Santander paga 713 millones de dólares al expresidente de su filial de crédito en EE.UU | Compañías

Banco Santander ha cerrado un capítulo en su conflictiva filial de préstamos de alto riesgo en EE. UU. La entidad española ha acordado pagar a su ex presidente ejecutivo, Thomas Dundon más 713 millones de dólares (604 millones de euros) en un acuerdo de salida.

El pacto fue presentado en un hecho relevante en la SEC estadounidense el pasado viernes. El acuerdo pone punto final a la relación de Santander con Dundon, que abandonó Santander Consumer en julio de 2015 en un episodio de máxima tensión con los reguladores

El banco aseguró entonces que le pagaría casi 1.000 millones de dólares en concepto de adquisición más indemnizaciones  por su participación cercana al 10% en la subsidiaria con sede en Dallas. El acuerdo mantiene un paquete de salida ligeramente más pequeño con Dundon, de 46 años, quien fundó la compañía en 1995.

En total recibirá 942 millones de dólares por la compra de sus acciones y 66 millones en concepto de indemnización. Por su parte Dundon, a su vez, acordó devolver un préstamo de 290 millones, más intereses de 5 millones, con lo que recibirá un pago neto de 713 millones, antes de impuestos. El desembolso total con motivo de su salida se ha reducido en 50 millones de dólares.

Según informó el sábado el diario Financial Times, un portavoz de la compañía en Estados Unidos se negó a comentar los motivos del retraso en la finalización de los términos del pago a Dundon y la reducción de 50 millones de dólares respecto al acuerdo original.

Señaló que el ex presidente ejecutivo y el actual presidente de la filial acordaron extender el compromiso de no competir o contratar a nadie de Santander Consumer hasta 2019. Los problemas de gobernanza en EE. UU. han sido un dolor de cabeza para Ana Botín, presidenta ejecutiva de Santander, quien prometió un mejor control de todo el negocio de América del Norte tras asumir su puesto en 2014.

Source link

27 de marzo, el día en que Popular pudo ya morir | Compañías

Banco Popular sufrió varios infartos antes de morir en la madrugada del 6 al 7 de junio, tras su intervención por parte de la Junta Única de Supervisión (JUR). Eso es al menos lo que mantienen varias fuentes financieras conocedoras de la delicada situación que atravesó la entidad antes de su muerte definitiva. Tanto es así que ya en su junta de accionistas, celebrada el 11 de abril, Popular ya era un banco zombi. No tenía más futuro que su venta inmediata.

“No había tiempo ni si quiera para ser asistido con una ampliación de capital”, explican las mismas fuentes, aunque reconocen que se intentó una a toda prisa, y ya había fecha para llevarla a cabo, el 12 de junio, y una cantidad, unos 4.000 millones de euros que Barclays y Deustsche Bank habían reconocido por carta que podían conseguir. Pero ya era tarde. La carta llegó entre el 3 y 5 de junio. Varias fuentes consultadas aseguran que Emilio Saracho ya era consciente de que la ampliación era prácticamente imposible llevarla a cabo , pero había que intentarlo.

Estas mismas fuentes explican que el 27 de marzo creían ya que el banco saltaba por los aires. Ese día fue cuando el comité de riesgos y el de auditoría, encabezados por dos consejeros que acababan de aterrizar en la entidad, Antonio González-Adalid y Carlos González Fernández, respectivamente, confirmaron que había un desfase en las cuentas del banco de 2016 de algo más de 600 millones de euros, entre tres partidas. Este desajuste fue comunicado a Pricewaterhouse (PwC), auditor que no había detectado este descuadre.

Lo primero que planteó la auditora, al parecer bastante preocupada, fue comunicárselo a la CNMV. Y así se hizo. Entonces se abrió un intenso debate en el consejo de administración del banco y con el auditor. Y se procedió a un análisis a fondo de las cuentas de 2016.

Era una cantidad que en otras circunstancias y en otro banco no hubiera inquietado. “No es la primera vez que una empresa debe corregir sus cuentas de un año anterior”, explica un experto. “Si la cantidad es pequeña se comunica a la CMNV y se corrige y normalmente queda en eso”, añade. Otra cosa es si la cantidad es elevada. “Entonces hay que hacer una reformulación de cuentas y eso no gusta a nadie. Además, hay que convocar consejo y junta para aprobar las nuevas cuentas. En el caso de que la corrección aun siendo pequeña afectase al 5% del monto de resultados del año y que el efecto sobre el patrimonio no supere una horquilla de entre el 2% y el 5% también habría que reformular cuentas. En el caso de Popular estuvo rozando la reformulación de cuentas, pero finalmente no fue necesaria”, explica un experto conocedor de lo que estaba ocurriendo en Popular en esos momentos.

