Apple lidera la inversión en bonos corporativos con su multimillonaria fortuna | Compañías

Apple cerró su tercer trimestre fiscal con una tesorería de 261.259 millones de dólares (unos 219.651 millones de euros), nuevo máximo histórico. Una fortuna generada por su imparable crecimiento en la última década de la mano del éxito del iPhone, y que ya está por encima de la capitalización bursátil de grandes corporaciones históricas norteamericanas como General Electric, Procter & Gamble o Wal-Mart.

Dentro de este tesoro, destaca un trimestre más la apuesta cada vez más fuerte por la deuda y otros productos financieros de otras grandes empresas. Así, Apple contaba a final de junio con 150.089 millones de papel corporativo, de los que más de 123.000 millones correspondían a bonos, obligaciones y otros productos a largo plazo. Los restantes 27.000 millones están invertidos en papel a corto plazo.

La empresa que dirige Tim Cook tiene en sus manos más deuda que el mayor fondo del mundo especializado en renta fija, Vanguard Total Bond Market Index Fund, según señaló Bloomberg.

La compañía de la manzana también contaba con 52.616 millones de dólares en bonos del tesoro de EE UU (junto con 5.328 millones de deuda de otras agencias estadounidenses). De ellos, 31.336 millones correspondían a bonos a largo plazo.

La CNBC elaboró un ranking de países con bonos del tesoro de EE_UU en su poder, en el que situaba hipotéticamente a Apple en el puesto 23 de países, por detrás de Emiratos Árabes Unidos, y por delante de Holanda, Turquía, Noruega, Suecia, México, Filipinas y España. Asimismo, el fabricante del iPhone contaba en su balance con 7.093 millones en deuda de otros países.

Microsoft, segunda compañía más rica del mundo con una tesorería total de 139.000 millones de dólares, concentra sus apuestas en la propia administración estadounidense. Así, según señaló en su último informe trimestral remitido a la SEC, la empresa contaba con 111.844 millones entre bonos del tesoro de EE UU y de otras agencias del país norteamericano, en este caso incluso por encima de la propia Apple. Además, tenía 5.265 millones en bonos de otros países.

La compañía fundada por Bill Gates y Paul Allen contaba con 4.835 millones de dólares entre bonos y otra deuda corporativa de otras empresas.

Alphabet, matriz de Google, es la tercera en discordia del ranking, con más de 94.700 millones de dólares entre liquidez e inversiones a corto y largo plazo. En la información remitida a la SEC, la compañía indicaba que tenía en su balance bonos del tesoro de EE UU por más de 49.300 millones. Además, tenía 2.534 millones en deuda de otras agencias estadounidenses y 2.421 millones en bonos de otros países. En segundo lugar se sitúa la deuda corporativa con más de 12.600 millones.

A su vez, Cisco Systems, otro de los gigantes tecnológicos estadounidenses contaba con una fortuna de casi 60.000 millones de dólares. Al igual que Apple, en su balance domina la deuda corporativa con más de 31.600 millones. La firma, además, contaba con 20.800 millones en bonos de EE UU y 2.200 millones en deuda de otras administraciones norteamericanas.

Posiciones de otros gigantes

Oracle contaba con 66.078 millones de dólares entre liquidez y equivalentes e inversiones a corto y largo plazo. La empresa de Larry Ellison indicó que tenía 41.619 millones entre deuda corporativa y otras inversiones.

Facebook, una de las últimas en llegar, sumaba 34.000 millones de dólares a final de junio. La red social contaba con 4.421 millones en fondos de liquidez, 11.061 millones en bonos del tesoro de EE UU, 9.623 millones en deuda de otras agencias públicas estadounidenses y 8.516 millones en deuda corporativa.

Amazon contaba en su balance con más de 22.000 millones de dólares. Entre ellos destacan 7.201 millones en fondos de liquidez, 4.549 millones en bonos de EE UU y casi 2.600 millones en deuda corporativa.

