El Banco de España da por perdidos 40.000 millones de las ayudas a las cajas | Mercados

Pasa el tiempo y la recuperación de las ayudas públicas que el Estado inyectó en el sistema financiero español, y más en concreto en las cajas de ahorros, durante la crisis financiera (desde 2009) se ha convertido en casi misión imposible.

El contribuyente solo recuperará una pequeña parte de lo que aportó a las cajas. El Banco de España cifra en 14.275 millones de euros el importe que puede retornar a las arcas públicas. Esta suma supone el 26,2% del total de ayudas concedidas desde 2009, y que ascendieron a 54.353 millones de euros, aportados por el FROB. Da por perdidos así más de 40.000 millones, cifra que coincide con la que avanzó en el Congreso en abril de 2015 el entonces subgobernador y presidente del FROB, Fernando Restoy.

Las previsiones de recuperación incluyen la futura venta de Bankia y BMN, entidades en las que el FROB controla alrededor del 65%y que están en proceso de fusión. De esta operación y posterior privatización se espera que se recuperen 9.798 millones (según el valor que les da el FROB), el 40% de las ayudas inyectadas en ambas entidades, y que ascendió a unos 24.000 millones. En la actualidad la capitalización de Bankia (su matriz BFA no cotiza) asciende a 12.700 millones de euros.

De momento, las ayudas recuperadas solo suman 3.873 millones de euros, 1.187 millones más que los contabilizados hace un año. De ellos, 977 millones fueron devueltos por CaixaBank en 2013 procedentes de las ayudas recibidas por Banca Cívica; 800 millones de una emisión de 2010 de cuotas participativas de Cajasur; 782 millones por la venta de su participación en Catalunya Caixa (CX); 783 millones por venta de la participación en NCG; 407 millones amortizados anticipadamente por Ibercaja Banco de una emisión de cocos realizada por Caja3, y 124 millones amortizados antes por Liberbank.

A ello habría que sumar ahora los 604 millones de cocos que acaba de devolver Unicaja inyectados en 2014 en su filial Ceiss. A estas ayudas hay que sumar también las facilitadas por el propio sector financiero concedidas a través del Fondo de Garantía de Depósitos en Entidades de Crédito (FGDEC), que se elevan a 21.604 millones de euros, entre inyecciones de capital, deterioros por los esquemas de protección de activos (EPA), otras garantías concedidas en las subastas y aportaciones al FROB.

El fondo de garantía tuvo que adquirir las acciones no cotizadas de entidades controladas por el FROB como la gallega NCG y CX, que la gran mayoría de clientes de estas entidades habían recibido tras la conversión de las preferentes que habían suscrito en acciones (capital) para que tuvieran liquidez. En total, 1.803 millones de euros. El FGDEC ha vendido todas estas acciones y ha recibido por ellas 673 millones.

El Estado también concedió avales a los compradores de las cajas subastadas en EPA por 883 millones de euros.

Source link

Unicaja cerrará en breve la compra del 21% de Ceiss en manos del FROB | Compañías

Puede que sea la fusión bancaria más larga de la historia. Han pasado más de siete años desde que Unicaja y Caja EspañaDuero anunciaran que estaban en negociaciones para protagonizar una operación corporativa. Pero fue el 28 de marzo de 2014 cuando Unicaja culminó la compra de Banco Ceiss (el banco al que Caja EspañaDuero traspasaron sus activos financieros), a falta de una participación del 21% que el FROB tiene aún en el capital de la entidad castellanoleonesa como consecuencia de las ayudas que recibió durante la crisis financiera.

Tras la salida a Bolsa de la entidad malagueña el pasado 30 de junio y la devolución el jueves 31 de agosto de las ayudas recibidas por Ceiss en el año 2013 de 604 millones de euros en forma de obligaciones contingentes convertibles (cocos), solo queda pendiente la compra de la participación de l FROB para cerrar definitivamente la incorporación del 100% del capital de esta firma en Unicaja.

Unicaja ya ha pedido las autorizaciones pertinentes para esta enajenación, que supondrá un desembolso de 62 millones de euros, que se financiarán con los fondos obtenidos por Unicaja tras su salida a Bolsa, los mismos que le permitió amortizar la semana pasada los cocos inyectados por el FROB.

