La banca inicia una nueva oleada de ajustes laborales y cierre de oficinas | Compañías

El último trismestre del año suele ser siempre el elegido por las entidades financieras para poner en marcha sus planes de prejubilaciones o en algunos casos, sus expedientes de regulación de empreo (ERE) o reestructuraciones. Y en esta ocasión se vuelve a repetir el esquema en varias entidades que tenían pendientes acometer sus planes de ajuste.

Una de las instituciones que tiene pendientes sus ajustes tras absorber Banco Popular el pasado 7 de junio es Santander. El banco que preside Ana Botín no abordará una reorganización de su red de oficinas hasta 2019, una vez que se haya producido la integración tecnológica de ambos bancos.

Ese será el grueso del ajuste de la fusión de Santander y Popular. La entidad que preside Botín, sin embargo, ha querido abrir esta misma semana la negociación de la reestructuración de los servicios centrales de los dos bancos, en el que trabajan unos 5.000 empleados.

Para ello, ha convocado a los representantes de la plantilla a una reunión el próximo viernes. Fuentes sindicales matizan, no obstante, que el banco ha justificado este acto como una reunión para abordar la reorganización de los servicios centrales apelando al artículo 12 del convenio colectivo de banca.

Este artículo se denomina “criterios y procedimientos en procesos de reordenación”, y dice textualmente que ambas partes “se comprometen a trabajar con el fin de mantener la mayor estabilidad posible de los puestos de trabajo, promoviendo la negociación de medidas alternativas a la extinción de contratos”.

Las mismas fuentes aseguran que puede que el anuncio que les haga Santander no sea así el inicio de un plan de prejubilaciones o abrir las negociaciones de un ERE con bajas incentivadas, sino que puede que se aborden otras alternativas para recortar gastos y cumplir con las sinergias aprobadas con la fusión de los dos grupos financieros. Entre ellos se barajan propuestas de movilidad geográfica o cambio de funciones laborales, y la externalización de servicios, lo que evitaría despidos, aunque los empleados afectados se trasladas a otra empresa. También pueden tratarse otras medidas flexibles de trabajo, explican fuentes de los representantes de la plantilla.

Otro de los argumentos que parece que apoyan las tesis de que Santander buscará nuevas fórmulas para recortar sus costes con el menor número posible de despidos es que los sindicatos llevan desde junio pidiendo un plan de prejubilaciones, como es habitual en los grandes bancos desde hace años, pero el banco lo ha descartado.

Otras fuentes sindicales apuntan a una salida de unos 1.500 empleados de los servicios centrales de Santander y Popular, aunque esta cifra no tiene ninguna base, ya que todavía no se ha hablado de cifras ni condiciones de los ajustes.

En total, el cálculo del mercado de excedente de plantilla de Santander y Popular entre servicios centrales y sucursales se eleva entre 3.000 a 4.000 personas.

BBVA ya ha comenzado a explotar otras vías para reducir su plantilla. Tiene en marcha en estos momentos la salida de 152 empleados tras la venta –sin precedentes para este banco que presume de ser el más avanzado digitalmente–, de parte de su departamento de tecnología a IBM. Pero en este caso no ha planteado un plan de bajas incentivadas o de prejubilaciones para estos trabajadores, algo que ha sorprendido a los sindicatos.

La firma que preside Francisco González ha optado por traspasar esta parte de la plantilla a IBM en un proceso que durará unos cuatro meses. Los sindicatos de BBVA están ahora negociando las condiciones en las que se irían los empleados del banco a la compañía informática, ya que los convenios colectivos por los que se rigen ambas firmas son muy diferentes.

Otras entidades que iniciarán en breve un plan de ajuste de oficinas y personal serán Bankia y BMN.

Ambos bancos han aprobado ya su fusión, y podrán iniciar su proceso de integración en las próximas semanas o meses, ya que la intención es que BMN compute ya en los datos de Bankia a cierre de ejercicio. La institución que preside José Ignacio Goirigolzarri, sin embargo, aún no ha convocado a los sindicatos para tratar la futura reestructuración. Bankia confía en lograr unas sinergias de 155 millones dentro de tres años con la operación, mientras que los costes de reestructuración ascenderán a 334 millones.

Bankia ha contratado a Oliver Wyman para que analice los ajustes de plantilla y oficinas. Algunas fuentes sindicales hablan de la salida de 1.300 empleados de los 17.500 que suman, y el cierre de 120 sucursales de 2.500 oficinas en total, pero Bankia asegura que aún no tiene datos exactos del excedente de plantilla y red.

Otro banco que acaba de iniciar las primeras negociaciones para llevar a cabo su tercer ERE en menos de tres años es Evo Banco. La entidad propiedad del fondo estadounidense Apollo anunció ayer a los sindicatos un ajuste que afectaría a entre 260 y 270 empleados, lo que supone entre el 56% y el 60% de su plantilla, e implicaría el cierre de unas 39 oficinas, correspondientes a casi el 90% del total, según ha indicado la entidad.

