El despegue de las rentas vitalicias y el ahorro 5 para preparar la jubilación | Mercados

Mientras el Gobierno sopesa medidas para intentar incentivar los planes de pensiones, otros productos destinados a complementar la pensión están cogiendo cada vez más brío. Se trata, principalmente de las rentas vitalicias, que han crecido un 3,86%, según datos difundidos por Unespa, y los planes de ahorro 5, que a cierre del primer semestre acumulan 2.586 millones de euros y suben un 69% con carácter interanual.

De hecho, desde Unespa prevén que los productos de ahorro previsión van a seguir creciendo en los próximos años dado que en España “existe un déficit de ahorro previsión en instrumentos financieros.

Durante largo tiempo, el ahorro se ha canalizado hacia otro tipo de activos, como los inmuebles, que no están específicamente pensados para la jubilación”, asegura Luis Miguel Ávalos, director del área de seguros personales, quien achaca el alza de los planes ahorro 5 gestionados por aseguradoras a que “es un producto pensado para pequeños ahorradores, ya que no se puede invertir más de 5.000 euros al año”. Su principal ventaja es que no se tributa por los rendimientos acumulados siempre que hayan transcurrido más de cinco años en el momento de cobrarlos. 

En Unespa prevén que los productos de ahorro previsión van a seguir creciendo en los próximos años

Raúl León, subdirector general de desarrollo de negocio de vida de Mapfre Vida, añade que la mayoría de las modalidades de ahorro 5 garantizan a su vencimiento el 100% del capital invertido, “lo que convierte a estos productos en una magnífica alternativa de inversión para ahorradores con un perfil inversor conservador/prudente”.

El alza de los otros productos de ahorro se constata en la evolución del negocio de las aseguradoras. Miguel Aldalur, director de vida y pensiones particulares de Caser, señala: “Al igual que el mercado, estamos potenciando las rentas vitalicias, pero además están obteniendo especial relevancia los productos basados en unit linked, ya que ofrecen inmejorables entornos de rentabilidad en este contexto de tipos tan bajos e incluso negativos.

Así, el PIAS Unit Linked [planes de ahorro sistemáticos combinados con fondos bajo el paraguas de un seguro] persigue obtener una fiscalidad diferencial tras pasar cinco años si se convierte a renta vitalicia”.

En Mutuactivos, la facturación por primas de rentas vitalicias ha crecido un 9% en el último año. No comercializan SIALP (seguro individual de ahorro a largo plazo), pero en cambio están potenciando los unit linked, que crecen el 19%, y los PPA, un 6,4% en el último año.

Las cifras

400.000 personas han contratado planes de ahorro 5 de aseguradoras en lo que va de año, un 69% más en tasa interanual.

10.000 jubilados habían transformado patrimonio en rentas vitalicias hasta junio de este año, un 3,86% más.

No obstante, ni rentas vitalicias ni otros seguros individuales son comparables con los planes de pensiones. Para José Antonio Iglesias, subdirector general comercial de VidaCaixa, “se trata de soluciones totalmente distintas.

Los planes son un medio de ahorro, mientras que las rentas vitalicias son una forma de optimizar el ingreso de ese ahorro que hemos generado en forma de complemento mensual para toda la vida. Además, las rentas vitalicias también son una solución para quienes desean organizar el patrimonio familiar, dejando una parte del capital en herencia”.

Pero no todo son bondades: Jorge García, director de vida y seguros personales de Generali, cree que el riesgo de las rentas vitalicias “es que su valor de rescate está ligado al valor de mercado del activo en el que se invierta, y en un entorno de previsión de subida de tipos de interés, lo más probable es que estos activos acumulen minusvalías, generando entre las personas que lo contratan la sensación de cautividad con la compañía”.

Source link

La sanidad privada pide a Montserrat convertirse en “un aliado estratégico” | Compañías

El plan presentado por la sanidad privada para reducir las listas de espera en los servicios de salud público, adelantado ayer por Cinco Días, destaca a cuatro comunidades donde el desembolso necesario sería mayor: Cataluña, Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana. La Fundación Idis, impulsora de la medida, envió ayer a Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, una carta para presentar la iniciativa y solicitar una reunión.

La Fundación Idis presentó ayer oficialmente un plan en el que se ofrece al Gobierno y comunidades autónomas para acabar con las listas de espera del Sistema Nacional de Salud. Esta asociación, que agrupa a hospitales privados y aseguradoras, pone a disposición del sistema público sus recursos para llevar acabo la iniciativa, a cambio de un gasto de 1.500 millones de euros.

Las empresas hicieron llegar la misiva a la ministra en la que se pedía abogar “por una voluntad política en la búsqueda de soluciones que garanticen el sistema, dejando a un lado formulaciones ideológicas y que den respuesta a necesidades urgentes y reales que preocupan y afectan a los ciudadanos”.