Source link

La española que quiere convertir Miami en el próximo Silicon Valley | Innovación

El aprendizaje fue brutal, rápido y con unos resultados pocas veces vistos. Laura González-Estéfani (Madrid, 1976) fue la primera empleada de Facebook en España. De hecho, trabajaba desde su casa, porque entonces no tenían oficinas. Su interés por impulsar el servicio marcó un hito, Mark Zuckerberg visitó Madrid por primera vez en octubre de 2008, cuando se comenzaba a traducir la red social, con voluntarios, al español. El botón de like —hoy, me gusta— por consenso entre los usuarios, pedían que fuese mola. Fue un Facebook Garage, un encuentro para desarrolladores a los que enseñaron a integrar sus aplicaciones.

A medida que creció la Red, reclamaron los servicios de González-Estéfani en la sede central. Se trasladó a Menlo Park, el pueblo donde hoy Facebook tiene su icónica sede. De aquella época mantiene una costumbre especial: las reuniones andando. El viejo método peripatético es uno de sus secretos. Cuando Facebook se mudó del dormitorio de Harvard que lo vio nacer a la Costa Oeste, el campus estaba distribuido entre varias casas convertidas en despachos y centros de programación. Las cafeterías de Palo Alto, la localidad donde está Stanford, servían de espacio de reuniones. Los propios empleados de la tienda de té de burbujas, les avisaban discretamente: “El tipo de la mesa de al lado está mirando vuestros ordenadores y tomando notas”. El espionaje industrial estaba, nunca mejor dicho, a la vuelta de la esquina.

Con el despertar latino, Facebook trasladó las operaciones de la región a Miami y le puso al frente del proyecto de expansión. Allí se fue y tuvo a su tercera criatura. La distancia con Ciudad de México, Bogotá y Buenos Aires es menor; el cambio cultural, más suave; y Sao Paulo, donde está la otra gran oficina pensando en el mercado latino, tiene más frecuencia de vuelos que San Francisco. Tras nueve años en Facebook y casi 20 de experiencia con multinacionales, dejó Facebook esta primavera. La directiva está inmersa en una nueva fórmula para crear startups de una manera más rápida, eficiente y equitativa. The Venture City es la gran apuesta para cambiar la forma en que inversores y startups se relacionan, invierten y crecen, en una simbiosis poco conocida pero que quieren popularizar.

Antes de la red social, González-Estéfani ya había pasado por Siemens y eBay, dos tech multinacionales que han apostado por la innovación como medida para paliar el paso del tiempo. En la primera conoció a Eduardo Montes, un directivo rompedor que llevó a la filial española a volar alto. Hoy, Montes forma parte del consejo de The Venture City, cuyo cuartel general arranca en Miami Beach, pero pronto se convertirá en un campus en Allapattah, un barrio en Miami en pleno desarrollo. Contemplan abrir un centro en México. Lisboa también está en el punto de mira. Antes de final de año abrirán en Singapur, uno de los polos más dinámicos de Asia.

El objetivo es crear empresas con la tecnología y el rápido crecimiento como puntos diferenciales. “Hay muchos expertos que te dicen: “Esto es lo que que tienes que hacer”, nosotros te enseñamos cómo lo tienes que hacer. Una de las grandes diferencias entre las ideas que se transforman en Unicornios de Tecnología y las que no, es la mentalidad, explica González-Estéfani. “Sin datos no hay éxito, desde el comienzo. En nuestro equipo cada uno de nosotros hemos experimentado la transformación de los negocios en los que hemos trabajado cuando se toman decisiones en base a los datos y no a la intuición”, defiende. No es casualidad que estén contratando, precisamente, más expertos en big data para el equipo central.

El iguanacornio, personaje mítico.

En su ideario está dar con una figura mítica, ser capaces de crear el primer Iguanacornio. Una analogía en referencia a los unicornios, como se denomina en el argot a las empresas valoradas en más de mil millones de dólares.

