Cataluña: Fitch y Moody’s prevén un impacto limitado de la independencia en el rating de las grandes empresas | Mercados

Fitch Y Moody’s, dos de las tres mayores grandes agencias de rating, han asegurado este que la “poco probable” independencia de Cataluña supondría “un riesgo limitado” para la calificación de las empresas no financieras que evalúan. Fitch afirma que la diversificación geográfica y el probable deseo político de mantener los servicios clave limitarían el impacto de la ruptura. Por su parte, Moody’s asegura que las entidades catalanas sufrirían un impacto negativo si desciende la calificación de Cataluña tras la hipotética secesión. 

Según Moody’s, una “poco probable” independencia catalana haría que la región pasase de una calificación Ba3 con perspectiva negativa, que tiene en la actualidad, a una Caa1. Esto significa que las entidades de la región pasarían de estar alojadas en un territorio con grado de inversión a uno especulativo y eso influiría en su propia calificación. 

Aunque las primeras estimaciones de la agencia se alejan de la alarma, Moddy’s cree que el deterioro de la solvencia soberana afectaría a los bancos españoles, aseguradoras, corporaciones no financieras y al sector dedicado a las infraestructuras, como Aena (Baa1) o Adif (Baa3). También a las entidades de servicio público catalanas que tienen la misma calificación que España o superior. Es el caso, por ejemplo, de Aigues de Barcelona, posicionada en un Baa1. Incluso si las empresas con sede en Cataluña se trasladan a otros territorios, se enfrentarían a implicaciones negativas si mantienen exposición a la región. 

Los analistas de Fitch creen que la mayoría de las compañías están bien distribuidas por el territorio nacional, y que esto limitaría el impacto de la caída de los ingresos en Cataluña. La agencia no ve probable que se pierda el acceso al público catalán, pero considera que los ingresos podrían verse afectados si Cataluña sale de la Eurozona. 

Además, afirma Fitch, gran parte de estas empresas están diversificadas en el extranjero, lo que amortiguaría el golpe si la secesión afecta al resto de España. Es el caso de Telefónica, Iberdrola, OHL o Ferrovial, entre otras. 

Gas Natural y Cellnex también cuentan con importantes operativos internacionales, pero están más expuestas porque sus sedes están en Barcelona. Otras empresas que tienen importantes activos en Cataluña son Repsol, que controla una refinería en la región, Enagas; Red Eléctrica de España, que posee las redes de transmisión eléctrica, y Endesa, propietaria de la mayor parte de la red de distribución. 

Fitch añade que la posición de las compañías tras la secesión, si llega a ocurrir, dependerá de diversos factores: la disposición monetaria catalana, el nivel de cooperación entre España y Cataluña y la continuidad o no de la regulación en la región. Esto último afectaría especialmente a las empresas de servicio público muy reguladas.

Source link

Axesor señala a Cataluña como la principal amenaza para la economía | Mercados

Axesor, la agencia española de calificación crediticia, señaló el viernes en su informe trimestral sobre coyuntura económica que el principal riesgo para la economía española es Cataluña.La agencia señala que el aumento de la tensión en Cataluña puede tener un impacto negativo en la deuda pública y en la prima de riesgo española, algo que no ha sucedido hasta la fecha.

“De momento, la tensión reciente no se ha reflejado de manera significativa en los precios de la deuda pública española ni en la prima de riesgo. Pero esta situación es susceptible de empeorar y el riesgo de mayor inestabilidad financiera, aunque muy reducido, existe”, remarcan. Axesor insta a ambas partes (al Govern y al Ejecutivo de Mariano Rajoy) a negociar una solución que ponga fin a las tensiones.

“El riesgo de inestabilidad financiera, aunque poco probable, existe, y aunque la situación parece estabilizada, no pueden descartarse sorpresas negativas”, defiende. Como apunte, señala que la Generalitat de Cataluña no tiene acceso a los mercados internacionales desde 2010 y que es el Tesoro Público quien financia su déficit, remunera a sus funcionarios y atiende los vencimientos de sus deudas. A nivel global la agencia defiende que una de las grandes amenazas es el mayor proteccionismo comercial.

