Easyjet se queda con parte de Air Berlin y busca contratar a 1.000 de sus pilotos y azafatas | Compañías

La aerolínea británica Easyjet ha anunciado esta mañana la toma de parte de las operaciones de Air Berlin en el aeropuerto de Berlín Tegel. El precio acordado es de 40 millones de euros, excluyendo los costes operativos iniciales y costes de transacción, y el cierre de la adquisición se espera para el mes de diciembre. A mediados de este mes Lufthansa ya anunció la compra de la mayor parte de la aerolínea quebrada por 210 mllones, así como el compromiso de invertir en ella 1.500 millones.

La low cost naranja se refuerza de este modo en el centro de Europa tras su decisión de intensificar su actividad fuera del mercado británico con el fin de paliar en lo posible el riesgo de negocio que supone en Brexit.

El precio acordado es de 40 millones y el cierre de la adquisición se espera para el mes de diciembre

La adquisición permite a Easyjet hacer contratos de arrendamiento de hasta 25 aviones A320 y ofrecer empleo a las tripulaciones de Air Berlin,además de adquirir otros activos. De hecho, días atrás lanzó una campaña para incorporar a los más de 1000 pilotos y tripulación de cabina de Air Berlin. Se espera que estos sean reclutados en los próximos meses.

Siguiendo el modelo de negocio de la aerolínea, los nuevos trabajadores serán empleados con contratos locales alemanes bajo acuerdos laborales colectivos. Una práctica de que la presume Easyjet en contraposición de la costumbre del gran rival europeo, Ryanair, de contratar personal bajo normativa laboral irlandesa.

Las nuevas posiciones en el aeropuerto de Tegel se suman a la base de Easyjet operativa ya en el aeropuerto de Berlín Schönefeld

Las nuevas posiciones en el aeropuerto de Tegel se suman a la base de Easyjet operativa ya en el aeropuerto de Berlín Schönefeld, lo que convierte a la británica en la aerolínea con mayor presencia en la capital de Alemania. De momento, las operaciones en Tegel se realizarán en horario reducido durante la temporada de invierno y en horario completo a partir de la temporada de verano 2018.

Source link

Los sindicatos avisan que Air Berlin despedirá a todos sus empleados de Palma de Mallorca | Compañías

La aerolínea Air Berlin despedirá a los empleados de la plantilla de Palma de Mallorca, según lo han confirmado fuentes del sindicato USO en declaraciones a Europa Press este sábado.

La compañía alemana Lufthansa firmó el jueves un acuerdo para adquirir la mayor parte de los activos de Air Berlin, insolvente desde el pasado 15 de agosto, y contratar a 3.000 de sus 8.000 empleados, pero finalmente ninguno de ellos será de la plantilla de la capital balear. El nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) se iniciará este martes para el medio centenar de trabajadores, según han explicado fuentes del sindicato USO. Air Berlin ha sido una de las aerolíneas con mayor presencia en el aeropuerto balear, papel que ahora lo ocupa Ryanair.  

El presidente del grupo Lufthansa, Carsten Spohr, anunció este jueves que su compañía se hacía con la mayor parte de Air Berlin. Lo hará por 210 millones de euros y en la que va a invertir 1.500 millones de euros.El acuerdo se rubricó ante notario. Air Berlin informó de que había acordado la venta a Lufthansa de su filial de vuelos regionales LGW, la aerolínea austriaca de vuelos vacacionales Niki y otros 20 aviones.

Lufthansa acordó este jueves la compra de las filiales NIKI y LGW de Air Berlin 

La venta de partes de la compañía garantiza que se van a mantener todos los empleos de estas dos filiales, unos 1.200, y que se abren perspectivas para miles de trabajadores de Air Berlin, según indicaron fuentes de la compañía. Todo ello permite a Lufthansa hacerse con los derechos de vuelo (slots) de Air Berlin en los principales aeropuertos alemanes (Berlín y Düsseldorf). Spohr también aseguró que espera que la operación de compra reciba el visto bueno de la Comisión Europea para finales de año. Los empleados de Air Berlin deberán solicitar ser contratados por Eurowings, filial de Lufthansa, y se les reconocerán los años trabajados en Air Berlin, aunque todavía no se sabe qué ocurrirá con el pago de las pensiones que corresponde a la empresa, informa Efe.

Con el anuncio, Spohr ponía fin a un culebrón que ha durado dos meses y que se inició el 15 de agosto cuando la compañía se declaró insolvente ante la imposibilidad de hacer frente al calendario de vuelos programado para el verano.

