El récord mundial de turistas dispara el fraude en reservas de avión y hotel | Compañías

Tasa de fraude. La mayor tasa de fraude, entendida como el número de transacciones fraudulentas sobre el total, lo tiene Indonesia, con un 67%, seguida por Marruecos (24%), Colombia (19%) y Brasil (16%).

Aeropuertos. Los dos que más operaciones fraudulentas registran están en Indonesia (Bali y Yakarta), con tasas de fraude que superan el 40%. En esa estadística aparecen El Prat y Barajas, con un 2% y un 1% de las operaciones

Hoteles. La mayor tasa de fraude en los establecimientos hoteleros se localiza también en dos ciudades de Indonesia:Surabaya, con un 92%, y Yakarta, con un 72%. A continuación le siguen Hammamet (Túnez), con un 46%, Cancún (México), con un 17%, Marrakech, con un 8%, y París, con un 4%.

Source link

Lo que cuesta ir del aeropuerto a las ciudades más visitadas | Fortuna

El 49% de los españoles ha optado este verano por pasar sus vacaciones de verano en el extranjero, un 10% con respecto al mismo periodo del año pasado. Una vez aterrizado en la ciudad de destino, la mayoría se hace la siguiente pregunta: ¿cuál es la forma más rápida y económica de acceder a ella? Muchos aeropuertos, salvo Dubái, que se encuentra a 4,5 kilómetros de distancia de las pistas de aterrizaje, se encuentran alejados del centro de las ciudades. Para evitar sobresaltos de última hora o que se descuadren presupuestos, la agencia de viajes online Rumbo ha analizado diferentes opciones (tren, autobús, taxi y Uber) para desplazarse desde varios aeropuertos.

1. Londres. Desde el aeropuerto de Heathrow, la solución más económica es el autobús, aunque para ahorrar tiempo y evitar los atascos de la capital británica, se recomienda el tren. Es cinco veces más rápido, aunque el precio se multiplica por cuatro con respecto al del autobús.

2. París. Desde el aeropuerto de Charles de Gaulle el tren es la forma más rápida y cómoda de llegar, aunque hay que tener siempre en cuenta el horario del vuelo. A partir de la una de la madrugada, los únicos medios de transporte disponibles son el coche y el taxi, y estos últimos pueden aplicar un recargo de hasta un 15% en su tarifa.

3. Ámsterdam. El trayecto entre el aeropuerto y el centro dura 15 minutos con Uber. Con un taxi el precio sale 10 euros más caro de media. Además, conviene saber que en la ciudad holandesa existen diferentes compañías de taxis, cada una con una tarifa diferente, por lo que se recomienda pactar el precio para evitar sorpresas.

4. Roma. La forma más rápida y económica de llegar desde y hacia el aeropuerto de Fiumicino es el tren, cuyo trayecto dura unos 30 minutos, y el billete se puede adquirir desde ocho euros. El autobús invierte más del doble de tiempo en llegar al centro. A la hora de elegir entre un taxi y Uber, en la capital italiana sale más barata la primera opción, ya que los taxis (los oficiales son de color blanco), tienen una tarifa única de 40 euros.

5. Nueva York. Desde el aeropuerto John F. Kennedy la opción más rápida y barata es el tren, 6,60 euros. Cuesta menos de la mitad que el autobús, 15,34 euros, y tarda 40 minutos menos. Aquellos que prefieran el coche, Uber cobra a partir de 60 euros, dependiendo de la demanda y del tráfico de ese día; y los taxis, 52 euros más el peaje de acceso a Manhattan.

6. Bangkok. Desde el aeropuerto, el tren es la opción más económica y rápida para llegar al centro de la ciudad. Tarda 30 minutos y cuesta cinco euros.

7. Hong Kong. De todos los aeropuertos analizados es el más alejado del centro de la ciudad, 34 kilómetros. La opción más rápida es el tren: tarda 25 minutos y cuesta 15 euros. En coche serían 45 minutos, a partir de 40 euros, y en autobús, el doble: hasta 90 minutos y el trayecto sale por 34 euros.