Se verían afectados unos 240 empleados de la red de oficinas de Evo Banco y unos 25 trabajadores de sus servicios centrales, según han explicado fuentes sindicales. Apollo finalizó la adquisición de Evo Banco a Novagalicia en febrero de 2014 por 60 millones de euros. Un año después inició su primer ERE y en noviembre de ese mismo año lleva a cabo otro recorte de personal y locales.

El objetivo de Evo Banco es mantener cinco de sus oficinas en Madrid (calle Serrano, 25), Barcelona (Plaza Tetuán, 19), Valencia (Plaza del Ayuntamiento, 26), Sevilla (Avenida San Francisco Javier, 1) y Bilbao (la única con la que cuenta actualmente, en Alameda Urquijo, 25).
Así, se mantendrá casi el 10% de las sucursales actuales, además de la oficina virtual, para la que inicialmente no se contempla un aumento de la plantilla.

“La entidad avanzará hacia un nuevo modelo comercial con menos oficinas físicas y mejores canales a distancia”, explicó la entidad ayer en un comunicado.

En la primera reunión que ha mantenido la entidad con los sindicatos, la firma les ha informado de su intención de modificar el horario comercial de las oficinas que se encuentran “en peor situación” para cubrir los turnos. Los representantes de los trabajadores han solicitado que estas modificaciones del horario se extiendan a toda la red desde el primer momento.

Source link

Bankia salta al cuarto banco de España tras su fusión con BMN | Compañías

Ya es una realidad. Tres meses después de que Santander comprase Popular por un euro tras su intervención, otro banco, en este caso BMN, desaparecerá también del panorama financiero español.

Las juntas extraordinarias de accionistas de Bankia y BMN aprobaron ayer su fusión. De esta forma, la entidad que preside hasta ahora Carlos Egea pasará a ser absorbida por Bankia en una operación decidida por el FROB, que controla más del 65% del capital de estas instituciones.

Pero parece que no serán las únicas fusiones, según vaticinó ayer mismo Egea en la junta de BMN, celebrada en Madrid. “Veremos a ver cuáles son los próximos procesos de consolidación, que los habrá, y a qué precio”, insistió en referencia a los previsibles nuevos procesos de fusión de la banca mediana, y entre los que el mercado apuesta por Liberbank como la siguiente entidad en la lista de integraciones.

Egea, que no ocultó cierta nostalgia ante la desaparición de BMN, explicó que la absorción era la única salida posible para la entidad, y predijo problemas para el resto de bancos medianos. De hecho, declaró casi al final de su intervención que optar al final por la fusión con Bankia fue “una decisión difícil”.

“En los últimos años han sucedido, suceden y sucederán muchas cosas en el sector financiero que han cambiado y cambiarán enormemente el modelo del mismo. Hemos pasado de un sector formado por numerosas entidades de crédito, la mayoría de corte regional y tamaño pequeño, a uno integrado por pocas entidades (mayoritariamente bancos) de ámbito nacional y de mayor tamaño”, reflexionó Egea para justificar el final de BMN.

Añadió que durante los últimos años “han cambiado las reglas de juego” para el sector financiero”, con mayores exigencias de capital, que acrecientan un futuro incierto a la banca mediana, según dejo entrever.

Los accionistas de Bankia, mientras, aprobaron la operación de absorción de BMN en una junta celebrada en el Palacio de Congresos de Valencia (la sede de Bankia está en Valencia) que contó con la participación del 82,4% del capital social y la presencia de unos 2.500 accionistas.

Esta operación coloca a la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri como “el cuarto banco de España” –por delante de Sabadell y detrás de Santander, BBVA y CaixaBank–, con un aumento del 25 % de la clientela y un crecimiento de la rentabilidad que supondrá, en los próximos tres años, un 16% más del beneficio por acción, propiciará elevar los ingresos del negocio y aportará 245 millones de beneficios adicionales.

Goirigolzarri, además, aseguró que la fusión “contribuirá, sin duda, a la devolución de las ayudas públicas” que recibieron las dos entidades en el proceso de reestructuración en 2012 (Bankia recibió 22.424 millones de euros en ayudas y BMN unos 1.600 millones de euros).

El número uno de Bankia dio por concluida la junta con un reto para el grupo. “Bankia está en las mejores condiciones para conseguir ser el mejor banco de España”. Este mensaje contrastaba con lo que recordó en este mismo acto Goirigolzarri, al remarcar en varias ocasiones la transformación que ha experimentado la entidad desde que en 2012 se hizo cargo de su presidencia.

El ejecutivo, de hecho, no quiso pasar por alto rememorar la drástica reestructuración por la que tuvo que someterse Bankia tras recibir las ayudas públicas, y las restricciones de crecimiento y limitación de algunos negocios a los que se vio abocada hasta ahora.