La asociación destaca que se trata de un plan de choque urgente “que se llevaría a cabo una sola vez” y pide a Montserrat que vea a la sanidad privada “como un aliado estratégico”. Además, las compañías avanzan en esta carta que en los próximos días presentarán la iniciativa a los responsables autonómicos, sobre quien recaen las competencias y el gasto sanitario. Desde el ministerio no se dio respuesta a este diario sobre su posición ante la propuesta.

La fundación destaca, según los datos a los que ha tenido acceso este diario, a cuatro comunidades como las que mayor volumen de recursos necesitan para dejar a cero las listas de espera quirúrgicas en enero de 2018.

La que mayor volumen debería invertir, según los datos de Idis, es con diferencia Cataluña, con 385 millones. Su lista de espera actualmente supera los 157.000 pacientes, con un tiempo medio de demora de 173 días. Le siguen Andalucía (155 millones de euros y 76 días), Madrid (146 millones y 55 días) y Comunidad Valenciana (134 millones y 88 días). A nivel estatal, las listas de espera quirúrgicas afectan a 615.000 pacientes, según los datos del indicador del Sistema Nacional de Salud a diciembre de 2016. El tiempo de demora alcanza los 115 días.

Esta fundación agrupa a 25 empresas, entre las que se encuentran Quirónsalud, Vithas, HM Hospitales, Hospiten y Ribera Salud, Adeslas, Asisa, Caser, Axa, DKV, Mapfre y Sanitas. Ponen a disposición del sistema público 452 hospitales y 2.000 quirófanos.

Source link

La sanidad privada lanza un plan urgente para comenzar 2018 sin listas de espera | Compañías

La sanidad privada pasa a la acción. A partir de hoy, las empresas hospitalarias y aseguradoras van a presentar al Gobierno y a las autonomías un plan de choque para acabar con las listas de espera del sistema público. Las compañías ofrecen todos sus recursos y se comprometen a terminar con las listas de espera quirúrgicas el 1 de enero de 2018. Y dan una cifra de lo que costaría esa propuesta a las arcas públicas: 1.500 millones de euros.

Las compañías canalizan esta propuesta a través de la Fundación Idis, una asociación que agrupa a los mayores grupos hospitalarios y de seguros del país. En esta institución, por ejemplo, están presentes Quirónsalud, Vithas (que a su vez controla Nisa), HM Hospitales, Hospitén y Ribera Salud. Entre las aseguradoras destacan Adeslas, Asisa, Caser, Axa, DKV, IMQ, Mapfre y Sanitas.

Actualmente existen 614.100 pacientes en lista de espera quirúrgica en España, con datos del Ministerio de Sanidad a diciembre de 2016, lo que supone un incremento del 38% respecto a seis meses antes. El tiempo en que los ciudadanos aguardan a ser operados alcanza los 115 días. El sector privado ha decidido este plan de choque urgente en vista de esos malos resultados.

“A las cifras me remito. En lugar de reducirse las listas de espera, han seguido aumentándose. Hay que buscar medidas de choque y tomar decisiones para dejar de hacer que funcione”, adelanta Manuel Vilches, director general de la Fundación Idis. Este lobby de la sanidad privada ha calculado el coste de 1.500 millones en base a su experiencia y extrapolación de los costes de las patologías más frecuentes. La asociación apunta a que el mayor volumen de operaciones provendrían en los campos de cirugía general, traumatología y oftalmología.

Actualmente el sistema público cuenta con conciertos con el sector privado por 7.364 millones, según datos de la OCDE de 2016. De los casi 100.000 millones de gasto sanitario en España, alrededor de 29.000 millones corresponde al sector privado. La mayor empresa hospitalaria es Quirónsalud –adquirida por el grupo alemán Fresenius–, seguido de Vithas y Asisa.

Las compañías ponen así a disposición del Sistema Nacional de Salud sus 2.000 quirófanos, casi 100.000 profesionales, 452 hospitales y 51.000 camas. La propuesta se enmarca como un plan a realizar una sola vez. La inversión equivaldría a una dotación extraordinaria del 1,5% sobre el gasto total de la sanidad, una competencia transferida a las autonomías.

Este plan supondría evidentemente un incremento del negocio del sector privado, aunque desde esta asociación se asegura que alrededor de 450 millones retornarían a las Administraciones vía impuestos (IVA, IRPF y Sociedades). “No es una inversión excesiva. Equivale a un mes del gasto farmacéutico o a un 10% del coste anual por secuelas del tabaquismo”, afirma el responsable de la fundación. Incluso asevera que para las compañías no va a suponer un salto grande en beneficios, porque los precios estarán muy ajustados. “Tenemos un coste sensiblemente inferior a la sanidad pública”.

La asociación empresarial cree que técnicamente es factible poner a cero el contador de listas de espera en cuatro meses, aunque reconoce que la burocracia y la variabilidad en cada comunidad autónoma puede retrasar la aplicación de su propuesta.