Desde esa fecha más o menos y hasta el día 3 de abril, día en el que se comunicó como hecho relevante en la CNMV este desfase y su solución, se sometieron las cuentas del banco a un minucioso análisis, ya que la reformulación de sus cuentas, apuntan varias fuentes, hubiera supuesto ya la caída de la entidad. Y es que pese a lo bajas que eran las cifras, “ponía en evidencia las cuentas de 2016, que se debían someter a aprobación el 10 de abril, lo que elevaba más la desconfianza del mercado, podía provocar un retraso en la junta, y su suma, en caso de reformulación, reducía el ratio de capital que conllevaba directamente al impago de los bonos convertibles contingentes (cocos)”. La declaración de default de los cocos de Popular suponían la muerte del banco, apuntan varios expertos.

La CNMV tenía la llave para decidir si el ajuste que debía hacer Popular era una reexpresión de las cuentas o una reformulación, equivalente a su muerte. Al final, y tras concluir el examen por parte de PwC , la CNMV consideró que el ajuste era una reexpresión de las cuentas, que afectaban a los ejercicios de 2016 y 2015. El banco, según fuentes del exconsejo de Popular, se había salvado por la campana en esta ocasión, pero había quedado tan tocado que ya no salían los números para pasar el ratio de capital en junio. Fue entonces cuando se tomó la decisión de poner en venta el banco o realizar una ampliación que solo plantearse “sonaba ya a fracaso”, explican las mismas fuentes.

El Banco de España poco después comenzó su vigilancia diaria de liquidez. “De ahí viene el discurso de Saracho, que sonó incluso subrealista en la junta de accionistas del 10 abril”, mantienen otras fuentes. “Su intervención pudo gustar o no, pero a nadie dejó indiferente (planteó la venta o una ampliación de capital como únicas soluciones)”. Inmediatamente la acción de Popular se desplomó y nunca más se recuperó. A ello, y como si el mercado también lo supiese comenzó la salida de depósitos del banco. Era su declive definitivo, crisis de liquidez y que días después iba a convertirse también en solvencia. Esto es lo que se cuenta entre los exconsejeros de Popular. Ahora habrá que ver lo que descubren los dos peritos nombrados por el Banco de España para el caso Popular.

Source link

Cerberus apuesta fuerte por la banca alemana | Compañías

Los inversores de Deutsche Bank confiarán en que la llegada de Cerberus como accionista mayoritario sea un augurio más positivo que lo que sugiere el Can Cerbero de la mitología. Pero cualquier esperanza de revivir una fusión con Commerzbank, de la que Cerberus ya posee un 5%, depende de bestias más grandes, incluido el Gobierno alemán.

El fondo no suele invertir en empresas cotizadas: tiende a especializarse en deuda de empresas en dificultades y en capital riesgo. La participación en Deutsche revelada el miércoles en un informe regulatorio tiene un valor cercano a los 980 millones. Eso la convierte en la segunda inversión directa más grande del grupo en una cotizada. La participación en Commerzbank es la tercera. Si se suman las acciones que sigue teniendo en el banco austriaco Bawag, la cartera del grupo en acciones bancarias europeas vale unos 3.200 millones. Incluso para una empresa que gestiona más de 25.000 millones de euros, es una apuesta intimidante.

Cerberus dice creer que la banca minorista y comercial alemana ofrece “oportunidades atractivas a largo plazo”. Es poco probable que sea una explicación suficiente para sus clientes, que podrían comprar acciones de Deutsche y Commerzbank directamente, ahorrándose los honorarios de la firma.

La última revelación avivará los rumores de que Cerberus está presionando para que se fusionen los dos mayores bancos privados de Alemania (se intentó el año pasado). Pero a pesar de que el mercado alemán sigue muy fragmentado, hay obstáculos para un acuerdo, en particular la prolongada integración de Postbank en Deutsche.

