Viaje con sabor del Penedès al Priorat | Fortuna

Desde el pirineo hasta los puertos de Tortosa y Beseit, en Cataluña el forraje de la viña se extiende allá donde se mire. Su importante y variada producción ha colocado a la región en vanguardia europea como destino enoturístico. Más de 300 elaboradores se reparten por las 12 denominaciones de origen y abren las puertas de sus bodegas para probar sus diferentes caldos.

La gastronomía, las tradiciones payesas, el arte y la arquitectura modernista y las actividades en este medio natural cambiante son los mejores aliados para seducir a cualquier tipo de público.

Nuestra ruta comienza en el Penedès, entre Barcelona y Tarragona, la zona de mayor producción y complejidad de la región. Junto a la localidad de Subirats, hacemos una parada en la bodega Albet i Noya para probar sus famosos vinos ecológicos y conocer la labor de recuperación de las variedades de uva extinguidas con la filoxera en la finca Can Vendrell.

Nos acercamos ahora a la capital del vino, Vilafranca del Penedès. La visita del museo dedicado a los caldos –Vineseum es su nombre– es tan ineludible como la de su núcleo medieval, en el que destaca la basílica de Santa María.

Entre los viñedos que rodean la villa aparece la pequeña bodega Mastinell, con su exclusivo hotel gastronómico en forma de botella. Su enólogo Alan Yavel presume de sus exquisitos caldos blancos, tintos, jóvenes y, sobre todo, de sus cavas de largo envejecimiento (ocho años). Todos de cultivo ecológico.

Las catedrales del vino

Tras una apacible noche entre cepas en el Mastinell, nos dirigimos a los dominios de la DO Tarragona. Cerca del pintoresco pueblo de Nulles, de apenas 500 habitantes, se levanta, en medio de la campiña, la llamada catedral del vino de la cooperativa Adernats, que cuenta con 90 socios y más de un siglo de historia.

El nombre de esta impresionante bodega modernista de piedra calcárea y ladrillo rojo –ideada en 1917 por Cèsar Martinell, discípulo de Gaudí– se debe al escritor Àngel Guimerà, quien bautizó de esta forma también otros seis lugares similares en Cataluña. Después de haber contemplado esta obra monumental, nos dirigimos al tros (una finca, en catalán de Tarragona) cercano para degustar los excelentes blancos y cavas de Adernats como auténticos payeses.

Nos detenemos luego en Montblanc, uno de los principales feudos catalanes de la Edad Media. Recorremos las callejuelas de piedra rosada de este pueblo fortificado para contemplar la iglesia inacabada de Santa María, del siglo XIV, y hacer el camino de ronda por las murallas de la misma época que cercan la ciudadela. Enseguida nos metemos de lleno en la Conca de Barberà, donde el monasterio de Santa María del Poblet representa el corazón de la ruta del Císter, con su variedad de uva autóctona, el trepat.

A casi mil metros de altitud, entre las sierras de Prades, la Llena y el Montsant, en Vilanova de Prades, exploramos las áridas laderas de pizarra de la bodega Vega Aixalà en vehículos 4×4. A partir de diciembre la visita se puede complementar con la búsqueda de trufas y su maridaje con los aromáticos vinos de Vega Aixalà (25 euros).

Hacia las viñas del Priorat

Desde Falset, seguimos la estrecha carretera que bordea el Parque Natural del Montsant para adentrarnos en la comarca del Priorat. Sus orígenes los encontramos en la cartuja de Escaladei en 1163, un monasterio perdido en medio de la serranía.

Las viñas de este territorio agreste, casi incomunicado, se retomaron en los años ochenta y noventa del siglo pasado para elaborar algunos de los vinos tintos de mayor excelencia, que cuentan con la Denominación de Origen Calificada Priorat. La comarca abarca a su vez la Denominación de Origen Montsant, la más joven de Cataluña.

En la Morera de Montsant, encontramos la bodega Joan Ametller, la primera del Priorat, cuyos viñedos cubren las laderas arcillosas del valle. Destaca por sus excelentes blancos elaborados con la variedad de uva garnacha.

Después de atravesar las Garrigas, y siguiendo la cuenca del río Segre, terminamos nuestro periplo vinícola en las Tierras de Lleida, donde reina la Denominación de Origen Costers del Segre hasta el pirineo. Es esta la zona de las uvas macabeo, parellada y chardonnay en los blancos, y cabernet sauvignon, merlot, tempranillo, garnacha y trepat en los tintos.