“El entorno político para esta medida no es favorable”, reconoce el propio Vilches. A las diferencias entre comunidades, se podría sumar la reticencia de la izquierda política a dar un mayor peso al sector privado. “Nosotros creemos que hay que dejar a un lado la ideología en la sanidad y los apriorismos políticos. Somos el único país en Europa en que se discute sobre la titularidad de la sanidad y no sobre la calidad”, opina.

La puesta en marcha de esta actuación permitiría la eliminación de la lista de espera en pocos meses, si se incrementa el número de operaciones (de tres a cuatro) en la red privada de hospitales, según Idis. “Es una propuesta que hemos trabajado mucho”, apunta su director general. “Esto se hace por el máximo bien para el paciente. La salud es una de las mayores preocupaciones de los españoles. Con esto queremos dar un paso adelante”, apunta.

En los próximos días, la asociación va a pedir citas con Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, y con los responsables autonómicos. Además, están presentando la propuesta a las asociaciones de pacientes, a la Organización Médica Colegial y esperan contar con el apoyo de la patronal CEOE.

Respecto a las listas de espera quirúrgicas, el problema es especialmente preocupante en comunidades como Canarias (182 días de demora), Cataluña (173), Castilla-La Mancha (162) y Extremadura (134).

En el caso de las áreas más afectadas, por número de pacientes, en traumatología aguardan a ser operados 175.257 ciudadanos. En cirugía general y de digestivo estaban afectadas 115.610 personas y en oftalmología otros 125.638 afectados, siendo la de cataratas el paso por quirófano con más retraso (95.100 pacientes).

Source link

Huracán Harvey: 20.000 millones en pérdidas para las aseguradoras y un mercado petrolero paralizado | Mercados

El huracán Harvey, más allá de la catástrofe humana, va camino de convertirse en uno de los desastres naturales más costosos de la historia, distorsionando de paso el mercado petrolero: el núcleo de la industria estadounidense, tanto de producción como de transporte y refino, está en esta área del Golfo de México. Ahora está parado, como toda la economía de una zona considerada el cuarto motor económico de EE UU.

Los expertos calculan que las pérdidas materiales que tendrán que cubrir las aseguradoras por Harvey rondarán los 20.000 millones de dólares (16.600 millones de euros). El ciclón, el más potente en llegar a Texas en 50 años, ha anegado parte de la ciudad de Houston y otras áreas de la costa de este estado, obligando a parar buena parte de las refinerías de petróleo.

De cumplirse las previsiones, Harvey será el tercer huracán más costoso para el sector de seguros, después de las catástrofes del Katrina en 2005, 75.000 millones de dólares, y de Sandy en 2012. Las pérdidas totales, en todo caso, excederán los citados 20.000 millones: las pólizas de seguros solo cubren daños a negocios; las inundaciones de viviendas son cubiertas por el Gobierno federal.

Las plantas paradas refinan 2,3 milones de barriles de petróleo al día

Las empresas más castigadas en este contexto son las reaseguradoras, es decir, las empresas que aseguran a las aseguradoras que contratan las pólizas con el cliente. Swiss Re, una de las mayores empresas del sector, ha asegurado que es pronto para hacer cálculos de pérdidas. El valor cae el 2%, en línea con otros gigantes como Axa, Prudential o Aegon, que con una fuerte presencia en EE UU, es la aseguradora que más baja en el Euro Stoxx, más del 3,5% a media sesión. Mapfre se deja el 2,5%.

Huracán Harvey: 20.000 millones en pérdidas para las aseguradoras y un mercado petrolero paralizado

El coste total de Harvey podría sobrepasar los 100.000 millones de dólares (83.000 millones de euros), según avanza Saxo Bank. Una cuantía que se situaría por debajo de los 160.000 millones de dólares que supuso Katrina, pero por delante de los 75.000 de Sandy en 2012.

En cuanto al impacto económico general, JP Morgan prevé un efecto moderado. “Aunque los huracanes paralizan la actividad y destruyen capital, posteriormente la reconstrucción hace crecer el PIB”, afirma el banco, citado por FT. Igualmente, la pérdida de consumo se suele compensar en trimestres posteriores. Houston y su área de influencia generan un PIB de alrededor de medio billón de dólares, casi el 40% del español, pero apenas un 3% del estadounidense.

Katrina ha sido el desastre natural más costoso para las aseguradoras: 75.000 milones de dólares

Houston, Galveston y Corpus Christie son las capitales del petróleo en EE UU. Suman algunas de las mayores refinerías del país, con capacidad de procesar medio millón de barriles de crudo al día. Esta zona también es la principal puerta de entrada y salida de productos petrolíferos en la primera economía del mundo. Ahora muchas de estas refinerías están paradas, así como las terminales petroleras. El mercado de la energía está en situación de emergencia.