Unicaja espera cerrar en los próximos meses esta operación

De momento, y según fuentes financieras, la idea de Unicaja es mantener la marca Caja EspañaDuero independiente, aunque no hay ninguna decisión adoptada al respecto.
Las mismas fuentes afirman que pese a necesitar ayudas y su fusión durante los años de la crisis financiera (2008-2014), Caja EspañaDuero no ha sufrido una fuga significativa de depósitos, e incluso es la principal entidad financiera en su región de origen en la actualidad, con 422 a marzo 2017, y una cuota de mercado del 22% en depósitos y del 15% en créditos. Esta es una de las principales razones por las que Unicaja no ha decidido aún su absorción.

Pese a haber salido a Bolsa –justo en uno de los momentos más volátiles en la cotización de la banca española como consecuencia de la resolución el 7 de junio de Banco Popular–, la entidad que preside Manuel Azuaga tampoco ha descartado sumarse a una fusión con uno de los principales bancos españoles, aunque tras su cotización y la devolución de los cocos ya no tiene necesidad de acudir a esta vía como plan B. Ahora estaría en disposición de negociar con más libertad una posible fusión, pese a que en estos momento no hay nada sobre la mesa, explican fuentes financieras.

La previsible subida de los tipos de interés en un año, como el hecho de ya no tener que pagar 60 millones de euros al año de intereses al FROB por los cocos, supondrá un balón de oxígeno para los márgenes de interés del próximo ejercicio para Unicaja, aunque todavía tiene facturas pendientes por abonar, como cita en su informe el banco de inversión Citi.

En lo que queda de año Unicaja se ahorra en intereses 20 millones. Unicaja mantuvo negociaciones muy avanzadas en 2016 con Popular, pero la operación no llegó a buen puerto, tras lo cual inició conversaciones con Santander. La compra de Popular por la firma que preside Ana Botín alejó esta operación.

Los peligros que encuentra Citi

La evolución de la economía española, el nivel de activos improductivos y las sentencias en relación con las cláusulas suelo son los principales riesgos a los que se enfrenta la cotización de las acciones de Unicaja, según un informe de Citi, que mantiene el precio objetivo de la entidad en 1,4 euros por título tras la devolución íntegra de las ayudas públicas concedidas a EspañaDuero en 2013. Citi advierte de que un rendimiento de la economía peor del esperado, junto a una prórroga del escenario de bajos tipos de interés y a un repunte del desempleo, podría provocar que las acciones de Unicaja no alcancen el precio objetivo otorgado, si bien asegura que una recuperación por encima de las expectativas podría generar el efecto contrario.

Source link

El beneficio de la banca europea cae un 50% en 10 años, según Deutsche | Compañías

Indosuez Wealth Management ha nombrado como nuevo consejero delegado en España a Antonio Losada, ex director general de Deutsche Bank para España, según ha informado en un comunicado.

El consejero delegado de Credit Agricole Indosuez Wealth (Europe),
Olivier Chatain, ha destacado que la “dilatada experiencia” de Losada
en gestión de fortunas y su “visión estratégica” del sector bancario
y financiero son “bazas fundamentales” para el éxito de Indosuez Wealth
Management en España, filial del banco francés Crédit Agricole.

Losada ocupó varios puestos de responsabilidad en el Grupo March
en Madrid, como el de director de Mercado de Capitales de Banco de Progreso y el de director de Emisiones y Financiaciones Especiales de Banco Urquijo.

Posteriormente, fue nombrado director general de Iberagentes, donde
también ejerció la presidencia de la sociedad luxemburguesa de gestión
de carteras Gestion Premier Fund.

El nuevo consejero delegado también fue director general del Grupo
Bestinver, filial de Acciona, y en 2002 fichó por Deutsche Bank para
convertirse en director general para España.

Losada se licenció con honores en Derecho y Ciencias Económicas
y Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas Icade (Madrid)
y es miembro de la Asociación Europea de Planificación Financiera, así
como del Instituto Español de Analistas Financieros.

Source link

Visitar el banco cada día es más caro | Mi dinero

La banca electrónica hoy en día es una realidad arrolladora. Los bancos facilitan cada vez más la realización de operaciones a través del móvil, ordenadores y cajeros. Las entidades mantienen sus servicios de forma física, para que los clientes puedan acudir a la sucursal financiera a realizar sus operaciones y transacciones, aunque el sector esté inmerso en un proceso de reducción de red que abarate los costes. De hecho, la banca se esfuerza en dirigir al cliente hacia la operativa online y en desalentar la operativa en sucursales. Así, una visita a las oficinas revela que numerosos bancos realizan recargos solo por el hecho de ingresar dinero en una cuenta que no sea la propia, además de establecer horarios muy limitados para la operativa más básica.