Guía del viaje

Vistas de Vilafranca del Penedès desde el Hotel Mastinell.
Vistas de Vilafranca del Penedès desde el Hotel Mastinell.

Bodegas modernistas. En la Denominación de OrigenConca de Barberà, a principios del siglo XX, los arquitectos Pere Domènech y Cèsar Martinell crearon unas bodegas, llamadas catedrales del vino, para algunas cooperativas vinícolas de la región. Hoy se pueden visitar seis de estos monumentos que fusionan la arquitectura gótica con la modernidad y la funcionalidad que requiere una bodega.

Dónde comer. En el restaurante El Molí del Mallol, en Montblanc. Una suculenta elección para descubrir la gastronomía de la comarca, con caracoles, longaniza, butifarra blanca y carquinyolis de postre. Precio: 15 euros.

Dónde dormir. Junto a Vilafranca del Penedès, la bodega y hotel gastronómico Mastinell tiene elegantes habitaciones con vistas a los viñedos. En 2014 recibió el premio al mejor establecimiento turístico por Acevin y Turespaña. Precio: desde 200 euros la noche. La Finca Prats (desde 215 euros), en Lleida, es un lujoso cinco estrellas con un amplio spa y campo de golf. El restaurante Blanc ofrece una extensa carta y menús degustación (de 60 a 110 euros).

Source link

Ardian adquiere Berlys y Bellsolà para fusionarlas | Compañías

Ardian ha anunciado la adquisición de Berlys y Bellsolà, compañías españolas especializadas en la fabricación y comercialización de pan, bollería y pastelería, con el objetivo de integrarlas y crear un grupo que mejora la oferta a sus clientes y amplía su cobertura, según ha informado el fondo en un comunicado.

En concreto, el nuevo grupo resultante tras esta fusión sumará 11 plantas de producción, una facturación conjunta de casi 300 millones de euros, más de 1.700 empleados y presencia en 30 países en Europa, Asia y América.

La operación está sujeta, entre otras, a las condiciones suspensivas habituales, como la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y su cierre está previsto para el primer trimestre de 2018.

La firma de inversión ha explicado que los negocios de Berlys, hasta ahora controlada por los fondos Alantra y Artá Capital, y Bellsolà son altamente complementarios, en particular en cuanto a su cartera de productos y tecnología.

Berlys es una empresa especializada en la producción y distribución de pan y productos de panadería, repostería, confitería y aperitivos salados. Fundada en 1994 atiende a más de 25.000 clientes en España y más de 20países diariamente a través de 9 plantas de producción, 25 centros logísticos, 26 sucursales y más de 70 puntos de distribución. Fundada hace más de 130 años, Bellsolà está es una empresa del sector de la panadería y bollería. Cuenta con presencia en todo el territorio nacional y dos centros de producción (en Girona y Madrid).

Para garantizar la continuidad de ambos proyectos, la compañía resultante estará presidida por Julio Muñoz, actual presidente de Berlys, y dirigida por Bosco Fonts, actual director general de Bellsolà, como primer ejecutivo.

El director de Ardian Mid Cap Buyout, Philippe Poletti, se ha mostrado “muy contento” por esta adquisición. “Los proyectos transformacionales de este tipo son una de las especialidades de Ardian”, ha indicado.

Por su parte, el managing director de Ardian España, asesor de Ardian Francia, Gonzalo Fernandez Albiñana, ha explicado que han visto “una excelente oportunidad de consolidar una empresa competitiva con vocación de crecimiento y de innovación”.

“Tras nuestros notables crecimientos de los últimos años, tanto en ventas como en rentabilidad, la unión con Bellsolà nos permitirá consolidar el posicionamiento en el mercado gracias a la mayor capacidad productiva, la ampliación de nuestra cobertura comercial y el incremento de nuestro potencial de innovación”, ha subrayado el presidente de Berlys, Julio Muñoz.

Mientras que el director general de Bellsolà, Bosco Fonts, cree que la fusión con Berlys es un “reconocimiento” al trabajo realizado por la compañía en los últimos años. “Supondrá un gran impulso para nuestro negocio y contribuirá a mejorar el servicio a nuestros clientes manteniendo intacta la vocación de crecimiento, y la búsqueda constante de dar la mejor respuesta posible para nuestros clientes”, ha apuntado.