En cuanto al efecto sobre el mercado petrolero, el huracán ha castigado el corazón de la industria, forzando el cierre de campos petrolíferos, refinerías y oleoductos. La mayor planta de refino de EE UU, en Port Arthur, aún estudia parar la producción. De momento, según estimaciones de Bloomberg, EE UU ha perdido capacidad de refino por 2,3 millones de barriles depetróleo diarios, provocando una fuerte subida del precio de la gasolina. “El huracán es claramente negativo para el crudo y positivo para los productos refinados”, explica Citi.

El huracán hace caer el precio del barril porque con las refinerías cerradas existe un momentáneo exceso de oferta. Además, la pérdida de producción por los parones en las plataformas petrolíferas del Golfo apenas ha restado 400.000 barriles diarios de producción. Así, el precio del petróleo West Texas (la referencia en EE UU) cayó el lunes un 2% y el diferencial con el petróleo Brent ha subido a 5,5 dólares, máximo en dos años. No hay, además, riesgo de parón de suministro; la producción de fracking en otras áreas del país suponen el 30% del total y las importaciones de Canadá pueden compensar el crudo que no entre por la zona de Houston y Galveston.

Con todo, el mayor riesgo, más allá de los parones puntuales en estos días por las inundaciones o porque los empleados no puedan acceder a las factorías, es que se produzcan daños estructurales en oleoductos, terminales petroleras o refinerías. Estados Unidos exporta tanto petróleo crudo como productos refinados a América Latina (gasolina), Asia (crudo) y Europa (principalmente diesel), principalmente desde la zona afectada por el huracán. “Pese a los parones significativos, no vemos un impacto duradero”, opinan los expertos de Julius Baer.

Los efectos podrían forzar un alza del techo de deuda

“Estamos ante un desastre de magnitud suficiente que puede forzar un aumento del techo de la deuda, aunque sea temporal. Cientos de miles de personas necesitan ayuda de emergencia. Los fondos federales tendrán que estar disponibles para atender a las necesidades del gran número de condados declarados como áreas de desastre federal, pues requerirán la reconstrucción de infraestructuras e incluso instalaciones federales”, asegura Ole Hansen, jefe de estrategia en materias primas de Saxo Bank.

Source link

Facua denuncia a 18 aseguradoras por atender al cliente con líneas 901 y 902 | Mi dinero

Facua ha denunciado ante varias autoridades de consumo autonómicas a 18 aseguradoras por contar con líneas 901 y 902 para la atención al cliente, ya que considera que incumplen la ley al obligar a los usuarios a llamar a teléfonos de tarificación especial para determinados supuestos.

Concretamente, la organización ha denunciado a Mapfre, Zurich, Axa, La Caixa, Allianz, Generali, Caser, Catalana Occidente, Mutua Madrileña, Sanitas, Santalucía, BBVA Seguros, Aviva, Asisa, Ocaso, Plus Ultra, Reale y Aegon.

No obstante, fuentes de Mutua Madrileña han precisado que, a pesar de encontrarse entre las compañías denunciadas, no incumple la ley, dado que cuenta con números 91 o de tarificación geográfica para que los clientes realicen todos los trámites con la compañía y ofrece también atención gratuita al cliente a través de sus redes sociales. A estos números se puede acceder fácilmente a través de la web de la compañía y a través de ellos se puede realizar cualquier gestión.

Las denuncias han sido remitidas a las autoridades de consumo de las autonomías en las que estas compañías tienen sus domicilios sociales, es decir, a la Agencia Catalana de Consumo, a la Kontsumobide vasca, a la Dirección General de Salud Pública y Consumo de Baleares y a la Dirección General de Comercio y Consumo de Madrid.

La mayoría de las compañías opera ciertos servicios de gestión e información a través de números convencionales o geográficos, en la mayoría de los casos para asistencia en el extranjero.

Sin embargo, la asociación ha apuntado que, a pesar de que las compañías facilitan números gratuitos o números geográficos, la mayoría proporciona numeraciones de tarificación especial para las comunicaciones de los siniestros o el ejercicio de derechos en relación a las coberturas incluidas en las pólizas contratadas, es decir, para gestionar las incidencias y necesidades más habituales.

La organización ha destacado que Liberty Seguros, grupo formado por las aseguradoras Regal, Génesis y la propia Liberty Seguros, retiró en mayo sus líneas 902 y las sustituyó por números gratuitos y prefijos geográficos.

Source link

CaixaBank mantiene el trasvase de depósitos a pólizas de ahorro | Compañías

El trasvase de dinero de depósitos a plazo a seguros de vida-ahorro no cesa en CaixaBank. Su filial aseguradora, VidaCaixa, ha vendido pólizas de este tipo por 5.597 millones de euros durante el primer semestre, lo que supone un crecimiento del 23,1%. Este acelerón ha hecho que refuerce su liderazgo en este mercado, donde maneja ya una cuota del 34,5%.

