Claves del nuevo bono social eléctrico: requisitos y cómo beneficiarse del descuento | Mercados

Enfrentarse a la factura de la luz a final de cada mes puede ser un mal trago para algunas economías domésticas. Para estos consumidores más vulnerables, el pasado viernes se aprobó en Consejo de Ministros el nuevo bono social eléctrico. Las ayudas se repartirán en función de la renta de los titulares y otras características especiales. 

En las nuevas directrices se recoge la figura de consumidor vulnerable, que se beneficiará del 25% de descuento; la del vulnerable severo, al que se le aplicará el 40%, que podrá llegar al 50% si está siendo atendido por los servicios sociales y está en riesgo de exclusión. Las familias numerosas y los pensionistas con la retribución mínima también podrán solicitar el bono. 

Según el real decreto publicado en el BOE, un consumidor vulnerable es aquel que acredite una renta igual o inferior a 14 pagas de 806 euros. Si tiene un hijo a su cargo, la cuantía máxima para percibir la ayuda será de 1.074 euros y 1.343, si tiene dos menores bajo su responsabilidad. El límite máximo de renta para percibir el bono se incrementará en caso de que el consumidor o algún miembro de la unidad familiar tenga una discapacidad superior al 33% o sea víctima de violencia de género o terrorismo. 

Si los ingresos del ciudadano no llegan al 50% de los fijados para el consumidor vulnerable, será considerado “vulnerable severo”. 

Para todos los beneficiarios habrá un máximo de consumo al que se le efectuará la rebaja, para preservar la eficiencia energética.

El descuento se aplicará directamente sobre la factura desde el primer día de facturación en el que se reciba la solicitud. El bono tendrá una validez de dos años si el titular no pierde alguno de los requisitos por los que le fue concedido y será la compañía eléctrica la encargada de comunicar el vencimiento con anterioridad. El consumidor podrá solicitar su renovación hasta dos semanas antes. Para las familias numerosas el descuento estará activo durante la vigencia del documento que les acredita como tal. 

El decreto también introduce novedades en el caso de impago. Por ejemplo, las compañías comercializadoras no podrán eliminar el suministro a las personas que se encuentren en riesgo de exclusión social. Para el resto de consumidores vulnerables, el plazo para cortar la luz pasa de dos a cuatro meses. 

Los clientes que ya cuenten con un bono social antiguo podrán mantenerlo seis meses más sin necesidad de volver a tramitarlo. Para nuevas concesiones, el Gobierno facilitará a los usuarios una aplicación con toda la información. Además, se podrá solicitar por teléfono, correo electrónico, correo postal y en las oficinas de las empresas comercializadoras. 

Source link

El despegue de las rentas vitalicias y el ahorro 5 para preparar la jubilación | Mercados

Mientras el Gobierno sopesa medidas para intentar incentivar los planes de pensiones, otros productos destinados a complementar la pensión están cogiendo cada vez más brío. Se trata, principalmente de las rentas vitalicias, que han crecido un 3,86%, según datos difundidos por Unespa, y los planes de ahorro 5, que a cierre del primer semestre acumulan 2.586 millones de euros y suben un 69% con carácter interanual.

De hecho, desde Unespa prevén que los productos de ahorro previsión van a seguir creciendo en los próximos años dado que en España “existe un déficit de ahorro previsión en instrumentos financieros.

Durante largo tiempo, el ahorro se ha canalizado hacia otro tipo de activos, como los inmuebles, que no están específicamente pensados para la jubilación”, asegura Luis Miguel Ávalos, director del área de seguros personales, quien achaca el alza de los planes ahorro 5 gestionados por aseguradoras a que “es un producto pensado para pequeños ahorradores, ya que no se puede invertir más de 5.000 euros al año”. Su principal ventaja es que no se tributa por los rendimientos acumulados siempre que hayan transcurrido más de cinco años en el momento de cobrarlos. 

En Unespa prevén que los productos de ahorro previsión van a seguir creciendo en los próximos años

Raúl León, subdirector general de desarrollo de negocio de vida de Mapfre Vida, añade que la mayoría de las modalidades de ahorro 5 garantizan a su vencimiento el 100% del capital invertido, “lo que convierte a estos productos en una magnífica alternativa de inversión para ahorradores con un perfil inversor conservador/prudente”.