Y otros inversores tienen más influencia. En Deutsche, Cerberus está por detrás del chino HNA, que posee cerca del 10%, y de fondos controlados por la familia catarí Al Thani. Y cualquier pretendiente de Commerzbank tendrá que ganarse al Gobierno, que aún tiene más del 15%. Bancos europeos como Unicredit y BNP Paribas también están interesados. Si los dos prestamistas alemanes terminan uniendo fuerzas, Cerberus podrá hacer poco más que mover el rabo en señal de aprobación.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Source link

La capacidad centenaria de innovar | Fortuna

Las nuevas tecnologías nos ofrecen enormes oportunidades para progresar y hacer más fácil nuestro día a día. En las empresas, y más en el caso de una entidad financiera, eso significa poner a disposición de los clientes nuevas posibilidades para que su experiencia sea plenamente satisfactoria e incluso supere sus expectativas. Se trata de tecnología, sí, de banca digital, de nuevos medios de pago, de inteligencia artificial…, pero no solo ahí reside el secreto para estar a la altura de lo que nos demanda la clientela. Hace falta algo más.

En 1904, cuando La Caixa –hoy CaixaBank– comenzó su andadura, no existía el ordenador, ni el correo electrónico, ni, por supuesto, el teléfono móvil. Internet tardaría décadas en aparecer como una revolución que lo cambiaría todo, y las personas eran la piedra angular de la innovación. La capacidad de adaptarse e imaginar nuevas maneras de dar servicio estaba en manos de empleados comprometidos con la entidad y con su clientela y utilizaban para ello todos los medios que estaban por aquel entonces a su disposición.

Hoy, más de cien años después, rodeados de tecnologías que incluso nos abruman, esa capacidad de innovar sigue intacta. No es en el fondo distinta de la que nos dejaron en legado aquellos que nos precedieron. Cambian los tiempos, y las herramientas, pero las personas son las que pilotan el cambio y lo implementan a diario para que se convierta en una realidad. En definitiva, son ellas quienes hacen tangible lo que pocos años atrás parecía ciencia ficción.

Las nuevas tecnologías han cambiado no solo nuestra manera de trabajar, sino también de acceder al conocimiento, de interactuar socialmente y de tomar decisiones. De hecho, se ha comprobado ya que el progreso económico, social y cultural de los países está estrechamente relacionado con el acceso a estas tecnologías y su rápida adopción. Debemos esforzarnos en hacer llegar a todos la capacidad de usar y disfrutar de estos avances, tal y como pretenden los programas de formación lanzados por CaixaBank y la Obra Social La Caixa. La brecha digital, pese a que cada vez hablamos menos de ella, existe y debemos combatirla. En esta senda de la innovación, nadie puede quedar atrás. No hay otro camino para llegar a la excelencia ni para que nuestro modelo socioeconómico sea sostenible. O es inclusivo o no será.

El progreso económico, social y cultural de los países está estrechamente relacionado con el acceso a estas tecnologías y su rápida adopción

 

Desde sus inicios, en CaixaBank siempre hemos sido conscientes de que la tecnología iba a suponer una profunda transformación del sector financiero. Decidimos ser pioneros en este campo y pienso que lo hemos logrado. Así nos lo han reconocido reiteradamente distintas instituciones nacionales e internacionales y ahí radica una de nuestras grandes ventajas competitivas: calidad de servicio apoyada en una apuesta clara por la innovación más avanzada. Esos han sido los motores que, pilotados y operados de forma perseverante durante años por nuestros equipos, nos han llevado al liderazgo que hoy protagoniza nuestra entidad. Es lo que me gusta denominar como la capacidad centenaria de innovar. Llevamos en nuestro código genético empresarial un valor fundacional que nos hace mirar muchos años hacia el futuro y nos permite implantar ahora tecnologías que marcarán hitos en el mundo financiero. Por ejemplo, facilitando a nuestros clientes la gestión de sus finanzas personales aplicando la tecnología del big data. En definitiva, innovación para mejorar las vidas de los que confían en nosotros.

Cualquier empresa, desde un banco centenario a una startup, trata de innovar pensando en hacer llegar a un gran número de personas sus logros tecnológicos. Sin embargo, las grandes empresas juegan un papel preeminente, por su visibilidad y por su capacidad de impacto y de arrastre, y pueden contribuir al progreso tecnológico de toda una sociedad. Es lo que intentamos hacer, modestamente, pero con determinación, desde CaixaBank.

