A la pantalla del iPhone X no le sienta bien el frío | Smartphones

Los problemas en los nuevos modelos de teléfonos móviles suelen ser bastante comunes en las primeras semanas. No hay más que ver los distintos fallos que están reportando los usuarios del Google Pixel 2, otro de los topes de gama actuales. Pues bien, ahora los usuarios del iPhone X han “denunciado” problemas de la pantalla entornos con el clima frío. Parece ser que el panel táctil del iPhone X no responde bien cuando lo utilizamos con temperaturas frías, y además ocurre de forma instantánea. Vamos a conocer los detalles de este fallo.

Se ve afectado instantáneamente por el frío

Ha sido un usuario de Reddit denominado “darus214” quien ha advertido de este problema para aquellos que viven en entornos fríos. Según este usuario, los problemas del panel táctil se ponen de manifiesto prácticamente de forma instantánea en un entorno frío.

iPhone X
Precisamente la pantalla es la gran novedad del nuevo iPhone X REUTERS

En este caso aseguran que en sólo dos segundos, lo que tarda en salir de su casa al frío de la calle, la pantalla deja de responder. El principal y grave problema en estas situaciones es que el iPhone X no es capaz de reconocer el dedo de su usuario, por lo que no puede deslizar la pantalla en los sitios web y tampoco puede hacer ningún tipo de gesto para controlar la interfaz. A esto Apple ha respondido que “Somos conscientes de los casos en que la pantalla del iPhone X deja de responder temporalmente al tacto después de un cambio rápido a un entorno frío. Después de varios segundos, la pantalla volverá a responder por completo. Esto se abordará en una próxima actualización de software”.

Source link

Así será el iPad con Face ID y pantalla sin bordes que llegará en 2018 | Tablets

Cuando todavía nos estamos preguntando cuándo habrá un stock estable de iPhone X, habiéndose enviado a las tiendas el pasado viernes, ya comenzamos a oír los primeros rumores de cierta consistencia acerca de las novedades que podrían recibir las tabletas de Apple en 2018. Si bien ya se habían escuchado algunos rumores sobre este cambio de diseño por parte de los analistas, ahora ha sido Bloomberg quien ha insistido en esta vía de diseño para la gama de iPad en 2018.

Un iPhone X a gran escala

Así se puede resumir básicamente cómo será el nuevo iPad Pro, que será el primer modelo en adoptar estas pautas de diseño. El nuevo iPad contaría con diagonales de 10,5 y 12,9 pulgadas y no tendrían bordes.

iPad X
El nuevo iPad sería una reproducción a gran escala del iPhone X

Esto permitiría reducir su tamaño y conservar la superficie original de la pantalla, e incluso aumentarla. Eso sí, la pantalla no será OLED, ya que el coste podría dispararse al fabricar un panel de esta tecnología tan grande. Aunque la estrella sería el Face ID, que estaría presente en la parte superior de la pantalla dentro de la ya característica muesca negra que invade la pantalla. De esta forma el Face ID también pasaría a mejor vida en 2018.

Source link

Xiang Wang: “Xiaomi quiere tener en un año el 10% del mercado español de móviles” | Compañías

Xiaomi ya está en España. El fabricante chino de smartphone anunció ayer su desembarco en el país, el primero de Europa Occidental donde pone un pie la compañía. Y lo hace por todo lo alto, arropado por múltiples socios de la talla de MediaMarkt, Amazon o AliExpress. “La llegada de Xiaomi a España es algo revolucionario”, dijo Xiang Wang, vicepresidente senior de la marca, que ya es quinta por ventas de smartphones en el mundo. 

El directivo desveló en un evento en Madrid –al que asistieron 300 personas entre periodistas y fans de la marca– que el 11 de noviembre abrirán en la capital española sus dos primeras tiendas, una situada en el centro comercial Xanadú y otra en La Vaguada. “Serán espacios donde probar y disfrutar nuestros productos, y también comprarlos”, subrayó. Pero la ambición de Xiaomi va más allá. Contará con una tienda propia online en España (Mi.com.es), ya operativa de este miércoles, y utilizará la fuerza comercial de sus socios. Así, AliExpress (marca del gigante Alibaba) lanzará tiendas oficiales donde se venderán los productos de Xiaomi, que también estarán disponibles –tanto online como offline– a través de Amazon, Carrefour, MediaMarkt y Phone House. Otro socio clave será el mayorista Ingram Micro.

La compañía china, que se ha convertido en la cuarta marca de smartphones en España, tiene un objetivo claro: “Queremos hacernos con el 10% del mercado móvil en el país en el plazo de un año”, dijo Wang en una entrevista con CincoDías. La marca cerró septiembre con una cuota del 8%, frente al 2,7% que tenía un año antes, según los datos de Kantar. Sólo le adelantan Samsung, Huawei y BQ.

Para acelerar aún más, el directivo precisa que abrirán más tiendas en otras ciudades españolas a lo largo de 2018, y que están negociando acuerdos con las operadoras en España, que tienen un papel muy relevante en este negocio. “Estamos en conversaciones, aunque aún no hemos cerrado ningún acuerdo, y no hay un calendario para ello”. A nivel global, la compañía planea abrir 2.000 tiendas fuera de China en los próximos tres años.