El alza de los otros productos de ahorro se constata en la evolución del negocio de las aseguradoras. Miguel Aldalur, director de vida y pensiones particulares de Caser, señala: “Al igual que el mercado, estamos potenciando las rentas vitalicias, pero además están obteniendo especial relevancia los productos basados en unit linked, ya que ofrecen inmejorables entornos de rentabilidad en este contexto de tipos tan bajos e incluso negativos.

Así, el PIAS Unit Linked [planes de ahorro sistemáticos combinados con fondos bajo el paraguas de un seguro] persigue obtener una fiscalidad diferencial tras pasar cinco años si se convierte a renta vitalicia”.

En Mutuactivos, la facturación por primas de rentas vitalicias ha crecido un 9% en el último año. No comercializan SIALP (seguro individual de ahorro a largo plazo), pero en cambio están potenciando los unit linked, que crecen el 19%, y los PPA, un 6,4% en el último año.

Las cifras

400.000 personas han contratado planes de ahorro 5 de aseguradoras en lo que va de año, un 69% más en tasa interanual.

10.000 jubilados habían transformado patrimonio en rentas vitalicias hasta junio de este año, un 3,86% más.

No obstante, ni rentas vitalicias ni otros seguros individuales son comparables con los planes de pensiones. Para José Antonio Iglesias, subdirector general comercial de VidaCaixa, “se trata de soluciones totalmente distintas.

Los planes son un medio de ahorro, mientras que las rentas vitalicias son una forma de optimizar el ingreso de ese ahorro que hemos generado en forma de complemento mensual para toda la vida. Además, las rentas vitalicias también son una solución para quienes desean organizar el patrimonio familiar, dejando una parte del capital en herencia”.

Pero no todo son bondades: Jorge García, director de vida y seguros personales de Generali, cree que el riesgo de las rentas vitalicias “es que su valor de rescate está ligado al valor de mercado del activo en el que se invierta, y en un entorno de previsión de subida de tipos de interés, lo más probable es que estos activos acumulen minusvalías, generando entre las personas que lo contratan la sensación de cautividad con la compañía”.

Source link

La banca teme una salida masiva del dinero en planes de pensiones | Mercados

El Ministerio de Economía prepara un cambio legal que va a meter mucha presión a las gestoras de planes de pensiones. El proyecto de Real Decreto que prepara el departamento dirigido por Luis de Guindos establece una reducción de las comisiones que cobran las gestoras (tanto de gestión como de depositaría) y contempla que el dinero ahorrado a través de esta fórmula se pueda recuperar de golpe siempre que las aportaciones tengan más de 10 años de antigüedad.

Este supuesto de liquidez fue introducido en la anterior legislatura, pero quedó pendiente su desarrollo. La Dirección General de Seguros y Planes de Pensiones (DGSFP) había previsto que hubiera un máximo de retirada anual de 10.000 euros pero ahora Economía ha cambiado de parecer y el borrador del nuevo Real Decreto no contempla establecer ninguna limitación adicional.

La introducción de un nuevo supuesto de liquidez fue aplaudida en 2013 por el sector, porque suponía una vía para acercar el producto a los más jóvenes. Hasta entonces, tan solo se podía recuperar el dinero invertido en planes de pensiones al llegar el momento de la jubilación, o si había una situación de discapacidad o riesgo de desahucio.

Las gestoras de planes de pensiones –mayoritariamente controladas por bancos y aseguradoras– consideraron entonces que un límite máximo de 10.000 euros anuales de retirada era razonable, pero ahora cunde el temor a que se produzca una retirada masiva del dinero de las pensiones privadas cuando se alcance la fecha fijada para que la medida entre en vigor:2025.

“Si no se establecen límites al supuesto de liquidez a 10 años se desvirtúa la figura de los planes de pensiones, que pierde su carácter de ingreso complementario a la pensión de jubilación”, explica un gestor de planes de pensiones. “Dentro de solo ocho años, los partícipes de planes podrían retirar de golpe todo el dinero y llevarlo a otro lado, lo que sería la puntilla para esta figura jurídica”, explica.

El único condicionante sería el fiscal. El dinero recuperado del plan de pensiones tributa como un rendimiento del trabajo en el Impuesto de la Renta. Reintegrar todo el dinero del plan de una tacada conlleva pagar una mayor factura fiscal, al tributar a un tipo marginal superior.

