La Airef alerta: habrá menos ‘colchón’ por el superávit de los grandes ayuntamientos | Mi dinero

Los ayuntamientos son la Administración más ejemplar a la hora de cumplir con los objetivos de estabilidad presupuestaria y vienen salvando la cara a otros sectores, fundamentalmente mitigando el abultado déficit de la Seguridad Social. Sin embargo, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha alertado hoy sobre la reducción que se está produciendo este año en el colchón que suponen las cuentas de los 16 grandes ayuntamientos, de más de 250.000 habitantes.

En concreto, las estimaciones de este organismo apuntan a que estas 16 grandes corporaciones locales prevén reducir este año su superávit agregado en casi un 40%, con lo que pasarán de un saldo positivo de 1.784 millones de euros en 2016 a 1.075 millones al final del presente ejercicio.

Esto ha llevado a la Airef a confirmar un cambio de tendencia que ya había detectado este organismo auditor de las cuentas públicas. “En 2016, mientras el conjunto de Corporaciones Locales incrementó su superávit en casi un 40% respecto a 2015, las granes entidades redujeron su superávit agregado en torno a un 1%, lo que supuso que el resto aumentó su capacidad de financiación en más de un 60%”, indican desde la Airef.

Ahora este superávit agregado de los grandes ayuntamientos se reduce un 40% arrastrado en términos absolutos por la disminución del saldo positivo de corporaciones como la de Madrid que se prevé que obtenga un superávit de 622 millones de euros, un 44% menos que el año anterior; el ayuntamiento de Barcelona, que pasará de 113 millones de superávit a 26 millones, una reducción del 77%. Si bien Bilbao registra porcentualmente el mayor empeoramiento al pasar de tener un superávit de 11 millones en 201 a un déficit previsto de 29 millones de euros este año, lo que representa un recorte del 360%.

Estos datos “quedan matizados”, según este organismo, si se ponen en relación con el tamaño del presupuesto local. En este caso, el ayuntamiento de Córdoba es el que más empeora sus cuentas, ya que pasa de tener un superávit del 23% de sus ingresos al 4,8%, lo que representa un recorte de 18,4 puntos. Le sigue el ayuntamiento de Madrid, que reduce el peso de su superávit del 23% de sus ingresos no financieros al 10,3%.

Sin embargo, no todas las grandes ayuntamientos son portadores de malas noticias. La Airef destaca el buen comportamiento de las corporaciones de Málaga y Sevilla. La capital andaluza prevé obtener un superávit este año de 86 millones de euros frente a los 59 millones del año pasado, un 45% más. Mientras que en Málaga el saldo positivo aumentará un 34% hasta los 93 millones de euros. Igualmente, el ayuntamiento murciano ha logrado pasar de un déficit de 147 millones de euros en 2016 a un superávit previsto de 5 millones este año.

Pese a este empeoramiento de las cuentas agregadas de los grandes ayuntamientos, la Airef indica que “todos los datos disponibles muestran una probable tendencia al alza del superávit a obtener a fin de año por el subsector” formado por la totalidad de las corporaciones locales.

Source link

Estos cinco municipios de España no facilitan información a la Autoridad Fiscal | Mi dinero

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) comunicó ayer que ha lanzado advertencias a cinco ayuntamientos por no proporcionar información sobre sus cuentas para la elaboración del informe sobre cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto de las Administraciones públicas de 2017.

Según informó ayer en un comunicado, la Airef publicó en su página web una resolución de su presidente, José Luis Escrivá, en la que advierte a cinco entidades locales por incumplir su deber de colaborar con el organismo.