Etihad, el mayor accionista de Air Berlin con un 29,1% del capital, se negó a seguir inyectando dinero a fondo perdido en una empresa sobreendeudada y que acumulaba 1.200 millones de euros de pérdidas en los dos últimos años.

El Ejecutivo alemán le concedió una línea de crédito de 150 millones de euros para evitar la suspensión de pagos, al mismo tiempo que se abrió la puja para repartirse los activos más rentables de la compañía, en especial los derechos de vuelos (slots) desde los principales aeródromos alemanes.

Source link

Lufthansa se queda con la mayor parte de Air Berlin por 210 millones | Compañías

Fin al culebrón de Air Berlin. El presidente del grupo Lufthansa, Carsten Spohr, anunció este jueves que la primera compañía aérea de Alemania se hace con la mayor parte de Air Berlin. Lo hará por 210 millones de euros y en la que va a invertir 1.500 millones de euros.

El acuerdo se rubricó ante notario a mediodía. Air Berlin informó de que había acordado la venta a Lufthansa de su filial de vuelos regionales LGW, la aerolínea austriaca de vuelos vacacionales Niki y otros 20 aviones.

La venta de partes de la compañía garantiza que se van a mantener todos los empleos de estas filiales, unos 1.200, y que se abren perspectivas para miles de trabajadores de Air Berlin. Todo ello permite a Lufthansa hacerse con los derechos de vuelo (slots) de Air Berlin en los principales aeropuertos alemanes (Berlín y Düsseldorf).

Spohr también aseguró que espera que la operación de compra reciba el visto bueno de la Comisión Europea para finales de año. Los empleados de Air Berlin deberán solicitar ser contratados por Eurowings, filial de Lufthansa, y se les reconocerán los años trabajados en Air Berlin, aunque todavía no se sabe qué ocurrirá con el pago de las pensiones que corresponde a la empresa, informa Efe.

La segunda aerolínea de Alemania tiene 144 aviones y 8.500 empleados. El acuerdo establece que Lufthansa se quedaría con 81 aviones y 3.000 empleados. El resto de activos podrían pasar a manos de Easyjet, con quien Air Berlin aún negociaba a última hora del jueves.

Con este anuncio, Spohr pone fin a un culebrón que ha durado dos meses y que se inició el 15 de agosto cuando la compañía se declaró insolvente ante la imposibilidad de hacer frente al calendario de vuelos programado para el verano.

Etihad, el mayor accionista de Air Berlin con un 29,1% del capital, se negó a seguir inyectando dinero a fondo perdido en una empresa sobreendeudada y que acumulaba 1.200 millones de euros de pérdidas en los dos últimos años.

El Ejecutivo alemán le concedió una línea de crédito de 150 millones de euros para evitar la suspensión de pagos, al mismo tiempo que se abrió la puja para repartirse los activos más rentables de la compañía, en especial los derechos de vuelos (slots) desde los principales aeródromos alemanes.

Primera fase

En una primera fase, los candidatos a hacerse con Air Berlin fueron Lufthansa, su aerolínea de bajo coste Eurowings, Condor (perteneciente a Thomas Cook), EasyJet y Ryanair. Desde ese momento, el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, se mostró muy crítico con el crédito concedido por el Ejecutivo alemán, al considerarlo que era incompatible con la normativa de competencia europea y que era una “maniobra” dirigida a fortalecer la posición de Lufthansa con el propósito de que se hiciera con los mejores slots de su principal rival en Alemania.

Unas sospechas que se vieron refrendadas por las investigaciones lanzadas desde la Comisión Europea por si podían ser consideradas ayudas de Estado o por la Comisión Antimonopolio alemana. “Ambas compañías son competencia directa en muchas rutas”, recordó Achim Wambach, jefe de la Comisión Antimonopolio alemana, en declaraciones al diario Rheinische Post nada más conocerse el proceso de venta.

Source link

Quiebra de Air Berlin: 100.000 clientes que compraron vuelos de larga distancia se quedan sin compensación | Compañías

Más de 100.000 personas que compraron vuelos de larga distancia operados por Air Berlin que han sido anulados por la compañía en quiebra a partir del 15 de octubre no serán compensados, según informaron este sábado varios diarios alemanes.

Los afectados, según fuentes de la compañía, serán aquellos que compraron sus billetes antes del 15 de agosto, el día en el que Air Berlin se declaró en insolvencia, ya que acabarán en la lista de acreedores de la empresa, sobre la que ésta no tiene margen de maniobra.

