Los taxistas convocan un paro general para el día 29 en su guerra con Uber y Cabify | Compañías

El sector del taxi decidió ayer mantener la convocatoria de manifestación y paro para el día 29 tras una reunión infructuosa en el Ministerio de Fomento. Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi tildó de “insuficientes” las propuestas del Gobierno para solucionar el “problema generado por la liberación de miles de permisos VTC”, que estarían beneficiando a Uber y Cabify, a las que acusan de competencia desleal”.

La asociación se mostró crítico con el real decreto que ultima el Gobierno para regular la actividad de las VTC y con la última sentencia del Tribunal Supremo, que ha obligado a conceder 80 nuevas licencias de este tipo que habían sido denegadas por la Comunidad de Madrid. Un fallo que hace prever una avalancha de nuevas licencias que sumarán coches a las citadas empresas, lo que “abre la vía para que las multinacionales inunden el mercado y pongan en peligro la estabilidad del servicio”, según dijo Fedetaxi en una nota.

Leal, junto con parte de la junta directiva de Fedetaxi, se reunió es lunes a petición propia con el Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, después de conocerse la polémica sentencia. Este les informó que Fomento sigue adelante con la tramitación de la nueva ley que incluye, según precisó, “medidas antifraude” y un registro nacional “con todos los datos de la hoja de ruta” del servicio VTC. El real decreto podría estar aprobado antes de final de año, según precisó Gómez-Pomar.

Tras la reunión, Leal aseguró que el Gobierno ha reconocido ser consciente de ser parte del problema al que se ha abocado a los profesionales del sector del taxi, pero insistió que las soluciones que planea no son suficientes. “El gobierno ha dejado pasar una oportunidad de oro para escuchar nuestras demandas y hacer valer nuestros derechos, aceptando implementar tan solo algunas de las medidas exigidas por nuestro sector”, añadió. Según Fedetaxi, el Gobierno ha accedido a aceptar algunas de sus exigencias como la creación de una página web nacional para controlar la explotación y especulación de las VTC, así como la elaboración de un plan específico para no permitir la operación de empresas especuladoras. “Les hemos transmitido que esto es positivo, pero insuficiente”.

Por su parte, Gómez-Pomar aclaró que la Administración General del Estado se ha personado en los procedimientos judiciales activos relativos al vacío legal creado por la Ley Ómnibus aprobada en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero a fin de evitar la concesión de nuevas licencias VTC por esta vía, y que “defenderá el actual marco normativo ante el contencioso abierto por la CNMC, con objeto de mantener la prohibición de concesión de nuevas autorizaciones de VTC por estar superando el límite del 1/30”. Gómez-Pomar apuntó también que están trabajando con Interior y la Dirección General de Tráfico para que los vehículos de los taxistas y de empresas como Uber y Cabify lleven unas nuevas matrículas distintivas de color azul. Con esta placa estarán identificados para clientes e inspectores y se evitarán los supuestos de “piratería” e “intrusismo” que denuncia los taxistas.

Proyecto de real decreto

Durante la reunión, en la que se ha analizado el desarrollo de las medidas previstas para mejorar la situación en el sector del taxi y asegurar su convivencia ordenada con el del alquiler de vehículos con conductor, Gómez-Pomar aclaró que se elevará próximamente a Consejo de Ministros el proyecto de real decreto, que en estos momentos se encuentra pendiente del dictamen del Consejo de Estado. En su opinión, esta nueva norma impedirá las prácticas especulativas de “aquellos que han solicitado licencias de VTC con objeto de lucrarse con su inmediata reventa”. Así, se prohibirá que las VTC vendan las licencias en los dos años siguientes a su obtención para impedir que se genere una burbuja especulativa.

Igualmente, detalló que el nuevo real decreto incluirá la creación de un registro único a nivel estatal al que deberán comunicarse los servicios de VTC con carácter previo a su realización. Así se pretende evitar que estos vehículos capten clientes por la calle y controlar que se cumple la obligación de realizar los servicios VTC en un 80% en el territorio de la comunidad autónoma donde se otorgó la autorización.

Gómez-Pomar también insistió en que la inspección y control continuará siendo un objetivo principal del Plan Nacional de Inspección del Transporte por Carretera de los próximos años.

Source link

Uber lanzará los primeros taxis voladores en 2020 en EE UU | Compañías

Uber ha anunciado este miércoles la firma de un acuerdo con la NASA para el desarrollo de la “gestión del espacio aéreo no tripulado” y de los “sistemas aéreos no tripulados”, un paso importante para el desarrollo de su servicio de taxis voladores. Estos sistemas servirán para reducir la dependencia de controladores humanos que monitoreen los despegues y aterrizajes. Uber planea probar los primeros vuelos de uberAir, una red de aeronaves eléctricas de cuatro plazas, en ciudades norteamericanas en 2020.

Como parte del acuerdo con la NASA, Uber ha comenzado a trazar corredores aéreos en la ciudad de Dallas donde espera operar este servicio, aunque todavía no ha conseguido la aprobación de la Administración Federal de Aviación norteamericana. La compañía también ha anunciado que Los Angeles será la segunda ciudad de EE UU donde implementará los taxis voladores.

Uber se suma de esta forma al grupo de colaboradores de la agencia espacial norteamericana para el desarrollo de sistemas no tripulados que puedan operar a baja altitud de forma “segura y sencilla”, ha asegurado la compañía en un comunicado. Estos vehículos, de despegue y aterrizaje vertical, son “notablemente más silenciosos, seguros y respetuosos con el medioambiente que los helicópteros”.