Centraremos nuestros esfuerzos en demostrar al mercado que el precio no está reñido con la calidad

Wang aclara que actualmente no está en los planes de la compañía abrir una sede fuera de China, “pero estamos trabajando para abrir una oficina local aquí, en España, y creo que esto demuestra nuestro compromiso con este mercado. Queremos dar el mejor servicio posible a nuestros usuarios”, dice.

Cuando se le pregunta por qué han elegido España como primer país de Europa Occidental donde aterrizar, Wang bromea: “Me gusta mucho la comida española”. Ya en serio, destaca la gran comunidad de fans que desde siempre han tenido en el país. “Entre los primeros fans que tuvo la compañía cuando se creó [en abril de 2010] ya había muchos españoles, y con ellos habíamos ido estrechando lazos, recibiendo su feedback, y queremos hacer que todo el proceso de compra sea más fácil para ellos y darles un buen servicio postventa”.

Xiang Wang: “Xiaomi quiere tener en un año el 10% del mercado español de móviles”

El vicepresidente de Xiaomi añade que quieren utilizar España para conocer el gusto de los usuarios de Europa Occidental para desarrollar productos que se ajusten a sus demandas. “Nuestra forma de hacer negocio siempre ha sido tratar a los clientes como amigos, como iguales, no como si fuéramos un Dios como hacen otros fabricantes. Nosotros escuchamos mucho a nuestros fans, y la posición que hemos alcanzado en España sin estar aquí presentes es un buen ejemplo del éxito de nuestro modelo de negocio, muy basado en el marketing a través de internet y en una comunidad de seguidores que se siente escuchada. No nos ven como una compañía que solo quiere venderles productos”.

Xiaomi llega al mercado español con una batería de productos que no solo incluye smartphones, aunque estos serán un reclamo clave, por precio y prestaciones. Por el momento, tendrán tres móviles. Uno, el Mi Mix2, su última apuesta en el segmento premium. El equipo tiene una pantalla de 5,9 pulgadas sin marcos y el procesador de Qualcomm Snapdragon 835. Su precio en España es de 499 euros para la versión de 64 GB de almacenamiento y 6 GB de RAM. El precio es algo superior al que tiene en China, pero mucho más bajo que los últimos modelos de Apple, Samsung y Google, que rondan los 1.000 euros, y el Mate 10 de Huawei, que cuesta 699 euros en la versión de 64 GB.

Utilizaremos España para conocer el gusto de los usuarios de Europa Occidental y crear productos que se ajusten a sus demandas

Los otros móviles disponibles son el Mi A1, el primero de la firma que funciona con Android One, con pantalla Full HD de 5,5 pulgadas, procesador Snapdragon 635, doble cámara, 4 GB de RAM y 64 de almacenamiento, que costará 229 euros. Y un modelo Redmi, que parte de un precio realmente bajo, 99 euros. El éxito de los smartphones de gama media de Xiaomi son los que han aupado a la marca a entrar en el top 5 mundial de fabricantes en un periodo de tiempo récord, según los analistas.

Más allá de los teléfonos, Xiaomi comercializará en España otros cuatro productos. Su patinete eléctrico con autonomía para 30 kilómetros, 12,5 kilos de peso y control remoto desde una app móvil, que cuesta 349,99 euros, y su reproductor multimedia Mi Box, un rival del Apple TV y del Chomecast de Google, que permite reproducir contenidos 4K a 60 fotogramas por segundo y soporta contenido HDR (por 74,99 euros). También una cámara de acción 4K, tipo GoPro, preparada para grabar vídeo en 4K a 30 fps (por 134,99 euros), y su pulsera inteligente (Mi Band 2) para medir la frecuencia cardíaca, que cuesta 24,99 euros.

Xiaomi detalló que lleva años incubando e invirtiendo en empresas especializadas para entrar en nuevas líneas de productos y consolidarse como uno de los principales actores en el campo del internet de las cosas. Es lo que llama su submarca Mi Ecosytem, que cubre una gama de cientos de productos fabricados por esas empresas de su cartera, que ya suman 89. La firma aclaró que su plataforma Mi Ecosystems IoT está instalada en 60 millones de dispositivos conectados, lo que la convierte “en la plataforma de hardware inteligente más grande el mundo”.

No buscamos hacer mucho beneficio con la venta de hardware. Somos una empresa de internet y vendemos publicidad y distribuimos contenidos”

¿Hasta qué punto le molesta a Xiaomi ser más destacada por tirar precios que por ser una empresa innovadora? “Claramente, es uno de nuestros retos. Mucha gente cuando ve precios bajos lo asocia a baja calidad, pero eso no es así. Nosotros buscamos la innovación continuamente, y centraremos nuestros esfuerzos en demostrar al mercado que el precio no está reñido con la calidad. Queremos fabricar dispositivos con características de alta gama y gran rendimiento, pero no a precios de gama alta, sino a precios increíbles. Fabricaremos cada vez más dispositivos de la gama premium, pero igualmente queremos ser disruptivos en los segmentos de menor coste. Nuestra filosofía es ofrecer la mejor tecnología posible al menor coste posible”.