En la actualidad hay 72.000 millones de euros ahorrados a través de planes de pensiones individuales, y otros 35.500 millones de euros en planes de pensiones de empresas. Entre 2001 y 2015 entró en este tipo de vehículos 90.000 millones de euros. Una parte de este dinero se ha ido retirando ya por jubilaciones, pero la mayoría podría rescatarse a partir de 2025.

El borrador del Real Decreto se hizo ayer público. Bancos y aseguradoras tendrán 15 días para presentar alegaciones ante el Ministerio de Economía.

Otra de las medidas estrella que contempla la nueva regulación es una nueva rebaja de las comisiones máximas que pueden cobrar las gestoras. La comisión de gestión bajará del 1,5% al 1,25%, y las de depositaría se reducirán del 0,25% al 0,2%.

Luis de Guindos ha seguido el mismo patrón que utilizó al comienzo de su primer mandato como ministro de Economía, en 2013. Entonces impuso una bajada de la comisión máxima de gestión del 2% al 1,5%, y la de depositaría 0,5% al 0,25%.

Esta medida busca mejorar la rentabilidad de un producto financiero que se ha visto muy denostado por los bajos rendimientos obtenidos. Con los últimos años de tipos de interés cercanos al 0%, las rentabilidades aún son más pobres, por lo que se ha impuesto la necesidad de abaratar los costes que asume el cliente.

Desde la asociación española de fondos de inversión y planes de pensiones (Inverco), se ha criticado en varias ocasiones que el Gobierno trate de impulsar las pensiones privadas a costa de recortar comisiones. Su principal apuesta para relanzar la contratación de planes de pensiones, que lleva varios años de capa caída, pasa porque el Gobierno informe a los ciudadanos de cuál es la pensión pública estimada que cobrarán cuando se jubilen.

“Para que los trabajadores sean conscientes de la importancia de ahorrar de cara a la jubilación la mejor fórmula es que el Gobierno retome su proyecto de envío de una carta con una estimación de la pensión. Solo así se tomará plena consciencia del problema demográfico que afrontamos”, ha explicado en varias ocasiones Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco.

Tanto Inverco como la patronal de las aseguradoras (Unespa) han pedido al Ejecutivo otra medida adicional para fomentar el ahorro privado: que se generalicen los planes de pensiones en las empresas medianas y pequeñas.

Source link

CaixaBank mantiene el trasvase de depósitos a pólizas de ahorro | Compañías

El trasvase de dinero de depósitos a plazo a seguros de vida-ahorro no cesa en CaixaBank. Su filial aseguradora, VidaCaixa, ha vendido pólizas de este tipo por 5.597 millones de euros durante el primer semestre, lo que supone un crecimiento del 23,1%. Este acelerón ha hecho que refuerce su liderazgo en este mercado, donde maneja ya una cuota del 34,5%.

La tendencia del traspaso de imposiciones a plazo fijo a seguros de vida ahorro se inició en 2015. La política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) provocó que los tipos de interés de los depósitos se redujeran al mínimo. Una vez que la banca fue perdiendo su dependencia a este tipo de financiación minorista, algunas entidades, especialmente CaixaBank, decidió ir ofreciendo a parte de su clientela llevarse parte del dinero que tenían en depósitos a seguros de ahorro, que logran rentar algo más. Solo en 2016 aumentó un 65% sus primas en el ramo de vida-ahorro.

Vidacaixa, que opera a través de las más de 5.000 sucursales de CaixaBank, obtuvo en el primer semestre de 2017 un beneficio neto consolidado de 304 millones de euros, un 25,7% más que el año pasado. Su aportación ya representa el 36% del resultado total del grupo bancario.

Durante este periodo comercializó 6.454,5 millones de euros en primas y aportaciones, un 11,1% más que hace un año. El crecimiento responde “al buen comportamiento de las soluciones de ahorro acumulación, como planes de pensiones y PIAS [plan individual de ahorro sistemático], y al crecimiento en los productos de ahorro disposición, es decir, en rentas vitalicias”, según explica la entidad en un comunicado.

VidaCaixa, que en 2015 ya arrebató a Mapfre el cetro de la mayor aseguradora de España, además de liderar el mercado de seguros de vida también encabeza la clasificación de distribución de planes de pensiones, con una cuota del 23,4%. En este tipo de vehículo de previsión social administra un patrimonio de más de 25.000 millones de euros.

En conjunto, el volumen de recursos gestionados ascendió a 72.646,3 millones de euros, un 14,1% más. De éstos, 46.544,2 corresponden a seguros de vida, un 17% más. El resto, 26.102,1 millones (un 9,4% más), responden a planes de pensiones y EPSV (la modalidad vasca de este tipo de vehículos).