Source link

El lobby del refresco gana a Bloomberg la batalla del impuesto al azúcar en Chicago | Compañías

El empresario y político Michael Bloomberg no ha podido frente al lobby de los refrescos. El exalcalde de Nueva York ha fracasado en su intento por defender el impuesto a las bebidas azucaras en el condado de Cook, donde se encuentra Chicago. El consejo local ha retirado el gravamen apenas tres meses después de su entrada en vigor y menos de un año desde que se aprobó.

Chicago se convirtió a finales del año pasado en una de las primeras ciudades estadounidenses en implantar el impuesto a las bebidas azucaradas. Los consumidores debían pagar un céntimo de dólar por onza (0,03 litros aproximadamente).

El impuesto sobre la bebidas azucaradas ha sido un tema de enfrentamiento entre Gobiernos e industria en los últimos años. Países como Reino Unido, Francia o México han implementado este gravamen. En España, Cataluña lo aplica desde primavera, mientras el Gobierno central, que lo anunció en diciembre, no lo ha implementado hasta el momento.

Al igual que ocurrió en todos esos lugares, el impuesto de Chicago nació con el rechazo de las organizaciones de fabricantes de bebidas. La asociación Can the Tax, que incluye a las marcas de bebidas y a los comerciantes, emprendió una batalla contra la decisión del consejo local.

El impuesto debía implementarse en junio, pero una demanda por parte de la citada organización llevó a que un juez suspendiera temporalmente el gravamen, que acabó aplicándose en julio. Las arcas del condado recibirían, según las previsiones, 80 millones de dólares en 2017 y más de 200 millones anuales a partir de 2018.

Desde entonces, Can the Tax comenzó campañas mediáticas y en los distritos cuyos representantes votaron a favor del impuesto, convenciendo a sus votantes de lo negativo del impuesto.

A la par, entró en juego el exalcalde de Nueva York. Bloomberg intentó en su momento sacar adelante una ley contra estas bebidas, sin éxito. El empresario echó el resto desde septiembre e invirtió tres millones de dólares –anteriormente había destinado otros dos millones–, según informan medios locales, a favor de dicho gravamen. En la campaña se culpaba a las empresas de bebidas de enfocarse en los menores, culpándoles de la obesidad infantil.

Pero los esfuerzos del empresario que ocupa la undécima posición en la lista Forbes de las mayores fortunas del mundo fueron en vano. La semana pasada se convocó una nueva votación en el consejo del condado. Si el resultado en noviembre fue de nueve votos a favor y ocho en contra, hace unos días cambió a 15 en contra y tan solo dos a favor.

Source link

Cuando Pruno eclipsó a su hermano mayor | Fortuna

Esta es una historia de hermanos, de rivalidades bien entendidas. En la bodega Finca Villacreces, en la milla de oro de la Ribera del Duero (Valladolid), en un viñedo de 140 hectáreas entre el río Duero y un bosque de pinos centenarios, propiedad desde 2003 del grupo Artevino, todo discurría con normalidad: elaboraban el vino Finca Villacreces, un proyecto que había arrancado en los años noventa con el anterior propietario, con uvas extraídas de las mejores parcelas.

Sin embargo, tal y como recuerda Lalo Antón, consejero delegado del grupo vinícola, fundado por su padre, Gonzalo Antón, y propietario además de Bodegas Izadi, en la Rioja Alavesa; Vetus, en Toro y Rueda; y Orben, en la Rioja, con la añada 2010 explotó un fenómeno con el que no contaban. Nació Pruno, un vino joven, que venía a cubrir un segmento que el hermano mayor, Finca Villacreces, con un tirada más limitada, de 70.000 botellas, y un precio de 22 euros, no cubría.

Nada más lanzarlo al mercado, el crítico de vinos con más predicamento del mundo, el estadounidense Robert Parker, le concedió 94 puntos en su clasificación de vinos por debajo de 20 dólares. En una semana se agotó la producción de Pruno, del que cada año salen a la venta 500.000 botellas a un precio en tienda de unos 11 euros. “Es un vino democrático, que se puede encontrar en un restaurante por debajo de 20 euros. Cada año lo tenemos vendido porque la prunomanía continúa.

“De hecho tuvimos que hacer cupos”, recuerda Antón. El 50% de la producción se dirige al mercado nacional y el resto al internacional, foco al que ha dedicado especialmente dedicado el responsable del grupo bodeguero en los últimos tiempos, volcado en la comercialización de vino en el exterior.