La firma aprovecha la ocasión para revisar sus previsiones macroeconómicas. Según sus estimaciones, la economía española crecerá este año un 3,1% y remarca que en comparación con ejercicios anteriores los fundamentos que están de esta mejora son más sólidos. Para el próximo ejercicio el crecimiento previsto es del 2,8% como consecuencia de la corrección que podría sufrir la demanda externa.

Asimismo, la agencia mejoró la previsión de déficit y cree que cerrará el año en el 3,1% del PIB, lo que equivaldría a cumplir los compromisos acordados con Bruselas. Axesor calcula que el déficit público no se situará por debajo del 3% hasta el año 2018, cuando cerrará en el 2,6%.
En lo que respecta a la inflación, el gran obstáculo para las economías desarrolladas, la agencia estima que el IPC alcance este año el 2,1%, mientras que la inflación subyacente se situará en el 1,2%.

Source link

DBRS cree que el secesionismo catalán perderá apoyo por la mejora económica | Mercados

Cataluña celebra este lunes la Diada y el número de inscritos en la manifestación independentista de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) roza los 400.000, según informó este domingo la organización soberanista. Los analistas de la agencia de calificación de riesgos DBRS consideran, sin embargo, que el apoyo de los catalanes a la secesión está retrocediendo en paralelo a la mejora de la situación económica y ven improbable una división de España.

La agencia mantiene la clasificación de España estable (en un A, bajo) y espera que “España mantenga su unidad a medio plazo” habida cuenta la decisión del Gobierno central de mantener los “obstáculos legales e institucionales que impedirían la planes de secesión del gobierno regional”.

“Además de estos impedimentos, DBRS considera que el fuerte crecimiento económico y la rápida reducción del desempleo, tanto en España como en Cataluña, probablemente reduzcan el apoyo a la independencia”, reza su último informe sobre la materia.

DBRS asume que la buena tendencia macroeconómica ya está teniendo efectos puesto que las encuestas más recientes que maneja indican que a finales de junio solo un 41,3% de los catalanes apoyaba la independencia frente al 47,7% de un año antes, mientras que se oponen al proceso soberanista un 49,4% frente al 42,4% de junio de 2016.

Más allá, la firma considera que el nuevo modelo español de financiación regional ayudará a aliviar las tensiones y a reducir el apoyo a las iniciativas soberanistas en el futuro.

Aunque asume que, de llegar a celebrarse, el resultado del referéndum convocado para el 1 de octubre –suspendido por el Tribunal Constitucional la pasada semana- podría ser mayoritariamente favorable a la independencia, debido entre otras cosas a un importante nivel de abstenciones, DBRS cree que “la opinión pública podría estar cambiando lentamente a favor de mantener la unidad” de España.

El informe de la agencia de calificación de riesgos canadiense va en línea con el emitido el pasado viernes por la estadounidense Fitch, que ve poco verosímil que Cataluña vaya a ser independiente.

Source link

Las seis claves de Fitch Ratings sobre la recuperación de España | Mercados

Fitch Ratings, agencia internacional de calificación crediticia, ha valorado, al término del primer semestre del año, la situación actual de la economía de España como positiva. Las previsiones de la agencia, que concuerdan con los datos proporcionados por el Gobierno de España, apuntan a la continuación de la recuperación económica, fijando el crecimiento del PIB en el 3,1% para el final del año, así como una reducción tanto de los riesgos a corto plazo como un incremento en la rapidez de reducción del déficit fiscal. La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, ayuda a la consolidación del crecimiento económico del país, según apunta la agencia. Aun así, prevén que continúe la inestabilidad política del país que radica de los desacuerdos del Gobierno central con Cataluña, lo cual no tendrá un impacto directo en el desarrollo económico de los próximos años. 