Xiaomi, que tiene 16.000 empleados en todo el mundo y 5.000 patentes aprobadas, defiende que no busca hacer mucho beneficio con la venta de hardware. “Somos una empresa de internet, como lo son Google y Facebook. Tenemos 200 millones de usuarios que usan nuestro sistema operativo (MIUI) y, a través de él, podemos vender publicidad y distribuir contenidos, entre ellos videojuegos”.

Preguntado sobre qué le parece la apuesta de Google, su socio, por el negocio del hardware y si esto podría afectar a su relación, Wang no titubea: “Google es un gran partner y, de hecho, hemos mantenido una relación larga y mutuamente beneficiosa con ellos. Incluso, recientemente, nos asociamos con ellos al respecto de Mi A1, cuando nos pidieron que fuéramos sus socios para lanzar el primer smartphone único en su género, con el hardware de Xiaomi y el software de Google [Android One]. En el mercado global en el que vivimos, Xiaomi siempre ha apostado por partners estratégicos que nos permitan cumplir con nuestra misión de innovar para todos, y nuestra relación con Google es un ejemplo claro de ello”.

Source link

Qualcomm se dispara en Bolsa a la luz de una oferta de compra de Broadcom | Compañías

Broadcom estudia la compra del fabricante de procesadores para teléfonos móviles Qualcomm, según revelan diferentes fuentes. La oferta podría superar los 100.000 millones de dólares (86.146 millones de euros), según informan a Bloomberg fuentes conocedoras de la operación, lo que la convertiría en la mayor compra de un fabricante de chips de la historia.

La cotización actual de la Qualcomm está en torno a los 92.000 millones de dólares. La publicación de la noticia provocó que sus acciones se dispararan más de un 19% (la mayor subida intradía desde octubre de 2008) hasta los 62 dólares, mientras que las de Broadcom registraron un alza del 4,7%.

La operación, que podría llevarse a cabo en los próximos días aunque no hay una decisión final tomada según Reuters, sería de 70 dólares por acción (su precio máximo del último año) e incluiría efectivo y acciones.

La adquisición, si finalmente se materializa, llegaría en un momento en el que Qualcomm está en proceso de completar otra compra, la de NXP Semiconductors, por un total de 38.000 millones de dólares. Ni Qualcomm ni Broadcom quisieron hacer declaraciones sobre la cuestión.

El consejero delegado de Broadcom, Hock Tan, ha desempeñado un papel clave en la ola de adquisiciones que envuelve a la industria de los semiconductores, que han sumado 300.000 millones de dólares en los últimos tres años, añadió Bloomberg. Broadcom, que se creó en 2016 cuando Avago Technologies adquirió Broadcom por 37.000 millones, se ha convertido en uno de los fabricantes de chips más grandes de la industria a través de varias compras. Tan ya había manifestado su interés en alcanzar nuevos acuerdos para continuar con la expansión de su compañía, pero como advierte la citada agencia sus movimientos podrían verse frenados por los reguladores estadounidenses.

Broadcom es un importante proveedor de Apple, igual que Qualcomm, aunque esta última, con sede en San Diego, se encuentra inmersa en una dura batalla legal con Apple, que le ha impactado en sus ingresos y también en su cotización. La empresa fusionada se convertiría en el tercer mayor fabricante de chips solo por detrás de Intel y de Samsung.

Source link

Por qué las tecnológicas estadounidenses suman cifras billonarias | Compañías

La imparable digitalización de la economía y la sociedad no deja de impulsar a los gigantes tecnológicos, que han vuelto a cerrar un trimestre más que sólido. Solo entre Google, Apple, Facebook, Microsoft y Amazon han sumado unos ingresos agregados de 158.743 millones de dólares (136.653 millones de euros) entre julio y septiembre, y unos beneficios de 30.053 millones. La capitalización combinada de todas ellas supera la estratosférica cifra de 3,3 billones de dólares. El tirón en Bolsa de estas empresas ha llevado al Nasdaq a su enésimo máximo histórico, superando este año la cota de los 6.765 puntos. Desde enero sube un 25%.

Las cifras dan la razón a quienes defienden que internet y las nuevas tecnologías son la clave para la sostenibilidad del sistema y que estas cinco empresas tienen por delante una larga edad de oro. Sus dominios en mercados clave en la era digital –cloud computing, comercio electrónico, dispositivos móviles, publicidad online, inteligencia artificial y plataformas sociales– serán sus armas ofensivas y también sus murallas defensivas.

“Son empresas que no dejan de crecer trimestre a trimestre: Facebook triplicando sus beneficios en dos años, Apple vendiendo más y más dispositivos cada trimestre… Casi, la noticia es ya que no es sorpresa”, asegura Jorge Villabona, director de Marca de ISDI. “Aunque se ha dicho muchas veces que la dependencia de Apple del iPhone o de Facebook y Google de la publicidad eran un riesgo, ahí están… No dejan de dar números espectaculares trimestre a trimestre”.