“UberAir operará más vuelos que ningún otro servicio hasta el día de hoy. Hacerlo de forma eficiente y segura va a requerir un gran cambio en la gestión del espacio aéreo. Combinar la tecnología de Uber con las décadas de experiencia de la NASA será un avance crucial”, ha asegurado Jeff Holden, Chief Product Officer en Uber.

Source link

La banca busca la fórmula para dar con la ‘app’ que convenza al usuario | Tendencias

En el mundo de la banca y de las apps tenemos dos grandes retos: que los usuarios se descarguen la aplicación y retener luego a esos usuarios”, resume Garazi Ibarrolaza Mentxaka, gestora de cuentas clave y LCS finance en Google. Esta reflexión fue lanzada ayer durante el Taller Retina: Banking Apps, organizado por EL PAÍS RETINA en colaboración con Google. El objetivo: analizar qué pueden aportar las apps a los bancos en lo que se refiere a la relación con los clientes y a explorar la necesidad de optimizar estas aplicaciones para generar una experiencia diferencial.

“Cada mes se crean unas 40.000 apps. Son muy volátiles, pero también lo son los usuarios: si no les das lo que esperan de ti irán a la competencia”, reconoce por su parte Baptiste Carrère, responsable de desarrollo de negocio de App Annie para la región EMEA. “Solo el 25% de los consumidores se descarga dos o más apps al mes, y aproximadamente el 50% de nosotros borramos apps mensualmente, por lo que es evidente que todas las entidades tienen varios retos”, añade Javier Fernández Saavedra, responsable del sector de banca y seguros de Google. “Primero, que nos descubran. Segundo, que el usuario piense en la app como esa ventanilla digital de relación con la entidad bancaria”.

Un asistente toma una fotografía durante una de las exposiciones de que constó el taller.

Lograr que eso suceda no es sencillo: plantea un gran desafío para las compañías. Sobre todo porque tienen que competir contra las fintech, muchas de ellas alumbradas al calor de estos cambios. “Los estándares de pago abierto van a impactar duramente al tráfico. La banca tiene hoy tienen una gran oportunidad para agregar en las apps funcionalidades normalmente asociadas a las fintech”, insiste Fernández Saavedra. “Los bancos tienen el riesgo de quedarse al margen de unas oportunidades de negocio masivas o hasta convertirse en algo obsoleto si no apuestan de forma decisiva por el móvil”, añade Sarah Guemouri, consultora de valor en App Annie.

Creemos que es un momento muy especial para que la banca pueda ofrecer un mensaje distinto, mucho más personalizado, a los usuarios de sus apps”, coincide Javier Anguiano, director del sector finanzas en Google. “Hablamos de usuarios que son más digitales, activos y que interactúan mucho más. La idea es comunicarse con ellos de forma distinta para ofrecerles los productos en el momento y lugar que ellos quieran”.

“Las apps ofrecen una oportunidad para comunicarse con un tipo de cliente que no quiere ir a la sucursal, que necesita un trato más inmediato”, ilustra por su parte Ruth Vilar, gestora senior de cuentas PRO de Google. “A lo mejor chequea su cuenta o hace una transferencia mientras espera el metro o coge un avión. La app facilita esa gestión y permite dar una experiencia de usuario más nativa, con un login más cómodo y con notificaciones más sencillas. Desde el punto de vista empresarial, además, comporta ahorro de costes operativos”.

¿Es mejor centrarse en mobile app o en mobile web? “Eso es como preguntarse si es mejor la bici o el coche: cada cosa está bien para algo. La primera está bien para relacionarte con quienes ya son tus clientes, la segunda para captar a nuevos”, zanja Fernández Saavedra.

Source link

Twitter duplica el límite de caracteres por mensaje hasta los 280 | Lifestyle

Poco a poco la red social que ha hecho de la síntesis dialéctica de sus usuarios su principal rasgo característico va relajando sus reglas del juego. Y todo porque la red social ha decidido hoy aumentar el límite de los caracteres en cada mensaje hasta justo el doble de lo que permitía hasta ahora. Una decisión que sin duda ha sentado de forma muy diferente a los usuarios de Twitter. Y eso que precisamente ha sido Jack Dorsey, el director ejecutivo de la compañía, quien ha justificado este cambio precisamente por la frustración de muchos usuarios.

De momento es sólo una prueba

Aunque sólo sea una prueba, en su tuit, Jack Dorsey ha dado por hecho este salto desde los 140 caracteres a los 280 caracteres por tuit. Según el tuit donde ha anunciado esta decisión, el límite inicial de 140 caracteres venía dado por la limitación de los antiguos mensajes SMS; que eran de 160 caracteres.

Ahora según Dorsey han tomado esta decisión, que denominan como un “pequeño cambio”, para resolver un problema real que muchos usuarios han estado experimentando al intentar publicar un tuit, sintiéndose frustrados en muchas ocasiones. Según Dorsey, este cambio conserva la brevedad, velocidad y esencia de la red social. De momento sólo unos pocos usuarios disfrutan de este cambio, pero pronto llegará a todos.

Source link

Uber logra más de 771.000 firmas para seguir operando en Londres | Compañías

Contundente y rápida reacción de miles de personas contrarias a la decisión de la autoridad de transportes de Londres (TfL) de cancelar la licencia de operador de transporte a Uber. La noticia saltó el viernes y este lunes a media tarde más de 771.100 personas habían firmado una petición en internet pidiendo a las autoridades de la ciudad que reviertan su decisión. La campaña, alojada en Change.org, fue puesta en marcha por la empresa y recogía el siguiente mensaje: “Firma para asegurarte de que los londinenses tengan más, y no menos, opciones de transporte”. Hoy Uber tiene en Londres unos 40.000 conductores y 3,5 millones de clientes.