Jordi Gual es presidente de Caixabank

Source link

Draghi alaba la reducción de la deuda empresarial en España a nivel de 2004 | Mercados

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, destacó hoy la reducción de la deuda corporativa en España, que ha disminuido desde el 215% del valor agregado bruto en 2012 hasta cerca del 150%, el mismo nivel que tenía en 2004.

En su intervención en un congreso de banca europea en Fráncfort, Draghi señaló que la deuda corporativa bruta en la eurozona en relación con el valor agregado ha regresado a los niveles que tenía antes de la crisis.

Indicó que “en los países vulnerables” la reducción ha sido “más pronunciada” y citó los casos de España e Italia. “En España la deuda corporativa ha caído desde el 215 % del valor agregado bruto al principio de 2012 hasta cerca del 150% hoy, el mismo nivel que tenía al final de 2004″, dijo.

Draghi aseguró que las empresas italianas han visto su ratio de deuda caer en cerca de 30 puntos porcentuales desde 2012, volviendo al nivel que tenían a mediados de 2007.

Dijo que el endeudamiento de los hogares en la eurozona también se ha reducido y se sitúa actualmente por debajo de los niveles de mediados de 2008. Y agregó que las medidas de política monetaria puestas en marcha por el BCE en los últimos años reducirán el ratio de endeudamiento de las familias en un 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) desde 2015 hasta 2019 y en un 2 % el de las empresas.

El banquero italiano recalcó que la eurozona vive “una sólida expansión económica” y que los datos y proyecciones apuntan a un “momentum de crecimiento” que no cesará en el próximo futuro. “Desde la perspectiva del BCE tenemos una creciente confianza en que la recuperación es robusta y en que este ‘momentum’ continuará hacia adelante”, afirmó.

El BCE no daña a los bancos

Mario Draghi defendió también que la política monetaria de ultrabajos tipos de interés y compra de deuda que mantiene la entidad no ha perjudicado los beneficios de los bancos privados en el área.

Varios directivos de la banca europea, especialmente de la alemana, han criticado al BCE por mantener los tipos de interés demasiado bajos por un largo periodo de tiempo lo que, argumentan, limita la rentabilidad de sus créditos. “El ingreso neto por interés se ha mantenido bastante estable en los pasados dos años”, indicó Draghi en referencia a las cuentas de resultados de los bancos privados europeos.

Agregó además que si los bajos tipos tuviesen algún efecto negativo en el futuro en el ingreso neto por interés bancario, este “se vería ampliamente compensado por los efectos positivos de los estímulos monetarios” en otros componentes esenciales de la rentabilidad, como la calidad de los préstamos y las provisiones por pérdidas crediticias.

Source link

El Banco de España envía dos peritos a la Audiencia para investigar si hubo delito en la caída de Popular | Compañías

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu cuenta ya con el apoyo de dos peritos especializados para abordar la instrucción de la causa abierta en torno a la debacle de Banco Popular. El Banco de España ha remitido un escrito a la Audiencia informando de que ha procedido a designar a dos inspectores de entidades de crédito para que ejerzan de peritos judiciales en la investigación sobre la resolución de la entidad, el pasado junio.

El nombramiento responde a las primeras diligencias previas ordenadas por el juez tras admitir varias de las querellas presentadas por afectados en la resolución del banco, en concreto ante la petición realizada por Unive Abogados.

Los inspectores designados son Santiago Jesús Ruiz-Clavijo Ruiz y Pablo Hernández Romero, según el escrito remitido por la responsable de la unidad de colaboración con órganos jurisdiccionales del Banco de España, Ester Miralles, a la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso este diario.

En el mismo se detalla los objetivos iniciales que tendrán los peritos judiciales del caso. En primer lugar deberán revisar el folleto y la documentación que soportó la ampliación de capital de 2.500 millones que Popular celebró en junio de 2016, para comprobar si la información contable expresada ofrecía una “imagen fiel” de la entidad.

Además, deberán analizar las cuentas oficiales de Popular del ejercicio 2016, anuales, trimestrales y semestrales, los informes intermedios así como los ajustes contables realizados el pasado 3 de abril, cuando el banco admitió errores contables por cientos de millones de euros pero rehusó reformular las cuentas del año pasado.

Finalmente, los dos inspectores estudiarán los precios de venta de las sociedades participadas, así como l actividad accionarial de 2016 y 2017 para comprobar si existe algún tipo de irregularidad.