El pasado mes de junio finalizó el periodo de limitación establecido por Bruselas, lo que le ha permitido ahora aprobar su fusión con BMN, operación con la que Bankia inicia “una nueva etapa de crecimiento. Cinco años después de la recapitalización, se ha aprobado una operación que es un hito muy importante, el inicio de una nueva era”, enfatizó Goirigolzarri, para añadir que ahora “nos hemos liberado del corsé y nos pone en pie de igualdad con nuestros competidores”.

El ejecutivo también subrayó que una vez finalizado el plan estratégico y el de reestructuración, “el único paso” que quedará para la normalización del proyecto de Bankia es su privatización.

Ante la pregunta de los sindicatos sobre el posible recorte de plantilla y de oficinas que llevará consigo esta fusión, el titular de Bankia respondió que la creación que todavía no se ha tomado ninguna decisión. Será, así, en los próximos meses cuando se realizará un análisis y se iniciarán los contactos con los sindicatos buscando acuerdos para adoptar las decisiones correspondientes.

Afirmó, no obstante, que se buscará el acuerdo con los sindicatos en las medidas que se adopten.

Goirigolzarri recordó que BMN fue valorada en 825 millones, por lo que la ecuación de canje fue de una acción de Bankia por cada 7,82987 acciones de BMN.

Pinnae rechaza la operación

La Fundación Pinnae, quinto accionista de BMN con el 4,34% de su capital, ha dado a conocer durante la junta su voto en contra respecto al único punto del día de la misma, la aprobación de la fusión. Además, ha anunciado que emprenderá acciones legales contra la entidad al considerar que la operación “perjudica gravemente” a los accionistas minoritarios de la entidad.

Los accionistas de Bankia han aprobado las dos propuestas del consejo de administración: la fusión con BMN y el nombramiento de Carlos Egea, presidente de esta última entidad, como nuevo consejero externo de la institución resultantes.

La nueva entidad resultante tendrá unos activos totales superiores a 223.000 millones de euros, 2.515 oficinas y 8,2 millones de clientes.

Las acciones de Bankia cayeron ayer en Bolsa un 1,61%, hasta 3,96% euros.

Está previsto que las autorizaciones de la fusión se obtengan en diciembre, de forma que la integración informática podría materializarse en el segundo trimestre de 2018.

Source link

El Banco de España da por perdidos 40.000 millones de las ayudas a las cajas | Mercados

Pasa el tiempo y la recuperación de las ayudas públicas que el Estado inyectó en el sistema financiero español, y más en concreto en las cajas de ahorros, durante la crisis financiera (desde 2009) se ha convertido en casi misión imposible.

El contribuyente solo recuperará una pequeña parte de lo que aportó a las cajas. El Banco de España cifra en 14.275 millones de euros el importe que puede retornar a las arcas públicas. Esta suma supone el 26,2% del total de ayudas concedidas desde 2009, y que ascendieron a 54.353 millones de euros, aportados por el FROB. Da por perdidos así más de 40.000 millones, cifra que coincide con la que avanzó en el Congreso en abril de 2015 el entonces subgobernador y presidente del FROB, Fernando Restoy.

Las previsiones de recuperación incluyen la futura venta de Bankia y BMN, entidades en las que el FROB controla alrededor del 65%y que están en proceso de fusión. De esta operación y posterior privatización se espera que se recuperen 9.798 millones (según el valor que les da el FROB), el 40% de las ayudas inyectadas en ambas entidades, y que ascendió a unos 24.000 millones. En la actualidad la capitalización de Bankia (su matriz BFA no cotiza) asciende a 12.700 millones de euros.

De momento, las ayudas recuperadas solo suman 3.873 millones de euros, 1.187 millones más que los contabilizados hace un año. De ellos, 977 millones fueron devueltos por CaixaBank en 2013 procedentes de las ayudas recibidas por Banca Cívica; 800 millones de una emisión de 2010 de cuotas participativas de Cajasur; 782 millones por la venta de su participación en Catalunya Caixa (CX); 783 millones por venta de la participación en NCG; 407 millones amortizados anticipadamente por Ibercaja Banco de una emisión de cocos realizada por Caja3, y 124 millones amortizados antes por Liberbank.

A ello habría que sumar ahora los 604 millones de cocos que acaba de devolver Unicaja inyectados en 2014 en su filial Ceiss. A estas ayudas hay que sumar también las facilitadas por el propio sector financiero concedidas a través del Fondo de Garantía de Depósitos en Entidades de Crédito (FGDEC), que se elevan a 21.604 millones de euros, entre inyecciones de capital, deterioros por los esquemas de protección de activos (EPA), otras garantías concedidas en las subastas y aportaciones al FROB.

El fondo de garantía tuvo que adquirir las acciones no cotizadas de entidades controladas por el FROB como la gallega NCG y CX, que la gran mayoría de clientes de estas entidades habían recibido tras la conversión de las preferentes que habían suscrito en acciones (capital) para que tuvieran liquidez. En total, 1.803 millones de euros. El FGDEC ha vendido todas estas acciones y ha recibido por ellas 673 millones.