La BBC informó ayer que el alcalde de esa ciudad, Sadiq Khan, se ha quejado de que Uber ha ejercido una “presión injusta” sobre la autoridad de transporte de Londres, con “un ejército” de abogados y expertos en relaciones públicas. El alcalde criticó a la multinacional de llevar a cabo “agresivas amenazas para llevarnos a los tribunales”. Khan, que preside el consejo de TfL, no habría estado implicado en el proceso de decidir si se le renovaba o no la licencia a Uber, según la cadena británica.

La compañía pidió disculpas por boca de su nuevo CEO, Dara Khosrowshahi, que insistió en que apelarán la decisión, aunque aceptó que deben cambiar algunas cosas. “Uber ha revolucionado la forma en que la gente se mueve en las ciudades de todo el mundo, pero es verdad también que hemos cometido algunos fallos por el camino. En nombre de todas las personas de Uber, pido disculpas por los errores”, añadió Khosrowshahi, que subrayó que Uber “no será perfecta, pero va a escuchar” a todo el mundo.

Aunque ha habido voces que respaldan al alcalde de Londres y a la TfL, como la del líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, que dijo que la decisión era “correcta”, otros políticos, asociaciones empresariales, centros de estudios o expertos en urbanismo han defendido la licencia de Uber. Como recoge en su blog el profesor del IE Business School, Enrique Dans, estos hablan de decisión injustificada, de actitud contra la innovación o de daños reputacionales para la ciudad, y piden libre elección de los usuarios.

El ministro Greg Hands, por ejemplo, afirmó que “en un instante Khan está amenazando el puesto de trabajo de 40.000 personas y la forma de transporte de más de tres millones de londinenses”. Para muchos observadores, las bazas principales de Uber para defender su licencia es el gran número de conductores que se quedaría sin empleo y el enfado de los clientes de la firma, que muestran altos índices de satisfacción. Por contra, el punto más negativo estaría en la mala imagen que tiene Uber. Como recuerda Dans, la actitud “enormemente agresiva” de su fundador y anterior CEO, Travis Kalanick, “generó una cultura del vale todo que ha dado lugar a muchos escándalos y problemas reputacionales”, que ahora podría restarle apoyos.

Decisión polémica

La decisión de la TfL sorprendió a muchos expertos el viernes, pues Uber había pasado positivamente diez inspecciones antes de que el organismo de transporte británico tomara la decisión de no renovar la licencia de la multinacional, según informó este lunes The Times. El rotativo detalló que las inspecciones se llevaron a cabo entre 2013 y mediados de este año. Además, apuntó que en abril Uber superó con éxito su auditoría que involucró durante dos días a 20 funcionarios de la TfL. Estos hechos habría llevado a algunos observadores a tildar la cancelación de la licencia a Uber de decisión “puramente política”. Muchos ven en la medida la mano del lobby de los black cabs (los taxis negros), iconos de la ciudad de Londres.

Con todo, Uber deberá armar bien su defensa. Su licencia en Londres expira el 30 de septiembre, aunque tiene 21 días para recurrir la decisión. La firma podrá operar en la ciudad hasta que haya una sentencia firme. En ese proceso deberá demostrar que no es un peligro para la seguridad pública y que las acusaciones de la TfL no son ciertas. Este organismo acusa a Uber de no reaccionar suficientemente ante delitos graves, de obtener ilícitamente certificados médicos para sus conductores y de que estos no pasan los mismos controles de antecedentes penales que los taxistas. Igualmente, le acusan de utilizar un software denominado greyball para que las autoridades no detecten a los conductores cuando estos trabajan en zonas donde no pueden operar.

El pulso entre Uber y la autoridad de transporte de Londres está servida. Dans insiste en que Uber es una compañía enormemente polémica, que opera en un entorno regulado y con fortísimas presiones y cuya operativa ha sido suspendida con anterioridad en numerosas ciudades. “Pero, ¿qué ha pasado en esos casos? En prácticamente todos los casos, la compañía ha vuelto en un plazo relativamente corto, y la situación se normaliza (…) A Uber no la han aupado al lugar en el que está ni los alcaldes, ni los políticos, ni los reguladores ni los analistas: la han situado ahí sus usuarios”, dice.

El profesor de IE Business Shool defiende que los usuarios prefieren tener más opciones de transporte, no menos. “Nunca jamás, en ninguna ciudad, se han visto manifestaciones de ciudadanos reclamando que haya menos opciones para moverse en ella”.

Source link

Golpe a Uber: pierde su licencia en Londres por presuntas conductas ilegales | Compañías

Duro golpe al negocio de Uber. El regulador de transporte de Londres ha retirado hoy la licencia de operación a la compañía estadounidense estimando que “el enfoque y la conducta de Uber demuestran una falta de responsabilidad corporativa en relación con una serie de cuestiones que tienen potencial de seguridad pública e implicaciones de seguridad “. Así ha argumentado el organismo encargado de la seguridad del tráfico Transport for London (TfL) su decisión, que afecta a más de 40.000 conductores, que perderían su trabajo si la aplicación deja de estar operativa en esa ciudad. “TfL ha concluido que Uber London Limited no es adecuado para ser titular de una licencia de operador de alquiler”, aseguraron en un comunicado, publicado en Twitter.

El regulador destaca, entre otros aspectos, la política de Uber para informar sobre delitos graves, para obtener certificados médicos o para explicar el uso de tecnología para esquivar a autoridades. Les acusan de utilizar un software denominado greyball, que avisa de controles de policía.

El permiso que hoy tiene vigente la empresa expira el próximo 30 de septiembre. Uber ya ha anunciado que recurrirá la decisión del regulador, para lo que tiene un plazo de 21 días. Tom Elvidge, director general de Uber en Londres, asegura que los 3,5 millones de londinenses que usan su aplicación y los más de 40.000 conductores profesionales “que confían en la compañía para ganarse la vida, deben estar atónitos ante esta decisión”.