El movimiento es similar al ya seguido por el juez Andreu durante la instrucción del caso Bankia, que abordaba el posible fraude cometido con la salida a Bolsa de la entidad en verano de 2011. En aquella invetigación, los inspectores Víctor SánchezNogueras y Antonio Busquets concluyeron que la firma saltó al parqué ofreciendo al público una información que no casaba con la “imagen fiel” de la realidad contable de la entidad que acabó requiriendo el mayor rescate financiero del país.

Estos informes periciales son la base del juicio que finalmente se abrirá en los próximos meses contra los principales responsables de Bankia, con el expresidente Rodrigo Rato a la cabeza. 

En esta ocasión, Popular fue resuelto el pasado junio por las autoridades europeas ante la fuga de depositantes desatada por la desconfianza en la entidad financiera. Esta fue inmediatamente vendida a Banco Santander por un euro simbólico y supuso la pérdida de todo el dinero invertido por los accionistas y bonistas de Popular. 

Más allá de la designación de los dos inspectores del Banco de España, las diligencias admitidas por el juez Andreu suponen una revisión en profundiadad de las tripas de Banco Popular durante el último lustro, de la actividad de su accionariado y del las circunstancias de la resolución, incluyendo la petición del polémico informe de Deloitte en el que la Junta Única de Resolución (JUR) se basó para decretar su final.

Este documento tasaba la entidad en un valor de entre 1.500 millones en positivo y 8.200 millones en negativo, por lo que algunos de los afectados consideran que la entidad valía más de un euro en el momento de la resolución y reclaman una compensación por las pérdidas sufridas.  

Source link

El juez abre juicio contra Rato y la excúpula de Bankia por la salida a Bolsa | Compañías

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decretado este viernes la apertura de juicio oral por el llamado “Caso Bankia” contra 35 personas físicas y jurídicas, incluyendo al expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, decenas de exconsejeros, vocales o administradores de la entidad, así como su auditora, Deloitte.

Se les acusa de delitos de falsedad en las cuentas anuales de los ejercicios 2010 y 2011 así como de un delito de fraude a inversores ante los indicios de que era falsa la información incluida en el folleto que soportó la salida a Bolsa de Bankia, en julio de 2011, unos meses antes de su debacle.

La Fiscalía y la Abogacía del Estado, esta última en representación del FROB, solicitan una pena de cinco años de cárcel para Rato, de cuatro años para el exvicepresidente José Luis Olivas, de tres para el exconsejero José Manuel Fernández Norniella y de dos años y siete meses para el exconsejero delegado Francisco Verdú, todos ellos por un delito del artículo 282 bis del Código Penal en relación con la estafa a inversores.

Más allá, la Abogacía del Estado solicita que los acusados sean declarados responsables civiles directos de la debacle de la entidad y que compensen al FROB por el mayor rescate a una entidad financiera que se ha producido en España.

La Fiscalía, por su parte, solicita que indemnicen de forma solidaria a los inversores minoristas personados en la causa, excluyendo a los ya resarcidos por la actual Bankia, que declara responsable civil subsidiaria. Sin embargo, pese a que la fiscalía pedía sobreseer la causa contra la entidad y su matriz, BFA, el juez las sentará en el banquillo aunque admite que su colaboración podría atenuar las consecuencias que afronten.

El auto da a los procesados y responsables civiles un plazo de 20 días a partir de hoy para la presentación de sus escritos de defensa ante las acusaciones penales y las indemnizaciones reclamadas por las partes antes de la apertura del juicio. 

El juez ya propuso en mayo abrir juicio oral dando tiempo a las partes para presentar sus distintos escritos, que han sido valorados también por la Sala de la Audiencia Nacional, que confirmó la tesis del juez de que no debía juzgarse a los supervisores financieros (Banco de España y CNMV). La Sección Tercera de la Sala de lo Penal, sin embargo, atendió la petición del sindicato CIC y corrigió la propuesta del juez sobre la firma auditora, indicando que sí debía de sentarse en el banquillo a Deloitte. También figura como acusado el socio responsable de auditar las cuentas, Francisco Celma.

Los acusados

El juicio será celebrado en los próximos meses en la Sala de lo penal de la Audiencia Nacional, que acogerá una causa con 35 acusados y 44 acusaciones particulares y populares además del Ministerio Fiscal. Rato ya fue condenado por la Audiencia Nacional a cuatro años y medio de prisión por el delito continuado de apropiación indebida cometido mediante el uso de las conocidas como tarjetas black de Caja Madrid y Bankia. El expresidente de la entidad ha recurrido el fallo al Supremo y, a la espera de su decisión, no está sometido a medidas cautelares.