Para realizar un ingreso en una cuenta que no sea la propia en una de las sucursales de la entidad, el cliente debe abonar cinco euros. Para hacer un cobro de recibo, solo se pueden realizar de forma física los martes, miércoles y jueves, desde las 11.30 de la mañana hasta las 14 horas. Y solo entre los día 11 al 24 de cada mes.

Al acudir al banco para hacer un ingreso en una cuenta ajena, en caso de querer añadir un concepto, se debe abonar un recargo de 10 euros. Sí no se añade concepto, la operación será gratuita. Hacerla en el cajero automático, con concepto o no, no tiene ningún coste extra. El cobro de un recibo no tiene coste alguno.

Cobra una comisión de cinco euros por la realización de un ingreso en una cuenta ajena.

Los clientes no encontrarán restricción de horarios, pero sí un recargo de dos euros al realizar cualquier operación en oficina. Se pueden realizar estas gestiones en el cajero automático sin ningún coste extra.

En la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri realizar ingresos en una cuenta distinta a la propia en los mostradores de la sucursal no tiene coste para los clientes. En lo relativo al cobro de recibos, hay oficinas en las que no se da la opción de realizar el cobro en la caja, solo se puede hacer a través del cajero automático. Las sucursales en las que sí se tramita de forma física el cobro de recibos, tienen un horario restringido por las mañanas para la realización de estos, salvo en las oficinas ágiles, que cierran a las 18:00 horas.

Si un cliente quiere hacer un ingreso en una cuenta que no sea la suya a través de la caja de una sucursal, no tendrá que abonar un importe extra. Si no es cliente de la entidad, la operación tendrá un recargo de dos euros.

Si los clientes acuden a una sucursal a realizar gestiones en caja, deberán hacerlo antes de las 11 de la mañana, ya que en caso de pasar este límite horario, las operaciones solo se podrán realizar a través del cajero automático. La entidad no cobra a sus clientes por hacer un ingreso en una cuenta que no sea la suya. Para cobrar un recibo, los usuarios deben acudir el martes o el jueves de 8.30 a 10.30 de la mañana.

El banco malagueño no cobra a sus clientes por la ejecución de ninguna de estas operaciones.

Por otro lado, en las transferencias, la comisión está bastante igualada. Sí hay diferencias en cuanto a la cantidad de transferencias sobre las que se aplica recargo.

A quienes no tienen nómina domiciliada, Bankia cobra por una transferencia online un recargo del 0,51%, que aplica en el 0,03% de las transferencias. Caixabank cobra un extra del 0,52% en las transferencias online, pero en cambio, aplica este coste en el 19,96% de las transferencias realizadas, según datos del Banco de España. Los costes suben si la transferencia se realiza de manera física. En este caso, el porcentaje en Caixabank es el 0,38%, pero cobra esta comisión en el 46,81% de los casos. BBVA es quien más veces lo aplica. Con un extra del 0,42% en las transferencias físicas, hace uso de este en el 53,3% de las transferencias.

Los españoles, los europeos que más veces van al banco en el año

Una encuesta publicada por el servicio digital de envío de dinero Azimo revela que los españoles son los europeos que más veces acuden a su sucursal más cercana en el año, reflejo de la amplia red de oficinas bancarias en nuestro país.

Un 41% de los usuarios españoles afirman esperar entre 15 minutos y una hora para realizar sus gestiones en sus entidades bancarias mientras que esta cifra se reduce al 15% en el caso de los británicos y al 14% en el caso de los alemanes.

El 20% de los españoles afirma visitar la sucursal de su banco más de 10 veces al año y solo un 8% segura no pisar nunca de manera física su banco.

Por su parte, el 26,5% de los ciudadanos alemanes y el 22,30%de los británicos confirman no visitar nunca sus bancos para realizar gestiones.

Los últimos datos del Banco de España muestran que el número de cajeros automáticos que hay en territorio español ha descendido un 20%desde 2008. Desde entonces, ha retrocedido en 12.332 terminales.