La tendencia del traspaso de imposiciones a plazo fijo a seguros de vida ahorro se inició en 2015. La política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) provocó que los tipos de interés de los depósitos se redujeran al mínimo. Una vez que la banca fue perdiendo su dependencia a este tipo de financiación minorista, algunas entidades, especialmente CaixaBank, decidió ir ofreciendo a parte de su clientela llevarse parte del dinero que tenían en depósitos a seguros de ahorro, que logran rentar algo más. Solo en 2016 aumentó un 65% sus primas en el ramo de vida-ahorro.

Vidacaixa, que opera a través de las más de 5.000 sucursales de CaixaBank, obtuvo en el primer semestre de 2017 un beneficio neto consolidado de 304 millones de euros, un 25,7% más que el año pasado. Su aportación ya representa el 36% del resultado total del grupo bancario.

Durante este periodo comercializó 6.454,5 millones de euros en primas y aportaciones, un 11,1% más que hace un año. El crecimiento responde “al buen comportamiento de las soluciones de ahorro acumulación, como planes de pensiones y PIAS [plan individual de ahorro sistemático], y al crecimiento en los productos de ahorro disposición, es decir, en rentas vitalicias”, según explica la entidad en un comunicado.

VidaCaixa, que en 2015 ya arrebató a Mapfre el cetro de la mayor aseguradora de España, además de liderar el mercado de seguros de vida también encabeza la clasificación de distribución de planes de pensiones, con una cuota del 23,4%. En este tipo de vehículo de previsión social administra un patrimonio de más de 25.000 millones de euros.

En conjunto, el volumen de recursos gestionados ascendió a 72.646,3 millones de euros, un 14,1% más. De éstos, 46.544,2 corresponden a seguros de vida, un 17% más. El resto, 26.102,1 millones (un 9,4% más), responden a planes de pensiones y EPSV (la modalidad vasca de este tipo de vehículos).

El número de clientes creció a un ritmo del 7,6% en relación a 2016, superando los 4,6 millones. VidaCaixa es la entidad aseguradora que más prestaciones abona a sus clientes y durante los seis primeros meses del año pagó un total de 1.992 millones de euros, un 8,5% más que el año pasado.

 

 

Source link

El beneficio de Mutua Madrileña se dispara en el semestre un 42% | Compañías

Los beneficios de Mutua Madrileña se han disparado en el primer semestre. La compañía presidida por Ignacio Garralda obtuvo un resultado atribuido de 130,6 millones de euros entre enero y junio, un 42,2% más que en el mismo periodo del año anterior.

El incremento del beneficio neto consolidado se debe, fundamentalmente, a la buena evolución de los principales negocios aseguradores del grupo (seguros de coches y seguros de salud). También ha sido clave “la recuperación de los ingresos financieros una vez superados los factores de inestabilidad que los condicionaron en 2016”, según explica la entidad en un comunicado.

Además de los buenos resultados financieros, la compañía está logrando crecer con fuerza, gracias en parte a la campaña ¿Por qué a mí?. El grupo consiguió captar durante el primer semestre del año 1,6 millones de nuevas pólizas, cifra un 5,5% superior a la obtenida el primer semestre del año pasado. Con ello, la cartera del grupo se situó al finalizar el pasado mes de junio en los 11,9 millones de asegurados, un 6,8% más que al término de 2016.

El ramo de autos del grupo Mutua vio crecer sus ingresos por primas en el primer semestre un 5,1% (frente al 4,1% de media del conjunto del sector) hasta los 743 millones de euros, por lo que su cuota de mercado experimentó un nuevo avance para situarse en el 13,2%.

En el ámbito de los seguros de Salud, los ingresos por primas crecieron un 6,6% hasta junio (un 3,5% la media del sector) y alcanzaron los 1.136 millones de euros. Gracias a ello, la filial del Grupo Mutua SegurCaixa Adeslas afianza su posición de liderazgo en el sector, con una cuota de mercado que supera el 28%.

El Grupo Mutua Madrileña logró durante los seis primeros meses de este año unos ingresos totales por primas de 2.568 millones de euros, lo que representa un incremento del 5,2% respecto al primer semestre de 2016. Este aumento es significativamente superior al de la media del sector, que se situó en el 3,4% en el mismo periodo.

Source link

Seguros, el gemelo aplicado de la banca | Compañías

Los problemas de los bancos han sido uno de los mayores tormentos para la Hacienda pública española. CCM, Cajasur, Caja Mediterráneo (CAM), Bankia, BMN, el banco malo… La lista de entidades financieras que han requerido dinero público es interminable. De acuerdo con el último informe del Banco de España, el rescate de las antiguas cajas de ahorros ha costado más de 60.000 millones de euros.