González-Estéfani tiene dos cosas claras, dos puntos en los que no hace concesiones. El papel de las mujeres y el valor de los emprendedores. Mientras que muchos alegan que la ausencia de perfiles femeninos en el sector se debe a la ausencia de candidatas preparadas, en The Venture City están convencidos de que están ahí, pero hay que saber buscar. No se trata de bajar el listón, sino de visualizar el potencial de las candidatas.

El otro punto en el que no cede terreno es la valoración de las startups. “Hay que romper mitos. Uno de ellos es que las startups, solo por estar en Silicon Valley, valen más. Hay que usar otros sensores”, sostiene.

El equipo fundador durante eMerge Americas.

El equipo lo completan nombres como Jimena Zubiria, exGoogler; Guillermo Cortina, con más de 30 años de experiencia en inversión en Nueva York y adquisiciones en América Latina; y Patricia de Loro, responsable de transformación digital en Vodafone durante siete años. En el consejo se encuentra Adriana Cisneros, embajadora de la multinacional que luce el mismo nombre que su apellido.

El plan final, mucho más ambicioso, incluye una sección dedicada a la formación, de la mano del Miami Dade College, así como una parte dedicada a la inversión. Inicialmente van a centrarse en el programa de aceleración muy alejado de lo habitual en las incubadoras: “No se puede soltar al bebé sin saber andar. Los emprendedores tienen que sentir que no están solos y que tienen las herramientas para poder desenvolverse”. Su plan contempla un periodo de incubación de entre cuatro meses y tres años. Un punto diferencial. También lo es no tomar una parte de la empresa por adelantado: “No tenemos letra pequeña. Si no están contentos, nos salimos de la inversión y tan amigos. Eso no lo ha hecho nadie en la incubación, pero no pensamos en el corto plazo, sino en establecer relaciones sólidas”.

En su primera hornada de startups cuentan con algunas de las joyas del momento, como Playground, con un crecimiento social pocas veces visto; Woom, de fertilidad; 1Doc3, que ofrece consultas médicas desde el móvil en su Colombia natal; y, del mismo país, Hogaru; limpieza bajo demanda con una app. “La oportunidad es única. El momento es ahora. La presión es grande”, concluye, encantada por volver a sentir la ebullición del ambiente startup.

Source link

Los gigantes tecnológicos multiplican por nueve sus ingresos en una década | Compañías

Los gigantes tecnológicos estadounidenses han creado un negocio multimillonario prácticamente de la nada durante la última década. La telefonía móvil, la publicidad online, las búsquedas en internet, las plataformas cloud y el comercio electrónico se han convertido en los principales pilares de crecimiento de estas corporaciones. Y las cifras hablan por sí solas.

Apple, Amazon y Alphabet (matriz de Google), las tres mayores empresas tecnológicas de EE UU por volumen de negocio, registraron unos ingresos conjuntos de 12.167 millones de dólares en el segundo trimestre natural de 2007 (entre abril y junio). Sin embargo, en el mismo periodo de 2017, los ingresos conjuntos de estas tres corporaciones han sido de 109.400 millones de dólares. Es decir, han multiplicado por nueve sus ingresos en los últimos diez años.

De esta forma, Apple ha pasado de unos ingresos entre abril y junio (en su caso tercer trimestre fiscal) de 5.410 millones de dólares en 2007 a 45.400 millones en 2017. La compañía de la manzana ha vivido su década prodigiosa de crecimiento. Precisamente, la empresa presentó a principios de 2007 su primer iPhone, auténtico emblema del grupo, y que supuso una gran transformación al entrar en el negocio de la telefonía móvil, hasta entonces liderado por la finlandesa Nokia. Hasta ese momento, los ordenadores Mac y los reproductores musicales iPod eran sus principales negocios.

Desde entonces, la compañía no ha dejado de crecer y ha vendido ya más de 1.200 millones de unidades de su conocido smartphone. En el último trimestre, casi un 55% de los ingresos procedieron del segmento del iPhone, por un 16% de los servicios, un 12% de los ordenadores Mac y un 11% de los iPad (el resto corresponde a otros productos).