El listado incluye otra docena de condenados por el escándalo de las visas opacas, que incluye grandes nombres del mundo empresarial, sindical, político y económico. Es el caso del exconsejero delegado de OHL Javier López Madrid, del expresidente de la patronal madrileña Arturo Fernández, el exsecretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez-Ponga, de Antonio Moral Santín, que fue representante de IU, o del exdirector general de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj.

Más allá, entre los acusados por el caso Bankia destaca también el nombre de Ángel Acebes, exministro del Interior en el Gobierno de José María Aznar, que fue consejero de la entidad fallida.

Rato dice que no hay pruebas

Con este auto, el juez da definitivamente carpetazo a cinco años de instrucción del caso Bankia justo en el momento en que el mismo magistrado echa a andar una nueva investigación financiera de gran calado, la de la debacle de Banco Popular el pasado junio, para la que acaba de contar con dos inspectores del Banco de España para ejercer como peritos.

El propio caso Bankia ha estado marcado por la pericial realizada por los inspectores del Banco de España Víctor Sánchez Nogueras y Antonio Busquets que concluyeron que la entidad salió a Bolsa ofreciendo una información pública que no casaba con la “imagen fiel” de su estado real. Una prueba que las partes ya venían intentando desacreditar presentando sus propios contrainformes de expertos y que previsiblemente volverá a ser objeto central del debate durante el juicio.

Rato aseguró el viernes a Efe que él “cumplió escrupulosamente” con los requerimientos del Banco de España, ente que amparó las cuentas de Bankia, y que no hay “ni un solo documento” que demuestre que hubo irregularidades contables.

Source link

Caixabank envía en cinco segundos una transferencia a Austria | Compañías

Al tiempo que las juntas de accionistas de Servired, 4B y Euro 6000 celebraban sus juntas de accionistas para aprobar la fusión de los tres servicios de pago bajo una única marca, cuyo nombre, por el momento, no se ha decidido, CaixaBank realizaba la primera transferencia paneuropea instantánea.

La entidad que preside Jordi Gual realizó el viernes por la mañana la primera transferencia bajo el nuevo esquema de transferencias instantáneas definido en el European Payments Council (EPC). El banco se convierte así en uno de los primeros bancos internacionales en poner en marcha el nuevo esquema paneuropeo para envíos de dinero entre cuentas, aunque sea solo en fase de prueba.

Bankia y Abanca, entre los bancos españoles, también realizaron su primer ensayo el viernes, aunque internamente, ya que esta operativa comienza a funcionar oficialmente como prueba piloto el día 21, que será el día en el que el sistema español Iberpay de la luz verde a la nueva plataforma de pago.

Será ese día, de hecho, cuando la EBA, impulsora junto al BCE de esta iniciativa, publique la lista de entidades certificadas para operar ya a través de este esquema EPC, que requiere un gasto extra tecnológico, apuntan las propias entidades.

De momento, hasta el jueves en España estaban certificadas CaixaBank, Bankia, Abanca y el ecuatoriano con ficha en España Pichincha, aunque se espera que también esté ya BBVA. Pero otros bancos como Santander o Sabadell pueden unirse a este sistema más tarde, si no lo hacen la semana que viene, ya que la incorporación es paulatina tanto para los países como para los bancos que han apoyado esta iniciativa. La prueba piloto se extenderá inicialmente hasta el día 1 de diciembre, aunque podría extenderse.

Para realizar este ensayo cada entidad elegirá una muestra de cuentas de ocho clientes que efectuarán transacciones de un máximo de 10 euros.

CaixaBank, mientras, comunicó el viernes su experiencia llevada a cabo con un socio suyo, el banco austríacoErste Bank, en el que controla el 9,92% de su capital. Los destinatarios confirmaron la recepción en un plazo de cinco segundos, es decir, la mitad del tiempo que asegura el EPC que puede tardar una operación exprés de estas características, frente a las 24 horas de media que tarda en la actualidad si se envían después de las 13,00 horas.

La entidad catalana asegura en un comunicado que sus clientes interesados en realizar transferencias instantáneas “podrán acceder al servicio desde su oficina de CaixaBank y también desde el canal online Línea Abierta, accesible desde web o desde móvil. La opción aparecerá a partir del 21 de noviembre y permitirá tanto el envío como la recepción del nuevo tipo de transferencias a otras entidades financieras europeas.sus clientes”.