Mientras bancos y cajas perdían dinero a espuertas, cerraban oficinas y despedían a decenas de miles de trabajadores, las compañías de seguros han mantenido el empleo, han seguido dando beneficios y no han registrado ninguna quiebra durante la crisis. Siempre en la sombra. Siempre sin acaparar titulares.

Bancos y aseguradoras tienen algo de gemelos siameses. Captan recursos de los clientes minoristas para ofrecer soluciones financieras, tienen una fuerte regulación, invierten mucho en deuda pública… pero su comportamiento durante la crisis económica ha sido diametralmente opuesto.

“Las compañías de seguros tienen la peculiaridad de que cobran por adelantado una prima, para cubrir una contingencia futura”, recuerda a menudo la presidenta de la patronal del sector (Unespa), Pilar González de Frutos. Las aseguradoras recaudan el dinero de las pólizas y lo invierten de una manera muy prudente para cubrir siniestros:accidentes de coche (en los seguros de autos), goteras (en los seguros de hogar) o enfermedades (en los seguros médicos)…

El negocio principal de los bancos es casi opuesto: adelantan el dinero, tras calibrar el riesgo de impago de un particular o una empresa, y van recuperando las cantidades prestadas a lo largo de los años.

“El sector aseguradora ha demostrado una gran capacidad de resistencia durante la crisis. En unos años muy difíciles para la economía española no ha hecho falta intervenir ninguna compañía de seguros”, recordaba en unas jornadas del sector el responsable de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), Sergio Álvarez Camiña.

El máximo responsable del supervisor de los seguros apuntaba entonces que solo hay tres formas para que una aseguradora quiebre:“problemas de control interno [con una malversación de fondos, por ejemplo], un mal diseño de los productos, con inversiones desacopladas con sus compromisos futuros de pago, y una mala política de inversiones”.

Históricamente, la única causa que ha provocado la necesidad de intervenir aseguradoras ha sido el último factor, pero durante la crisis económica que ha asolado España esto no se ha producido.

Una de las grandes fortalezas del sector ha sido, precisamente, su prudente política de inversiones, marcada en buena medida por la regulación. En concreto, ha sido clave la normativa de casamiento de inversiones.

“Esta peculiaridad legal ha hecho que el sector asegurador español haya sido el que mejor resultados ha obtenido en los últimos test de estrés realizados por el supervisor europeo”, explica Pedro del Pozo, responsable del departamento de economía de Unespa.

Casamiento de inversiones

¿En qué consiste ese casamiento? Simplificando, la normativa exige que los activos que la aseguradora compra para hacer frente a un compromiso futuro de pago deben tener un vencimiento similar a esos compromisos. Por ejemplo, para las indemnizaciones que tendrá que pagar una compañía para su cartera de seguros para coches a un año, deberá cubrirlas en buena medida con bonos a un año.

En otros países, el descabalgamiento de pasivos y compromisos de pago está provocando serios problemas. En Alemania, por ejemplo, se comercializaron muchos seguros de vida que prometían rentabilidades del 5% o el 6%. Cuando los tipos de interés de la deuda pública eran altos, se cubrían sin problemas. Pero ahora, con los tipos entre el 0 y el 1% y sin tener una casación con los activos, esos contratos generan grandes pérdidas.

Unespa y el supervisor del sector (la DFSFP) hicieron frente común para que las autoridades europeas reconocieran esta fortaleza del sector asegurador español y le permitirán reducir los requerimientos de capital que exigía la nueva normativa comunitaria, conocida como Solvencia II y que entró en vigor en 2016.

Las compañías de seguros españolas, además de no haber vivido ninguna situación crítica durante los últimos ejercicios, se convirtieron en los años más duros de la crisis en el mejor aliado del Tesoro.

En 2011 y 2012, cuando la sombra de la duda se cernía sobre la banca española y el Gobierno se vio obligado a solicitar un rescate para sanear las cajas de ahorros, los inversores internacionales huían de la deuda pública española como de la peste. En 2011, la multinacional alemana Allianz tomó la decisión de vender la mitad de su cartera de bonos españoles. Más de 2.000 millones de euros vendidos en unos pocos meses, lo que depreció aún más el valor de la deuda emitida por España y llevó la prima de riesgo cerca de los 700 puntos básicos.

En ese difícil contexto, las compañías de seguro españolas redoblaron su apuesta por los bonos del Tesoro. Al cierre de 2011 el sector asegurador acumulaba 47.000 millones de deuda pública española. En 2012 superó los 55.000 millones de euros. Entre 2010 y 2016, su inversión se disparó un 209%.