Ahora, y a pesar de que Pruno sigue imbatible, el hermano mayor de la bodega, Finca Villacreces, reclama su espacio. En la presentación de la añada 2015, Antón señaló que este vino personifica la identidad, la elegancia y el estilo de esta bodega, asentada en Quintanilla de Onésimo (Valladolid). “Es un paso adelante, por la selección de las mejores cepas de la finca y una elaboración pausada en depósitos de cemento y tinas de madera, además de una crianza más larga que le dota de elegancia y potencia frutal”, añadió.

Source link

Los platos de otoño llegan a Arima, desde el País Vasco | Fortuna

En menos de un año, la donostiarra Nagore Irazuegi se ha asentado de manera cómoda en Arima Basque Gastronomy, el pequeño restaurante que gestiona, con capacidad para unos 28 comensales y con un ticket medio asequible, en una de las zonas de tapeo más de moda en la capital como es la zona de la calle Ponzano. Con la imagen de una mujer de campo calabresa, retrato del fotógrafo italiano Rafaelle Montepaone, presidiendo la sala, la propietaria sigue ejerciendo como embajadora de los productos de los pequeños caseríos vascos.

Porque la materia prima que se gasta en Arima procede o sigue el recetario de su tierra. La carta es de temporada y cambia en función de la estacionalidad, y de allí han llegado los primeros boletus, recogidos en el País Vasco, o de unas sabrosas pochas que prepara con almejas y bacalao. Otro de los platos que sigue manteniendo en carta, y ya se está agotando con el fin del verano, es el bonito, que cubre con una de tomate casero y piparras (12 euros). Entre las propuestas no falta la cazuela de huevos de caserío con hongos a la crema y patatas (10 euros) o las anchoas en salazón, encurtidos y aceite de arbequina (18 euros).

Huevos de caserío.
Huevos de caserío.

Del campo sirve papada ibérica cocinada a baja temperatura durante 40 horas, con salteado de habitas y yemas de huevo de caserío (13 euros), mollejas de ternera con puré de calabaza, patata y salsa de oloroso (14 euros), carrillera de vaca estofada con puré de patatas viejas (16 euros) o la chuleta de vaca vieja para compartir (45 euros, el kilo).

Del salitre, como anuncia Irazuegi, una merluza de anzuelo en salsa verde con almejas (21 euros) o bacalao al horno con piperrada (21 euros). De postre, cañitas de crema (6 euros). o una tabla de quesos de la Quesería Cultivo (18 euros).

Uno de los espacios más animados del lugar, es la barra, una vermutería, que revive el sabor de los bares de la parte vieja donostiarra, en un ambiente desenfadado, donde se ofrecen vermús de diferentes zonas de España y una selección de pinchos, entre los que se encuentran unas magníficas gildas, que por sí solas merecen una parada, como también una suave morcilla de Beasain.

Arima: Ponzano, 51. Madrid. Tel. 911 091 599. http://arimabasquegastronomy.com

Source link

El juego japo-vasco de Eneko Atxa en Tokio | Fortuna

Eneko Atxa ha llevado un trozo de la esencia de su triestrellado restaurante Azurmendi (Larrabetzu, Vizcaya) al corazón de Tokio. Ubicado en el acomodado barrio de Roppongi, una tranquila zona donde se asientan embajadas, el restaurante Eneko Tokyo abrió el 7 de septiembre, rodeado de gran expectación. Ese día, la entrada del local amaneció repleta de ramos y centros florales, un gesto nipón de bienvenida al chef, que llega a Japón de la mano del grupo de restauración, especializado en bodas, Prior Corporation.

El restaurante dispone de diferentes espacios con acabados en madera, y una estética limpia. La sala principal cuenta con una cocina abierta al comedor, que a su vez dispone de amplios ventanales hacia un patio exterior, además de cuatro salas privadas, y un espacio reservado para dar la bienvenida al comensal con una cesta de picnic, que contiene tres aperitivos al estilo Azurmendi. En esta ocasión, los bocados eran una tartaleta de queso Idiazabal, un brioche de anguila y una kaipiritxa, una versión de Atxa de la caipiriña elaborada con chacolí. Porque si algo pretende el chef es convertirse en embajador de los productos de su tierra en Japón, donde ha llevado los vinos que elabora su familia en la bodega Gorka Izagirre. Hasta el mobiliario es de la misma ebanistería, Arkaia, que ha diseñado los enseres de Azurmendi.