El número de clientes creció a un ritmo del 7,6% en relación a 2016, superando los 4,6 millones. VidaCaixa es la entidad aseguradora que más prestaciones abona a sus clientes y durante los seis primeros meses del año pagó un total de 1.992 millones de euros, un 8,5% más que el año pasado.

 

 

Source link

Si es conservador, no invierta en Bolsa | Mercados

Preferentes, Valores Santander, fondos de inversión con altas comisiones de gestión, bonos o títulos convertibles en acciones, depósitos, pagarés, hipotecas bajo divisas, además de estafas bajo inversiones de estructura piramidal o a través de chiringuitos financieros.

En los últimos años el inversor particular ha visto cómo sus ahorros desaparecían de la noche a la mañana. Muchos no comprendían qué era lo que compraban en sus oficinas bancarias, pero confiando en su comercial de toda la vida firmaban sin pensarlo. El último caso en el que varios ahorradores se han dado de bruces con la realidad ha sido la venta de acciones del Banco Popular.

“Muchos accionistas tenían en su cartera este valor porque un familiar había trabajado en su día en la entidad o porque hace años que su oficina le había vendido una pequeña cartera de acciones.

Los expertos insisten en que es necesario aumentar la educación financiera en nuestro país

Hasta una semana antes de perder sus ahorros las oficinas les prometían que su dinero no iba a desaparecer, sino que iba a estar en mejores manos al pasar a pertenecer a un banco mejor. Incluso desde el Gobierno se trasladaba optimismo”, manifiesta Javier Contreras, responsable del departamento de inversión de Adicae (Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros).

“Dicen que con esta operación los contribuyentes no han perdido dinero, pero no dicen que el 50% de los inversores tenía en sus manos menos de 10.000 acciones y que más de un 90% tenía menos de 20.000. Está claro que tener 1.000 o 2.000 acciones no define a un especulador de Bolsa, sino a un pequeño inversor contribuyente”, añade Contreras.

Pese a este caso, en los últimos años la CNMV y el Gobierno de España han puesto en marcha una gran diversidad de mecanismos para proteger al inversor. Muestra de ello son los test de conveniencia, el semáforo de colores o escala numérica, o los diferentes avisos que tienen que emitir las entidades cuando su cliente esté adquiriendo productos no aptos para su perfil de inversor.

“Si una persona ve un semáforo de color rojo o un número siete en su contrato e invierte de todas formas es porque no lee o porque no entiende lo que está leyendo”, manifiesta Javier Niederleytner, profesor del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB. El docente insiste, de todos modos, en que habría que acabar con la letra pequeña de los contratos.

La medida del semáforo no es vista con buenos ojos por todas las instituciones. Adicae estima que esta herramienta no garantiza que se vaya a ofrecer más y mejor información al consumidor y, por tanto, que vaya a proteger sus intereses. Incluso creen que se puede convertir en una nueva salvaguarda para la banca a la hora de “comercializar de manera masiva y fraudulenta productos tóxicos”.

Consideran incomprensible que se hayan excluido del semáforo productos como los CFD (contratos por diferencia), bonos estructurados, convertibles o unit linked, porque estarán bajo el paraguas de la norma europea de seguros para minoristas PRIIP (packaged retail and insurance-based investment products).

Cinco reglas para comenzar a invertir

Aversión al riesgo. Lo primero que tenemos que tener claro antes de invertir es cuál es nuestra tolerancia al riesgo y adquirir siempre productos o activos que se adecúen a él. Realizar un test que nos oriente sobre nuestro perfil de inversor puede ser de gran ayuda. Una norma clave es no invertir nunca el dinero que no estemos dispuestos a perder.

Objetivo de la inversión. Siempre debemos tener en cuenta cuál es nuestro horizonte de inversión, o dicho de otra manera, cuál es el plazo que estamos dispuestos a no tener disponible el dinero. De esta manera se podrá invertir a corto (menos de un año), medio (entre uno y tres años) o largo plazo (cuando podamos superar los tres años). Por principios, en las inversiones a largo se recomienda tomar más riesgo que en las de corto.

