periodos de desempleo recortan la pensión | Mi dinero

Cuando un trabajador se queda en el desempleo suele pensar de forma inmediata en la merma que esto supone para sus ingresos del presente y su nivel de vida, pero también debería tener en cuenta cómo puede a afectar esta situación a la cuantía de su futura pensión pública.

El estudio Acerca de la influencia de las interrupciones en el empleo sobre las prestaciones por jubilación elaborado por Jorge Miguel Ventura Bravo y José A. Herce para el Instituto BBVA de pensiones incluye varias simulaciones para determinar en qué casos los periodos de desempleo o inactividad por otros motivos (cuidado de hijos u otros familiares, formación u otras causas) son más dañinos para el futuro poder adquisitivo del pensionista.

Los autores de este estudio diferencian entre el momento en el que se produce el periodo de desempleo o actividad y su duración, así como el nivel salarial del trabajador. Lo primero que destacan es que si el paro del trabajador se registra en los primeros momentos de su vida laboral, durante los años que la ley española no tiene en cuenta para calcular la pensión pública, la incidencia del desempleo en la prestación será nula.

Dicho esto, si los periodos inactivos, sin cotizar a la Seguridad Social, se producen de forma temprana dentro del periodo de cálculo para determinar la pensión (20 útlimos años antes del retiro); o de manera más tardía, en los años más cercanos a la jubilación, estas situaciones sí repercutirán en una merma de la cuantía de la prestación.

Así, por ejemplo, las simulaciones hechas por Ventura Bravo y Herce determinan que el perfil de trabajadores que más perjudicado se vería es aquel con un salario promedio que haya tenido cinco años sin cotizar de forma temprana y otros cinco en los años cercanos a su retiro. En este caso, el trabajador verá recortada su pensión inicial en el entorno del 25%. O lo que es lo mismo en lugar de recibir una pensión de 28.303 euros al año que le correspondería si hubiera tenido una carrera completa, sin interrupciones de cotización, cobraría una prestación anual de 21.210 euros.

Le siguen los trabajadores con mayores sueldos (el doble del salario promedio) que hayan tenido estos mismos periodos de inactividad, que experimentarán un recorte de la prestación del 12,3%. En este caso, el 100% de la pensión que le correspondería para una carrera completa sería de casi 36.000 euros al año y se le quedaría en 31.516 euros.

Pero los autores del informe llaman la atención sobre que “para los trabajadores cuyos salarios están situados muy por encima o por debajo de los salarios promedios, el impacto de las interrupciones laborales sobre las pensiones futuras iniciales se reduce en gran medida a causa del papel que juegan los límites de pensión de jubilación inferiores y superiores”.

De hecho, si el efecto del desempleo sobre un trabajador le recortara su pensión inicial por debajo de la pensión mínima que marca la ley cada año — por ejemplo, 8.471,40 para mayores de 65 años con cónyuge no a cargo en 2017– esta merma no se aplicaría.

Además, la ley española de Seguridad Social, prevé estas circunstancias e incluye que el Estado cotiza por los perceptores de la prestación y el subsidio por desempleo contributivo. Asimismo la norma establece la cobertura de lagunas de cotización. Esto significa que si las interrupciones de la cotización, por el motivo que sea, se producen dentro de los años que se tienen en cuenta para calcular la pensión –20 años antes de la edad de jubilación en la actualidad– se considera que el trabajador ha cotizado por el salario mínimo durante 48 meses y por la mitad el resto de años que el trabajador no cotice.

Los investigadores de este estudio destacan que la existencia de estas coberturas de lagunas de cotización, que ellos denominan acuerdos de subsidios a las cotizaciones, “protegen significativamente a los trabajadores ante la posibilidad de perder derechos de pensión, aún en el caso de los perceptores de salarios promedios que experimenten interrupciones de mayor duración, que pueden resultar afectados de manera desproporcionada”.

Esto explica que, según las simulaciones hechas en este estudio, un trabajador que cobre el doble del salario promedio y esté sin trabajar dos años en el periodo cercano a su jubilación no vea mermada en absoluto su pensión inicial de jubilación. Y casi lo mismo les ocurriría a los trabajadores de escalas salariales inferiores, que apenas verían recortada su prestación entre 20 y 35 euros anuales.

Source link