Source link

La inversión socialmente responsable seduce a los jóvenes | Compañías

La inversión socialmente responsable (ISR) en España ha experimentado en los últimos años una rápida y sostenida evolución. En el año 2002, el mercado ISR contaba con 80 millones de euros bajo gestión, creciendo progresivamente tanto en volumen como en calidad hasta alcanzar los 170.000 millones al cierre de 2015, según datos de Spainsif. La inversión socialmente responsable es una inversión que considera tanto criterios financieros (rentabilidad, riesgo) como extrafinancieros (criterios ASG, ambientales, sociales y de buen gobierno) en los procesos de análisis y toma de decisiones de inversión.

A pesar de este rápido crecimiento, desde las gestoras, los distribuidores y las fundaciones coinciden en señalar que hay todavía mucho desconocimiento en este campo. “De la ISR se habla como si fuera una clase de activo distinto y no lo es”, asegura Ignacio Perea, director de inversiones de Tressis. “La ISR, lo que permite es alinear las inversiones con los principios y que estas valgan para algo más que para obtener rentabilidad, y que tengan un impacto social, que puede ser fomentar la eficiencia energética o la diversidad de los consejos, por ejemplo”, explica Ignacio.

José Miguel Palacios, gestor de Deutsche AM, puntualiza a este respecto que “la ISR no se reduce a un producto específico, sino que afecta a todo el espectro de inversiones posibles: renta fija, renta variable y hasta inmobiliario e inversiones alternativas, todo tipo de fondos”. Para Palacios, la ISR puede enfocarse bien desde un punto de vista de producto, por ejemplo un fondo con una temática específica o que excluya determinados sectores controvertidos, a los que se les pone la etiqueta de ISR. O bien desde el punto de vista de la integración, “donde gestoras como la nuestra tienen imbuido el concepto de empresa socialmente responsable dentro de su proceso de inversión, donde además de criterios financieros se valoran criterios ASG”. “Está basado en el convencimiento de que a largo plazo vas a poder evitar, en primer lugar, riesgos, y además, mejores rentabilidades”, asegura.

Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia, Latam y US offshore, reconoce que todavía no existe demasiada oferta de estos productos, aunque cada vez hay más demanda por parte de la sociedad. “Los inversores están cada vez más interesados en que las inversiones reflejen sus valores personales y algunos afirman que el acceso a inversiones con criterios ASG podría incluso elevar la participación en los planes de jubilación”, recalca Del Campo.

La aproximación a la ISR, que en sus orígenes se hacía principalmente por exclusión, dejando fuera determinados sectores controvertidos (energía nuclear, armamento, etc.), actualmente se hace “para integrar y modificar”, destaca Perea. “Lo que ha avanzado más es el modelo del filtro positivo frente al negativo”, señala. Y en este sentido, los gestores empiezan a tener la posibilidad de provocar cambios que van enfocados a la sostenibilidad, en que “se pide a las empresas información de más cosas: cuánto rotan los consejeros, cuántos consejeros independientes hay, la huella de carbono… aspectos que no se reflejan en los ratios estrictamente financieros pero que pueden tener un impacto en la cuenta de resultados”.

A este respecto, Palacios destaca el papel de los inversores institucionales en las juntas generales de accionistas, para hacer saber a los consejos de administración cuáles son los aspectos que les interesan porque ello se va a traducir en un mejor funcionamiento a largo plazo de la compañía y un mejor retorno para los inversores. “Nosotros particularmente, si hay una compañía que tiene una controversia, o hay una explicación suficiente por su parte o no votamos a favor en la aprobación de las cuentas anuales”, asevera.

Calificación ISR

Otro asunto que puede ayudar a los inversores a familiarizarse con la ISR es cómo identificar estas. Aunque en España no están muy popularizadas, están empezando a surgir agencias que se dedican a calificar explícitamente cuándo una inversión es socialmente responsable. El director de inversiones de Tressis cita el caso de Novethic, en Francia, y algunos casos de plataformas de fondos “que crean índices de sostenibilidad: con cinco globos terráqueos eres más sostenible, con un globo terráqueo lo eres menos”.

“La ISR está muy asociada a la cultura y eso va a tardar tiempo. Yo creo que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos van a llevarlo de serie igual que llevan otras muchas cosas”, reflexiona Perea. Desde Natixis, Del Campo asegura que perciben “un verdadero potencial en la oferta de ASG para incentivar a que los mileniales y las nuevas generaciones comiencen a ahorrar, ya que constatamos un auténtico deseo por asegurarse de que su dinero se emplea para el bien social. También vemos potencial en las estrategias ASG para incentivar a los jóvenes a aumentar su participación en los planes de jubilación de empresa”.