8. Singapur. Los medios más económicos para desplazarse desde Changi son el autobús y el tren. En ambos casos, el trayecto dura una hora y el precio del billete no supera los tres euros. El taxi, a partir de 12 euros, con suplementos dependiendo del tráfico;y Uber, por 20 euros.

9. Dubái. Desde el aeropuerto hasta el centro, la forma más rápida de desplazarse es en coche, con un taxi o con Uber. El trayecto dura 10 minutos, ya que la distancia es de poco más de cuatro kilómetros. Un taxi oficial, de color beige, cobra unos 10 euros. Uber sale por cinco euros, el autobús, por menos de un euro y el tren por menos de dos.

10. Los Ángeles. El tren y el autobús son los medios de transporte más económicos para desplazarse desde y hacia el aeropuerto Internacional de Los Ángeles. El precio del billete, en ambos casos no llega a cinco euros. Eso sí, conviene tener en cuenta que no hay estación de tren oficial en el aeropuerto: una lanzadera gratuita te llevará a la estación más cercana, Aviation Green line station, y allí hay que hacer un transbordo para llegar al distrito financiero. El medio de transporte más cómodo es el coche, ya que tarda poco más de media hora en llegar, frente a los 45 minutos del autobús y los más de 55 minutos del tren. Y entre un Uber y un taxi, Rumbo recomienda el primero, ya que el coste suele ser menor en esta ciudad que en el caso de los taxis oficiales:alrededor de 35 euros.

11. Sidney. Para desplazarse, desde y hacia el Aeropuerto de Kingsford Smith, la opción más recomendada tanto por tiempo como por precio es el tren. Tarda poco más de 10 minutos en cubrir el trayecto, apenas una decena de kilómetros, con el centro de la ciudad, y el precio del billete es de 13 euros. Algo más barato sale el ticket del autobús (dos euros), pero tarda casi una hora y media, ya que no es directo y exige comprar una tarjeta Opal Card y realizar al menos un transbordo. Para los que prefieran optar por el coche, entre Uber y taxi se recomienda el primero, ya que la tarifa en esta ciudad es, por lo general, más barata:a partir de 25 euros frente a los más de 40 euros que cuesta la segunda opción.

 

Source link

¿Cómo viajar desde el aeropuerto al centro de la ciudad ahorrando tiempo y dinero? | Fortuna

A la hora de viajar al extranjero, uno de los principales problemas que encuentran los turistas es el desplazamiento desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad.

El portal online de viajes Rumbo ha elaborado un estudio en el que, tomando como referencia los 12 aeropuertos más concurridos del mundo, analiza la manera más óptima para llegar al centro, teniendo en cuenta el tiempo transcurrido del viaje y el precio al que pueda ascender este.

¿Cómo viajar desde el aeropuerto al centro de la ciudad ahorrando tiempo y dinero?

Con cuatro opciones a análisis, tren, autobús, taxi y Uber, a través de unas infografías Rumbo compara el tiempo y precio de cada medio, así como la distancia a la que se encuentra el aeropuerto del centro.

Para aeropuerto más transitado del mundo, el John F. Kennedy, lo mejor es hacer el traslado en tren, resultando ser la opción más rápida y barata, en comparación a elegir el autobús, que costaría el doble y tardaría 40 minutos más. Entre la elección de taxi o Uber, los viajeros deben tener en cuenta que los taxis en este caso tienen una tarifa fija de 57 dólares si el traslado es a Manhattan, mientras el precio de Uber varía según el tráfico y la demanda del día.

¿Cómo viajar desde el aeropuerto al centro de la ciudad ahorrando tiempo y dinero?

Si los pasajeros llegan a Roma, la mejor opción es tomar el tren. Este cuesta lo mismo que el autobús, pero hace el trayecto en menos de la mitad de tiempo. En el caso de la elección entre Uber o taxi, en este caso son opciones muy similares, ya que los taxis tienen una tarifa fijada para trayectos desde y hacia el aeropuerto de 40 euros.