“La alineación del seguro con los intereses de España era total. En el hipotético caso de que el Estado no pudiera asumir sus compromisos de pago y quebrase, el menor de los problemas habría sido la cartera de deuda pública”, explica un directivo del sector. Pero esta inversión no fue una cuestión de patriotismo. En esos años, los bonos a 10 años llegaron a emitirse con un cupón del 5%. “Si tenías claro que España no iba a quebrar, era una oportunidad de oro”, apunta el directivo.

El interés por la deuda española no ha decaído y, a finales de 2016, la inversión en este activo rozaba los 140.000 millones de euros, algo menos de la mitad de la cartera total de inversiones del sector, que roza los 300.000 millones de euros.

Además de ser un sector con estabilidad financiera y plenamente alineado con los intereses del Tesoro, el seguro es un gran empleador. Da trabajo directo a 48.500 personas, el 95% con contratos indefinidos. Los empleos indirectos (peritos, corredores, agentes…) suman otras 100.000 personas. Además, las compañías de seguros pagan alrededor de 3.000 millones de euros de impuestos al año, un nivel que se ha mantenido estable en los últimos años.

Source link

El Consorcio pagará 3.250 euros a los afectado por las tormentas de Madrid | Mi dinero

El Consoricio de Compensación de Seguros (CCS) ha calculado ya cuánto dinero le va a costar hacer frente a los daños provocados por las lluvias torrenciales que tuvieron lugar en la Comunidad de Madrid la semana pasada. De acuerdo con cálculos preliminares, este organimso público deberá abonar 6,5 millones de euros para hacer frente a unos 2.000 siniestros, todos ellos acaecidos en tan solo dos días (8 y 9 de julio). Por término medio, cada uno de los siniestros se llevará 3.250 euros.

Los daños han afectado principalmente a viviendas y urbanizaciones, automóviles, centros comerciales y algunos polígonos industriales, según los expertos del CCS. Un equipo de 40 peritos está valorando los daños. Hasta el momento se han recibido 224 solicitudes de indemnización, de las que 155 corresponden a viviendas y comunidades de propietarios, 36 a automóviles y 33 a comercios y oficinas.

Las inundaciones tuvieron un carácter muy disperso, destacando, por una parte, las zonas suroeste y noroeste de la capital y, por otra parte, numerosos municipios de la provincia (Aranjuez, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Parla, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Coslada…).

Cuando se produce una fuerte tormenta, el Consrocio se hace cargo de los daños producidos en caso de inundaciones. También si ha habido vientos huracanados. En cambio, para los daños por goteras y humedades en los tejados, son las compañías se seguros de las viviendas o los locales quienes se hacen cargo.

Entre los días 30 de junio y 8 de julio se produjeron también fuertes tormentas en Girona. Sumadas a las de Madrid, han sumado alrededor de 2.650 siniestros con un coste aproximado de 10 millones de euros.

El Consorcio es un organsimo público adscrito al Ministerio de Economía que cubre algunos riesgos extraodinarios (como los provocados por el terrorismo, por terremotos o por tomentas muy fuertes). Las innundaciones son, de hecho, el evento climatológico que produce más reclamaciones ante esta institución. Entre 1987 y 2015, el CCS ha tramitado 521.000 expedientes por innundaciones, por los que ha pagado 4.569 millones de euros (el 69% de los importos abonados por la cobertura de riesgos extraordinarios). Por término medio, el Consorcio abona a los afectados unos 8.800 euros por los daños provocados por la inundación.

Source link

Sector seguros: renovarse o dejarse morir | Compañías

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, recomendó Albert Einstein, y precisamente embarcado en esta tarea se encuentra en la actualidad el sector asegurador. La disrupción que han causado las nuevas tecnologías a su negocio es comparable con muy pocos. No hay ningún ramo que logre escapar a este tsunami: hogar, salud y autos se transforman empujados por el big data, la tecnología móvil y el internet de las cosas, entre otros factores.

Estas conversiones, “desde la perspectiva del asegurado suponen una vía para ofrecerle más calidad, mejor atención, así como servicios más completos y diferenciadores. Suponen una verdadera revolución en su experiencia como cliente, donde la forma de interactuar con él se transforma y sus necesidades se satisfacen casi en tiempo real”, explica Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa.

La integración del internet de las cosas y la analítica de datos en el modelo asegurador está derivando en la personalización del servicio. “Los avances tecnológicos ayudarán a implantar seguros de pago por uso”, dicen desde Allianz. Una realidad ya patente en el mundo de la economía colaborativa.

“Los seguros para los nuevos negocios colaborativos suelen cubrir el tiempo determinado de uso, por ejemplo, en un automóvil. Así, mientras que una póliza tradicional de auto tiene una cobertura de un año, estos productos tienen coberturas limitadas al periodo de alquiler, que pueden llegar a minutos”, prosiguen en la multinacional alemana.