Para Palacios, se trata de “un tema también de sensibilidad social. Los mercados que más han desarrollado la ISR se corresponden con los países que tienen más sensibilidad en este tipo de materias. Es decir, no los países que más desarrollados tienen sus sistemas financieros tienen un mayor porcentaje de ISR, sino donde hay mayor conciencia social”.

Fundaciones

-Dentro de las tipologías de fundaciones, para las que más relevante es la inversión y su rentabilidad son las patrimoniales, destaca Isabel Peñalosa, directora de relaciones institucionales de la Asociación Española de Fundaciones (AEF). Las patrimoniales son aquellas que se han constituido con la aportación de un patrimonio suficiente como para generar un rendimiento que sirve para cumplir sus fines sociales. “Se trata de mantener el valor del patrimonio, por un lado, y por otro, cumplir su misión fundacional”, apostilla Peñalosa. Según datos de la Asociación Española de Fundaciones, el 10% de los recursos del sector fundacional proceden de rendimientos del patrimonio.

-La inversión socialmente responsable “lo que ofrece es una posibilidad de alinear los criterios de selección de las inversiones con la propia misión de la fundación”, explica Peñalosa.

– “El sector fundacional ha dado pasos muy importantes en aspectos como la gobernanza y la transparencia. Y ya que ellas mismas se han dotado de mecanismos y se ha avanzado cada vez más, emulando al mundo corporativo, lo que se aplican a sí mismas es lógico que lo tengan en cuenta a la hora de seleccionar inversiones”, concluye la directora de relaciones institucionales de la AEF.

Source link

Cómo ganar hasta un 9% en bonos | Mercados

Los vaivenes bursátiles mantienen a los inversores en vilo. Los acontecimientos políticos, la repercusión de las decisiones de los bancos centrales o las caídas en picado de valores como Popular han hecho del miedo el sentimiento más experimentado en el mercado financiero.

Mientras que algunos ahorradores prefieren asumir riesgos y sufrir con las subidas y bajadas de sus títulos en el parqué, hay quienes optan por mantener su dinero a buen recaudo en renta fija. Aunque, en la mayoría de los casos, tomar menos riesgo implica obtener una menor rentabilidad, las alternativas consideradas en el mercado como más seguras pueden resultar una buena opción si el inversor va más allá de las tradicionales.

Los expertos insisten en señalar que todo tiene riesgo y no conviene guiarse solo por el tipo de interés

En el entorno de las entidades bancarias, la deuda que vienen ofreciendo para particulares puede alcanzar entre el 5% y el 6% de retorno. Santander o Sabadell son algunos de los bancos que se han animado a comercializar este tipo de productos, si bien poseen características diferentes.

En el caso del banco catalán, ha lanzado varias emisiones a lo largo de este año de bonos simples (no ligados a la cotización de ningún valor), con los que ofrece rentabilidades de entre el 0,4% y el 0,75% anual. Por su parte, la entidad presidida por Ana Botín oferta bonos estructurados (con un plazo fijado) que dependen de la evolución de diferentes compañías en el mercado.

Desde 10.000 euros

El importe nominal unitario que comparten todas las emisiones puestas en marcha por Santander este año se fija en los 1.000 euros y la cantidad mínima exigida para su contratación es de 10.000 euros. Si bien puede llegar a generar una rentabilidad de hasta el 6%, también puede provocar minusvalías para los ahorradores de hasta el 2,53%. “La deuda subordinada está recomendada para inversores profesionales, ya que no deja de ser un activo directamente relacionado con la entidad financiera”, señala Javier Ferrer, director de tipos de interés y divisas de Ahorro Corporación Financiera.

Por este motivo, Óscar Moreno, gestor de pensiones de Renta 4, recomienda tener muy claro cuál es el instrumento en el que se va a invertir. “Puedes optar por la deuda sénior [de mejor calidad], la deuda subordinada, los cocos… Pero todo tiene un riesgo y, ese riesgo, puede estar pagado o no”, apunta el experto, quien asegura que el principio de diversificación en estos casos “es básico, aunque en la mayoría de las ocasiones nos dejamos llevar por el tipo de interés”.

Pagarés para el gran capital

El mercado de pagarés también está viviendo su auge. Estos productos se encuentran en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), son deuda emitida por las empresas con la que persiguen aumentar su liquidez en el corto plazo. Ahora hay 15 emisiones que pueden rendir hasta 1,25% anual. “Se trata de niveles muy superiores a los de los depósitos”, dice Gonzalo Ramírez, director de renta fija de Tressis.