Para el trimestre en curso, la firma prevé unos ingresos entre 49.000 y 52.000 millones de dólares, con lo que en su ejercicio fiscal, que concluye a final de septiembre, podría alcanzar un volumen de negocio por encima de 224.000 millones. Sería la segunda mejor cifra alcanzada por la compañía, por detrás de los 233.715 millones registrados en 2015. En 2007, la empresa registró un volumen de negocio ligeramente por encima de los 24.000 millones.

En términos trimestrales, en el periodo entre octubre y diciembre de 2016, Apple registró unos ingresos de 78.400 millones de dólares, máximo histórico en un único trimestre.

La evolución de Amazon es similar. El gigante del comercio electrónico ha multiplicado por 13 su volumen de negocio en la última década. Así, sus ingresos en el segundo trimestre del año han pasado 2.886 millones de dólares en 2007 a 37.955 millones en 2017, en este último caso, con un crecimiento interanual con respecto a 2016 del 25%.

Entre otras áreas, Amazon lanzó nuevos dispositivos EchoShow, más contenidos de su plataforma audiovisual, nuevos canales de Amazon en Reino Unido y Alemania, abrió Amazon Fresh también en Alemania, abrió otras tres tiendas de libros, estrenó nuevas prestaciones y servicios en AWS, además de contratar a más de 30.000 personas dentro de sus planes de expansión en los distintos mercados.

En términos anuales, Amazon vivió su mejor ejercicio en 2016, al sobrepasar los 135.987 millones de dólares. No obstante, en 2017 superará esta cifra dados los fuertes crecimientos obtenidos en los dos primeros trimestres del año. La empresa ha cerrado la compra de la cadena de supermercados Whole Foods por más de 13.000 millones.

En el caso de Alphabet, matriz de Google, la evolución en la última década también es imparable. Si en el segundo trimestre de 2007 registró unos ingresos de 3.871 millones, en el mismo periodo de 2017 sobrepasó los 26.000 millones.

La compañía vivió en 2016 su mejor ejercicio, al superar los 90.200 millones de dólares en términos de ingresos. Eso sí, dicha plusmarca podría batirse de nuevo este año. Alphabet está en disposición de superar los 100.000 millones en 2017, si mantiene el ritmo de crecimiento registrado en los primeros seis meses del año. En el primer trimestre, los ingresos aumentaron un 22%, por un 21% entre abril y junio.

Los responsables de Alphabet destacaron el fuerte crecimiento de los ingresos publicitarios, impulsados por los “tremendos” resultados de las búsquedas en el móvil y la fuerte contribución de Youtube.

Otros gigantes tecnológicos estadounidenses han registrado también fuertes crecimientos en este periodo. Microsoft, por ejemplo, ha pasado de 13.370 millones de dólares entre abril y junio (su cuarto trimestre fiscal) de 2007 a 23.317 millones en el mismo periodo de 2017. En la última década, el volumen de negocio de Microsoft ha pasado de 51.122 a 96.657 millones.

A su vez, la popular red social Facebook, fundada en 2004, ha pasado de un volumen de negocio de 272 millones de dólares en 2008 a 27.638 millones en 2016. Un crecimiento basado en la publicidad en el móvil y en el imparable aumento de la base de usuarios, entre otros factores.

Cuenta atrás para el nuevo iPhone

Apple se prepara para un momento clave del año: la presentación del nuevo iPhone. Según Dow Jones, el dispositivo será presentado en un evento el próximo 12 de septiembre. Su llegada al mercado tendría lugar pocos días después. El smartphone podría contar con un nuevo scanner de reconocimiento facial para su desbloqueo y una gran pantalla OLED, según han especulado distintos medios estadounidenses especializados. Los rumores en el mercado apuntan a que el precio de este iPhone, que llega al mercado diez años después del primer modelo, podría superar los 1.000 dólares (una cota que ya ha superado Samsung con su nuevo Galaxy Note8).

Además, la compañía que dirige Tim Cook podría presentar otros productos, además del nuevo iPhone, como un nuevo Apple Watch o un Apple TV de alta definición 4K.