“Con su intención de prohibir nuestra aplicación, Transport for London y el alcalde de la ciudad ceden ante un reducido grupo de personas que pretenden limitar la libertad de elección de los consumidores. Si se confirma esta decisión, los más de 40.000 conductores profesionales que hoy operan en Londres perderán su trabajo y los londinenses perderán una alternativa de transporte práctica y accesible”, añade.

El ejecutivo insiste en que la compañía va a recurrir de inmediato la decisión en los tribunales para defender “el sustento de todos los conductores y la libertad de elección de los millones de londinenses que usan nuestra aplicación”.

Elvidge subraya que los conductores que utilizan Uber tienen una licencia otorgada por Transport for London y han pasado los mismos controles de antecedentes penales que los taxistas. “Nuestra tecnología ha conseguido mejorar las condiciones de seguridad de nuestros trayectos, que quedan registrados a través de GPS. Hemos seguido siempre las indicaciones de TfL acerca de informar sobre incidentes graves y tenemos un equipo especializado que trabaja estrechamente con la Policía Metropolitana. Tal y como ya hemos indicado a TfL, una inspección independiente demostró que greyball nunca ha sido usada para los objetivos señalados por TfL”.

El directivo de Uber añade que la compañía opera en más de 600 ciudades en el mundo, incluyendo más de 40 en Reino Unido. “Esta prohibición”, destaca, “mostraría al mundo que Londres cierra sus puertas a la innovación que trae consigo oportunidades económicas para millones de personas y nuevas alternativas para los ciudadanos.”

En Londres, Uber ha enfrentado críticas de sindicatos, legisladores y organizaciones de conductores del sector del taxi sobre sus condiciones de trabajo. A nivel mundial, Uber lleva un periodo de malas noticias después de una cadena de escándalos que involucran acusaciones de sexismo e intimidación en la empresa, lo que llevó a los inversores a forzar la salida del ex CEO y co-fundador de la compañía Travis Kalanick.

La aplicación se ha visto obligada a abandonar varios países, entre ellos Dinamarca y Hungría y se enfrentaron a batallas regulatorias en múltiples Estados de EE UU y países del mundo. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo que respaldó la decisión: “Todas las empresas de Londres deben cumplir las reglas y los altos estándares que esperamos, particularmente cuando se trata de los clientes”, dijo. “Estaría mal si TfL continuara con la licencia de Uber si de alguna manera pudiera representar una amenaza para la seguridad de los londinenses”.

La decisión del organismo británico llega en un momento delicado de la compañía. La pérdida de licencia para operar en Londres, uno de los grandes mercados de Uber, podría tener un efecto negativo sobre el reciente interés demostrado por la japonesa SoftBank de invertir 10.000 millones de dólares en Uber para hacerse con entre un 17% y un 22% de la sociedad, según informó The Wall Street Journal. Aunque la propuesta supone un descuento de casi el 30% respecto a la última valoración de Uber, un traspiés de este tipo podría complicar la operación.

Uber arrancó en Londres en junio de 2012. Entonces, la compañía tenía una flota de unos 50 conductores. La importancia de este mercado la dejó clara el propio Kalanick cuando aseguró tiempo después que “Londres es la ‘Champions League’ del transporte, pues tiene un sistema de transporte más dinámico y competitivo que cualquier otra ciudad del mundo”.

Source link

La trama rusa en EE UU atrapa a Facebook: presión para que vigile los anuncios | Compañías

Las presiones sobre Facebook para que sus directivos comparezcan ante el Senado y el Congreso de EEUU y expliquen en qué medida utilizó Rusia la red social para interferir en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca han crecido en los últimos días. La preocupación sobre el papel jugado por la empresa ha subido de nivel después de que la multinacional revelara hace unos días que 470 cuentas falsas operadas desde Rusia habían pagado unos 100.000 dólares en anuncios a la plataforma para influir en la política estadounidense.

“Hay un montón de preguntas sin respuestas… Estamos solicitando mucha más información a Facebook”, señaló la semana pasada Adam Schiff, el demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia del Senado. También el presidente republicano de ese comité, Richard Burr, dijo el pasado martes que quería una “explicación completa” de Facebook y de otras redes sociales sobre cómo el dinero extranjero podría haber manipulado las elecciones.

La cuestión de gran calado no tiene, sin embargo, una respuesta ni solución fácil, pues como dice Rodrigo Miranda, director de ISDI, la red ha facilitado las comunicaciones de un modo impensable hace unos años y eso tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. “¿Facilita internet la transmisión de contenidos o actividades ilícitas? Sí. La llamada Deep Web tiene 400 veces más contenidos que la internet abierta. El de las elecciones americanas es un caso muy llamativo, pero no es único. También ha habido usos reprobables en otras redes sociales (Twitter, Instagram), pero un internet abierto es así”, señala este experto, que añade que el control de los contenidos es uno de los caballos de batalla de todos los gigantes de internet, “pero es tremendamente complicado llevarlo a cabo”.

Ismael El-Qudsi, CEO de Internet República, tampoco ve una resolución fácil al problema: “Facebook no tiene un conocimiento exhaustivo de lo que ha sucedido en las compras de anuncios por parte de Rusia, pues los 100.000 dólares que se supone que han gastado en anuncios lo han hecho mediante su herramienta de autoservicio, no han sido gestionados directamente por los empleados de Facebook”. Un argumento que la empresa de Mark Zuckerberg ha utilizado en su defensa.