El importe mínimo de adquisición son de 100.000 euros. Los inversores acuden a este mercado por los bajos intereses de los títulos de Tesoros europeos, y porque cubren las necesidades de liquidez de los emisores a corto plazo sin recurrir a la financiación bancaria y con un coste a mínimos históricos, aclara Cristina Martínez, gestora de Ibercaja Gestión.

Interés. En un plazo de tres meses, los pagarés ofrecen hoy una rentabilidad de entre el 0,5% y el 1%, muy por encima de la letra del Tesoro español, cuyo rendimiento marcó el -0,42% en su última emisión.

Estudiar la empresa.“El inversor tiene que ser un claro conocedor de la compañía que está haciendo dicha emisión para asumir el riesgo en el que está incurriendo”, explica Gerard Vaqué, de Deutsche Bank.
u Alternativas. Los EFT, fondos emergentes y high yield pueden rendir más de un 3%, señala Javier Ferrer, de Ahorro Corporación Financiera.

‘Cocos’

Los cocos suelen ser emitidos por las entidades para capitalizarse. Son bonos que pueden convertirse en títulos para elevar el capital del banco si este llega a caer hasta un nivel determinado. Tras el saneamiento que han llevado a cabo distintas entidades es posible encontrar cocos con una TIR (tasa interna de rentabilidad) superior al 5%, en el caso de­ BBVA, o del 6%, en el de Santander. También se pueden comprar bonos subordinados de Liberbank al 9%.

Sin embargo, estos rendimientos sí que generan cierto riesgo. “Hay que comprender qué es lo que implica esta inversión y por qué ofrecen estas rentabilidades”, advierte Gerard Vaqué, responsable de renta fija del centro de inversiones de Deutsche Bank España.

En este sentido, su homóloga en GVC Gaesco, María Morales, apunta a que la mayoría “suelen ofrecer una rentabilidad que compensa el riesgo asumido”, aunque es importante saber “en qué condiciones financieras se encuentra el banco al que prestamos nuestro dinero”, aconseja.
En el caso de los bonistas de Banco Popular, las pérdidas no han logrado compensar los rendimientos iniciales.

Después de que, a primeros de junio, Santander se hiciera con la entidad presidida por Emilio Saracho, sus bonos se han convertido en acciones a precio de cero, generando unas pérdidas totales para sus bonistas. “Es un instrumento que tiene un riesgo más acusado que el de un bono sénior, un depósito o un bono subordinado (con rendimiento explícito), que es lo que ahora mismo se está poniendo en precio”, recuerda Óscar Moreno.

Source link

Greenhill ficha a Juan Béjar para pugnar con Lazard y Rothschild por operaciones corporativas en España | Compañías

El emergente banco estadounidense de inversión Greenhill comienza su andadura en España con la dirección de Javier González, anterior responsable de Fusiones y Adquisiciones (M&A) de BBVA en Europa, y el fichaje de Juan Béjar como senior advisor. Este último ejecutivo, con experiencia al frente de gigantes como Ferrovial y FCC, y actualmente en la presidencia de la concesionaria Globalvía, tendrá la tarea de “fortalecer y ampliar las relaciones de los clientes de la firma con las principales empresas españolas”, según cita el banco en un comunicado.

Otros nombres reconocidos en la banca de inversión que se han subido al proyecto son Carlos Gómez de la Rubia, procedente de BBVA, y Alfonso Honrado, con experiencia en Lazard y La Caixa.

Greenhill desembarca en España al calor del repunte en operaciones corporativas, por las que competirá con otros asesores independientes como Lazard y Rothschild, además de las áreas corporativas de los principales bancos. En el primer semestre de 2017, ya se ha superado en España el volumen de operaciones realizadas en todo 2016, en gran parte debido a las grandes operaciones, como la OPA sobre Abertis por parte de Atlantia.

Otros nombres de la banca de inversión que se han subido al proyecto son Javier González y Carlos Gómez de la Rubia, procedente de BBVA, y Alfonso Honrado, con experiencia en Lazard y La Caixa.

Béjar ha destacado a este diario el carácter multisectorial en el asesoramiento ofertado, así como la contrastada experiencia del equipo de 11 profesionales con que arranca la entidad en España.