El Nasdaq marcó este viernes un nuevo máximo histórico, por encima de 6.765 puntos. Desde enero sube un 25%

Apple

La manzana de Apple sigue mostrándose muy apetitosa. El fabricante del iPhone continúa siendo una auténtica máquina de hacer dinero: ha cerrado su ejercicio fiscal con un aumento del 6,3% en los ingresos, hasta 229.234 millones de dólares (196.000 millones de euros). La compañía logra de este modo remontar la contracción de hace un año, la primera que sufría desde 2001, y que la ponía en la picota. Los beneficios alcanzados por la firma fueron de 48.351 millones, un 5,9% más.

Solo en el cuarto trimestre, la empresa, que dirige Tim Cook, ha logrado mejoras de doble dígito en ventas. Facturó 52.600 millones de dólares entre julio y septiembre, un 12% más frente al mismo periodo de 2016. Sus ganancias en este trimestre fueron de 10.714 millones, un 18% más.

Numerosas personas hacen cola en la tienda de Apple de la Puerta del Sol en Madrid para adquirir el nuevo iPhone X.
Numerosas personas hacen cola en la tienda de Apple de la Puerta del Sol en Madrid para adquirir el nuevo iPhone X.

La compañía creció en todas sus áreas de negocio, especialmente, según resaltaron, en la de servicios, que incluye Apple Music, Apple Pay, iCloud, Apple Care o la App Store, y que se ha convertido en la nueva niña mimada de la compañía de Cupertino. Este amplio grupo de negocios representó 8.500 millones de ingresos para la empresa en el último trimestre. Apple también vendió la nada desdeñable cifra de 46,6 millones de iPhone, 5,5 millones de unidades más que en el trimestre anterior y un millón más frente al mismo periodo de 2016.

Apple, cuyo flujo de caja del trimestre, ascendió a 15.700 millones, se mantiene como la mayor compañía cotizada del mundo, con un valor que ha llegado a tocar los 900.000 millones, más que todas las empresas del Ibex, que se acerca a los 660.000 millones. Y por delante de Google, que vale 723.000 millones de dólares, Microsoft con 649.000 millones, Amazon con 535.000 millones, y Facebook con 519.000 millones.

Se ha empeñado en ser la primera en alcanzar el billón de capitalización. Y promete seguir impulsando su negocio para el trimestre en curso. La compañía prevé que el nuevo iPhone X (estrenado ayer), le dé nuevas alas, y avanzó que el primer trimestre de su nuevo ejercicio va a ser el mejor de su historia: sus ingresos oscilarán entre s 84.000 y 87.000 millones, con unos márgenes brutos de hasta el 38,5%.

Amazon

El gigante del ecommerce se muestra también imparable, y ya la pregunta que todo el mundo se hace es si hay algún negocio que pueda escapar a sus garras. Sus ingresos, que han incluido por primera vez los de Whole Foods (su gran adquisición), subieron un 33% en el tercer trimestre hasta 43.477 millones de dólares (la empresa adquirida aportó 1.300 millones). Las ganancias de la compañía, durante mucho tiempo en pérdidas, se quedaron casi planas: 256 millones frente a los 252 millones del mismo trimestre del pasado año.

Amazon cuenta con una plantilla de 541.900 empleados, más que la población de una docena de países pequeños

La cifra no preocupa a sus inversores, conocedores de que la empresa sigue poniendo foco en su rápido crecimiento y no tanto en la rentabilidad. La empresa de Jeff Bezos continúa inyectando más y más dinero en su asistente virtual Alexa (solo en el último mes lanzaron cinco nuevos dispositivos habilitados con el), en más centros de datos para expandir su negocio de computación en la nube Amazon Web Services (AWS), y en más almacenes para respaldar el crecimiento de su imperio. La compañía, que como destacaba hace unos días Business Insider, cuenta ya con una plantilla mayor que la población de docenas de países pequeños (541.900 empleados, y planea incorporar hasta 50.000 más en su segunda sede), ingresó 4.600 millones, un 42% más solo por su división AWS.

Parece que nada se le resiste al coloso de intenet. El día que presentó los resultados del último trimestre, se conoció que Amazon acababa de recibir una licencia farmacéutica para operar en al menos 12 estados de EE UU, una noticia que hizo caer rápidamente el precio de las acciones de marcas muy establecidas en ese país como CVS, Walgreens y Rite Aid.

Un cartel de Google en Menlo Part, California
Un cartel de Google en Menlo Part, California

Informes de Bloomberg relatan que los directivos de muchas compañías tratan de tranquilizar a los inversores diciendo que su espacio está a salvo de Amazon. Uno de ellos es Jim Reid Anderson, director ejecutivo de Six Flags, compañía que construye y opera parques temáticos. Desde la BBC advierten, sin embargo, que no hay que descuidarse. Y bromea con una idea qué da que pensar: “Una montaña rusa inspirada en el precio de las acciones de Amazon suena aterradora: subirías y tal vez nunca vuelvas a bajar”. Para abrir boca, y según eMarketer, Amazon controlará ya este año más del 43% de las ventas online en EE UU, 11 puntos más que en 2016.