Los cinco ayuntamientos advertidos son los de Palma de Mallorca, Los Palacios y Villafranca (de la provincia de Sevilla), Ayamonte (Huelva), Moratalla (Murcia) y Almadén (Ciudad Real). El supervisor de las cuentas públicas recuerda que la negativa a facilitar información supone la aplicación de las medidas correctivas que contempla la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

A pesar de las advertencias, los ayuntamientos son el eslabón de la Administración que presenta mejores cifras. El año pasado cerró con un superávit del 0,6% cuando bastaba que registraran equilibrio para cumplir con el objetivo de estabilidad. Este sobrecumplimiento palió el desvío de otras administraciones y permitió que España cumpliera por primera vez durante el Gobierno de Mariano Rajoy el objetivo de déficit público.

En términos generales, la situación de los ayuntamientos es buena, aunque en un informe reciente, la Airef alertó de “32 ayuntamientos que con una ratio de deuda viva sobre ingresos corrientes superior al 75% presentan problemas de sostenibilidad”.

La Autoridad Fiscal también informó en su evaluación mensual de las cuentas públicas que España está en disposición de cumplir este año el objetivo de estabilidad, que contempla que los números rojos bajen del 4,3% al 3,1% del PIB. Las mayores dudas las generan la Administración central y la Seguridad Social.

Los ingresos públicos avanzan, pero menos de lo previsto; sin embargo, también el gasto será inferior a lo presupuestado.

Source link

La Airef avisa de que los ingresos públicos van peor de lo previsto | Mi dinero

La situación se repite cada año y 2017 no será distinto. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) alertó hoy que los ingresos públicos crecerán menos de lo previsto presupuestariamente. Aun así, el supervisor de las cuentas públicas señaló que cumplir el objetivo de déficit de 2017, fijado en el 3,1%, es “factible, aunque muy ajustado”.

Durante la presentación de su informe sobre el cumplimiento esperado de los objetivos de estabilidad, la Airef señaló que la Administración central y la Seguridad Social incumplirán el límite de déficit, las comunidades autónomas es probable que se ajusten a su objetivo y los entes locales sobrecumplirán, es decir, registrarán superávit cuando bastaría que cerraran en equilibrio.

La Airef analiza individualmente cada subsector del sector público. La Administración central registró el año pasado un déficit del 2,5% y debería reducirlo al 1,1%, algo que el supervisor considera “muy improbable”. La Airef apunta que la recaudación del IRPF será inferior a la presupuestada por el Gobierno. En cambio, en el impuesto sobre sociedades e IVA, el organismo presidido por José Luis Escrivá sí cree que la evolución estará en línea con las previsiones. Por el lado del gasto, hay factores que ofrecen margen como el menor gasto en intereses y las menores transferencias al Servicio Público de Empleo Estatal. En sentido contrario, presiona el gasto al alza la revalorización de los salarios y la propia aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, que incrementará el gasto en la segunda parte del año. Todo apunta que el coste de rescatar las autopistas quebradas se trasladará al ejercicio 2018 y no tendrá impacto o será menor, en el ejercicio en curso.

La Seguridad Social sigue siendo el eslabón administrativo que genera mayor incertidumbre. La Airef descarta que cumpla el objetivo de cerrar este año en el 1,4% frente al 1,6% del ejercicio anterior. El propio Gobierno de Mariano Rajoy comunicó a Eurostat que el límite se incumplirá y los números rojos se situarán en un nivel parecido al ejercicio anterior.

Las comunidades autónomas, beneficiadas ahora por el incremento de los recursos del sistema de financiación se encuentran en disposición de cumplir el objetivo de déficit, algo que no ha sucedido en la última década. El límite fijado para este año es del 1,6% para todas las autonomías. Solo en el caso de Murcia, la Airef considera “muy improbable” el incumplimiento. También existen ciertas dudas en el caso de la Comunidad Valenciana, Extremadura, Aragón y Cantabria.

Como ya es habitual, los datos más positivos se concentran en los ayuntamientos, que es probable que cierren este año con un superávit del 0,6%, según la propia estimación que el Gobierno remitió a Eurostat. La Airef considera que la cifra podría ser incluso mayor por la mejora del cupo vasco y por el retraso en la habilitación presupuestaria para que los ayuntamientos destinen parte de su superávit a inversión.