El Estado también concedió avales a los compradores de las cajas subastadas en EPA por 883 millones de euros.

Source link

La banca pública ha devuelto ya 220 millones por las cláusulas suelo | Mi dinero

La banca pública española ha devuelto ya 220 millones de euros a los clientes que contrataron créditos hipotecarios que incluían cláusulas suelo, aquellas que limitan la rebaja de cuotas de la que disfruta el consumidor frente a la caída real del euríbor, consideradas nulas por los tribunales si no se comercializaron con la debida transparencia.

Este es el resultado que arroja, de momento, el plan generalizado de devolución de lo cobrado que pusieron en marcha a comienzos de año Bankia y BMN, de las que el Estado posee un 65%, coincidiendo con el impulso del Ejecutivo a un marco de negociación extrajudicial entre bancos y afectados. Las dos entidades intervenidas se distanciaban así de la estrategia general de las entidades privadas, que optaron por analizar caso a caso y por defender sus contratos en los tribunales.

Bankia, que identificó un riesgo máximo de 214 millones que provisionó íntegramente, ha devuelto hasta mediados de agosto 186 millones a unos 37.000 clientes, según los datos manejados por la entidad. La cifra supone que se ha contestado ya favorablemente a más del 90%_de las reclamaciones registradas.

En concreto, detalla Europa Press, un 82,3% de los clientes ha optado por solicitar la devolución en efectivo y el resto ha amortizado parte de su deuda pendiente. Por su parte, BMN estimó un impacto potencial de hasta 80 millones de euros, que también dotó en su totalidad. Según el último dato disponible, facilitado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, en su última comparecencia parlamentaria, la entidad ha devuelto ya más de 34 millones lo que equivale al 77% de reclamaciones recibidas.

Entre Bankia y BMN, que trabajan en su fusión, la banca pública ha devuelto ya el dinero a cerca del 80% de sus clientes con cláusulas suelo. Sin embargo, mientras la banca participada por el Estado se acerca paso a paso a la devolución del 100% de riesgo derivado de la aplicación de cláusulas suelo, el resto de entidades financieras han decidido mantener intacto el volumen de provisiones que anunciaron hace meses o, incluso, comenzar a reducirlo.

Así, CaixaBank, que afronta el mayor riesgo potencial del sector financiero, con una factura de hasta 1.250 millones de euros, mantiene inalterable una provisión de 625 millones. Por su parte, BBVA, con un impacto de hasta 1.200 millones, no eleva la dotación de 577 millones que ya constituyó.

Más significativo resulta, no obstante, el caso de las entidades que a la luz de los resultados del mecanismo extrajudicial de negociación aprobado por decreto en enero, y del colapso judicial que han originado litigios hipotecarios como el de las cláusulas suelo, han optado por reducir la cobertura de este riesgo a cierre del primer semestre. Es el caso de Banco Sabadell, firme defensor de la validez de sus cláusulas que dotó hace meses 410 millones de un riesgo de 490 millones. A cierre de junio, sin embargo, revisó el perímetro de riesgo y rebajó la provisión hasta los 339 millones.

Liberbank, por su parte, llegó a dotar 155 millones de euros para un riesgo máximo de 208 pero, tras devolver el dinero a parte de sus clientes y evaluar los casos pendientes, ha rebajado la provisión a 48 millones de euros.

Caso aparte es el de Unicaja, que tras meses sin ofrecer datos concretos, reveló de cara a su salida a Bolsa que la consultora EY le recomendaba dotar de 310 a 410 millones por el riesgo derivado de sus cláusula suelo. La entidad dotó 370 millones.

Source link

Bankia resucita en su sexto aniversario en Bolsa | Mercados

El próximo jueves se cumplirán seis años del momento en el que el entonces presidente de Bankia, Rodrigo Rato, hizo sonar la campana con el que comenzó la andadura de la entidad en Bolsa. Tras una etapa muy convulsa donde tuvo que ser rescatada con la inyección de 22.424 millones de euros de ayuda pública, el banco, que retornó al Ibex en diciembre de 2013, afronta con optimismo el futuro gracias a la subida de sus acciones del 16% en lo que va de año y a la absorción de BMN en el horizonte cercano.

A pesar de la incertidumbre que ha sobrevolado al sector tras la caída del Popular y la decisión de la CNMV de prohibir las posiciones cortas sobre Liberbank para evitar un efecto contagio, los títulos del banco nacido de la fusión de siete cajas de ahorro acumulan una revalorización del 80% en los últimos 12 meses. “Se ha comportado bastante bien, como se espera de una banco que ha normalizado sus cuentas”, señala Javier Bernat, analista de GVC Gaesco Beka.