Los comentarios sobre estos dispositivos devolvió el interés de los inversores por las acciones de la compañía de la manzana. Así, los títulos de Apple volvieron a cotizar ayer en el entorno de los 162 dólares, a un pasos de sus máximos históricos.

Apple tiene en la actualidad una capitalización bursátil próxima a 835.000 millones de dólares, la mayor del mundo. La compañía de la manzana, según se especula en los mercados financieros, podría ser la primera en alcanzar la cota del billón de dólares.

Source link

Walmart se alía con Google para rivalizar con Amazon | Compañías

Walmart ha econtrado un socio de lujo para su estrategia frente a Amazon: Google. El gigante de los supermercados y la tecnológica han sellado un acuerdo por el cual los consumidores podrán comprar surtido de alimentación a través del asistente de voz del gigante de internet, Google Assistant.

De este modo, la compañía de distribución abre un nuevo frente en su rivalidad con Amazon y responde de esta manera a la adquisición de la cadena de supermercados Whole Foods por parte de la tecnológica fundada por Jeff Bezos.

Google intentará con esta alianza ampliar su hueco a partir de septiembre en un sector, el de los asistentes de voz, en el que Amazon, con Alexa, controla el 72% del mercado, mientras que el buscador tiene un 22%, según eMarketer. Además, la compañía dirigida por Sundar Pichai busca recuperar terreno perdido frente a Amazon en las búsquedas de compra.

Walmart, por su lado, mantiene un pulso cada vez mayor con la compañía de Bezos, quien ha ido creciendo en la distribución en alimentación en EE UU de manera cada vez más importante. La compañía ha puesto el foco de inversión en el comercio electrónico y hace meses cerró la adquisición del supermercado online Jet.com, una startup llamada a rivalizar con Amazon.

Precisamente el fundador de aquella compañía, Marc Lore, ahora responsable de comercio electrónico de Walmart, fue el responsable de anunciar la alianza con Google. En este sentido, el directivo de Walmart explicó que la compañía ha decidido integrar su función Easy Reorder en Google Express para facilitar la compra de sus clientes, que solo tendrán que vincular sus actuales cuentas de Walmart con Google Express para recibir un servicio personalizado en función de su historial de compras tanto en tiendas físicas como online.

Google y Walmart plantean desarrollar esta alianza a largo plazo, con miras de desarrollo de negocio a futuro, teniendo en cuenta que la competencia de Amazon es muy compleja. El gigante del comercio electrónico cuenta con un surtido mayor que cualquier otro competidor y tiene una oferta amplia en modos de entrega. El crecimiento de Amazon ha ido acompañado del cierre de miles de tiendas físicas de distribuidores en EE UU y la desaparición de algunos de ellos.

Source link

Una (no muy breve) cronología del sexismo y la discriminación en Silicon Valley | Talento

El creciente poder económico de los gigantes de Silicon Valley deja entrever una trastienda no tan luminosa, de la que ya te hemos hablado alguna vez en EL PAÍS RETINA. El reciente despido de un empleado de Google, que aseguraba que las mujeres y los hombres no son iguales en el trabajo, ha vuelto a poner de relieve las denuncias a este respecto que llevan años produciéndose en la meca de la tecnología. 

Un estudio llevado a cabo a más de 200 directivas del valle con al menos 10 años de experiencia puso de relieve el año pasado que al 84% de las encuestadas les habían dicho en alguna ocasión que son demasiado agresivas. Al menos a la mitad se les exigían tareas que no se les reclaman a sus colegas hombres. Además, el 66% denunció que se ha sentido excluida de oportunidades de reuniones clave por causa del género. Un 88% había sufrido discriminaciones como ser puenteadas en preguntas clave sobre las que las tenían mejor conocimiento. Y, quizás más grave, el 60% de mujeres en empresas tecnológicas ha sido objeto de avances sexuales indeseados.

Esta es una cronología demasiado extensa de los casos más sonoros de los últimos años. 