Erizo de mar en texturas y bloody mary marino.
Erizo de mar en texturas y bloody mary marino.

A mediodía se ofrece un menú (13.000 yenes, 98 euros) compuesto por el citado aperitivo, dos platos como entrantes:una yema de huevo trufado, y un erizo de mar en texturas acompañado por un bloody mary, con sabor a mar. Le siguen unas setas preparadas en un manojo y servidas con una crema de huevo, y un potente y sabroso ramen con setas al ajillo.

El siguiente paso es cochinillo en tempura con emulsión de albahaca. El pescado varía dependiendo del mercado, (no hay que olvidar que Tokio tiene la mayor lonja del mundo), con estofado de trigo y pimientos asados. En carnes cuenta con la opción de elegir entre cerdo ibérico, cuyo proveedor es el salmantino Joselito, con picadillo de setas y pil pil de coliflor; pichón asado con tosta de interiores, o carne de kobe, que incrementa el menú en 5.000 yenes (38 euros). De postre, una vuelta a la infancia con chocolate, regaliz y cacahuete. www.eneko.tokyo

Source link

Coca Cola: Coca-Cola paga un millón de euros a quien descubra un sustitutivo natural del azúcar | Compañías

Coca-Cola ha lanzado el reto ‘The sweetener challenge’ a nivel mundial en el que ofrece hasta un millón de dólares (837.538 euros) a los científicos que descubran nuevos edulcorantes, de origen natural y seguros para la alimentación, que permitan endulzar bebidas y alimentos.

En concreto, la multinacional de bebidas refrescantes, que se ha marcado en su hoja de ruta reducir el uso de azúcares, tiene como objetivo atraer la innovación al entorno de los edulcorantes, según ha informado en un comunicado.

De esta forma, la compañía ha lanzando dos campañas en la plataforma HeroX, que buscan apoyar el compromiso de la multinacional con la innovación y con la renovación de su catálogo de bebidas, mientras sigue buscando ingredientes que satisfagan los nuevos gustos de los consumidores.

“Buscamos mejorar y renovar nuestros ingredientes, y somos conscientes de que las ideas más increíbles pueden estar en cualquier rincón. Estos desafíos están ligados a nuestro deseo de seguir elaborando bebidas que nuestros consumidores quieran beber y a nuestra apuesta por ir siempre
más allá para seguir creando ese sabor que le gusta a la gente, pero con menos o sin azúcar”, ha explicado el jefe de innovación de Coca-Cola, Robert Long.

Coca-Cola ha anunciado este año su estrategia para convertirse en una compañía total de bebidas modificando su modelo operativo y de crecimiento para alinearlo con los nuevos hábitos de consumo y las preferencias de la gente, para lo que ha apostado por reformular sus recetas,
reducir el contenido de azúcar y apostar por nuevos productos para ampliar su portafolio.

Source link

Maggie Henríquez: “El mejor producto del mundo se muere si no se comunica bien” | Fortuna

Ser una marca histórica vinculada al lujo, con un nombre reconocido en su sector, no es argumento suficiente para garantizar su futuro. Cuando Maggie Henríquez (Caracas, Venezuela, 1956) llegó a Krug en enero de 2009, se encontró una marca de champán alejada de su historia y de sus clientes. Ingeniera de sistemas, su trayectoria profesional ha pasado por grandes grupos de alimentación y bebidas, como Nabisco, en Argentina, o Seagram, en Venezuela. Llegó a LVMH en 2001 para hacerse cargo de Chandon para Argentina y Uruguay. Fue la primera mujer latina en dirigir una casa de champán francés.Hasta ahora, con éxito.

¿Qué vio cuando llegó a Krug?

Me encontré con una casa que sufría mucho. 2008 fue un año de caídas fuertes de ventas, y eso siempre hace que el ambiente se haga pesado, la gente esté triste… Pero a la vez sentí esperanza. Mi primer año no fue bueno, porque no entendí bien el problema que había. Aun así, nunca llegué a sentir que la gente había perdido confianza. Entre finales de 2009 y principios de 2010, todo se me aclaró. Me di cuenta de que había que reconectar con la historia, entender por qué existíamos, conocer más al fundador… Todo se dio al mismo tiempo, y ahí nació la determinación por transformar esa casa.

¿Se había perdido identidad?