Esa herramienta de autoservicio sirve para que pequeñas empresas puedan anunciarse en Facebook con un presupuesto bajo, ya que cuando el importe que una empresa gasta en la red social es elevado, la compañía le asigna un gestor de campañas para ayudarle a manejar su inversión publicitaria. “Es una práctica común en el sector de internet, que otras compañías como Google también realizan. De hecho, muchos de estos puestos de trabajo suelen estar centralizados en Dublín, donde varios gigantes de internet tienen su sede europea”, continúa El-Qudsi.

Para los expertos, es lógico que estas compañías, que tienen cientos de miles de anunciantes, tengan que tener sistemas automáticos y se reserven la atención personal para los grandes anunciantes. Se calcula que los anuncios asociados a la trama rusa fueron más de 3.000, por lo que revisar todos manualmente hubiera llevado mucho tiempo. “Estamos ante lo que se denomina una acción de marketing de guerrilla, y por las características de esta acción (crear miles de anuncios con poco presupuesto) es difícil que cualquier plataforma pueda controlarlo, no sólo la de Facebook”, insiste el CEO de Internet República.

Para este experto, si Facebook eliminase esta opción de autoservicio se producirían dos consecuencias inmediatas: el precio de la publicidad en la red social aumentaría mucho, y Facebook no podría tener cientos de miles de anunciantes en su sistema publicitario, con lo cual los perjudicados serían los pequeños y medianos anunciantes, no sólo la red social. “Y una cosa buena que tienen las redes sociales es que democratizan el acceso a la publicidad en internet, permitiendo que cualquier anunciante pueda llegar a su público, no sólo las grandes marcas”.

Miranda apunta que Facebook, al igual que otros gigantes de internet, invierte mucho dinero todos los años en mejorar su experiencia de usuario y su funcionamiento, y una de esas mejoras va destinada al control de los contenidos. Pero, ante la pregunta de si se pueden pasar de control automático a manual, asegura que es Impensable. “Harían falta tanta cantidad de personas que sería un negocio inviable. ¿Cuántos anuncios publican las diferentes plataformas sociales, Facebook entre ellas, en un día? millones. Y Facebook retira miles de miles de anuncios al día por incumplir sus normativas de uso. Ese control se está haciendo, y cada vez más eficaz, pero las máquinas no dejan de ser máquinas, por muy bien que funcionen. Son insustituibles en el análisis de cantidades ingentes de datos, en el tiempo, pero los matices son muy difíciles de mecanizar”, defiende el director de ISDI. Este advierte que una parte de la iniciativa de Facebook para el control de los contenidos se ha cedido a los usuarios, que tienen la posibilidad de denunciar contenidos y son denuncias eficaces y que muchas veces sirven para dar la alerta sobre los contenidos. “Pero en ese caso no saltaron porque la trampa iba disfrazada de legalidad”.

El problema, continúa El-Qudsi, es que muchos de los anuncios (supuestamente manejados por grupos pro Kremlin) no eran políticos, promocionando a Trump o contra de Hillary Clinton, eran miles de anuncios que promocionaban la asistencia a eventos sobre temas polémicos como inmigración, derechos de los homosexuales y racismo. Es decir, el anuncio en sí no hablaba de partidos políticos o sus candidatos, sino que trataban de sembrar opinión sobre ciertos temas, con un sesgo hacia las tesis que defendía Trump. “Indirectamente eran anuncios que promocionaban a un candidato, pero sin nombrarle, y eso es difícil de acotar”, sostiene El-Qudsi.

Hay quien pide que Facebook obligue a sus anunciantes que indiquen cuándo un anuncio tiene tintes políticos, “pero incluso aunque se aprobase esa opción que Facebook ha admitido estar considerando, la mayoría de los anuncios de la trama rusa no se verían afectados. Sólo lo harían los anuncios similares a los que hoy se emiten en la televisión americana, donde se promociona explícitamente a un candidato”, subraya el CEO de Internet República.

El-Qudsi recuerda que Facebook ya anunció que iba a contratar a miles de empleados para frenar la propagación de noticias falsas “y me consta que así ha sido, pero a veces no se pueden poner puertas al campo, y esta parece ser una de esas veces”. En esta línea, Miranda apunta que para Facebook es muy negativo verse implicada en algo así. “Es algo que la compañía no desea ni necesita y claro que les ha hecho saltar las alarmas. Las medidas que toma son constantes, pero no van a parar a la Red. Todos nosotros recibimos correos de spam de forma diaria: podemos bloquear a los que envían, poner filtros, usar todas las medidas de seguridad pero lo mejor sigue siendo no abrir correos dudosos. Facebook mejorará sus medidas de seguridad a partir de este incidente pero no pueden ser definitivas porque siempre habrá una manera de utilizar de forma desaconsejable o ilícita lo que para los demás usuarios son ventajas y avances”.

¿Hay más empresas afectadas: Google, Twitter…?

El escándalo parece afectar solo a Facebook, pero otras compañías como Google o Twitter también pueden verse afectadas. Google ha declarado que no parece haber sufrido este problema, y es que las amplias capacidades de segmentación de Facebook lo hacen más propenso. “Es más fácil alcanzar un público similar o partidario de una cierta ideología en los anuncios de Facebook que en Google. En Google se puede segmentar a los usuarios por las cosas que buscan mientras que en Facebook la segmentación suele realizarse teniendo en cuenta los intereses del usuario y en este sentido, podemos encontrar gente en Facebook similar al perfil que estemos buscando”, detalla El-Qudsi.