Según expertos consultados por el diario Rheinische Post, como máximo lograrán recuperar el 10% de lo que les costó el vuelo.

Quienes adquirieron un billete después del 15 de agosto sí que podrán recuperar su dinero por la cancelación del vuelo.

Tras abrir el proceso de insolvencia, Air Berlin negocia hasta el próximo 12 de octubre con Lufthansa e EasyJet la venta de partes de la aerolínea, con la esperanza de que puedan salvarse el 80 % de los 8.000 puestos de trabajo con los que cuenta.

Al presentar el pasado lunes el estado de las negociaciones, la empresa anunció también que iba a suspender todos sus vuelos de larga distancia a partir del 15 de octubre porque la compañías a las que arrendaban los Airbus A330 los iban retirando gradualmente.

Entre otros destinos de larga distancia, Air Berlin contaba con vuelos desde distintas ciudades alemanas a La Habana, Miami, Orlando Nueva York o San Francisco.

La compañía anunció el viernes que registró unas pérdidas de 447,5 millones de euros durante el primer semestre del año, un 57,4% más con respecto al mismo periodo de 2016, cuando situó sus ‘números rojos’ en 271,4 millones de euros.

Source link

Lufthansa, EasyJet y Niki Lauda presentan ofertas por Air Berlin | Compañías

Varias compañías, entre ellas Lufthansa, primera aerolínea de Alemania, han hecho una oferta por parte de los activos de Air Berlin. Este viernes finalizó el plazo para presentar propuestas de compra de la compañía, en bancarrota.

“Hemos recibido varias ofertas que ahora tendremos que evaluar con gran detalle”, dijo un portavoz de Air Berlin. Una fuente añadió a Reuters que Lufthansa ha hecho una oferta para adquirir hasta 90 aviones, incluyendo la flota austriaca de la filial Niki y 38 aviones que tiene arrendados a Air Berlin. 

La británica easyJet está interesada en hasta 40 aviones, según la prensa local, mientras que el ex campeón mundial de Fórmula 1, Niki Lauda, aseguró que había formulado una oferta conjunta con la aerolínea alemana Condor, filial de Thomas Cook. Lauda habló de una oferta de alrededor de 100 millones de euros para recuperar Niki, aerolínea que lleva su nombre y que él mismo fundó, además de interesarse por 17 aviones de Air Berlin.

La empresa alemana de logística Zeitfracht dijo que había hecho una oferta por la división de carga de Air Berlin, su negocio de mantenimiento y la unidad regional LGW, que opera 20 aviones Bombardier. Por su parte, el inversor de aviación Hans Rudolf Woehrl y LinkGlobal Logistics de China también expresaron su interés.

La decisión final sobre los compradores de los activos se ha atrasado al 25 de septiembre, un día después de la elección federal de Alemania y cuatro días después de lo previsto. El sindicato alemán Verdi, uno de los representantes de la tripulación de cabina de Air Berlin, criticó la decisión de los administradores de retrasar el anuncio.

El ex piloto austríaco presentó una oferta conjunta con una filial de Thomas Cook

“Este aplazamiento va en contra de los trabajadores, que quieren una decisión sobre sus trabajos y su futuro”, dijo Christine Behle, un miembro de la junta directiva de Verdi. La mayoría de los potenciales inversores parecen interesados principalmente en los aviones de la aerolínea, aproximadamente 140, y en sus franjas horarias de aterrizaje y despegue.

Air Berlin, que emplea a más de 8.000 personas, se declaró en bancarrota en agosto después de que el principal accionista, Etihad Airways, retirase sus fondos tras años de pérdidas de la aerolínea. El Gobierno alemán prestó el mes pasado a Air Berlin 150 millones de euros para que pudiera seguir operando sus vuelos durante tres meses.

Source link

La inevitable concentración en el negocio aéreo mete presión a Air Europa | Compañías

“Tenemos los recursos necesarios y un modelo flexible de integración”. La frase es del consejero delegado de IAG, Willie Walsh, y la pronunció en junio durante la presentación de los resultados del primer semestre. El ejecutivo que comanda la integración de British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus insiste una y otra vez en que IAG, que aún está digiriendo la adquisición de la irlandesa, puede ser protagonista en un proceso de concentración que no cesa en el sector aéreo, donde conviven lobos y corderos.