Alphabet

La matriz de Google también ha presumido de un “excelente trimestre”. Sus ingresos subieron un 24%, hasta 27.800 millones de dólares, lo cual supone 15 trimestres consecutivos con alzas en los ingresos de doble dígito. Sus ganancias igualmente ascendieron a 7.800 millones de dólares, un 33% más que el año pasado. Y todo ello a pesar de que el coste de adquisición de tráfico (RAC) ha subido de manera importante, un 31,6% más frente al mismo periodo del año pasado, y a que el coste por clic (lo que pagan las empresas a Google cada vez que alguien abre un anuncio) ha disminuido un 18%. El dato positivo es que sube ligeramente frente al trimestre anterior, lo que muestra cierta tendencia alcista.

Aunque Alphabet no presume mucho de sus otros negocios (la publicidad sigue teniendo un peso enorme), sí dijo que los ingresos derivados de negocios no publicitarios aumentaron un 40%, hasta 3.410 millones. En concreto, su unidad de otras apuestas (que incluye por ejemplo el coche autónomo) están generando ya ingresos de 302 millones en el último trimestre, 105 millones más que en el mismo periodo del año pasado. Y su negocio cloud habría generado, según estimaciones de Canalys, unos ingresos de 870 millones, un 76% más.

Microsoft

La compañía capitaneada por Satya Nadella está recogiendo los frutos de su apuesta por la computación en la nube, la estrategia emprendida por la compañía para subirse a la nueva era digital y depender menos del negocio de software ligado a los PC. La compañía, tercera en capitalización bursátil de EE UU solo por detrás de Apple y Alphabet, ha elevado sus ingresos trimestrales un 12%, hasta 24.538 millones de dólares, y ha impulsado sus beneficios un 16%, hasta 6.576 millones.

El negocio cloud de la compañía, Azure, casi duplicó sus ingresos. Ahí empieza a sentirse como pez en el agua. Según Canalys, esa plataforma le genera ya unos ingresos trimestrales de 2.000 millones de dólares. Y tampoco hay que pasar por alto que su plataforma online de productividad Office 365 creció un 42% yque sus ingresos por su sistema operativo subieron un 4%.

Logos de WhatsApp y de Facebook.
Logos de WhatsApp y de Facebook.

Facebook

Las noticias también fueron buenas para Facebook. Ni el escándalo por los anuncios rusos publicados en la plataforma –ya conocido como el Rusiagate– la ha penalizado (tampoco a Google, que sufre el mismo problema). La red social cerró el tercer trimestre con un beneficio neto de 4.707 millones, una cifra muy superior a los 2.627 millones del mismo trimestre del año anterior. Los ingresos de la empresa ascendieron a 10.328 millones, un 47,3% más. Un 88% provenían de la publicidad. Los datos respecto a usuarios también fueron positivos: tiene 2.006 millones (1.370 millones activos diarios). Pero Mark Zuckerberg ya admitió esta semana que la inversión que están haciendo para prevenir abusos en su plataforma impactará en la rentabilidad de la compañía. Algo que podría también afectar a Google y Twitter, pues estas empresas dependen en gran medida de los ingresos publicitarios y cualquier amenaza, aunque sea menor, a su modelo de negocio (por un mayor escrutinio gubernamental, por ejemplo) podría tener un impacto sobre sus cuentas.

Nubarrones que vigilar

Abusos. El escándalo por los anuncios rusos publicados en Google, Facebook y Twitter, y otros casos de abusos en estas plataformas, podrían pasar factura al negocio de estas empresas, que se han visto forzadas a tomar medidas para evitar males mayores, como por ejemplo que el Gobierno de EE UU pudiera imponer algún tipo de normativa que perjudicara a su negocio publicitario.

Nuevas leyes. En Europa, ciertas medidas adoptadas por algunos gobiernos también podrían impactar en el negocio de algunas de estas compañías. En Alemania, por ejemplo, ha entrado en vigor una nueva ley que multará con grandes sumas de dinero (hasta 50 millones de euros) a las redes sociales que no eliminen los discursos de odio de sus plataformas. También en Reino Unido, el gobierno de Theresa May está dispuesto a regular a Google y Facebook como editores de noticias en lugar de como plataformas tecnológicas. La proliferación de noticias falsas está detrás de esta decisión.

Source link

La prisión de Junqueras empaña el Ibex: esto es lo que ha pasado hoy y en la semana | Mercados

La Bolsa española sigue lastrada por la situación política y judicial en Cataluña. El lunes el Ibex 35 se disparó un 2,44% tras ponerse en marcha la aplicación del artículo 155, que implica la toma de control de la administración catalana por parte del Gobierno central. Sin embargo, el posterior desarrollo de los acontecimientos, con el ex presidente Carles Puigdemont huido a Bélgica y las detenciones de casi todo su Gobierno, sentaron como un jarro de agua fría a los inversores. El Ibex perdió en tres sesiones buena parte de lo avanzado el lunes y el martes, y cerró la semana con una subida del 1,57%, hasta quedar en 10.357,8 puntos.

Bancos afectados. La principal corrección del Ibex 35 vino de la mano de los bancos. Banco Sabadell y CaixaBank registraron respectivas caídas en la sesión del viernes de entre el 2,71% y el 1,66%. El sector financiero el que mejor refleja las dudas existentes en el mercado sobre la evolución de una determinada economía. En el conjunto de la semana, dos valores bancarios estuvieron entre las firmas con mayores caídas. Bankinter cede un 1,7% y Bankia un 0,6%. Ambas entidades únicamente tienen presencia en España.