Diversificar. Una norma fundamental para invertir es no poner todos los huevos en la misma cesta. Los expertos recomiendan distribuir el patrimonio en diferentes activos, con el fin de salvaguardar el dinero invertido en el caso de que algo salga mal. En esta línea, recuerdan la inconveniencia de tener depositados más de 100.000 euros (cantidad límite asegurada por el Fondo de Garantía de Depósitos) en una misma entidad bancaria.

Ante altas rentabilidades, sospeche. Los chollos en las inversiones no existen. Si de antemano un producto promete “duros a pesetas”, lo mínimo que podemos hacer es mosquearnos. Puede que no sea un timo, pero sí que el producto conlleve un riesgo que no estemos dispuestos a asumir.

Formación. El deber de cualquier inversor pasa por conocer el producto en el que está invirtiendo. Cuando haya dudas, hay que preguntar y Adicae las resuelve. Además, siempre podemos asesorarnos o dejar el dinero a un experto.

Niederleytner realiza otra demanda: que todos los ciudadanos cuenten con una formación adecuada en materia de educación financiera. “La CNMV y el Gobierno ya tienen a las entidades machacadas con todas las nuevas normativas, pero sigue faltando que los consumidores comiencen a ser conscientes.

Igual que se realizan campañas para los conductores al estilo de: ‘Si bebes, no conduzcas’, deberían existir para los inversores. Todas las medidas están dirigidas a los vendedores y se deberían poner en marcha también para los compradores”, afianza el profesor del IEB.

José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la Asociación Española de Banca, recuerda que los bancos sí tienen puesto el foco en mejorar la educación financiera. Aunque reconoce que aumentarla debe ser una tarea de la sociedad, las familias y las instituciones.

Campuzano incluye dos peticiones más. La primera es que las normas de protección al consumidor se apliquen de forma armonizada a nivel europeo. “No se entiende que los países impongan normas de alcance limitado que rompan la armonización tan intensamente buscada por Mifid II y PRIIP”, afirma. Ambas regulaciones pretenden proteger al pequeño inversor, en el caso de PRIIP, ante los productos de inversión empaquetados.

A la segunda solicitud se unen también Contreras y Niederleytner. Los expertos opinan que un exceso de documentación puede resultar ineficaz para los clientes y caro para las entidades y piden a las instituciones que sean conscientes de ello.

Source link

Todas las incógnitas de los mileniales frente a la jubilación | Mi dinero

Las perspectivas de cobrar una pensión de jubilación similar al sueldo que se venía cobrando se van esfumando día a día. No ayuda a mantener la ilusión, por ejemplo, que Alemania anunciara recientemente su necesidad de inyectar 100.000 millones para hacer frente a sus compromisos en pensiones.

No obstante, en España seguimos creyendo que nos jubilaremos con una buena pensión pública. Y lo piensan incluso los más jóvenes, los que más escépticos deberían ser y los que, al mismo tiempo, más oportunidad tienen por delante para poner solución.

Alfonso Manso, responsable de gestión de activos de Aegon, menciona el último estudio anual de Preparación para la jubilación que elabora la aseguradora, y donde se indica que “las generaciones más jóvenes consideran que la pensión pública representará un papel importante de los ingresos durante la jubilación. Sin embargo, frente a estos datos, cerca del 50% de cada generación admite no ahorrar nada o casi nada para la jubilación”. En concreto, los mileniales aún confían en que el 53% de sus ingresos, una vez jubilados, provengan de la Seguridad Social.

Recibir información sobre su pensión estimada facilitaría la concienciación de este colectivo

José Luis Manrique (Inverco)

José Luis Manrique, director de estudios del Observatorio Inverco, cree que el envío por parte del Gobierno “de la información sobre su pensión de jubilación futura estimada facilitaría su concienciación”. Además, opina que se necesitaría un estímulo adicional, “que perfectamente podría ser la implantación de un sistema de aportaciones cuasi obligatorias a planes de pensiones en las empresas, como ya ocurre de forma exitosa en países como Reino Unido”.

Manrique está convencido de que los planes de pensiones son el mejor instrumento para canalizar el ahorro previsión, también de los jóvenes, más aún cuando la iliquidez, “una de las razones por las que las generaciones más jóvenes mostraban ciertas reservas con ellos”, ya no existe desde que en 2014 una reforma incluyó que “pasados diez años, es decir, en 2025, el plan de pensiones es rescatable y aportaría liquidez a los partícipes si así lo desearan”.