Representantes de Deutsche Bank, presentes la semana pasada en reuniones de IAG con inversores y analistas en EE UU, aseguran que el holding de aerolíneas ha valorado positivamente la inminente oleada de movimientos corporativos, pero no ha dado pistas respecto a cuál será su papel.

El mayor competidor de IAG en el hub de Madrid, Air Europa, asiste al baile sin comprometerse más allá de originales alianzas como la sellada el mes pasado con Ryanair, la mayor low cost europea. Fuentes de toda solvencia explican que el consejero delegado del grupo Globalia, Javier Hidalgo, se ha puesto como línea de actuación potenciar los distintos negocios de la aerolínea familiar, mientras mantiene distintos mandatos a bancos de negocios en busca de socios de perfil industrial y financiero. Crecer en los mercados en que ya tiene presencia es su obsesión, con especial foco en Canarias, Baleares y América Latina.

El CEO de Globalia, Javier Hidalgo, con el primer ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary.
El CEO de Globalia, Javier Hidalgo, con el primer ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary.

Las misma fuentes descartan un abordaje de IAG sobre Air Europa, con el que eliminaría –o integraría– un competidor en el corredor sur del Atlántico, pero se enfrentaría al más que previsible freno de las autoridades de la competencia.

A partir de ese punto, Ryanair, con apetito por la toma de una aerolínea con flota, slots y experiencia en el largo radio, se ha prestado a comercializar billetes de la española. Y el propio Hidalgo dejó abierta la puerta a otro tipo de colaboración.

Air Europa tiene vocación de crecer, pero los estrechos márgenes de su matriz la sitúan como candidata a una integración

Globalia, propietaria del 100% de Air Europa y controlada por la familia del empresario Juan José Hidalgo, anticipó el viernes su vuelta a beneficios. Pero sus cortos márgenes sobre las ventas, y las anunciadas inversiones en ampliación de flota, sitúan una y otra vez a su aerolínea como candidata a una integración.

Crecer a la defensiva

La industria está primando el volumen ante los múltiples desafíos que afrontan las aerolíneas en todo el mundo: la toma de posiciones en los principales hub; la presión de las reinas del bajo coste, Ryanair y Easyjet; la rápida entrada de aviones eficientes en el mercado; la incipiente recuperación del cliente premium;la negociación de coberturas ante la volatilidad del petróleo; la necesidad de alimentadores de tráfico para llenar los aviones de largo radio, o la creciente producción en el mercado pese a que se tambalean los ingresos por pasajero.

“Una mitad del sector está con caja y necesidad de seguir creciendo y la otra mitad está urgida por la presión de la competencia y los altos costes, y necesita ser engullida”, explica un alto directivo del sector.

El consejero delegado de la Asociación Internacional de Operadores Aéreos (IATA por sus siglas en inglés), Alexandre de Juniac, sorprendió el viernes con la defensa de una potencial suma de aerolíneas low cost. En declaraciones a Bloomberg, el que ha sido hasta hace unos meses primer ejecutivo de Air France KLM sostiene que el mercado europeo es demasiado estrecho para alimentar a una decena de aerolíneas de tarifas baratas, la mayoría puestas en marcha por compañías de largo radio para atraer pasajeros hasta las puertas de embarque de vuelos transoceánicos. Además, han buscado recortar costes en rutas deficitarias de medio y corto radio.

Eurowings, Vueling, Norwegian, Iberia Express, Transavia, Wizz Air o la nueva Joon de Air France, entre otras, compiten con los 400 aviones de Ryanair y los 250 aparatos de Easyjet. Una batalla en precios por el segmento de los vuelos continentales que es una de las circunstancias que se ha llevado por delante a Alitalia y Air Berlín. De Juniac cree que las antiguas aerolíneas de bandera podrían necesitar fusiones en el low cost.

Gigantes con problemas

El CEO de IATA, Alexandre de Juniac, sorprendió el viernes con la defensa de una potencial suma de aerolíneas low cost

Alitalia y Air Berlin son las dos grandes en la UVI, sostenidas por los Gobiernos de Italia y Alemania, respectivamente, y con el cartel de venta urgente.

Sobre la primera sobrevuela la propia Ryanair, con apetito por 90 de los 120 aviones de la italiana y su actividad de largo radio. El consejero delegado O’Leary ha afirmado que urge una reestructuración en la aerolínea, en concurso de acreedores desde el pasado mes de mayo, y sobre la que debería haber ofertas en firme antes del 2 de octubre. Además de la omnipresente low cost, los administradores de Alitalia recogieron una treintena de muestras de interés en la fase no vinculante, especulándose con firmas como British Airways, Air France, Etihad, Delta, Turkish, Air China, etcétera.