Brecha frente a Europa. La evolución de la semana del Ibex 35 ha permitido a la Bolsa española cerrar levemente la brecha frente a otros parqués europeos. Aun así, plazas como Milán, París o Fráncfort registraron subidas entre el miércoles y el viernes, frente a la corrección del selectivo español. En la última sesión de la semana, los índices de las grandes compañías europeas cotizaron casi planos, frente a la caída del Ibex 35. El Dax alemán registró en la semana un avance de casi el 2%.

Deuda bajo control. A pesar del aumento de la tensión derivada del encarcelamiento del antiguo Govern de la Generalitat, el rendimiento del bono español a 10 años se ha relajado a niveles previos al estallido independentista catalán de principios de septiembre. También ha mejorado la posición de los bonos italianos, especialmente tras conocerse la extensión del programa de compras de deuda del BCE durante 2018.

Así, la diferencia entre ambos se ha estrechado a 31 puntos básicos, mínimos de los últimos doce meses. Italia reduce por tanto la prima que los inversores le piden respecto a la deuda española. La rentabilidad de su bono a diez años ha caído en las dos últimas semanas del 2% al 1,783%. El bono español cotiza en el 1,475%. La prima de riesgo frente al bono alemán cerró en 110 puntos básicos.

Cambios en la Fed. Al margen de Cataluña, los inversores conocieron esta semana que el presidente de Estados Unidos (EE UU), Donald Trump, ha designado a Jerome Powell como sustituto de Janet Yellen al frente de la Reserva Federal, a partir de febrero de 2018. La mayor parte de las firmas de análisis considera que Powell mantendrá el mismo ritmo de retirada de estímulos monetarios que había anunciado su predecesora. 

Powell tendrá que encargarse de la futura normalización de su política, que incluye alzas de tipos y la reducción del balance del banco central. Uno de los temores del mercado es que el nuevo responsable de la Fed no logre mantener la suficiente independencia frente a Trump. Otro de los acontecimientos de la semana vino del Banco de Inglaterra, que subió los tipos por primera vez en una década.

Buenos datos en Europa. En mitad de la temporada de resultados trimestrales, las sorpresas positivas han predominado. En dos de cada tres compañías, el beneficio obtenido en los nueve primeros meses del año ha sido mejor que el previsto por los analistas, de acuerdo con datos recopilados por Thomson Reuters. Es el caso de Renault, que se disparó un 5% el viernes tras batir las previsiones del mercado, o del editor de periódicos Schibsted (de Noruega) que se disparó un 18%.



Siemens Gamesa

El fabricante de aerogeneradores cerró la semana con una subida cercana al 6%, después de anunciar que ha logrado un acuerdo para suministrar 310 molinos de viento para cinco proyectos en Estados Unidos. La firma instalará estas turbinas en cinco proyectos diferentes, que tendrán una capacidad para suministrar energía limpia a cerca de 240.000 hogares.

Indra

La compañía de consultoría y tecnología fue la empresa del Ibex 35 con peor evolución en la semana, dejándose un 9,2%. Esta mala evolución se ha producido a pesar de que la compañía logró batir las previsiones del mercado. De hecho el 42% de los analistas recomienda comprar los títulos de la compañía.

IAG

La compañía aérea IAG (matriz de British Airways, Iberia y Vueling) ha cerrado con un descenso en torno al 1%. Al igual que Indra, estas caídas se producen en una semana en que el grupo ha revisado al alza sus expectativas de beneficio. Eso sí, el petróleo está en niveles de hace dos años y medio.

Source link

Qualcomm reduce su beneficio un 56% y lo achaca a su disputa con Apple | Compañías

La agria disputa con Apple pasa factura a Qualcomm. El fabricante estadounidense de procesadores anunció que ha reducido su beneficio un 56% en el conjunto de su año fiscal, finalizado el pasado 24 de septiembre, hasta 2.115 millones de euros. La compañía atribuyó el retroceso a las disputas que mantiene con Apple, informó EP. La cifra de negocio de Qualcomm entre octubre y septiembre cayó un 5,4% hasta 19.122 millones, tras elevar sus ingresos un 7,6% en el área de equipos y servicios, pero registrar un descenso del 30,2% en la facturación por licencias.

En el último trimestre del año, el beneficio neto de Qualcomm alcanzó los 114 millones de euros, un 89,5% menos, mientras que las ventas cayeron un 4,5% hasta 5.066 millones de euros. Qualcomm hizo alusión a la disputa que mantiene con Apple al señalar que los resultados, tanto del tercer como del cuarto trimestre, se han visto afectados negativamente por los litigios.

La relación entre ambos socios se truncó a principios de año, tras una demanda de Apple contra el fabricante de componentes por un supuesto uso injusto de su posición dominante en el mercado para anular a su competencia y exigir fuertes royalties por el uso de sus patentes. Una demanda que habría llevado a Qualcomm a dejar de compartir su software con Apple, impidiendo que esta avance en el desarrollo de prototipos de los próximos iPhones y iPads. Qualcomm también ha demandado a Apple alegando que ha violado el contrato de licencia de software para beneficiar a su competidor Intel en la fabricación de chips módem de banda ancha.