Source link

Silicon Valley pretende ganar a Trump en creación de empleo | Compañías

Silicon Valley está tratando de superar a Donald Trump en creación de empleo. Amazon quiere sumar decenas de miles de empleados a sus filas, mientras que Google va a donar millones de dólares para formación. Es en parte una respuesta a los temores de que se culpe a la tecnología, como al comercio, de eliminar empleos por la automatización y la inteligencia artificial.

El comercio se convirtió en un objetivo sorprendente de la campaña de Trump, que ya en el cargo sacó a su país del Acuerdo Transpacífico. Las empresas de tecnología están tratando de tomar la delantera para evitar repercusiones similares. Amazon celebró una feria de empleo el miércoles para contratar a 50.000 trabajadores –y espera fichar el doble el próximo verano.

La semana pasada, la rama filantrópica de Alphabet, Google.org, anunció una donación de 42 millones de euros para organizaciones que ayudan a la gente a prepararse “para la naturaleza cambiante del trabajo.” En junio, Facebook anunció un programa gratuito de formación en marketing de redes sociales, y Microsoft Philanthropies donó 22 millones de dólares para expandir un programa de capacitación laboral para personas sin títulos universitarios.

Casi el 40% de los empleos de EE UU se podrían perder en los próximos 15 años debido a los robots, según PricewaterhouseCoopers. La inteligencia artificial de los vehículos sin conductor y el software que puede reemplazar a los humanos acelerarán esas pérdidas.

El listón que deben superar las empresas online para demostrar que su enfoque es mejor que el del tío Sam no es muy alto. Los programas gubernamentales para trabajadores desplazados por el comercio global han sido en gran medida ineficaces. Por ejemplo, algunas mujeres que perdieron empleos en fábricas fueron recicladas como peluqueras, en lugar de para puestos que sí se demandaban.

Las empresas de tecnología también están valorando hacer campañas de relaciones públicas para destacar cómo ayudan a la economía. Aunque sean una forma de imitar la jactancia de Trump, es más creíble eso que ver al presidente pregonando ofertas de empleo iniciadas por su predecesor.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de Cinco Días.

Source link

El 72% de los españoles planea sus vacaciones a última hora y vía ‘smartphone’ | Tendencias

A mitad de verano, todavía hay gente que, o bien no ha planificado sus vacaciones, o espera al último momento para encontrar ofertas especiales. Los destinos varían, pero el canal no, un 88% de las vacaciones se planean online, y el 72% se lleva a cabo con el móvil, según datos del estudio realizado entre la agencia de investigación TNS y Google que refleja las tendencias sobre el comportamiento de búsqueda y reserva de viajes en España.

 

Leer más.

Source link

Google apuesta por que sea la información quien busque a sus lectores | Compañías

A partir de ahora no necesitarás buscar la información, pues ella será la que te busque a ti. Así lo ha querido Google, que gracias al lanzamiento de su nueva herramienta ‘Google Feed’, cualquier información que sea de tu interés llegará a ti en cuestión de segundos. “Se trata de una alimentación inteligente que cambiará y crecerá contigo”, así lo han descrito desde la multinacional estadounidense, pues según las búsquedas previas que hayas realizado en el servidor, la aplicación te enviará exactamente el tipo de noticias que sean de tu interés.

El principal objetivo de esta iniciativa es que el cliente emplee el menor tiempo posible buscando la información que le inspira y entretiene, y que ese tiempo quede destinado a cultivar la información que sea de su agrado.

Desde que se introdujo la herramienta de ingestión de información el pasado mes de diciembre, Google ha avanzado en un servicio más preciso para el usuario, aprendiendo algoritmos con el objetivo de mejorar qué es importante e interesante para el cliente. Así ha nacido ‘Google Feed’, que permite que el usuario reciba información de su interés basada, no solamente en las interacciones con el servidor, sino también fruto de las noticias trending en su área, en todo el mundo. “Cuánto más utilice el buscador, mejor alimentado estará”, ha expresado la compañía. 