Alitalia, que atiende anualmente a unos 23 millones de pasajeros, ganó dinero por última vez en 2002 y sus empleados han rechazado este mismo año un plan para reflotarla. El bocado no es fácilmente digerible.

Air Berlín, con 140 aviones, encadena 1.200 millones de pérdidas en dos ejercicios, con lo que sus acreedores intentarán forzar la venta en una reunión fijada para el próximo día 15. La emiratí Etihad (29,1% del capital) ya ha anticipado que no protagonizará un rescate

Entre los candidatos a hacerse con la germana figuran Lufthansa, Easyjet, Condor y, de nuevo, Ryanair.

Con dificultades a otro nivel figuran dos jugadores principales como son Easyjet y Norwegian, la primera tras haber revolucionado el sector situándose a medio camino entre las low cost y las tradicionales, y la segunda extendiendo el bajo coste a los vuelos de larga distancia.

La salida de Reino Unido de la UE y la incertidumbre sobre cuál será la relación en materia aérea entre las islas británicas y sus antiguos socios, ha obligado a la aerolínea británica a abrir filiales en la Europa continental en busca de reducir su exposición al brexit. Las cuentas de Norwegian, por último, se están resintiendo tras el vertiginoso crecimiento emprendido. Sus directivos dicen tener pulmón para aguantar el ritmo: cada seis semanas entra un nuevo avión en su flota y O’Leary, el perejil en todas las salsas, ha afirmado con fuerte revuelo que la escandinava tiene los días contados.

Tres grandes con cuota por conquistar

Willie Walsh, consejero delegado de IAG.
Willie Walsh, consejero delegado de IAG.

– La concentración del sector aéreo en Estados Unidos ha llevado a que las cuatro primeras compañías tengan en su poder el 70% del mercado doméstico. En Europa, los cinco principales jugadores apenas controlan el 45% del mercado interno.

– El mayor holding europeo, Lufthansa, factura 31.600 millones y tiene bajo su paraguas a la propia Lufthansa, Eurowings, Austrian Airlines, Swiss y Brussels Airlines. Air France-KLM integra a las aerolíneas de bandera de Francia y Holanda, además de Hop! y Transavia, y tiene anunciado el lanzamiento de la nueva low cost Joon. Sus ingresos anuales ascienden a 25.000 millones. Algo más abajo en ingresos, con 22.500 millones, figura IAG, holding que integra a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus. Tras estos protagonistas de la concentracióin europea del sector aéreo vienen las aerolíneas de bajo coste Ryanair y Easyjet.

– Las limitaciones de la UE a inversores extranjeros en laerolíneas europeas ha alimentado la vía del negocio compartido para generar sinergias entre compañías de distintos puntos del planeta. IAG es de las más activas, con alianzas de este tipo entre sus aerolíneas y American Airlines, y próximamente con Latam.

Source link

Cuatro aerolíneas pujan por los derechos de vuelo de Air Berlin | Compañías

La aerolínea alemana Air Berlín negocia con al menos dos compradores para vender sus activos, tras el crédito federal de 150 millones concedido por el Ejecutivo de Angela Merkel para garantizar sus operaciones y los 7.200 puestos de trabajo en lo que queda de verano. Las conversaciones se han centrado en tres aerolíneas, tal y como apunta el diario aleman Frankfruter Allgemeine Zeitung. “Todas ellas tienen suficiente reputación financiera para ofrecer a la compañía un futuro estable, en el que la base de operaciones seguiría estando en Berlín”, apuntaron fuentes cercanas a la negociacion.

Air Berlin, la segunda mayor aerolínea de Alemania, presentó la liquidación el pasado martes ante la negativa de Etihad Airways, el mayor accionista, a seguir inyectando dinero a fondo perdido. Las negociaciones, según el rotativo alemana, están centradas en la adquisición de derechos de vuelo (conocidos como slots) con dos posibles compradores: Lufthansa, la más grande de Alemania, que estaría interesada en mantener su posición de dominio en el mercado doméstico, y Ryanair, que ya ha presentado una demanda ante las autoridades de competencia de la Comisión Europea al considerar que el proceso de liquidación se está desarrollando como una conspiración.