Las transferencias instantáneas están basadas en un nuevo esquema que permitirá ordenar pagos de hasta 15.000 euros a cuentas de toda Europa y recibir el dinero en menos de 10 segundos. Además, el pagador puede tener una confirmación instantánea del envío y recepción del dinero y el destinatario dispondrá de los fondos de manera inmediata.

Cada entidad pondrá la comisión que considere en estas operaciones, aunque inicialmente se había hablado de que en un periodo de tiempo lo lógico es que fuerán gratuitas, pero “el coste tecnológico hace que algunas entidades cobren”, señalan fuentes de un banco.

Los consejos de administración de los tres servicios de pago (Servired, 4B y Euro 6000), por otra parte, buscan aún el nombre para la sociedad resultante de su fusión. Santander, Caixabank y BBVA ostentarán una participación del 18% cada una en la nueva sociedad, mientras que la cuota de Bankia y Sabadell será del 9,8% y del 9,4%, respectivamente.

Source link

Las empresas españolas aceleran las emisiones de deuda antes de fin de año | Mercados

En noviembre se ha abierto una nueva ventana de liquidez en el mercado de capitales de la zona euro que las empresas españolas no han dudado en aprovechar. El entorno de nuevo se ha vuelto propicio para las emisiones de deuda, a lo que ha contribuido un cúmulo de factores.

La tensión política en Cataluña ha remitido y si bien no había llegado a provocar un repunte inquietante de la prima de riesgo, tampoco invitaba a tantear el mercado, en especial en el caso de los bancos. La temporada de resultados era otro obstáculo para emitir en octubre, ya que establecía un período de restricción previo a la fecha de la presentación. Y a finales de octubre se ha despejado además la gran duda que pesaba sobre los inversores: cómo iba a abordar el BCE el inicio de la retirada de estímulos.

El anuncio de Draghi de que las compras de deuda se reducirán a la mitad en enero y se prolongarán hasta al menos septiembre y su compromiso con un entorno de tipos bajos y abundancia de liquidez durante todo 2018 tranquilizaron al mercado. Y ha sido el principal motor para reactivar las emisiones de deuda de las empresas españolas. Así, en lo que va de noviembre, han emitido deuda –incluyendo a la banca– por 4.825 millones de euros. “Estamos viendo de nuevo a los emisores españoles aprovechando la ventana que el mercado de bonos sigue ofreciendo antes del final del año” señala Francisco Chambel, responsable de mercados de deuda de UniCredit España.

Las colocaciones realizadas en los últimos días han registrado fuerte demanda y han permitido hitos como las emisiones de deuda híbrida de Ferrovial e Iberdrola. Se trata de un tipo de colocación perpetua y en caso de default es el primer título de deuda con el que responder ante los acreedores, con lo que las exigencias de rentabilidad por parte de los inversores suelen ser mayores. Aun así, Iberdrola ha logrado colocar 1.000 millones de euros con un cupón anual del 1,88% –cerca del 1,54% del bono español y en la primera emisión de bonos híbridos verdes– y Ferrovial, 500 millones de euros al 2,12%. Sus emisiones siguen la estela de la colocación realizada en octubre por Danone, que logró el interés más bajo hasta el momento en una colocación híbrida por 1.250 millones de euros al 1,75%.

“Los bajos costes de emisión no son una novedad. Hay mucha liquidez en el mercado, que ha recibido un mensaje de tipos bajos muy continuista por parte del BCE”, explica David Ardura, gestor de renta fija de Gesconsult.

BBVA y Sabadell también se han animado con el tipo de deuda más cara para un emisor bancario, los bonos contingentes convertibles (cocos), que se convierten en capital en el momento en que el nivel de solvencia de una entidad desciende de un determinado nivel. Los bancos están acudiendo al mercado no tanto por una necesidad de financiación sino por exigencias regulatorias, pero las últimas emisiones van a servir también para abaratar el coste de financiación de colocaciones previas. Así, BBVA ha lanzado este mes 1.000 millones de dólares en cocos al 6,125%, que servirán para refinanciar la primera de estas emisiones lanzadas por el banco, en 2013, y a un tipo muy superior, del 9%.

Abertis también ha aprovechado para refinanciar deuda con una emisión a 10 años por 500 millones al 1% y para lanzar una oferta de recompra de bonos existentes a mayor coste.