La identidad, lo que nos diferenciaba, estaba ahí, porque es parte de la vida de esta casa. Pero oculta debajo de mucho polvo. El mejor producto del mundo se muere si no está bien comunicado. Hay que aportarle esa comunicación, porque es la que facilita el acceso y la comprensión para que la gente lo descubra y lo comparta. Ese ha sido el trabajo. Desde que nos dimos cuenta de eso, el panorama se abrió. Siete años después, todo está encaminando hacia la coherencia total.

¿La familia fundadora apoyó los cambios?

Olivier Krug [director de la bodega y sexta generación de la familia Krug] fue el primero en abrazar los cambios y promoverlos. Yo le doy mucho valor al hecho de tener a la sexta generación en la casa. Es parte esencial de ella. Por eso espero que podamos seguir con las distintas generaciones de Krug, porque es una fuerza particular y esta casa tiene ese espíritu familiar que hay que conservar. Cuando renovamos la casa, yo les dije a los arquitectos que quería una casa familiar. Es lo que hemos conseguido.

¿Fue una presión para usted que la señalasen como la primera mujer latina en dirigir un champán francés?

Yo ya venía con un recorrido, con una experiencia y con una edad. Lo más difícil fue el primer año. El no haber encontrado la solución más rápida y haber vivido ese fracaso, porque no fue lo que esperaba. Pero aquello fue lo que me llevó a encontrar el camino, y hoy estoy muy contenta. Es fantástico, sientes la energía de que todo ha cambiado y, a la vez, nada ha cambiado. Esta casa tiene una nueva energía. Cuando puedes hacer algo que contribuye al bienestar de otros, y puedes hacer lo posible para asegurar su continuidad, es un privilegio, un regalo de la vida. La manera de devolver ese regalo es aportando todo el trabajo que asegure que la casa podrá seguir donde siempre ha estado.

Somos la única casa que nació sobrela idea de hacerun homenajeal champántodos los años

En esa transformación han apostado por la comunicación digital. ¿Fue la estrategia para llegar a una clientela más joven?

La estrategia no ha sido querer llegar a un nuevo perfil de cliente, porque habíamos perdido también mucho de nuestro público tradicional. La casa había envejecido mucho, había tomado una actitud arrogante. Detesto la arrogancia, es la herramienta de quien no tiene confianza en sí mismo. Fuimos perdiendo nuestro público y los expertos no querían saber nada de Krug. Si te distancias, se olvidan de ti. Yo, como marca de champán, tengo que decirle a la gente lo que se está tomando. Interpreté lo que la gente estaba necesitando, que querían saber la historia de su botella, porque cada una tiene un sabor distinto. Buscamos una solución y eso lo aportó el digital. En la etiqueta trasera pusimos un número, el Krug ID, que, buscado en nuestra web, muestra el recorrido de la botella. Es algo que hacemos para respetar a nuestro consumidor, no tanto para buscar nuevos.

¿Pero cree que las casas tradicionales de champán deben ser más accesibles para un público más joven?

Como productores, tenemos que hablarles mejor y mejorar nuestra comunicación. Todo el champán debe ir a copas de vino, nada de flautas, favorecer su consumo para cualquier momento. Por ejemplo, comer con champán es delicioso. Y la gente no sabe nada de eso. Hay que comunicarlo, y nosotros podemos abrir ese camino. Los jóvenes se están yendo a otros alcoholes, pero cuando crecen vuelven al vino. Y entre los amantes del vino, que cada vez son más, el champán tiene un hueco grande. Creo que a la mujer le fascina el champán. Ese es el camino hacia el futuro.

¿Cómo concibe el lujo?

Para mí, lujo significa luz. Una casa de lujo debe ser la luz que alumbre el camino a los demás. En marroquinería, la diferencia de la industria de ahora con la de hace 30 años es abismal, porque las casas de lujo han inspirado a los demás y ellas se han ido reinventando para seguir siendo esa luz. Esta casa es una luz que alumbra el camino para inspirar a los nuevos productores, a los jóvenes que entran. Pero por años comunicamos mal y nos alejamos. Somos la única casa que nació sobre la idea de hacer un homenaje al champán todos los años, el Grande Cuvée. Somos champán.

¿Qué perspectivas de crecimiento tienen?