Hitos de una larga carrera

Como directivo del grupo Ferrovial, Juan Béjar lideró operaciones como la compra de la autopista ETR 407 de Toronto (Canadá), la salida a bolsa de Cintra, y la toma del operador del aeropuerto de Heathrow, BAA. En FCC trabajó en el reflotamiento de Cementos Portland y la restructuración del grupo constructor tras la multimillonaria quiebra de la filial austriaca Alpine. Previamente, en Citigroup, levantó un fondo de infraestructuras de 3.400 millones de euros con los que financió adquisiciones como Itínere por 8.000 millones o la empresa de aguas británica Kelda, por 6.200 millones.

El consejero delegado de Greenhill, Scott Bok, ha destacado tanto el conocimiento del mercado como la reputación de Béjar a la hora de apostar por este profesional con larga trayectoria en el mundo de las infraestructuras y del que siempre se ha destacado su perfil financiero.

Béjar, por su parte, habla de su nueva casa como un “asesor independiente y de confianza de grandes compañías”. Greenhill fue fundada en 1996 en Nueva York por Robert Greenhill, que venía de presidir Morgan Stanley. En plena expansión, cuenta con 363 empleados y presencia en 14 ciudades de 9 países de América, Europa, Asia y Oceanía. La entidad proporciona asesoría financiera en procesos de fusiones y adquisiciones, reestructuraciones y ampliaciones de capital. Su cifra de negocios alcanzó el año pasado los 336 millones de dólares (296 millones de euros).

Source link

La banca de inversión internacional rebaja a la mitad las provisiones por litigios | Compañías

Aunque España vive un auténtico boom en cuanto a la judicialización de asuntos bancarios, los litigios están perdiendo peso en la lista de preocupaciones de la gran banca internacional. Así lo revela al menos el importante descenso de provisiones para asuntos judiciales que ha llevado a cabo la gran banca de inversión internacional en los últimos tiempos.

En concreto, según un informe de la agencia de calificación crediticia Moody´s, el volumen total de provisiones para litigios de la gran banca de inversión se ha reducido de los 33.000 millones de dólares (unos 29.126 millones de euros) en 2015 a 19.000 millones de dólares (16.800 millones de euros) en 2016. Desde el estallido de la crisis, el sector ha llegado a provisionar un total de 273.000 millones de euros.

La mitad del montante se destinó a cubrir litigios por activos respaldados por hipotecas residenciales (las célebres hipotecas basura) mientras que las ventas fraudulentas y la publicidad engañosa suponen otro tercio del total.

El informe de Moody´s destaca que a diferencia de los bancos estadounidenses, que ya habrían afrontado el grueso de sus litigios de mayor riesgo, la banca de inversión europea aún afronta una importante exposición al riesgo por los litigios de calado que ha venido desatando la crisis.

RBS, Barclays, UBS y HSBC no han resuelto aún muchos de sus frentes judiciales, ilustra. De hecho, mientras el volumen de provisiones judiciales de la banca estadounidense ha vuelto a niveles de 2008 la de la europea ni siquiera ha caído a las cotas de 2011.

En general, en todo caso, la agencia de calificación de riesgos entiende que el sector ha mejorado con fuerza su capacidad de mitigar los riesgos judiciales.

Source link

El FROB pierde 1.693 millones en 2016 y el Estado sale a su rescate y lo recapitaliza | Compañías

El FROB, el fondo de rescate español, perdió 1.693 millones de euros en 2016, tras asumir que su participación en el banco BMN vale 916 millones menos que un año antes y la de BFA, la
matriz de Bankia, 474 millones menos.

Estas pérdidas han provocado un agujero patrimonial al FROB de 1.609 millones de euros, por lo que el Estado ha tenido que salir a su rescate, pero sin inyectar dinero, sino con la conversión de un préstamo concedido a la sociedad por importe de 3.000 millones.

Según ha informado este viernes el organismo, en las cuentas de 2016 reconoce
de entrada una pérdida de 916 millones de euros en BMN teniendo en cuenta
los 825 millones que ha ofrecido Bankia para absorber la entidad.

El FROB posee el 65 % de BMN, así que su participación tendría un valor de 536 millones, lejos de los 1.453,53 millones de euros que el Estado asignaba a este paquete accionarial a cierre de 2015.

En el caso de BFA, la matriz de Bankia participada al 100 % por el Estado, el FROB asume un deterioro de 474 millones fundamentalmente por la reducción de las plusvalías en las carteras de renta fija del grupo.