La agencia vuelve a valorar la solvencia del país con la calificación BBB+, valor que mantiene desde 2014. Este indicador está dos escalones por encima del llamado bono basura y uno sobre el mínimo que registró entre 2012 y 2014, BBB. En 2003 España obtuvo la calificación AAA, la más alta concedida por esta firma. La perspectiva de la deuda es positiva, lo que implica que es posible que en los próximos meses Fitch suba la calificación.

  • Recuperación económica constante

El crecimiento del PIB se mantiene y se vislumbran indicios de recuperación gracias a la reducción de los desajustes en el plano macroeconómico. El crecimiento del primer semestre iguala la subida del 3,2% del año anterior, consecuencia de una reducción del desempleo del 17,1% en junio. La reducción del endeudamiento se mantiene, con una caída de 6.6 puntos en el primer trimestre de la deuda no financiara del sector privado. Fitch prevé un crecimiento del PIB del 3,1% al término de 2017, moderando esta subida al 2,5% en 2018 y al 2,2% en 2019.

  • Reducción cíclica del déficit

Los riesgos a corto plazo en la ejecución presupuestaria se han reducido gracias a la aprobación de presupuestos del Estado para 2017 y el acuerdo para fijar el techo de gastos de 2018 (aumentará un 1,3% respecto al techo de gastos de este año). Se prevé una reducción en el déficit del Gobierno del 3,2% este año en comparación al 4,5% de 2016. Para 2018 se prevé un 2,5%, continuando con la recuperación cíclica de la economía. De acuerdo con el análisis de la deuda a largo plazo de Fitch Ratings, el grueso de la deuda pública descenderá levemente, pasando del 99,4% con el que cerró 2026 a un 95,3% en 2020.

  • Los ajustes en la economía exterior continúan

El superávit de cuenta corriente se incrementó un 2.0% en 2016 en comparación al 1,4% de 2015, mejorando así desde el comienzo de la crisis financiera en 11,7 puntos. Las exportaciones se han apoyado en la caída de los costes laborales unitarios, que en 2016 cayeron un 2,5% y desde 2009 han descendido un 15,6%. La deuda externa neta cayó al 84,6% en 2016, cuando en 2015 este descenso se fijó en un 92,0%. Aun así, sigue siendo un valor elevado para la situación actual.

  • Riesgo político e incertidumbre

La previsión de la agencia señala que las tensiones entre el Gobierno central y Cataluña aumentarán durante los próximos meses, pero esto no tendrá un impacto en la economía o en el funcionamiento del Gobierno.

  • La aprobación de los presupuestos del Estado reduce la inestabilidad

La estabilidad a término medio del Gobierno sin mayoría absoluta actual ha sido reforzada por la reciente aprobación de los Presupuestos del Estado y el acuerdo del techo de gasto de 2018. Aun así, sigue habiendo un riesgo en el parlamento debido a la situación actual en la que el partido gobernante no tiene la mayoría absoluta, lo cual limita las operaciones para una sustancial nueva reforma económica, en especial con la disminución de apoyos del Partido Socialista durante los últimos meses al Partido Popular.

Fe de errores

a

Source link

Ezentis necesita profundizar en la recuperación | Compañías

Ezentis es una compañía especializada en operar y mantener infraestructuras de telecomunicaciones y energía a nivel internacional. Desde Axesor le otorgamos un rating no solicitado de CCC+ con tendencia positiva.

Hace un año la empresa se encontraba necesitada de una profunda reestructuración, muy endeudada y dependiente de América Latina. Si bien estos aspectos no han experimentado grandes cambios, actualmente sí se pueden constatar avances en la mejora de la liquidez, gracias a una adecuada gestión del capital circulante y una recuperación de los resultados, cuyo principal síntoma es la continuidad en una positiva generación de caja en la explotación.