La unión de los dos bancos nacionalizados supone un gran hito en el camino para la entidad dirigida por José Ignacio Goirigolzarri, que había tenido vetada su expansión por Bruselas tras recibir ayudas públicas. Bankia valoró a BMN en 825 millones de euros. El acuerdo de fusión de ambas entidades determina que los accionistas actuales de BMN recibirán una acción de Bankia por cada 7,82 títulos del banco murciano y tendrán en conjunto un 6,7% del grupo resultante. El Estado, a través del FROB, será el primer accionista de la nueva entidad y pasará a controlar el 66,6% del capital, frente al 62,2% actual.

Esta operación permitirá a Bankia consolidarse como el cuarto banco español, por delante del Sabadell, fue recibida con alegría por parte de inversores y expertos. “La integración tiene sentido estratégico, ya que podrá incrementar el volumen de activos en un 20% y ganar cuota de mercado en las regiones de BMN (Granada, Murcia e Islas Baleares”, afirma el equipo de análisis de Bankinter.

La dificultad de que la rentabilidad alcance en el corto plazo el doble dígito es una de las dudas que genera el valor, explica Bernat, aunque se prevé una mejora gracias a la fusión. “La evolución desde 2012 ha sido extremadamente positiva, principalmente en costes, calidad de activos y solvencia. Sin embargo, los bajos tipos de interés han impedido una importante mejora de la ROTE –rentabilidad del capital tangible– que estimamos en un 6,5% en 2017. El acuerdo de fusión lo mejorará hasta un 9,0% en 2020”, apunta un informe de Bankinter. “Estimamos que el ROTE se mantenga en el 8,9% en 2019 tras la integración y las sinergias de BMN”, afirma el equipo de Fidentiis Equities.

Cuando se estrenó en el parqué el 55% de Bankia, la entidad logró captar una financiación 3.092 millones, con un precio por acción de 3,75 euros. En la actualidad, los títulos se sitúan en torno a los 4,5 euros.

De cara al futuro, los analistas creen que la cotización podría resentirse ligeramente en el corto plazo. El precio objetivo de la acción se sitúa en los 3,99 euros, un 11% por debajo del precio actual. “Bankia acumula una revalorización del 16% en lo que va de año, mejor que el Ibex, en parte porque el mercado ya ha recogido las expectativas de subidas de tipos y el anuncio de compra de BMN. No vemos razones para pensar en un recorrido adicional por motivos asociados a la propia entidad”, señala Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

Sin embargo, la presentación de unos buenos resultados en el segundo trimestre podrían beneficiar el recorrido en Bolsa hasta finales de año, donde también será determinante la correcta culminación de la fusión, que JB Capital Markets pronostica para diciembre. Bankia cerró los tres primeros meses de 2017 con un beneficio neto de 304 millones de euros, lo que supuso un alza del 28,4% y el mejor resultado trimestral de su historia. “Los resultados del segundo trimestre van a ser un punto de inflexión, que hará que el segundo semestre sea mejor que el primero”, apunta Bernat. “De cara a la segunda parte del año será importante ver cómo evoluciona el euríbor, que continúa en zona de mínimos históricos y podría presionar algo la mejora de los márgenes”, explica Álvarez.

La evolución del sector financiero llevan a los analistas a mantener la cautela sobre el valor. Debido a ello, un 44% de los analistas recogidos por Reuters recomiendan vender los títulos, frente al 33% que optan por comprar. Únicamente seis expertos prefieren mantener. “Ha habido una desconfianza en la banca, pero se trata de un sector que ha subido un 73% en un años, excluyendo a Popular. La banca española empieza a estar en precio”, apunta Bernat.

Las claves


  • Acelerón de la privatización. La fusión con BMN podría acelerar la privatización de la entidad, cuyo plazo para que el FROB se desprenda de su participación vence a finales de 2019 (cumplía este año pero el Gobierno lo amplió en dos más). Goirigolzarri reconoció a finales de junio que podría considerarse la venta de un nuevo paquete de Bankia en la última parte de este año. “Vamos viéndolo. Si hay interés y el precio es adecuado es una de las cuestiones que se pueden considerar”, llegó a reconocer entonces el ministro de Economía Luis de Guindos.

  • Ayudas públicas. En total, ambas entidades recibieron 24.069 millones de euros en ayudas públicas (22.424 millones para Bankia y 1.645 millones para BMN). De acuerdo con los cálculos de Bankia, el Estado habría recuperado un total de 1.838 millones de euros, teniendo en cuenta la cantidad ingresada con la privatización de un 7,5% del capital de Bankia efectuada en febrero de 2014, que aportó 1.304 millones de euros, y la suma de los tres dividendos pagados hasta la fecha, que asciende a 534 millones de euros.

  • Posiciones cortas. Los inversores bajistas han desembarcado en Bankia. Según el último recuento de la CNMV, los cortos se sitúan en el 2,7% del capital.