Además, el fondo público que preside Jaime Ponce se ha anotado una pérdida de 155 millones por la participación que posee en Sareb, el banco malo, después de que esta sociedad redujera su capital para compensar sus números rojos y convirtiera en capital parte de la deuda subordinada en manos de sus accionistas.

Las cuentas anuales del FROB publicadas hoy reflejan un activo de 14.354 millones de euros, un pasivo de 15.963 millones de euros y, tras las pérdidas del ejercicio, un patrimonio neto negativo de 1.609 millones de euros.

Para reequilibrar patrimonialmente las cuentas del FROB, se ha acordado la conversión del préstamo concedido a la sociedad por el Estado por un importe de 3.000 millones de euros, con lo que tras la conversión queda un saldo vivo de 10.456 millones de euros.

Con esta conversión, se reduce el pasivo del FROB y aumenta la partida de Fondo patrimonial por ese mismo importe, con lo que el saldo del patrimonio neto del FROB ascenderá a un importe positivo de 1.391 millones de euros tras la aprobación de las cuentas.

Pero el FROB aclara que este rescate no supone inyección de nuevos fondos en la sociedad, ni afecta a la capacidad del Estado de recuperación de las ayudas públicas concedidas por el FROB, y tampoco tiene impacto en déficit ni en deuda pública.

Durante el pasado año, el fondo también perdió 60 millones por las garantías ofrecidas a las entidades ya subastadas, entre ellas NCG Banco -ahora Abanca- en el que ha puesto 97 millones para hacer frente a las devoluciones por cláusulas suelo, mientras ha recortado en 35 millones las garantías para Banco de Valencia por las menores pérdidas registradas y esperadas.

A pesar de todo esto, el FROB destaca que dispone de una posición de tesorería “suficiente” para hacer frente a sus compromisos a medio plazo y añade que a cierre de mayo de 2017, el importe de la tesorería no comprometida a corto plazo asciende a 916 millones, colocados en deuda pública del Estado y cuentas remuneradas.

Source link

Renovación en JP Morgan: Casanueva y Soto abandonan la entidad | Mercados

Reorganización de JP Morgan en España y EMEA. Enrique Casanueva ha anunciado su salida de la entidad en la que desembarcó en 2000 para centrarse en la vida académica y la universidad. La entidad estadounidense ha comunicado que su directivo, que hasta 2015 ejerció como presidente en España y Portugal y desde entonces ha liderado el negocio para Europa e Israel, anunció a principios de año su intención de retirarse del negocio de la banca de inversión.

JP Morgan ha informado que los cambios del negocio de banca de inversión no afectan a España, donde seguirá al frente Ignacio de la Colina, que a partir de ahora reportará a Kyril Courboin, responsable regional de Bélgica, Francia, Luxemburgo y Países Bajos, que expande además sus atribuciones a Grecia, España, Portugal e Italia.

“Tras 28 años en la industria, Enrique Casanueva me trasladó hace unos meses su deseo de retirarse de la banca de inversión para continuar su carrera en la academia […] Estamos agradecidos por su dedicación y su liderazgo en este tiempo y apreciamos su importante contribución al éxito en el área EMEA”, ha expresado Viswas Raghavan, director para Europa y la región de África de la firma en un comunicado interno hecho público.

Casanueva se incorporó a JP Morgan en 2000 procedente de Santander Investment. Entre 1989 y 1995 trabajó en Goldman Sachs en las oficinas de Nueva York y Londres, como executive director en el departamento de financiación corporativa.

La salida de Casanueva se produce poco después de la resolución y venta de Banco Popular, donde JP Morgan actuó como asesor de la entidad presidida por Emilio Saracho, quien hasta su llegada a la presidencia del banco fue vicepresidente mundial de JP Morgan Chase.

El banco estadounidense ha desmentido además que exista una vinculación entre la retirada de Casanueva y la crisis del Banco Popular que acabó siendo vendido por un euro a Santander.

Junto a la retirada de Casanueva también se producirá la salida de Juan Manuel Soto en los próximos meses, hasta ahora responsable de banca privada de la entidad en España. Su decisión se debe a su interés por afrontar nuevos retos profesionales, según ha explicado Pablo Garnica, consejero delegado para EMEA de Banca Privada de la entidad. Garnica ha informado que el responsable de inversiones Borja Astarloa seguirá como director general interino hasta “que finalicemos nuestra búsqueda del sucesor de Juan”.

Source link