Si el trayecto lo realizan desde el aeropuerto de El Prat, la opción más económica es el tren, pero el trayecto es el más lento. La mejor opción es el autobús, que solo aumenta un poco el precio y reduce a un poco más de la mitad el tiempo del viaje.

¿Cómo viajar desde el aeropuerto al centro de la ciudad ahorrando tiempo y dinero?

Desde el aeropuerto de Charles de Gaulle, lo óptimo para llegar al centro de París es coger un tren RER, la opción más barata y rápida. Los turistas deben tener en cuenta que a partir de la una de la mañana el único servicio disponible para trasladarse al centro de la ciudad es el taxi, y las tarifas de estos pueden incrementarse en un 15%.

Para llegar desde el aeropuerto de Heathrow al centro de Londres, la opción más barata es el autobús, pero también la más tardía. El tren es cinco veces más rápido, pero el precio se multiplica en este caso por cuatro. La elección depende el tiempo y paciencia de cada viajero.

¿Cómo viajar desde el aeropuerto al centro de la ciudad ahorrando tiempo y dinero?

Para llegar al centro de Bangkok desde el aeropuerto de Suvarnabhumi, los precios de autobuses y trenes son muy reducidos y la diferencia de tiempo es tan solo de 15 minutos. Se debe tener en cuenta a la hora de coger un taxi, que en la ciudad son de varios colores, ninguno de ellos es oficial.

Si se quiere ir desde el aeropuerto de Changi hasta el centro de Singapur, las opciones están muy sesgadas. Tanto el autobús como el tren tienen un coste muy bajo, y un largo tiempo de trayecto bastante similar. Por otro lado, los precios de taxis y Uber son muy parecidos, y bastante más elevados, y el tiempo del trayecto también es igual.

¿Cómo viajar desde el aeropuerto al centro de la ciudad ahorrando tiempo y dinero?

En el caso del aeropuerto internacional de Dubai, el precio del autobús es muy bajo, pero el trayecto dura una hora completa. Por otro lado, el tren, cuyo precio no se diferencia mucho del autobús, reduce ese tiempo a 25 minutos. En este caso, es más caro elegir Uber que un taxi.

En el caso de Los Ángeles, tren y autobús son opciones similares, pero es mejor decantarse por esta última, ya que el aeropuerto no cuenta con estación de tren, por lo que se debe tomar una lanzadera gratuita que te lleva a la estación ‘Aviation Green line station’ y desde ahí comenzar el trayecto.

¿Cómo viajar desde el aeropuerto al centro de la ciudad ahorrando tiempo y dinero?

Coger el autobús desde el aeropuerto de Kingsford Smith hasta el centro de Sidney es la opción más económica, pero con mucha diferencia la más tardía. Aunque la subida de precio es notable, elegir el tren puede hacer al viajero ahorrar más de una hora de trayecto. Este tarda menos tiempo incluso que el taxi o un Uber.

El aeropuerto de Hong Kong es el que se encuentra más alejado del centro de la ciudad de todos los analizados. La opción más rápida para llegar al centro es elegir el tren, que tarda unos 25 minutos. En coche el tiempo ascendería a 45, mientras que en autobús podría llegar hasta los 90.

En el caso de Ámsterdam, el medio más económico es el tren, y en menos de 20 minutos el viajero llega al centro de la ciudad. El caso del autobús, el trayecto llega a la media hora. En el caso de Uber y Taxi, el viaje no es más que de 15 minutos, pero se debe tener en cuenta de que en la ciudad hay diversas compañías de taxi con diferentes tarifas.

Source link

Big data: Cómo conocer al huésped antes de que llegue al hotel | Compañías

Los turistas llegan ahora bastante más informados a las agencias de viajes, las puertas de embarque, los hoteles y, por supuesto, a las playas y museos del país de destino, reduciendo la dependencia de los operadores turísticos. El boom de los buscadores de reservas, los comparadores online, las webs de reseñas y las fotos y tuits de los amigos lo han hecho posible.