Este experto señala que un comprador de anuncios puede lograr que ciertas personas den al “Me Gusta” de su página de Facebook, y una vez que eres fan de una página de determinada ideología es muy sencillo usar las herramientas de la red social para encontrar “públicos similares” y mediante anuncios impactar publicitariamente “a gente similar a ti, pero además puedes buscar gente que tenga los mismos interés, viva en cierta zona, sea fan de un partido político o promulgue una religión, etc”. Las capacidades de segmentación de Facebook son muchas y muy precisas. “Una vez que, mediante anuncios, has logrado llenar de fans una página, el dueño de esa página puede utilizarte para propagar noticias o rumores falsos. No puede obligarte, pero la gente tiende a compartir en sus muros la información con las que está de acuerdo”. Sobre este punto, el director general de ISDI añade que la difusión de mensajes más creíble no se realiza a través de la compra de publicidad, sino de la generación de perfiles y difusión de mensajes por estos perfiles de forma masiva.

Source link

Uber imita a Cabify y lanza en Madrid el sistema de precio cerrado para ganar clientes | Compañías

Uber ha decidido cambiar su sistema de precios con el fin de mejorar su competitividad frente al taxi y a rivales como Cabify. La compañía anunció este jueves que a partir del 22 de septiembre pondrá en marcha en Madrid (la única ciudad española donde opera)el sistema de precios cerrados por el que el usuario podrá conocer con exactitud cuánto le va a costar el viaje al destino elegido.

Es el mismo sistema que ya utiliza la citada Cabify. De esta forma, una vez que el cliente indique el punto de recogida y destino, la app le mostrará por adelantado la cantidad exacta que pagará por el trayecto. No como ocurre hasta ahora con Uber, que ofrece a sus clientes una horquilla de precios estimados.

“El establecimiento del precio cerrado es una mejora que estamos desarrollando en todo el mundo y Madrid será la segunda ciudad europea en tenerlo operativo”, aseguró el nuevo director de la compañía en España, Juan Galiardo, que añadió que el cambio “es muy importante para estar cerca del usuario”, ya que, a su juicio, “proporciona una total transparencia” en cuanto al precio del servicio.

Además, Uber, que mantiene desde hace tiempo un fuerte pulso con el sector del taxi en España, anunció también una nueva estructura de precios con la que, aseguró, abaratará su servicio de movilidad un 5% de media respecto a los precios actuales y elevará los ingresos de los conductores. La compañía precisó que tras analizar las métricas de los viajes realizados y el feedback de conductores y usuarios han decidido aplicar, a partir del próximo lunes, un nuevo sistema de tarifas, con cambios en los precios mínimo, por kilómetro y por minuto.

Concretamente, rebajarán a la mitad el coste por minuto, de 0,20 a 0,10 céntimos, y subirá tanto el precio mínimo (la cantidad fija que ha que pagar con independencia del recorrido) como por kilómetro. Desde el lunes, el precio mínimo de Uber subirá de los 5 euros actuales a 5,5 euros, y el coste del kilómetro pasará de 1,15 a 1,25 euros. “Uber se afianza como la alternativa más económica de vehículo con conductor en Madrid”, subrayaron.

Los cambios se producen un año y medio después de la vuelta de Uber a España y tras un millón de descargas de su aplicación UberX. Galiardo indicó que el nuevo sistema de precios permitirá a Uber expandirse más en la ciudad de Madrid. “Los cambios favorecerán el uso del servicio en viajes más largos y eficientes”.

La empresa aclaró que, aunque el cliente siempre sabrá de antemano cuánto le cuesta el trayecto, mantiene su política de precio dinámico, de modo que el precio puede variar dependiendo de la demanda. Es decir, que no siempre el mismo trayecto costará lo mismo.

Uber también presentó la opción multidestino, que permite establecer hasta tres paradas para un mismo trayecto. Así, los usuarios podrán recoger o dejar amigos y familiares antes de llegar a su destino final. La función puede activarse cuando se solicita el vehículo y una vez iniciado el viaje. Las direcciones o el orden de las paradas puede cambiarse durante el trayecto.

La multinacional hizo los anuncios en sus nuevas oficinas en Madrid, que será la sede para el sur de Europa de la firma. Con 700 metros cuadrados, las instalaciones están ubicadas en el centro de innovación digital TheCube Madrid, que conectará a grandes empresas, startups, inversores e investigadores para el impulso del internet de las cosas.

Expansión de UberEAT y críticas al Gobierno

Los responsables de Uber explicaron igualmente que, tras ocho meses de operación del servicio de comida a domicilio UberEAT en Madrid, han decidido ampliar su actividad a tres nuevas ciudades en 2018. El servicio, que amplía también su alcance en la capital, ha incrementado a más de 700 el número de restaurantes disponibles. Uber quiere aprovechar el tirón del negocio de la comida a domicilio, que mueve en España 3.000 millones al año.

Galiardo criticó durante el acto las medidas adoptadas por el Ministerio de Fomento “a favor del sector del taxi”. El directivo calificó la regulación española como “una de las más restrictivas de Europa”, y urgió al Ejecutivo a “dejar de apoyar el monopolio del taxi en contra de los intereses de los ciudadanos que demandan otras alternativas”.

Source link

Dara Khosrowshahi, un líder expeditivo para reconducir Uber | Compañías

Uber ha fichado un líder con experiencia en el mundo del software y con un excelente currículum para solucionar los graves problemas que atenazan a la compañía. El hasta ahora CEO de la agencia de viajes Expedia, Dara Khosrowshahi (Teherán, 1969) llegó con nueve años a Estados Unidos, como refugiado, y ahora es uno de los directivos mejor pagados del país, con 96 millones de dólares de salario anual.

Nació en Irán en el seno de una familia importante, que fundó la Alborz Investment Company, un holding farmacéutico, químico, alimentario y de servicios. Su familia emigró a Estados Unidos poco antes de la revolución islámica de 1978, después de que Alborz fuera nacionalizada. Su padre, sin embargo, tuvo que volver para cuidar al abuelo de Dara, y fue retenido en el país durante seis años, en los que Dara y sus dos hermanos fueron criados por su madre, en Tarrytown (Nueva York).