Nuestros volúmenes hasta 2025 ya los conocemos. La responsabilidad es calcular bien los tiempos para que los champanes lleguen al mercado en su máxima calidad. Prevemos un crecimiento lento en volumen y más rápido en valor, pero no tenemos presión. Debemos seguir esta nueva línea, el grupo nos apoya. Tenemos que ser coherentes con nuestra visión y no alejarnos de esa línea.

Source link

En camino hacia la vendimia francesa | Mi dinero

En estos días, sale hacia Francia el grueso de los trabajadores agrarios españoles que participan en la campaña de la vendimia. Estos temporeros se desplazan al país vecino en busca de unas ventajas económicas y sociales que desgraciadamente no abundan en el sector agrario en España.

La concurrencia de españoles a la vendimia francesa suele ir paralela a la situación económica en nuestro país y en los últimos años, con la crisis, que se ha cebado especialmente con los trabajadores agrarios, el contingente español se ha venido manteniendo en torno a las 15.000 personas. A lo largo de unos 35 o 40 días de trabajo, obtendrán un salario diario que variará en función del departamento francés en el que vendimien y la categoría profesional con la que sean contratados, pero en ningún caso será inferior al salario mínimo interprofesional de crecimiento (SMIC) francés, fijado en 9.76 euros/hora. Además, si su jornada supera las 35 horas semanales, cobrarán horas extraordinarias con importantes mejoras salariales. Para redondear el atractivo que supone la vendimia francesa para los temporeros españoles, el trabajo en la campaña genera además unos derechos sociales por cotizar en Francia que permiten acceder a ciertos subsidios familiares y otras ventajas.

La vendimia francesa se ha convertido en un paliativo para familias que el resto del año tienen que lidiar con las malas condiciones laborales que se están dando en el campo español. Así, pasan de la vendimia francesa, regulada y respetuosa con los derechos y condiciones laborales de los trabajadores a otra situación que tristemente se caracteriza por los continuos incumplimientos de los convenios colectivos (en el caso de que exista convenio en el ámbito), la proliferación de la contratación a través de empresas de trabajo temporal, el fraude empresarial en la declaración de las jornadas reales que trabaja el temporero, etc.

El sector agrario genera cerca del 9% de la actividad empresarial de España, con ventas por un valor de 46.807 millones de euros y con exportaciones por 16.371 millones, el 6% del total. Sin embargo, apenas emplea al 4% de los trabajadores en activo, unas 774.500 personas, y sistemáticamente es uno de los sectores con mayor paro de nuestro país, con 169.542 desempleados en junio de este año. El empleo agrario en España se caracteriza por su precariedad, inestabilidad y carácter estacional, ligado a las campañas agrícolas y a los vaivenes de factores climatológicos. Por lo tanto, el paro en el sector tiene un carácter estructural y requiere medidas específicas y urgentes para potenciar el empleo.

Mientras que la industria agroalimentaria es pionera en tecnología y es uno de los sectores con mayor proyección de crecimiento en la producción y exportación, el campo no termina de asentarse porque no es un objetivo prioritario para el Gobierno. Y a ello se suma la desidia de las distintas Administraciones. El sector agrario ha de potenciarse desde una perspectiva industrial, y para ello necesita apoyo institucional y políticas activas de empleo que garanticen empleos estables con condiciones dignas.

Es necesario acabar de una vez por todas con la lacra que supone la economía sumergida y el empleo no declarado en el sector. Por ello es necesaria voluntad política por parte de las administraciones para implementar medidas efectivas contra el empleo sumergido y el incumplimiento de los convenios colectivos, incrementando la inspección de trabajo en el campo y aumentando las partidas presupuestarias necesarias para luchar contra estos problemas. También es necesaria una modificación urgente en la normativa relativa a las altas en la Seguridad Social y la declaración de las jornadas de trabajo reales, ya que la actual abre las puertas al fraude por los empresarios en perjuicio de los trabajadores, al no declarar todas sus jornadas y, por consiguiente, no cotizando por los días efectivos trabajados.

Consideramos la agricultura como un sector básico para el desarrollo de la economía de nuestro país, con una gran capacidad de generación de riqueza y de empleo, y por ello, no entendemos que sus trabajadores se vean sumidos en la precariedad laboral y salarios bajos. Exigimos del Gobierno y las distintas administraciones una reforma urgente del sector para consolidar esta industria y dotarla de futuro, dignificando el empleo de sus trabajadores.

Pedro L. Hojas Cancho es secretario general de UGT FICA.

Source link