Antes de hacer las maletas, el 80% de los españoles busca ideas y precios en internet y el 73% tiene en cuenta las recomendaciones que otros viajeros comparten en las redes sociales, según Rastreator. En un mercado donde el cliente se vuelve cada vez más autosuficiente, ¿cómo puede la industria mantener el control?

La respuesta puede estar en el big data. A medida que el circuito de contratación se digitaliza, los consumidores van dejando en internet un rastro sobre sus gustos y preferencias que, si las empresas del sector se animan a seguir, puede ayudarlas a personalizar sus servicios y anticipar tendencias de consumo.

Smartvel, por ejemplo, es una startup que recopila información de multitud de fuentes sobre lo que está pasando en una ciudad (conciertos, exposiciones, competencias deportivas, cartelera teatral, etc.). Después, la ordena, clasifica, indexa y finalmente localiza sobre mapas digitales que integra a las webs o apps de sus clientes hoteleros.

NH implementó wifi gratuito al detectar que uno de cada cinco clientes lo pedía en redes sociales

El objetivo es que, además del servicio de lavandería y habitación, el huésped disponga de una agenda cultural y de ocio que mejore su estancia en el destino. El hotel también puede aprovechar la información dejada por los usuarios para establecer patrones de conducta. “Pueden saber que a los rusos les gusta ir a determinado bar o asistir a cierto tipo de exposiciones”, dice Alberto Lavandeira, director de desarrollo de negocio de Smartvel.

Las grandes cadenas están sacando ventaja de esta tecnología. Meliá ha incorporado a su app la agenda de ocio de Smartvel para mejorar la experiencia de sus usuarios en Nueva York, París y Londres. NH ha desarrollado una herramienta de rastreo online de valoraciones y comentarios acerca de sus establecimientos. Así detectó que uno de cada cinco clientes solicitaba wifi gratuito, por lo que decidió ofrecer este servicio. Al mes siguiente, el número de comentarios negativos se redujo un 20%.

“Los viajeros de hoy buscan una experiencia memorable, por lo que el hotel que disponga de big data tendrá la oportunidad de fortalecer la lealtad a su marca y de mantener una relación directa con sus huéspedes, aumentando las posibilidades de que repitan”, afirma Mateus Coelho, director general en España y Portugal de SiteMinder, firma que desarrolla aplicaciones de big data para hoteles, entre ellos, los del grupo Barceló.

Según una encuesta difundida en 2015 por la agencia de marketing digital Territorio Creativo (hoy, Good Rebels) y el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas, el 13% de las compañías del sector ha realizado ya algún tipo de inversión en analítica y el 18% tenía previsto efectuarlo en breve. Sin embargo, el 69% no estaba dispuesto a hacerlo todavía por falta de dinero y personal cualificado.

“Los hoteles españoles recién han comenzado a aplicar la analítica de datos en sus operaciones diarias. Es un concepto que la industria lleva años discutiendo, pero que muy pocos de verdad entienden”, sostiene Coelho. “En parte por falta de formación en estas disciplinas, términos como revenue management o distribución online se han empezado a utilizar de forma muy reciente”, añade.

En su opinión, la primera barrera de entrada es que el sector comprenda los beneficios de esta tecnología “y que ya no la considere un lujo, sino una necesidad”, en particular si se quiere competir de forma efectiva en un mercado saturado de oferta.

“Los hoteles pueden acceder a información muy exclusiva: la de sus propios huéspedes. Incluso uno de 100 habitaciones que funciona a un 65% de su ocupación y aloja a 1,5 huéspedes por habitación recibe información de más de 35.000 huéspedes todos los años… Así que el mayor desafío del big data es demostrar los beneficios de su utilización”, concluye.

De qué forma influye el tiempo en las reservas

Algunos casos de aplicación exitosa de la analítica de datos en el sector.