Source link

El FROB pierde 1.693 millones en 2016 y el Estado sale a su rescate y lo recapitaliza | Compañías

El FROB, el fondo de rescate español, perdió 1.693 millones de euros en 2016, tras asumir que su participación en el banco BMN vale 916 millones menos que un año antes y la de BFA, la
matriz de Bankia, 474 millones menos.

Estas pérdidas han provocado un agujero patrimonial al FROB de 1.609 millones de euros, por lo que el Estado ha tenido que salir a su rescate, pero sin inyectar dinero, sino con la conversión de un préstamo concedido a la sociedad por importe de 3.000 millones.

Según ha informado este viernes el organismo, en las cuentas de 2016 reconoce
de entrada una pérdida de 916 millones de euros en BMN teniendo en cuenta
los 825 millones que ha ofrecido Bankia para absorber la entidad.

El FROB posee el 65 % de BMN, así que su participación tendría un valor de 536 millones, lejos de los 1.453,53 millones de euros que el Estado asignaba a este paquete accionarial a cierre de 2015.

En el caso de BFA, la matriz de Bankia participada al 100 % por el Estado, el FROB asume un deterioro de 474 millones fundamentalmente por la reducción de las plusvalías en las carteras de renta fija del grupo.

Además, el fondo público que preside Jaime Ponce se ha anotado una pérdida de 155 millones por la participación que posee en Sareb, el banco malo, después de que esta sociedad redujera su capital para compensar sus números rojos y convirtiera en capital parte de la deuda subordinada en manos de sus accionistas.

Las cuentas anuales del FROB publicadas hoy reflejan un activo de 14.354 millones de euros, un pasivo de 15.963 millones de euros y, tras las pérdidas del ejercicio, un patrimonio neto negativo de 1.609 millones de euros.

Para reequilibrar patrimonialmente las cuentas del FROB, se ha acordado la conversión del préstamo concedido a la sociedad por el Estado por un importe de 3.000 millones de euros, con lo que tras la conversión queda un saldo vivo de 10.456 millones de euros.

Con esta conversión, se reduce el pasivo del FROB y aumenta la partida de Fondo patrimonial por ese mismo importe, con lo que el saldo del patrimonio neto del FROB ascenderá a un importe positivo de 1.391 millones de euros tras la aprobación de las cuentas.

Pero el FROB aclara que este rescate no supone inyección de nuevos fondos en la sociedad, ni afecta a la capacidad del Estado de recuperación de las ayudas públicas concedidas por el FROB, y tampoco tiene impacto en déficit ni en deuda pública.

Durante el pasado año, el fondo también perdió 60 millones por las garantías ofrecidas a las entidades ya subastadas, entre ellas NCG Banco -ahora Abanca- en el que ha puesto 97 millones para hacer frente a las devoluciones por cláusulas suelo, mientras ha recortado en 35 millones las garantías para Banco de Valencia por las menores pérdidas registradas y esperadas.

A pesar de todo esto, el FROB destaca que dispone de una posición de tesorería “suficiente” para hacer frente a sus compromisos a medio plazo y añade que a cierre de mayo de 2017, el importe de la tesorería no comprometida a corto plazo asciende a 916 millones, colocados en deuda pública del Estado y cuentas remuneradas.

Source link

Bancos: Minoritarios de BMN estudian denunciar la fusión con Bankia | Compañías

Accionistas minoritarios de Banco Mare Nostrum (BMN), liderados por
la Fundación Pinnae, una de las cuatro entidades fundadoras del banco,
estudian emprender acciones legales contra la entidad por su fusión con
Bankia.

Esta fundación, quinto accionista de BMN con un 4,34% de su capital
y la única de las entidades fundadoras del banco que no tiene representación
en su consejo de administración, encabeza la Plataforma en Defensa de
los Accionistas Minoritarios de BMN.

Estos accionistas consideran que el canje acordado por ambas entidades
para su fusión es “demasiado bajo”, por lo que se plantean emprender
acciones legales por lesión de sus intereses, así como por infracción
del derecho de información de los accionistas minoritarios. “Ante un
escenario de tan baja valoración, lo más adecuado hubiera sido posponer
la fusión”, señala esta agrupación en un comunicado.

Según ha apuntado el presidente de la Fundación Pinnae, Martí Solé,
no es comprensible que el acuerdo se haya fijado en 825 millones de euros,
“cuando todas las opiniones de expertos establecían un valor mínimo para
BMN de entre 1.000 y 1.300 millones de euros y cuando, además, se recibió
una oferta de 1.300 millones de euros hace unos meses, un 35% superior
al valor que se ha acordado”.

En su opinión, si la fundación se hubiera incorporado a la comisión
de seguimiento de la fusión, “el consejo de administración habría garantizado
un proceso transparente que no hubiera perjudicado a los accionistas
minoritarios de BMN”. “Esto supone un grave perjuicio para la obra social
de la fundación, de la que dependen diversos colectivos de escasos recursos
y grupos en riesgo de exclusión social”, ha añadido.

