Los fondos españoles quintuplican su patrimonio en Luxemburgo desde 2012 | Mercados

España no es ningún paraíso para los fondos de inversión. El sector sumaba 253.000 millones de euros en agosto, a poca distancia ya de los más de 261.000 de mayo de 2007. El crecimiento, eso sí, desde el mínimo de 122.000 millones de euros de diciembre de 2012 se sitúa ya en el 140%.

Pero la industria ha crecido más, mucho más, en Luxemburgo que en España. En los mismos años, el patrimonio allí ha pasado de menos de 3.000 millones a cerca de los 16.000 a cierre de agosto, según los datos recopilados por Morningstar, junto con el registro de fondos en el país del Banco de España, y de las propias gestoras. El montante se ha más que multiplicado por cinco.

El Gran Ducado se ha convertido en el refugio de las tormentas políticas y regulatorias. “Siempre lo han hecho bien, fueron pioneros en absolutamente todo, y continúan consolidándose”, señalan fuentes del sector.

El patrimonio de los fondos de inversión en el país, una las capitales financieras de la Unión Europea con apenas 600.000 habitantes, suma unos cuatro billones de euros, según los datos de la CSSF, la CNMV luxemburguesa. El montante, que marca cotas históricas, se duplica respecto al de hace 10 años. Luxemburgo es, de lejos, la capital europea con más patrimonio en estos productos. Le siguen Irlanda (2,2 billones), Alemania (2 billones), Francia (1,9 billones) y Reino Unido (1,5 billones). “Para vender fondos fuera es casi una exigencia; los inversores exigen que el código ISIN (una suerte de matrícula de todos los productos financieros que se negocian en el planeta, incluidos los fondos) comience por “Lu”, la enseña del Gran Ducado.

Los más grandes y los recién llegados

  • Las grandes gestoras españolas están plenamente instaladas en Luxemburgo. Santander es la que cuenta con más patrimonio, con más de 3.200 millones, seguida de CaixaBank (casi 2.100), A&G (1.700), BBVA (1.500,) EDM (alrededor de 1.300), March (1.546) y Bankinter (860), según los datos recopilados por Morningstar conforme al listado de fondos de estas gestoras en el Gran Ducado del Banco de España. En total, las que están presentes en Luxemburgo suman más de 16.000 millones de euros (véase gráfico). 
  • Renta 4 comenzó en 2016 a utilizar Luxemburgo como base para sus fondos y ya tiene más de 130 millones. Cobas AM, la gestora de Francisco García Paramés, ha arrancado este año y ya cuenta con un patrimonio de más de 140 millones. Gesconsult, pilotada por Alfonso de Gregorio, otro experto singular en la industria, también desembarcó allí el año pasado con dos de sus productos estrella: Gesconsult Renta Fija Flexible y Gesconsult Renta Variable. Merchbanc, con 99 millones, fue una de las firmas pioneras en desembarcar en el país.

Si esto sucede es en parte porque los inversores institucionales extranjeros (aseguradoras, fondos de pensiones y otros fondos de inversión) están acostumbrados a la legislación luxemburguesa y solo invierten en fondos lanzados bajo este paraguas.

Otro motivo por el que también se venden en España sobre todo en banca privada fondos gestionados en Luxemburgo es que funcionan bajo el formato de cuentas ómnibus –cuentas globales segregadas en función de las aportaciones de cada partícipe–, que preserva el anonimato del inversor particular.

Las cuentas ómnibus han sido uno de los caballos de batalla del sector. Ahora las gestoras españolas pueden utilizarlas para vender fondos en el extranjero, aunque no con los mismos, y requeridos, estándares luxemburgueses. En cambio, dentro de España su uso es extremamente complejo.

Economía lleva seis años dándole vueltas al asunto, y en el anteproyecto de ley para trasponer la directiva europea Mifid 2, que en teoría ha de entrar en vigor en enero de 2018, hay una solución que elimina las restricciones a su utilización en España.