A todos estos capítulos del culebrón judicial se sumó el martes la noticia del The Wall Street Journal, según la cual Apple estaría valorando seriamente prescindir de los procesadores de Qualcomm para la fabricación de sus próximos iPhone e iPad. A cambio utilizaría componentes de Intel o MediaTek.

Un jarro de agua fría para Qualcomm, que si perdiese el negocio de Apple reduciría sus ingresos en torno a un 7,5%, según las estimaciones de James & Associates.

Qualcomm se ha anotado este jueves en Wall Street un 2,58%, aunque el martes se dejó un 6,68% tras conocerse que Apple podría dejar de usar sus chips.

Source link

Los móviles que buscan imitar el cerebro humano se baten en duelo esta Navidad | Compañías

Los fabricantes de smartphones se batirán en los próximos años con una nueva arma: la inteligencia artificial. La pelea vivida durante años por ofrecer al cliente las mejores pantallas y cámaras, por darle más gigas o una mejor batería y gráfica continuará, pero desde hace meses el discurso de Apple, Huawei, Google o Samsung ha cambiado. Ahora, cuando hablan de sus últimos móviles –los más sofisticados– prefieren poner foco en los nuevos chips neuronales o asistentes virtuales que incorporan y que permiten ayudar a personalizar más el teléfono, o anticipar las acciones o intereses de los usuarios.

La carrera por dominar tecnologías como el machine learning o por crear chips neuronales –que tratan de imitar el cerebro humano– está en marcha. Desde hace días y hasta hoy el mercado dará la bienvenida a un puñado de smartphones que presumen de inteligencia, de ser capaces de sacar conclusiones y decidir cuál es la mejor forma de actuar:el iPhone X de Apple, el Mate 10 de Huawei, el Pixel 2 XL de Google o el Galaxy Note 8 de Samsung.

Esta inteligencia –que a medida que avance tendrá más capacidades predictivas para aprender de los usuarios y anticiparse a sus necesidades– permite ya traducir idiomas en tiempo real, responder a comandos de voz o aprovechar la ventaja de la realidad aumentada, que superpone texto, sonido, gráficos y vídeo en imágenes reales que los usuarios del móvil tienen en frente.

iPhone X.
iPhone X.

Huawei, tercer mayor fabricante de smartphones del mundo, ha incluido, por ejemplo, en su nuevo Mate 10 un procesador llamado Kirin 970 que cuenta con una unidad dedicada de procesamiento neuronal. La inteligencia del dispositivo, según ha explicado la compañía, permite que su cámara de fotos detecte qué se va a fotografiar y selecciona de forma automática la configuración de los parámetros más adecuados para optimizar la instantánea. Así, por ejemplo, sabe en una fracción de segundo si se está tomando una foto a un perro o a un gato y hace los ajustes (nivel ISO y profundidad de campo, entre otras cosas) teniendo en cuenta que los ojos de los gatos son más reflectantes que los de los perros y que son por lo general más pequeños de tamaño que estos.

Los algoritmos de control de la cámara del Mate 10 han sido entrenados con más de 100 millones de imágenes para enseñarles a reconocer diferentes escenarios y elementos. El nuevo terminal de la compañía china –que quiere superar a Apple para 2019– también permite, gracias a esa unidad dedicada a inteligencia artificial, la traducción casi simultánea de textos en imágenes de 50 idiomas y la reducción del ruido de fondo en las llamadas, pues el terminal distingue qué sonidos son las voces humanas en primer plano y qué es sonido superfluo.

Apple también ha presentado junto con su último móvil estrella, el iPhone X, el procesador A11 Bionic, el primero de la compañía que integra un motor neural capaz de analizar su entorno y reaccionar en consecuencia. Esta tecnología será utilizada para el sistema de reconocimiento facial que incorpora el terminal (y detectar mejor y sin fallos los rostros para activar el móvil). La compañía pretende evitar así los fallos que tuvieron anteriores tecnologías, echando mano del machine learning. De tal forma, que el móvil –que irá actualizando las representaciones matemáticas de la cara de los usuarios– sabrá reconocer a sus propietarios pese a que vaya envejeciendo.

Huawei Mate 10.
Huawei Mate 10.

El iPhone X, que gracias a su A11 Bionic y su cámara captura y analiza más de 50 movimientos de los músculos de la cara, tiene herramientas que le permiten reconocer al usuario incluso aunque su cara sufra cambios bruscos como resultado de un afeitado o maquillaje, por ejemplo. El Apple A11 Bionic es capaz de ejecutar 600.000 millones de operaciones por segundo gracias a sus 4,3 millones de transistores, pero sobre todo gracias a su motor neural.