Source link

La Airef prevé que las pensiones solo crecerán un 0,25% anual hasta 2022 como mínimo | Mi dinero

El Proyecto de Presupuestos para el año en curso contempla un incremento de las pensiones del 0,25%, que es el mínimo que marca la ley. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) emitió hoy su valoración sobre el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP) y avaló que el Gobierno aprobara el incremento mínimo. El supervisor de las cuentas públicas va un paso más allá y estima que, teniendo en cuenta las variables que se utilizan para calcular el incremento de las prestaciones, las pensiones aumentarán anualmente sólo un 0,25% hasta el año 2022.

En realidad, la aplicación pura del índice de revalorización supondría que las pensiones deberían bajar un 2,96%. Este indicador es el resultado de una fórmula en la que intervienen los gastos e ingresos del pasado y los previstos en el futuro inmediato, la previsión de altas y bajas en el sistema y de la prestación media. Teniendo en cuenta todos estos factores, el índice resultante es negativo y la Airef considera que lo seguirá siendo hasta 2022, último año de análisis. Sin embargo, la normativa estable un incremento mínimo del 0,25% que se aplicará durante los próximos cinco años. Fuente de la Airef señalan que, teniendo en cuenta la fórmula vigente, los pensionistas irán perdiendo poder adquisitivo por la evolución de la inflación. En concreto perderán en torno a un 7% hasta 2022.

La Autoridad Fiscal ha realizado un ejercicio teórico para ver qué sucedería si no existiera este mínimo y, por lo tanto, se aplicara el resultado del IRP. En este caso, la Seguridad Social aceleraría hacia el equilibrio presupuestario y el déficit pasaría del 1,7% de 2017 al 0,2% en 2022. En cambio, con el tope del 0,25%, las cuentas del sistema también mejorarán, pero muy ligeramente y bajará al 1,1% en 2022.

El supervisor de las cuentas públicas celebra que la Seguridad Social haya facilitado más información que en ejercicios anteriores, pero alerta de divergencias en las proyecciones de ingresos y gastos, donde el Gobierno se muestra más optimista. La Seguridad Social estima que los ingresos se situarán en promedio entre 2017 y 2022 en 131.532 millones anuales y la Airef prevé que la cifra será 2.737 millones. Por el lado del gasto, la Seguridad Social prevé destinar cada año 145.616 millones y la Airef estima que será 1.000 millones más. De hecho, según los cálculos de la Airef, el índice de revalorización debería ser un 3,5% negativo frente al 2,96% que indica la Seguridad Social. En cualquier caso, esta divergencia no tiene efecto en la medida en que existe una revalorización mínima del 0,25%.

Duras críticas a las proyecciones de población del INE

Si bien la situación de la Seguridad Social es delicada y registra actualmente los mayores números rojos de su historia, la Airef se muestra ligeramente optimista. Así, opina que el gasto en pensiones pasará del 10,7% del PIB en el período 2012-2016 al 10,4% entre 2017-2022. Esta reducción es posible por los cambios paramétricos aprobados en 2011, como el incremento de la edad de jubilación y la recuperación del mercado de trabajo. Ambos factores compensarán con creces la presión demográfica y el envejecimiento de la población.

Fuentes de la Airef criticaron duramente las proyecciones de población que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que son las que utilizan todas las instituciones públicas y privadas, incluido el Pacto de Toledo, para realizar sus estimaciones y analizar la sostenibilidad del sistema. Tanto es así, que la Airef dejará de utilizar las previsiones del INE por considerar que son “débiles y poco sofisticadas”. Como ejemplo, indica que el INE había previsto  para finales de 2016 una inmigración de 13.000 personas y el dato real ha sido de 89.000. La Airef ha trasladado esta crítica al Pacto de Toledo y considera que es un error que todos los análisis de la viabilidad del sistema se realicen a partir de proyecciones que considera erróneas y que cambian excesivamente de año en año. El supervisor de las cuentas públicas está trabajando en su propio indicador.

Source link