Otra explicación de que esté creciendo tanto este negocio es el afloramiento de patrimonio debido a la amnistía fiscal de 2012 y el riesgo de que finalmente se opte por penalizar a las sociedades de inversión de capital variable (sicavs). La creación de este tipo de instrumentos, con un patrimonio de 32.200 millones en agosto, se ha frenado por completo en España. “No es que hayan dejado de crearse sicavs, sino que su nacimiento se ha desplazado a otros países, fundamentalmente a Luxemburgo”, explica un banquero privado. Con todo, el objetivo de Ciudadanos es que el Gobierno no toque ni la fiscalidad ni los requisitos para acceder a ella, sino que promueva su puesta a disposición del gran público, como publicó CincoDías el pasado 24 de marzo.

Fuentes del sector señalan que esta suerte de deslocalización se intensificará en el futuro inmediato si se mantienen las restricciones al sector que adelanta el borrador de la ley que adapta a la normativa comunitaria la Mifid 2. La hoja de ruta que siguen comúnmente las gestoras cuando se instalan en Luxemburgo es crear fondos clónicos de sus más exitosas carteras españolas.

El estándar del país está llevando a las entidades a lanzar productos allí en lugar de hacerlo en España

Source link

Banca March casi triplica su beneficio gracias a la venta de ACS | Compañías

Banca March cerró el primer semestre del año con un beneficio atribuido de 113,8 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone casi triplicar la cuantía del mismo periodo del año anterior, al mejorar el resultado un 172,6%.

Este resultado incorpora las plusvalías que el grupo bancario se ha apuntado por la venta de la totalidad de su participación en ACS a través de Corporación Alba, su brazo industrial. Esta corporación se apuntó 350 millones de euros brutos de plusvalías, cifra que se rebaja al pasar a su consolidación en el banco, aunque la entidad no ha facilitado a cuánto ascienden.

Sin tener en cuenta estas plusvalías y solo examinando la actividad bancaria de la entidad sus ganancias se elevan a 56,2 millones de euros, frente a los 25,7 millones de un año antes. Como en el caso anterior, Banca March no facilita la cuenta de resultados, con lo que no se puede comprobar las partidas que impulsan el beneficio de la actividad bancaria. El margen de intereses se reduce un 10,5% al sumar 75 millones de euros, que se compensa con el impulso de las comisiones, cuyos ingresos crecen un 30,7% y llegan a los 98,9 millones. Esta mejora procede en general de la gestión de fondos de inversión y de sicavs, la actividad de mercado de capitales y tesorería, así como la distribución de seguros y medios de pago. Su peso en el margen ordinario de la actividad bancaria es cada vez mayor y suma ya el 66,1%.

Este aumento está en consonancia con la subida del volumen de sus recursos fuera de balance, que llegan a los 11.165 millones, el 20,8% más que un año antes. Hay que destacar que la banca personal y privada son las principales actividades de esta entidad familiar. El negocio de banca privada registró, según datos de la entidad, incrementos de doble dígito en todos los capítulos: el volumen de negocio sube el 16,2%, el número de clientes crecen el 20,5% y los recursos fuera de balance el 18,2%.

El banco señala que la actividad puramente bancaria, “sigue mostrando una evolución firme y dinámica”. El volumen de negocio total del conjunto del banco se elevó un 10%. Destaca también el aumento en un 11% del crédito, al situarse en 8.032 millones. La tasa de morosidad se moderó al 3,51% desde el 3,61% anterior. Este índice es muy inferior a la media del sector, que también ha visto como en el último año sus créditos impagados descienden. Eso sí, la tasa de cobertura se reduce drásticamente, al pasar del 84,76% en junio de 2016 al 50,49% en el primer semestre del presente ejercicio para el conjunto del grupo bancario.

Fuga de ejecutivos a UBS

Pese al crecimiento de los resultados de banca privada de Banca March la fuga de ejecutivos ha protagonizado las últimas semanas. Alrededor de una decena de directivos de la entidad han sido fichados en este periodo por uno de sus rivales, UBS. La firma de origen suizo ha pasado hace unos tres años de estar dispuesta a vender su división de banca privada en España, a impulsarla en la actualidad tras el crecimiento que está experimentando esta actividad en todas las entidades financieras ante los bajos tipos de interés. Dos de los ejecutivos fichados son Alejandro Vidal, antiguo director de inversiones de March, y Juan Orbe, director territorial de expansión de banca patrimonial en March.

Source link