Esta aplicación estará en constante interacción con el cliente, pues según cambien sus intereses y según lo que ocurra en el mundo en los ámbitos deseados, la app continuará aportando mayor información al usuario.

En cuanto a los temas que no sean de tu apego, deshacerte de ellos no será difícil tarea, pues con una modificación en la configuración de tu aplicación será suficiente. 

Asimismo, la herramienta ofrece el servicio de información en profundidad desde nuevas perspectivas y a través de nuevas historias, que serán analizadas desde múltiples puntos de vista y fuentes.

Por el momento, ‘Google Feed’ solo está disponible en Estados Unidos y en la versión en inglés, aunque la multinacional ya ha desvelado que durante las próximas semanas se lanzará en el resto de países e idiomas. Así, la aplicación está disponible tanto para dispositivos Android como iOS.

Source link

Google relanza sus Google Glass, mejoradas y con foco en empresas | Compañías

Google da una segunda oportunidad a sus famosas Google Glass, las gafas inteligentes que la compañía presentó en 2012 y cuya producción detuvo en enero de 2015, tras afrontar múltiples contratiempos (su uso fue prohibido en bares y restaurantes por problemas de privacidad y seguridad, y su estética poco glamurosa y su alto precio, 1.500 dólares, las hizo poco atractivo para el consumidor). Hoy, el gigante de internet vuelve a la carga, pero con una versión del dispositivo bastante mejorada.

Los responsables de la compañía han estado trabajando desde hace dos años en las nuevas gafas, denominadas Google Glass Enterprise, buscando dar con la fórmula que las convierta en un producto de éxito. Y desde hoy están oficialmente disponibles para su compra. Con dos cambios importantes en su comercialización: solo podrán adquirirse a través de partners de Google (esta no las venderá directamente) y el foco estará puesto en el cliente empresarial, no en el consumidor final. Al menos, de entrada.

Y ahí una buena noticia para España, pues de los 11 socios que tiene la compañía de Mountain View a nivel mundial, al menos en la actualidad, nueve son de EE UU y dos europeos, uno de ellos español, la empresa Streye (antigua Droiders), que tiene su sede en Murcia y una oficina en Hong Kong, y que podrá vender las gafas de Google en cualquier parte del mundo.

Las nuevas Google Glass tienen mejoras destacables, como la batería que dura el doble que la anterior (con la mayoría de aplicaciones puede aguantar toda una jornada de trabajo; dos horas si se utilizan para hacer streaming), y el procesador, que es un Intel y no un Qualcomm como llevaban las anteriores Google Glass, adaptado a unas gafas conectadas. Además, la pantalla (lente) que llevan en el lado derecho sobre la que se proyecta la información es un poco más grande, por lo que permite meter más datos e imágenes.

Pero, además, incorpora características que le dan un plus. Ahora la gafa puede plegarse (un gesto con el que se apagan) para poderlas transportar fácilmente en un bolsillo o en una funda que ocupa lo mismo que unas gafas normales. Lleva un LED, que el antiguo modelo no lo incluía, que se activa cuando se abre la cámara, algo importante para que cualquier usuario sepa cuándo está grabando el dispositivo y proteger así la intimidad de las personas, evitando problemas de privacidad.

Otros detalles cuidados tienen que ver con el cable que incluyen las gafas para cargar su batería. Es totalmente flexible y magnético, de manera que si se tiene puesto en las gafas y se engancha con algo mientras se trabaja, el cable salta pero no las gafas, lo que evita su caída y que se rompan.

A nivel interno, las nuevas Google Glass llevan 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, y han mejorado su módulo Bluetooth y su soporte para la señal Wifi. “Es un dispositivo rugerizado para cumplir con exigencias propias de un entorno industrial”, destaca Alfonso Colomer, director Técnico de Streye.