En su presentación ante los empleados de Uber del miércoles, dos días después de ser nombrado, subrayó la huella que provocó en su vida ver a su familia perderlo todo y salir adelante. “Me ha permitido estar cómodo al tomar riesgos y decisiones sin preocuparme demasiado, porque, al final, todo saldrá bien…”

Lógicamente, se opone a la política migratoria de Donald Trump. “La gente no es consciente de la potencia que tiene en el mundo la marca del sueño americano, y ahora el presidente quiere impedírselo a gente con un origen y una creencia religiosa concretas”, ha dicho.

“Para mí, el sueño americano significa que si trabajas duro y respetas el imperio de la ley, puedes tener cualquier oportunidad. Sé que eso no es una realidad, pero es sin duda lo que representa el sueño americano, y es increíblemente poderoso”. Esa manera de pensar, dice, también se puede aplicar en el mundo de la empresa.

A sus empleados les pidió y prometió sinceridad. “Lo que he encontrado en la vida y en la gestión es que cuanto más alto se llega en una organización, menos se sabe realmente lo que está pasando, porque la gente empieza a contenerse, y tiene miedo de decirte lo que está pasando. La única manera que he visto para combatir eso es ser absolutamente sincero con ustedes. Espero que eso me permita merecer lo mismo de su parte”.

Khosrowshahi se graduó en ingeniería eléctrica por la Universidad de Brown (Rhode Island), y comenzó a trabajar en el banco de inversión Allen & Company. En 1998, pasó a trabajar para uno de sus antiguos clientes, el empresario de medios de comunicación Barry Diller, primero en Diller’s USA Networks como ejecutivo y luego como director financiero de IAC, otra compañía de Diller.

De él aprendió la importancia de que el líder escuche y trabaje en equipo. “Se valora demasiado la capacidad de exponer. Diller es el mejor oyente que he visto. Se daba cuenta de cuándo le estabas diciendo algo sin sentirte seguro del todo, y te preguntaba por ello”, afirmó.

En 2001, IAC Travel compró Expedia, y en 2005, Khosrowshahi fue nombrado CEO de esta. Desde entonces, la empresa amplió su presencia a más de 60 países en todo el mundo a través de marcas como la propia Expedia, Hotels.com, Hotwire y TripAdvisor. Durante su mandato, el valor bruto de las reservas de hoteles y viajes en general de Expedia se cuadruplicó y sus ingresos antes de impuestos se duplicaron. De su experiencia en la compañía, recuerda lo difícil que era que los empleados se tomaran vacaciones, precisamente el producto que vendían. “Creo que se obtiene mucho más trabajando de forma más inteligente y colaborativa”, subraya. Khosrowshahi es firme partidario de ajustar las condiciones de trabajo a las familiares.

En diciembre de 2012, se casó en Las Vegas con la ex actriz Sydney Shapiro, que en la ceremonia vestía una camiseta del grupo de thrash metal Slayer. “Eso habla de la clase de mujer con la que tengo la suerte de estar casado”, afirmó. Les encanta viajar; se dieron el sí quiero enCamboya, celebraron la boda en Miami, de donde es originaria ella, y de luna de miel se fueron a Uganda. Ambos comparten pasión por la ciencia ficción. La pareja tiene cuatro hijos, con los que viven en Seattle, sede de Expedia, aunque quizás se muden a Silicon Valley.

El nuevo CEO tendrá que hacer frente a los problemas de Uber: las denuncias por acoso sexual y sexismo en general, el enfrentamiento con sus conductores por las condiciones laborales, y a la marcha de varios ejecutivos. Además, está la sombra del fundador, Travis Kalanick, que no se ha apartado del todo de la dirección.

A juicio de su sucesor, “en tiempos difíciles –así son los tiempos para Uber, al menos según lo percibe la opinión pública– hay que concentrarse en el núcleo del negocio, para poder arriesgar en otras iniciativas”. Por lo pronto, ha anunciado que en 18-36 meses Uber saldrá a Bolsa. Empieza un nuevo viaje para Uber, con un conductor con las ideas claras.

Un directivo de éxito

En 2015, Dara Khosrowshahi cobró de Expedia 91 millones de dólares en opciones sobre acciones como parte de un contrato hasta 2020, que quizá tenga que devolver. Está en el consejo de administración de The New York Times desde hace dos años.

Su tío es el multimillonario Hassan Khosrowshahi, que optó por refugiarse en Canadá, donde fundó la cadena de tiendas de electrónica Future Shop.

Travis Kalanick, fundador y ex-CEO de Uber, prefería a Jeffrey Immelt, exejecutivo de General Electric, para sustituirle, pero el consejo de la compañía consideró que no tenía experiencia suficiente en software.

Source link

Cambio de cromos en Uber. ¿Servirá de algo? | Tendencias

Puede gustarte o no su modelo de negocio, cómo se las traen con las autoridades o que hayan sido señalados en más de una ocasión por tratar mal a sus empleados. Pero la realidad es que Uber es una de las empresas del momento. Si saliera a Bolsa su valoración, unos 70.000 millones de dólares, superaría a la de General Motors. Pero por el momento no le hace falta. La empresa sigue perdiendo dinero (en el segundo trimestre fueron 645 millones de dólares), pero los inversores están tan convencidos de que la apuesta es ganadora que siguen inyectando miles de millones. Ese tremendo caudal de dinero está alimentando la brutal expansión internacional de la mayor startup del mundo.