El buen momento de mercado explica también los preparativos que ha puesto en marcha Prosegur Cash para hacer su primera emisión de deuda, que rondará al menos los 500 millones de euros.

La visión de los compradores

Fuerte demanda. Las emisiones registradas estos días han registrado sobredemanda: en la de Iberdrola superó en 3,3 veces la oferta; en la de bonos de Gas Natural casí duplicó la oferta y la de cocos de BBVA llegó a registrar peticiones por 7.000 millones de dólares que se redujeron finalmente a los 5.000 millones, cinco veces lo adjudicado.

Falta de alternativas. Los bajos tipos de interés de las colocaciones no disuaden sin embargo a los inversores. “Hay mucho apetito porque hay falta de alternativas y hay que estar invertido. Aunque es también momento de ser cuidadoso”, señala David Ardura, gestor de Gesconsult, que prefiere una emisión de deuda a tipo flotante, como la lanzada por Naviera Armas, a una emisión perpetua a bajo interés.

Source link

Éxito de Liberbank: logra demanda por 7,9 veces el importe de su ampliación | Mercados

Éxito rotundo e incontestable de Liberbank en la carrera por contentar al mercado que dio el pistoletazo de salida con la resolución de Popular del pasado 7 de junio. El banco que pilota Manuel Menéndez fue protegido por el supervisor el 12 de junio, ante el inquietante hundimiento de su acción del 38% entre el cierre del 6 de junio y el del 9 del mismo mes.

El 7 de septiembre comunicó su intención de hacer una ampliación de capital por 500 millones de euros y la puso en marcha el miércoles 26 de octubre. El resultado ha sido incontestable, con una demanda de cerca de 4.000 millones de euros: 7,9 veces el importe logrado. La acción ha subido más de un 10% desde el día anterior a que se desdoblaron los derechos de suscripción.

Es cierto que Liberbank ha ofrecido un descuento del 38% a los nuevos accionistas pero la capacidad de atracción de capital ha sido inesperada. El mercado confía en el timonel de Liberbank,  Manuel Menéndez, que protege así la independencia de la entidad. Las antiguas cajas de ahorros que controlan el capital –Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria– han reducido su participación al 24,2% desde el 43,2%, tras vender un 19% en mercado y lograr liquidez por 119 millones para acudir a la ampliación. Al tiempo que han entrado nuevos accionistas y algunos de los existentes han reforzado sus posiciones.

El último en aparecer ha sido el hedge fund británico Arrowgrass, que tiene el 2,8% del capital, según ha comunicado a la CNMV. Esta participación está valorada en unos 35 millones de euros. La capitalización de la entidad financiera pasará a ser de más de 1.200 de euros, una vez que hayan desembarcado los 1.900 millones de títulos nuevos procedentes de la ampliación. Comenzarán a cotizar el próximo martes 21 de noviembre, día en que se extinguirá la protección antibajistas decretada por la CNMV.

Deutsche Bank ha sido el coordinador global y Citi, el co-coordinador de la ampliación, en la que también han participado Fidentiis, Société Générale, JB Capital Markets, el estadounidense Jefferies y Mediobanca. Alantra ha sido el asesor de Liberbank en esta operación y también en la venta de los 600 millones de ladrillo cerrada a Bain el pasado 22 de octubre.

Las fundaciones de las cajas han inyectado 121 millones para retener su 24,2%, la familia Masaveu (5,5%) también se comprometió a acudir, al igual que el inversor mexicano Ernesto Tinajero Flores (7,4%) y el fondo Davinci Capital (2,5%). Lo mismo que Oceanwood, que tiene un 16,8%, tras subir su participación 4,2 puntos.

A algunos inversores se les ha olvidado ejecutar los derechos, siempre quedan restos en la segunda ronda, aunque la ampliación haya sido un éxito. Así, en la primera ronda se han suscrito el 99,85% de las acciones de la operación. 

Unos 25.000 accionistas

La base de accionistas de Liberbank ronda los 25.000 inversores, si bien tras la operación se este número se ha incrementado. 

Liberbank provisionó más de 600 millones en el tercer trimestre, lo que ha provocado unas pérdidas en el resultado neto de los nueve primeros meses del año de 270 millones. Entre julio y septiembre, los números rojos fueron de 337 millones. El banco que pilota Manuel Menéndez elevó la tasa de cobertura de activos improductivos del 40% al 50%.

Source link