Aplicaciones y casos de éxito

Antes del lanzamiento, Google se ha preocupado de que sus socios realizaran pruebas con algunos clientes, para probar su acogida en el mercado, y que estos tuvieran listas aplicaciones que saquen partido a sus gafas inteligentes. En este sentido, Streye tiene en marcha proyectos con múltiples entidades de diferentes países (incluidas algunas empresas del Ibex 35). Aunque la mayoría no quiere desvelar su participación en el programa, al menos por ahora, sí se puede conocer que Mapfre, por ejemplo, lo está utilizando durante el proceso de peritación antes de proceder al arreglo del vehículo. En este caso, un operario dispone de las gafas con las que realiza el reportaje fotográfico del coche y sincroniza esta información con el sistema corporativo de la compañía aseguradora.

También, un cirujano que ejerce como profesor en el Centro Médico Universitario Erasmus MC de Rotterdam ha retransmitido en tiempo real y sin apenas latencia los procedimientos quirúrgicos que iba haciendo gracias a las nuevas gafas de Google. Todo, mientras, los alumnos utilizan las Glass con la aplicación Streye Checkr de la compañía española para seguir las indicaciones en listas de tareas visibles en las gafas y construidas previamente desde la plataforma web.

La compañía española, que lleva trabajando con Google en el desarrollo del software del dispositivo desde finales de 2015, cuando Streye fue invitada a participar en su desarrollo, ha diseñado una suite integral de soluciones que se componen de transmisión de vídeo y audio en directo, soporte multimedia en vivo, gestión inteligente de protocolos y procesos de trabaja, y sistematización de alertas geolocalizadas en tiempo real.

Además, despliega un sistema lector de códigos de barras, QR y OCR enfocado especialmente en tareas de logística y que permite una integración en los programas de gestión empresarial del mercado (ERP). Igualmente, Streye ha diseñado y habilitado una plataforma de internet propia con un alto nivel de seguridad.

“Hemos desarrollado todo este paquete de aplicaciones apostando por la realidad asistida, una variante de la conocida realidad aumentada en la que se utilizan dispositivos diferentes (en este caso, los binoculares)”, asegura Frank Escandell, director de Desarrollo de Negocios de Streye, quien defiende la necesidad y utilidad de las gafas inteligentes. “No consideramos que se trate de una disrupción en el mercado, sino más bien de una tecnología de transición”, dice.

Precio pensado para empresas

Lo que no ha variado respecto a la versión anterior de las Google Glass es el precio de las mismas, que costaban 1.500 euros. Según cuentan los responsables de Streye, la firma española va a vender una versión Consumer, con un software básico que incorporan ellos (no trae como las antiguas un software de Google), por 1.550 euros, y otra, con todas las aplicaciones antes citadas, por 2.500 euros. “Este precio te da derecho al uso de la licencia de por vida. Durante el primer año lleva incluido todas las actualizaciones y soporte, y luego, a partir del segundo año, si quieres recibir nuevo software que vayamos sacando, nuevas versiones y disfrutar del soporte (también el servicio técnico lo ponen ellos, no Google), debes pagar una cuota de 95 euros al año”.

Aunque el gigante estadounidense no suele hablar de previsión de ventas, los responsables de Streye sí avanzan que ellos van a poner especial foco en el mercado asiático y que prevén vender unas 1.000 unidades hasta final de año y entre 2.000 y 3.000 durante 2018.

La compañía española aseguran que donde están viendo más aceptación para las gafas es todo lo que tiene que tiene que ver con el soporte remoto, pero admiten que no se cierra al mundo del consumo. “El precio de la gafa es algo para el consumidor final, aunque siempre habrá quien quiera comprarla. Por eso, de momento hemos desarrollado alguna aplicación (como una que te permite ir monitorizándote mientras haces deporte), pero si vemos que va teniendo más aceptación, lanzaremos otras más”.

La nueva aventura de Google en el terreno de los wearables no resultará fácil. La firma, que dibujaba un futuro muy interesante en este terreno cuando desveló sus primeras gafas, ha quedado retrasada en este mercado, donde ya cuenta con duros competidores como Microsoft o Epson, que se han volcado también al mundo profesional.

Source link