La aerolínea irlandesa vio reforzados sus argumentos con las críticas realizadas desde la Comisión Antimonopolio alemana sobre la la adquisición parcial por parte de Lufthansa de la aerolínea Air Berlin. “Ambas compañías son competencia directa en muchas rutas”, recordó Achim Wambach, jefe de la Comisión Antimonopolio alemana, en declaraciones al diario Rheinische Post, al tiempo que advirtió que “para una aprobación de la fusión, Lufthansa debería contar con condiciones y obligaciones estrictas”.Entre estas condiciones, Wambach aludió a la renuncia de gran parte de los derechos de despegue y aterrizaje de Air Berlin. También advirtió de que el crédito de transición de 150 millones de euros que el Gobierno alemán ha dado a Air Berlin para que pueda seguir operando por unos tres meses, podría ser incompatible con las normas de ayudas estatales.

La Comisión Antimonopolio dice que Lufthansa tendrá que renunciar a muchos derechos de vuelo de Air Berlin

Lufthansa, su aerolínea de bajo coste Eurowings y Condor, perteneciente al touroperador Thomas Cook, son los que más posibilidades tienen de quedarse con los derechos de vuelo más valiosos. Un portavoz de Condor confirmó esta mañana que la compañía quiere jugar “un papel activo” en la reestructuración de Air Berlin. Además de Ryanair, la cuarta aerolínea que podría estar pujando sería EasyJet.

El ministro de transportes de Alemania, Alexander Dobrindt, apuntó que la venta de activos son una oportunidad para ampliar la huella del sector en Alemania. “La oportunidad debe ser contemplada como algo estratégico por los 140 aviones, la fuerza laboral y la buena posición del sector alemán en el contextoo mundial”.

Source link

Bruselas investiga las ayudas del Gobierno alemán a Air Berlin | Compañías

La Comisión Europea (CE) dijo hoy que estudia las ayudas de Estado recibidas por la insolvente aerolínea Air Berlin, y que toma nota de las denuncias de la compañía de bajo coste Ryanair, que considera el proceso ideado para que Lufthansa se haga con la empresa en condiciones beneficiosas.

En concreto, Bruselas debe analizar la legalidad de la petición de concurso de acreedores y del  crédito puente (150 millones) que el Estado prevé conceder a Air Berlin para continuar sus operaciones durante tres meses, en espera de un comprador. Bruselas estudiará las ayudas y el procedimiento de insolvencia y  emitirá su opinión en un plazo máximo de dos meses. “La Comisión Europea sigue de cerca el caso y está en contacto con  las autoridades alemanas”, dijo en rueda de prensa el portavoz de la Comisión, que confirmó que el Ejecutivo comunitario ha recibido denuncias de Ryanair por las ayudas públicas  recibidas por Air Berlin. Esta acusación ha sido desmentida categóricamente por un portavoz del Gobierno alemán: “Rechazamos categóricamente haber orquestado la insolvencia, y damos por hecho que el crédito está conforme a la normativa”.

Ryanair considera que todo el proceso de declaración de insolvencia de Air Berlin, incluidas las ayudas estatales, estaba dirigido a que la aerolínea pueda  ser adquirida por Lufthansa en condiciones ventajosas. La quiebra de Air Berlin ofrece a Lufthansa, y otros competidores, la posibilidad de conseguir ‘slots’ o permisos de vuelo en aeropuertos como Tegel o Dusseldorf con los que defenderse de las compañías de bajo coste, como Ryanair. Easyjet, según fuentes citadas por Reuters, también habría mostrado interés.

Lufthansa, de hecho, ha informado ya de que está en negociaciones con el fin de hacerse cargo de algunas áreas del Grupo AirBerlin, y explorando la posibilidad de contratar personal adicional. La compañía indicó en un comunicado que tiene la intención de llevar a cabo con éxito estas negociaciones “en el tiempo establecido”. La aerolínea de bandera alemana alquila habitualmente aviones de Air Berlin para las operaciones de su filial de bajo coste Eurowings.

El consejero delegado de Air Berlin, por su parte, ha culpado a los retrasos del nuevo aeropuerto de esta ciudad de la quiebra. “Tenemos la ciudad en nuestro nombre, somos la primera aerolínea aquí y hemos diseñado la compañía para transferir tráfico en un nuevo aeropuerto, algo que es imposible en Tegel o Schoenefeld”, apuntó. La petición de concurso llegó después de que Etihad, accionista de Air Berlin, rechazase seguir cubriendo pérdidas.

Source link