La mejora en los resultados se ve reforzada por la contratación de negocio (1.000,5 millones de euros de cartera al cierre del primer trimestre) y los avances en la estructura de la deuda, dos aspectos que favorecen la continuidad de las operaciones, pero que requieren de un mayor avance y consolidación, especialmente a nivel de endeudamiento.

El año 2016 concluyó con una mejora interanual de la facturación del 4%, alcanzando los 307,4 millones de euros, mientras que el ebitda experimentó un avance del 27,9%, hasta llegar a los 31,18 millones de euros, y el resultado atribuido neto regresó a números positivos, con un saldo de 769.000 euros, frente a las pérdidas de 11,33 millones de euros del año anterior.

En el primer trimestre del ejercicio, según los últimos datos publicados, prosiguió la mejora en ventas (+48,8% frente al primer trimestre de 2016), ebitda (+21,2%, en tasa interanual) y resultados, que, si bien arrojaron unas pérdidas de 1,7 millones de euros, son sensiblemente menores que los 3,1 millones de euros de pérdidas del primer trimestre de 2016.

En su última junta general, la compañía se ha fijado como objetivos “reducir el gasto financiero” y “consolidar un crecimiento rentable”, con una meta de crecimiento medio anual de la facturación de al menos el 20% en los próximos dos ejercicios.

Desde Axesor consideramos que los rendimientos de la compañía, aun siendo positivos, siguen siendo ajustados y están condicionados de manera relevante por unos gastos financieros significativos.

El grueso de los vencimientos de deuda se concentra a partir del año 2020, aunque el elevado nivel de deuda (la DFN se situó en 99,6 millones de euros al término de 2016) hacen que la autonomía financiera del grupo sea limitada (el ratio patrimonio neto/balance era del 7,07% al cierre de 2016). El último ejercicio completo culminó con un rato de DFN/ebitda de 3,2x, que mejoró levemente en el primer trimestre, situándose en 2,9x, según las cifras aportadas por la compañía.

Y es que el modelo de negocio de la empresa mantiene una elevada dependencia de su cartera de clientes en torno al grupo Telefónica, que en el pasado ejercicio todavía representó un 56% de los ingresos. Al mismo tiempo, la actividad de Ezentis se concentra en América Latina (un área económica para el que se estima uno de los más bajos ratios de crecimiento de todo el mundo, con una previsión del 1% por parte del FMI), que supuso el 90% de la facturación tanto al término de 2016, como en el primer trimestre de 2017. Es especialmente significativo el riesgo de concentración en un país como Brasil, que está atravesando una profunda crisis económica, política y social, y que en el periodo enero-marzo de este año representó el 37,2% de los ingresos.

Con todo, los planes estratégicos de Ezentis para seguir creciendo en ingresos y márgenes pasan por incrementar su presencia en América Latina, algo que se evidenció a finales del año con la compra del 100% de la chilena Tecnet por un importe de nueve millones de euros.

En conclusión, la situación de liquidez sigue siendo ajustada, estando la generación de caja neta condicionada por los requerimientos de inversión y endeudamiento, que mantienen una tendencia de reducción en la posición de tesorería. La compañía necesita, pues, seguir avanzando en la mejora de resultados y en la reestructuración financiera.

Source link

Fitch mejora la perspectiva de la deuda española | Mercados

La agencia de calificación crediticia mejoró la perspectiva de España, de estable a positiva, y mantuvo la nota en BBB+ de la deuda a largo plazo.

Fitch asegura que la recuperación de la economía española se mantiene fuerte y que el país ha reducido sus riesgos y se mostró confiada en la capacidad para reducir el déficit más rápido que en años anteriores.

Sobre Cataluña y el proceso independentista, Fitch afirmó que “espera que las tensiones entre el Gobierno central y el Ejecutivo catalán se incrementen en los próximos meses”, según se acerque la fecha de la consulta fijada por el Govern.

Source link