La plataforma ha creado un blog (‘https://minoritariosbmn.com’)
a través del cual los accionistas pueden adherirse a la causa y se les
ofrecerá información sobre el proceso de fusión.

Source link

Objetivo: una privatización ágil, pero lo más ventajosa posible | Compañías

La aprobación de la fusión de Bankia y BMN el pasado lunes por parte de sus respectivos consejos de administración pone en marcha una integración que financieramente responde a una lógica impecable. Bankia entregará a los accionistas de BMN 205,6 millones de acciones nuevas, lo que supone valorar la entidad presidida por Carlos Egea en 825 millones de euros, es decir, 0,41 veces su valor en libros. La cifra se aleja considerablemente de los 1.300 millones de euros con los que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria(FROB) valoró BMN en marzo o los 1.050 millones una vez rescindidas las alianzas con las compañías de seguros, y supone unas pérdidas que el organismo tendrá que anotarse contablemente. Aunque resulta más que complicado que el Estado pueda recuperar las ayudas públicas concedidas a ambas entidades (22.425 millones a Bankia y 1.600 a BMN), de las que es principal accionista, tanto desde el FROB como desde Bankia se defendía ayer que la integración generará un mayor valor y permitirá, por tanto, recuperar más dinero con la fusión que sin ella.

El mercado acogió ayer con optimismo la operación, lo que llevó a las acciones del banco que preside José Ignacio Goirigolzarri a subir más de un 4%. Ello se explica en buena parte porque los inversores esperaba que Bankia realizase una valoración más alta de BMN, pero también porque tanto financiera como estratégicamente (dada la complementariedad geográfica de ambas redes) la fusión tendrá un efecto positivo. Como primera consecuencia, BMN elevará el beneficio de Bankia en 245 millones en 2020, lo que supone un 16% de su beneficio esperado. Además, pese a que la integración rebajará el capital de la entidad hasta dejarlo en el 11,5%, el porcentaje permite cumplir con las exigencias regulatorias.

La unión de Bankia y BMN inicia la marcha atrás de un proceso de desinversión por parte del Estado que tiene fecha –vence a finales de 2019– pero que el presidente de Bankia aboga por acelerar. A ese importante objetivo, el de la celeridad, hay que sumar otro que aún lo es más: que esa salida se articule de forma lo más ventajosamente posible para el contribuyente.

Source link

Los analistas: la baja valoración de BMN favorece a Bankia en Bolsa | Mercados

A primera hora de la mañana se han conocido los términos de la fusión de Bankia y BMN y el mercado los ha acogido de buen grado. Las acciones de Bankia se han anotado un alza del 3,53% en Bolsa, hasta los 4,17 euros por título, situándose a la cabeza del Ibex 35. Unas subidas que llegaron a ser del 4,7%. Entre los detalles del acuerdo de absorción destaca que Bankia valora la entidad absorbida en 825 millones de euros, un precio por debajo de lo que barajaba el mercado, de hasta 1.300 millones de euros.

Ambas entidades han confirmado hoy el acuerdo suscrito ayer por el que Bankia absorberá BMN mediante la entrega a sus accionistas de 205,6 millones de acciones nuevas de Bankia (no habrá pago en metálico), lo que supone valorar BMN en 825 millones de euros, es decir, 0,41 veces su valor en libros. De este modo, los accionistas de BMN pasarán a tener un 6,7% del capital de Bankia una vez completada la operación y poseerán acciones líquidas, que cotizan en Bolsa y que pagan dividendo.

“La reacción del valor en Bolsa se debe en gran medida a que se esperaba que la valoración de BMN fuera superior, cercana a las 0,5 veces el valor en libros y finalmente ha sido de 0,41 veces”, destaca Juan J. Fernández Figares, de Link Securities.

Nuria Álvarez, de Renta 4, considera que la operación es “buena” porque “está por debajo de los precios que manejaba el mercado en los ultimos meses” y por eso el impacto en Bolsa está siendo positivo. “Se despejan dudas que tenía el mercado”, asegura la analista, que cree asimismo que la fusión no solo tiene un efecto positivo en las principales cifras financieras de la entidad, sino que se da una complementación de los negocios. “Hay poco solapamiento de las redes comerciales”. De hecho, BMN aportará a Bankia unos 38.000 millones de euros en activos y una franquicia líder en Murcia, Granada y Baleares, provincias donde BMN cuenta con 470 oficinas, el 71% del total.

De este modo, tras la operación, Bankia contará con cuotas de mercado superiores al 30% en Granada y Murcia, y del 25% en Baleares, según ha explicado la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Desde el departamento de análisis de Bankinter aseguran que las cifras que se manejan están en línea con sus estimaciones y valoran “positivamente” el sentido estratégico de la integración “que permite a Bankia incrementar el volumen de activos (en torno a un 20,0%) y ganar cuota de mercado en las regio nes de origen de actividad de BMN (Granada, Murcia e Islas Baleares)”.