Conceptos como ‘asegurar momentos’ o ‘micropólizas’ formarán parte de nuestro día a día

“Gracias al uso del big data, hemos personalizado la oferta y dirigido cada producto al público que realmente lo necesita, reduciendo un 20% los costes de captación por póliza”, destaca Aitor del Coso, director de transformación digital de Mutua Madrileña. “Nos hemos convertido en pioneros en el sector en aprovechar las posibilidades que ofrece esta tecnología para calcular el precio y el tipo de seguro que mejor se adapta a cada cliente”, continúa Del Coso.

En el negocio de autos, Mapfre fue el grupo más innovador, al lanzar hace ya 10 años YCAR, un dispositivo capaz de informar a la compañía de cuánto y cómo conducía el cliente. Se trataba de la primera experiencia que daba pie a las aseguradoras a cobrar a sus clientes según su modo de conducción, evitando así hacerlo en relación a otros parámetros como edad, años de carné o lugar geográfico.

En la actualidad ya es posible premiar a los buenos conductores con rebajas y penalizar a los desobedientes con incrementos en sus primas. Generali afirma llegar al 40% de descuento del precio de su prima estándar.

Es en este ramo donde ha surgido la tecnología que más potencia transformadora acarrea: el coche autónomo. El bróker Autonomous prevé que entre 2015 y 2060 el número de seguros a todo riesgo se reduzca en Reino Unido un 63% a consecuencia de la disminución del número de accidentes que producirán los vehículos autónomos.

Sin embargo, las principales compañías no consideran que el seguro a todo riesgo tienda a desaparecer, aunque de lo que sí están convencidas es de que el precio de las primas disminuirá, por lo que tendrán que encontrar nuevas fuentes de ingresos.

La cifra

130% crecieron los ciberataques en 2016 frente a 2015, hasta los 115.000. El bróker Autonomous prevé que entre 2015 y 2060 el número de seguros a todo riesgo se reduzca en Reino Unido un 63%.

Pero donde una puerta se entrecierra, otra se abre. Con la tecnología, un nuevo riesgo se hace patente: el ciberriesgo. El Instituto Nacional de Ciberseguridad contabilizó 115.000 ciberataques en 2016, un 130% más que los 50.000 registrados durante 2015. Las principales víctimas son las empresas, pero también se producen a nivel individual.

Mapfre, por ejemplo, ya cuenta con productos que personalizan adecuándose a las necesidades de cada cliente. Además, la aseguradora, dentro de su póliza de hogar, incluye asistencia informática para ordenadores, smartphones y tabletas. También la instalación de sistemas de antivirus, copias de seguridad de los archivos del cliente o la restauración de datos y contenidos.

Los seguros de hogar evolucionan al son del internet de las cosas y del big data. Allianz ofrece la posibilidad de hacer la peritación tras un siniestro a distancia, lo que elimina de la agenda del cliente el tener que esperar al perito en casa. Los dispositivos domóticos puestos al servicio de las aseguradoras permiten detectar fugas de gas o agua, a intrusos inesperados e incluso ayudan a reducir los gastos de agua y luz.

En cuanto a salud, Generali y Axa son las compañías más avanzadas. Ambas buscan fomentar los hábitos saludables de sus asegurados a través de la utilización de aplicaciones móviles. Vitality y Health Keeper, respectivamente, ofrecen descuentos en marcas deportivas, servicios médicos y de bienestar, incluso en el caso de la segunda rebaja en el precio de los seguros de salud y vida.

En definitiva, “no cabe duda de que el sector seguirá siendo un pilar fundamental para la economía de nuestro país, aunque el modelo de negocio se habrá transformado totalmente de aquí a diez años. La distribución de los seguros será totalmente digital y multicanal, la tecnología y los productos estarán completamente integrados y el seguro será algo flexible e incorporado a la vida de las personas, donde conceptos como microseguros o asegurar momentos formarán parte de nuestro día a día”, concluye Francisco Valencia, de Línea Directa.

Ventajas tecnológicas

La nube, el big data y los dispositivos móviles están al servicio de las empresas y sus clientes.

Big data. Reducir costes de riesgos y abandono, recoger y retener a los mejores clientes en función de los perfiles idóneos, detectar el fraude de manera prematura y aumentar su capacidad de innovación para la creación de nuevos productos y servicios que desde la transparencia garanticen la satisfacción del cliente son las ventajas que, según la firma especializada en gestión de datos PowerData, ofrece el big data a las compañías aseguradoras.

Nube. Se convierte en un elemento imprescindible en la vida diaria de las aseguradoras, ya que permite digitalizar su negocio creando entornos más ágiles.

Dispositivos móviles. El 37% de los participantes en el estudio Youbiquity Finance, elaborado por BY y Avaya, afirma haber realizado a través de internet un cambio de su póliza y un 28% reconoce haber efectuado reclamaciones en su seguro de hogar y autos. En 2016, el número de mutualistas que utilizaron la app de Mutua Madrileña se incrementó un 48% respecto a 2015.

Source link