En cuanto a Google, el gigante de internet también tiene una clara apuesta por la inteligencia artificial y ha incluido en sus nuevos Pixel 2 funcionalidades que la explotan. Por ejemplo, el terminal reconoce la música que suena cerca del usuario en tiempo real utilizando el aprendizaje automático (el dispositivo lleva miles de canciones que se han comprimido en una pequeña biblioteca al móvil). También incorpora Google Lens, herramientas de inteligencia visual basada en avances en visión artificial y aprendizaje automático que permite identificar objetos como libros, obras de arte, monumentos o álbumes de música, entre otras cosas y brindar información al respecto.

Google Pixel 2XL.
Google Pixel 2XL.

El móvil también se toma la libertad de sugerir accesos directos automáticamente, reconociendo números de teléfono, direcciones o URL para poder llamar, navegar o buscar en Google. Y utiliza el aprendizaje automatizado para definir (entre otras cosas) la exposición de la foto y en el foco del modo retrato.

Asistentes virtuales: la puerta a los servicios digitales

Para el analista Jaime García Cantero, la inteligencia artificial va a ser una tecnología completamente ubicua y va a jugar un rol crítico en la interfaz de usuario. “Los asistentes virtuales, por ejemplo, van a ser la puerta de entrada a los servicios digitales y pueden jugar un rol tal importante o más como el que jugaron los navegadores o los buscadores en el mundo internet”.

Samsung tiene, en esa línea, una gran apuesta: su asistente virtual Bixby en sus móviles Galaxy S8 y Note 8. Hace pocos días presentó la segunda versión de este mayordomo digital que, gracias a la inteligencia artificial, aprende de las rutinas del usuario para anticiparse a lo que necesita. La nueva versión, según explicó, mejora su capacidad predictiva y de procesamiento del lenguaje natural. El objetivo de la compañía es llevar Bixby a otros dispositivos, incluso a aquellos que son compartidos como un televisor. El usuario podrá pedirle que ponga su programa favorito, que será diferente al de otro miembro de la familia. Apple y Google también disponen desde hace tiempo de sus propios asistentes virtuales

Los fabricantes de chips, como Qualcomm, Intel, AMD y MediaTek, también quieren estar listos para esta oleada de smartphones con inteligencia artificial. El primero aseguró recientemente que sus nuevos Snapdragon 835, el chip que da vida a muchos de los móviles de gama alta de ese año, “ya está preparado para la inteligencia artificial” y para manejar contenidos de realidad virtual y aumentada.

Source link

Apple ganó un 5,5% más en 2017 gracias a los servicios y a China | Compañías

Apple ha logrado en su ejercicio fiscal de 2017, cerrado el 30 de septiembre, un beneficio neto de 48.351 millones de dólares (unos 41.475 millones de euros), lo que representa un incremento del 5,5% respecto a 2016, cuando logró 45.687 millones. Asimismo, los ingresos de la compañía en los últimos 12 meses crecieron un 6,3%, hasta situarse en 229.234 millones de dólares (196.644 millones de euros). El crecimiento de un 34% de sus ingresos por la partida de servicios y el aumento de las ventas en China (12%) han sido responsables de estas buenas cifras, que han superado las expectativas de los analistas.

Los resultados del gigante tecnológico, con sede en la ciudad californiana de Cupertino, se han conocido solo unas horas antes de que llegue a las tiendas de más de 50 países de todo el mundo su nuevo teléfono, el iPhone X. De hecho, el consejero delegado de la compañía, Tim Cook, subrayó que sus esperanzas están puestas en la temporada navideña de compras, en especial en las ventas de este nuevo modelo.

El beneficio operativo de Apple en los últimos doce meses fue de 61.344 millones de dólares, cantidad ligeramente superior a los 60.024 millones obtenidos en 2016.

En cuanto a los datos correspondientes solo al último trimestre del ejercicio (julio-septiembre), Apple se anotó un beneficio neto de 10.714 millones de dólares, frente a los 9.014 millones del mismo periodo del año anterior.

Sus ingresos en los últimos tres meses fueron de 52.579 millones (46.852 del mismo trimestre de 2016). De esa partida de ingresos trimestrales, 28.846 millones de dólares correspondieron solo a las ventas de 46,7 millones de unidades de sus teléfonos inteligentes iPhone.

Source link

Apple asegura que las reservas del iPhone X están “fuera de lo normal” | Compañías

Apple se acerca de nuevo a su máximo histórico en Bolsa, marcado hace un mes. La compañía anunció este viernes tras el inicio de las reservas de su último modelo, el iPhone X, que estás están “fuera de lo normal”

Este anuncio ha llevado al gigante tecnológico a crecer más de un 3,2% en Bolsa, hasta una capitalización de 836.000 millones de dólares. Este hecho hace que el grupo vuelva a acercarse a su máximo histórico en el parqué, alcanzado hace un mes.

La compañía informó en su web de reservas que las entregas empezarán a realizarse dentro de cinco o seis semanas. Es un plazo mayor al previso, que situaba el 3 de noviembre como inicio para las entregas de los dispositivos. “Estamos intentando entregarlos cuanto antes posible”, según un portavoz de la tecnológica.

Los avances en el teléfono levantaron la preocupación entre los analistas, que aseguraron que era muy probable que no se alcanzaran los objetivos de producción y que se haría de forma más lenta a la prevista. Desde el anuncio, la compañía había comenzado a caer en Bolsa.

Source link