Destinia realizó un estudio en colaboración con Digitalmeteo para determinar cómo influye el tiempo en el proceso de reserva de un viaje. Así, combinando big data con un modelo de análisis predictivo, concluyó que la probabilidad de optar por destinos de sol y playa se multiplica por tres si a la hora de reservar llueve. También encontró que Benidorm es el destino mejor posicionado en todos los escenarios meteorológicos.

Kayak ha lanzado varios productos basados en la analítica de datos, entre ellos, un sistema que predice el mejor momento para reservar un vuelo y un servicio de búsqueda de paquetes que compara múltiples ofertas y, en simultáneo, muestra los precios que se obtendrían reservando vuelo y hotel de forma separada.

Source link

Viajes Carrefour quiere seguir creciendo gracias a las sinergias | Compañías

La irrupción de internet transformó de forma radical el sector de las agencias de viaje. De la cultura de acudir a una oficina para hacer turismo se pasó a otra en la que se podían contratar directamente desde un ordenador. En paralelo han surgido gigantes tecnológicos como Booking, que han arañado una importante cuota de mercado a las agencias que lograron sobrevivir a los seis años de crisis.

Una de ellas es Viajes Carrefour, que está culminando un proceso de transformación iniciado hace dos años tras la llegada de José Rivera a la dirección general. Procedente de Rumbo, donde estuvo siete años como director general, y de Amadeus, donde ejerció como travel media, Rivera considera que la clave para el futuro es realizar la integración adecuada entre las oficinas tradicionales y la venta a través de internet. “Vender viajes es vender muchos productos. Algunos son productos autoservicio, productos sencillos, que realmente es mucho más fácil para que un gran número de personas lo pueda hacer de forma automática, pero hay una gran cantidad de productos más complejos, en los que la interacción con el punto de venta sigue siendo muy importante. Desde Carrefour la fortaleza que tenemos una red de ventas experta y el valor añadido que podemos ofrecer es la capacidad de sinergias con el resto de grupos”. Buena prueba de la importancia que se otorga a los puntos de venta es el hecho de que el número de agencias creció un 20% el pasado ejercicio frente a la tendencia contraria en el resto del sector.

Rivera recalca los números de la multinacional francesa en España. “Hubo 545 millones de personas que pasaron por nuestros centros, tenemos 7,5 millones de socios del Club Carrefour, 2 millones con tarjetas de crédito Pass y 1 millón de personas que tienen descargadas en sus móviles la aplicación de Carrefour. La gran oportunidad que tenemos es la de poder dar un trato cada vez más personalizado a esos clientes”, subraya. Y uno de los principales pasa por ofrecer financiación a los clientes a través de la división de servicios financieros, algo que pocas agencias de viajes pueden permitirse. “Es un valor añadido ya que te permite ofrecer a los clientes el viaje y la financiación del mismo”, apunta.

El director de Viajes Carrefour augura un año bueno de ventas, al igual que el pasado, gracias en parte a que España se ha convertido en un destino refugio por parte del viajero europeo. “Una de las consecuencias de ese boom de turistas sobre el consumidor nacional y le ha provocado una necesidad imperiosa de adelantar la compra de sus viajes. La venta anticipada ha crecido con fuerza. El consumidor español fue consciente el año pasado de que si quería viajar en las mejores condiciones, tenía que haberlo hecho antes”, apunta.

“El cliente merece ser tratado igual por todos los operadores”

IAG anunció a finales de mayo que a partir de noviembre establecerá un recargo de 9,5 euros a los billetes que no se comercialicen a través de sus canales de ventas. “Lo que nos preocupa es que al final lo acabe pagando el cliente. Es un debate legítimo y más con la irrupción de internet que los proveedores se conviertan en competidores”, apunta Rivera. En su opinión, el mejor modelo es aquel capaz de distribuir el producto a todos los canales posibles. “Lo que nos gustaría es que nuestros clientes tuvieran un acceso transparente y en igualdad de condiciones con independencia del canal en el que lo compren. El cliente se merece ser tratado igual por todos los actores”, señala.

Source link