La firma, reitera la recomendación de comprar el valor en Bolsa, apunta que es “interesante” para Bankia la adquisición de BNM en un rango de valoración comprendido entre 700 y 900 millones de euros. “Según nuestras estimaciones, la fusión permitirá mejorar el BPA de Bankia en torno al 9% a partir del primer año. Es decir, se trata de una operación “ relutiva” para Bankia desde el primer año”, dice Bankinter, y añade que “estimamos que la operación generará un fondo de comercio negativo superior a 1.4 00 millones de euros que permitirá compensar los costes de reestructuración y realizar provisiones adicionales para situar los índices de calidad crediticia de BMN en línea con los de Bankia”.

Para Daniel García, analista de XTB, aunque “de primeras” pudiera parecer una operación “descabellada” por el hecho de que una entidad rescatada como Bankia que todavía le debe dinero al Estado se lance a una operación de este tipo, “lo cierto es que resulta muy interesante porque se crean unas sinergias importantes que se están viendo reflejadas hoy en el parqué” con el alza de las acciones de Bankia. Bankia estima unas sinergias de costes de 155 millones de euros antes de impuestos (9% de la base de gastos BKIA+BMN 2016), incremento del BPA del 16% en 2020 y del ROIC del 12% el tercer año.

Source link

El efecto de la crisis de Popular en la valoración de BMN | Compañías

El mercado, como era de esperar, ha acogido positivamente la operación de fusión entre Bankia y BMN. Más, al haberse estimado un valor inferior al previsto inicialmente por la entidad que encabeza la antigua Caja Murcia, lo que supone una menor aportación por parte de Bankia, banco que cotiza, y pese a que las dos entidades tienen como principal accionista al Estado, a través del FROB, con el 66% y el 65%, respectivamente. Y pese a que José Ignacio Goirigolzarri haya comentado en más de una ocasión que “el FROB no gana ni pierde nada, solo cambia de vehículo”, la operación no es tan limpia como parece para el Estado.

El FROB se ha anotado en las cuentas de 2016, que se cerrarán hoy tras el anuncio de la fusión de Bankia con BMN, unas pérdidas de unos 1.100 millones de euros correspondientes a la diferencia de la valoración de la participación del Estado en BMN y la realizada por Bankia. Para cubrir estas pérdidas que, según declaran fuentes financieras, es un apunte contable, se cubrirán con la capitalización de un préstamo del Tesoro de 2012 (tras aprobarse las ayudas públicas por parte de Bruselas) de 3.000 millones de euros que se convertirá en capital. Con esta operación, que ya se ha llevado a cabo en otra ocasión, se evita que el FROB cierre el ejercicio con un patrimonio negativo.

Pese a este ajuste contable en las cuentas del FROB y a la baja valoración de BMN por parte del consejo independiente de Bankia (los encargados de hacer la ecuación de canje), varias fuentes financieras consideran que dadas las actuales valoraciones de la banca europea en general, y de las entidades medianas españolas en particular, otorgar un valor de 0,41 veces valor en libro “es positivo en estos momentos”.

El anuncio del canje de una acción de Bankia por cada 7,5 de BMN se ha retrasado ligeramente sobre el plazo inicial, ya que se esperaba tener listas las valoraciones a principios o mediados de junio, y así poder celebrar la junta de accionistas para aprobar la operación a finales de julio. Pero no ha podido ser.

“Ha habido sus tiras y aflojas a la hora de fijar el valor de BMN”, señala una fuente financiera, que, no obstante, le resta importancia a este hecho. “Es lógico. Cada uno barre para su casa”, recalca. Aunque sí reconoce la influencia negativa que ha tenido en la valoración de la entidad más pequeña la crisis de Banco Popular.

“La caída de Popular ha influido en todos los bancos, aunque sobre todo en los medianos y pequeños. Lo mismo sucede con la liquidación de dos bancos italianos. Las valoraciones se reducen”, coincide otra fuente financiera. Pese a ello, explican que la valoración de BMN de 0,41 veces valor contable (en marzo fue de 0,50 veces) está por encima de la que tienen en la actualidad las entidades medianas en Europa, que es de 0,39 a 0,30. Liberbank, el banco más similar a BMN, cotiza a 0,32 veces valor en libros. “BMN cotiza un 28% por encima que Liberbank (según la valoración de Bankia), y eso que este banco es ligeramente mayor que la entidad que preside Carlos Egea”, señalan fuentes financieras.

También comparan BMN con Unicaja, entidad que justo hoy tiene previsto fijar el precio de su acción para estrenarse en Bolsa el próximo viernes. Los bancos de inversión han dado un valor en libros a la entidad que preside Manuel Azuaga de entre 0,44 y 0,57 veces, horquilla que está por encima de la valoración de BMN, aunque es mayor y la parte baja de la horquilla de precios es muy similar a la de la entidad presidida por Carlos Egea.

Al margen de las valoraciones, el mercado está seguro de que a esta fusión le seguirán otras de bancos medianos.

Source link