“Lo más recomendado sería decantarse por aquellos productos de ahorro que tengan un componente elevado de renta variable”, sugiere. “Históricamente la renta variable ha sido el activo que ha reportado una mayor rentabilidad a largo plazo, por lo que podemos decir que es el mejor instrumento para hacer frente a problemas como el efecto que tiene la inflación sobre el poder adquisitivo futuro.

Esto no quiere decir que el camino vaya a estar exento de momentos de volatilidad e incertidumbre, pero teniendo en cuenta lo amplio del horizonte temporal, no debería renunciarse a mayores retornos potenciales por el miedo a afrontar pérdidas en el corto plazo”, sostiene.

Hay quien ha visto en la posibilidad de ofrecer inversiones socialmente responsables el incentivo necesario para que los jóvenes terminen de decidirse a ahorrar. Así se apunta desde la gestora Natixis, responsable de un reciente estudio sobre inversión con criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG, por sus siglas en inglés).

“Vemos potencial en las estrategias ESG para incentivar a los jóvenes inversores a aumentar su participación en los planes de jubilación de empresa”, asegura Dave Goodsell, director ejecutivo de Durable Portfolio Construction Research Center en Natixis Global Asset Management. De hecho, según sus datos sobre mileniales estadounidenses, el 84% ahorrarían más para su jubilación si su plan les ofreciera una opción de inversión con enfoque ESG, es decir, si vieran que su dinero tiene un efecto positivo en la sociedad.

Source link

¿Cómo afecta a los clientes de BMN la fusión con Bankia? | Mi dinero

Al igual que ocurrió con los clientes de Popular que pasan a serlo de Banco Santander, los clientes de Banco Mare Nostrum (BMN) serán absorbidos por Bankia. La fusión de Bankia y BMN tiene una serie de consecuentas prácticas para los pequeños ahorradores, aquellos que tuvieran su nómina domiciliada en BMN o una cuenta o depósitos, y para los hipotecados. Bankia ha informado de que la entidad tiene previsto completar en la primera mitad de 2018 la integración de BMN, cuya fusión por absorción anunció hoy antes de la apertura del mercado.

Según la web de ahorro Kelisto.es, una de las consecuencias de la absorción de BMN por parte de Bankia es el cambio del número que identifica cualquier cuenta bancaria, que se conoce como IBAN. Esta modificación permitirá la integración en los sistemas del Bankia y tan solo constituye una gestión administrativa, que tendrá que ser comunicada a cada usuario sin que implique ningún coste.

En principio, Bankia se debería encargar de reconducir a ese nuevo número de cuenta todos los pagos y recibos domiciliados que tuviera el cliente. Sin embargo, es recomendable controlar que el cambio se ha realizado adecuadamente y facilitar el IBAN a posibles clientes o proveedores para que no se produzca ningún problema en el pago de facturas.

En caso de que Bankia decida ofrecer nuevas condiciones a los clientes con cuentas, las principales alternativas serían la Cuenta ON (cuenta corriente) y el plan “Por ser tú” para clientes con nómina, dos ofertas con una ventajosa política de comisiones.

Aunque Bankia no se ha pronunciado al respecto, la integración también podría suponer el cierre de parte de las oficinas de BMN, sobre todo en las zonas en las que la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri tiene más peso. En el caso de que un cliente se viera afectado por el cierre de una sucursal, Bankia tendría que realizar todas las gestiones que esto conlleve e informar al usuario de cuál será su nueva oficina de referencia.

La integración de BMN en Bankia podría llevar consigo la desaparición de algunos productos de ahorro o cambios en algunas de sus condiciones.

En cuanto a la protección de los ahorros, el Fondo de Garantía de Depósitos ofrece un respaldo de hasta 100.000 euros por entidad y por titular para todos aquellos consumidores que mantengan su dinero en cuentas o depósitos a plazo fijo. Por tanto, hasta ahora, si un consumidor tenía parte de sus ahorros en BMN y otra parte en Bankia, contaba con una doble protección: 200.000 euros de respaldo.

Con la fusión de ambos bancos, la cosa cambia: al pasar a convertirse en un único banco, la protección se reduce a 100.000 euros, algo que debe ser tenido en cuenta por aquellos ahorradores que mantengan un saldo superior en la entidad.

Para los clientes con un préstamo o una hipoteca pendiente, la absorción de BMN no supone ningún problema. Simplemente tendrán que seguir abonando su deuda aunque, a partir de ahora, se la pagarán a Bankia.

Source link