El fundador de la compañía que maravilla a las escuelas de negocios, Travis Kalanick, dejó la dirección ejecutiva (aunque sigue en la junta directiva) hace dos meses. La versión oficial es que el ejecutivo daba un paso a un lado, apesadumbrado por la muerte de su madre, para recuperar fuerzas. La oficiosa, que inversores y trabajadores de Uber habían pedido su cabeza, entre otras cosas por haber permitido (o no haber cortado de raíz) malas prácticas y hasta acoso sexual en el entorno laboral.

Parece que Kalanick ya tiene sustituto. Tras un intenso casting, el elegido es Dara Khosrowshahi, el hasta ahora máximo responsable de la firma digital estadounidense de viajes Expedia. Según The New York Times, su nombre se ha impuesto al de quien fuera CEO de General Electric, Jeffrey R. Immelt, y a Meg Whitman, primera ejecutiva de Hewlett-Packard y a quien se le atribuye el enorme crecimiento de Ebay.

Dara Khosrowshahi, hasta ahora CEO de Expedia, tomará las riendas de Uber.

Los deberes de Khosrowshahi

¿Qué se encontrará Khosrowshahi cuando llegue a la oficina? En el plano contable, la situación es clara: la compañía está quemando miles de millones de dólares aportados por sus múltiples inversores, entre los que se cuentan Google Ventures, Goldman Sachs, Qatar Investment Authority o empresarios como Jeff Bezos, CEO de Amazon, para crecer. Ganar masa de usuarios cuesta dinero: ofrecer un servicio barato depende por ahora de su capacidad para operar con pérdidas. Su objetivo no es tener beneficios a corto o medio plazo (sigue perdiendo dinero todos los años, aunque cada vez menos), sino establecerse en el imaginario colectivo como una opción de movilidad. Tal y como nos contó Carles Lloret en esta entrevista, la idea es conseguir que hasta quienes se desplazan en su propio coche acaben considerando la opción de coger un Uber.

En el plano tecnológico, una parte de sus grandes reservas de efectivo (más de 6.000 millones al finalizar el segundo trimestre, según Bloomberg) se están destinando a proyectos muy innovadores. La firma tiene claro que no quiere perder el tren de los coches autónomos. Su alianza con Volvo, firmada el año pasado, rema en esa dirección. Incluso dedican dinero a proyectos todavía inverosímiles, como el desarrollo de coches voladores.

El laberinto regulatorio

Estas dos líneas estratégicas no parece que vayan a cambiar con la llegada de Khosrowshahi. Lo que sí podría alterar son las otras dos características que han definido en los últimos años a Uber. La primera es su aproximación a la cuestión reguladora. La compañía ha mantenido un perfil agresivo en la mayoría de los casos en los que las autoridades han puesto pegas a su modelo. Durante los primeros años, cuando se expandió por varias ciudades de EE UU, lo hizo amparado por el vacío legal que no prohibía el transporte a manos de conductores sin licencia. Tener a decenas de miles de conductores operando, lo que logró en pocos años, podía hacer que la Administración se lo pensase dos veces antes de cortarle las alas a un negocio que funcionaba.

Reuters

La fórmula funcionó, de modo que se decidió aplicarla en otros países. Su desembarco en España, frenado por los tribunales, se hizo de la mano de UberPop: cualquiera puede bajarse la aplicación en el móvil, subirse al coche y empezar a llevar gente desde ya. Solo después de comprobar que en Europa, con una regulación menos permisiva que la de EE UU, muchos países no le compran el modelo, Uber ha rectificado y puesto en marcha servicios como UberX, en el que los conductores cuentan con licencias VTC (aquí te contamos en qué consisten). En otras regiones, como Latinoamérica, se ha seguido expandiendo de acuerdo con el esquema original.

Uber tiene litigios abiertos en varios países, la mayoría de ellos relacionados con el propio modelo que defiende (libertad VS licencias y regulación) o, como sucedió en Reino Unido, con los propios conductores de los vehículos (¿son o no empleados de Uber?). En los próximos meses irán cayendo sentencias. ¿Cambiará la aproximación al negocio tras la llegada de Khosrowshahi? No parece necesario, en tanto que, a fin de cuentas, a Uber no le ha ido tan mal.

¿Un lavado de imagen?

El segundo frente abierto con el que se topará Khosrowshahi, el que de hecho ha propiciado su nombramiento, tiene que ver con la mala reputación que se ha labrado Uber. La propia idiosincrasia de la compañía, cuyo negocio vive del limbo regulatorio, se basa en una concepción liberalizadora de los servicios y amenaza a un sector con millones de empleados/votantes, le resta simpatías entre buena parte de la ciudadanía. El peculiar carácter de Kalanick, a quien se pilló gritando a un conductor que se quejó de sus bajos ingresos y bajo cuyo mandato se produjeron casos de acoso sexual, tampoco ha ayudado a mejorar el cuadro.

¿Cuál será el sello de Khosrowshahi? La magnitud del cargo que asume, la dirección de una de las empresas más observadas y estudiadas del mundo, le colocará inevitablemente en el disparadero. La compañía ya ha dado pasos para corregir su imagen de empresa tirana y desalmada, como lo son el fichaje de la profesora de Harvard Frances Frei, de quien se espera que revolucione la cultura corporativa de la compañía, o el más reciente de Bozoma Saint John, nueva responsable de diversidad.

¿Adoptará Khosrowshahi un pefil bajo? ¿O defenderá los intereses de su nueva empresa sin evitar los medios de comunicación? ¿Aportará más polémicas, como su antecesor? Y, sobre todo, ¿alterará de algún modo el rumbo fijado del transatlántico Uber? Con el tiempo se verá de qué pie cojea. Y si el cambio de cromos en la cúpula se queda en la anécdota o tiene calado.

Source link