ACS sigue sin cerrar la posible compra de Abertis y elude llevarla a su consejo | Compañías

El grupo ACS se ha visto esta tarde obligado a ofrecer una última hora sobre la pretendida compra de Abertis en competencia con la opa lanzada ya por la italiana Atlantia. Son muchos los rumores en el mercado, e informaciones en prensa, sobre los que la firma que preside Florentino Pérez ha echado algo de agua fría: “ACS confirma que sigue estudiando una posible opa competidora sobra la sociedad Abertis, con asistencia de asesores externos, habiendo mantenido reuniones con posibles inversores y con entidades financieras, sin que hasta la fecha haya tomado decisión alguna al respecto”, argumenta la nota remitida a la CNMV.

Con ella satisface cualquier tipo de requerimiento de información por parte del regulador y, sobre todo, toma las riendas sobre lo que se vaya a escribir en los medios o informes de Bolsa. Y es que las cotizaciones de ACS y su filial germana Hochtief vienen sufriendo a golpe de rumor.

El comunicado a la CNMV está firmado por el consejero-secretario José Luis del Valle, hombre de la máxima confianza del presidente Pérez, y uno de los pocos que maneja información dentro de ACS sobre el intento de opa competidora. El resto, junto a Florentino Pérez, son el consejero delegado del grupo, Marcelino Fernández Verdes, y el director general corporativo, Ángel García Altozano.

Un bocado de 32.000 millones

En el hecho relevante publicado esta tarde se reconoce que la operación, que supondría poner sobre la mesa más de los 16.400 millones ofertados por Atlantia y asumir casi 16.000 millones de deuda que cuelga de los activos de Abertis, “no ha sido sometida a la deliberación y acuerdo del consejo de Administración”.

Según fuentes cercanas a la operación, a ACS le está costando conformar un grupo de inversores apara abordar en equipo la voluminosa oferta y sigue trabajando en el diseño de la misma. El objetivo es que la matriz, que lleva cinco años de lucha para embridar su deuda, no vea comprometida una posición actual que le ha llevado a conseguir una nota crediticia de investment grade (triple B), otorgada por Standard & Poor’s el pasado mes de mayo.

Es en este escenario donde los bancos asesores, Lazard y JP Morgan, han esbozado una opa utilizando la germana Hochtief, en la que ACS tiene en 71,7%. La jugada pasa por lanzar una macroampliación de capital, por unos 3.000 millones, a la que ACS no acudiría. De este modo, se carga a Hochtief de munición y el accionista de control consigue bajar del 50% del capital. Así ACS desconsolidaría la monumental deuda de la constructora germana si es que finalmente formula la oferta a través de ese canal. El problema para la firma madrileña es que la ampliación en Hochtief debería producirse con fuerte descuento, penalizando con ello al valor.

La jugada de ACS pasa por lanzar una macroampliación de capital en Hochtief, por unos 3.000 millones, a la que no acudiría para bajar del 50% del capital y desconsolidar la deuda

“Entre las fórmulas estudiadas se ha considerado la posibilidad de que la opa sea realizada con la participación de Hochtief”, reconoce ACS en su nota al mercado.

La opa de Atlantia, a 16,5 euros por cada acción de Abertis, sigue su camino en espera de que la CNMV dé el visto bueno al folleto presentado el pasado 15 de junio. La italiana, con fuerte dependencia de su mercado local, pretende crear el mayor grupo de autopistas del mundo, con presencia en 15 mercados y 14.000 kilómetros de carreteras de peaje bajo su gestión. La suma de sus resultados brutos de explotación alcanza los 6.600 millones de euros (según cifras de 2016), superando los poco más de 4.000 millones de la francesa Vinci por el negocio de concesiones, y los compromisos de inversión llegan a los 26.000 millones.

La oferta italiana está condicionada a que un mínimo del 10% del capital de Abertis intercambie su papel por acciones nuevas de la italiana. Esta también ha fijado un umbral mínimo de aceptación del 50,01% del capital.

Source link

Cimic (ACS) gana un proyecto en Singapur de 315 millones | Compañías

El grupo Cimic (ACS) ha informado de la adjudicación, a través de su filial Leighton Asia, de la construcción de la segunda fase de un sistema de alcantarillado en Singapur, valorado en 376,5 millones de dólares australianos (315 millones de euros).

Leighton Asia, que forma parte de la empresa CPB Contractors de Cimic, realizará las obras para el Sistema de Alcantarillado de Túneles Profundos, encargados por la agencia nacional de agua de Singapur (PUB), entre el próximo octubre y mediados de 2023.

El proyecto, que es el segundo que da PUB a Cimic este año, incluye el diseño y la construcción de unos 7,9 kilómetros de túneles de desagüe, cada uno con un diámetro de seis metros, así como pozos, estructuras hidráulicas, entre otros, según un comunicado del grupo con sede en Australia.

La primera fase del proyecto concluyó en 2008 y la segunda abarca una serie de paquetes de construcción para completar el sistema de túneles de 40 kilómetros y los enlaces de alcantarillado de 60 kilómetros.

Source link

Los seis valores del Ibex más recomendados por las firmas de inversión | Mercados

La delicada situación geopolítica actual mantiene a las Bolsas mundiales operando en un ambiente de incertidumbre y volatilidad.

Concluido agosto, que tradicionalmente se traduce en una planicie para los mercados y una reducción del volumen de actividad bursátil, las Bolsas a uno y otro lado del Atlántico enfilan el último cuatrimestre del año con un ojo puesto en las tensiones generadas por el régimen de Corea del Norte, en las decisiones en materia de política monetaria de los bancos centrales y en el fortalecimiento del euro.

El Ibex 35 no ha logrado escapar de la incertidumbre provocada por las tensiones entre Pyongyang y Washigton y del impacto de la subida del euro y cerró agosto con un recorte del 1,93% que le ha hecho perder los 10.600 puntos tras tocar los mínimos desde marzo por debajo de los 10.200. La volatilidad experimentada por las entidades financieras y por aquellas más sensibles al efecto divisa contrasta con los valores más ligados al ciclo económico y al crecimiento del consumo. De esta forma, en el selectivo español hay una selección de valores sólidos que se mantienen indemnes a los vaivenes bursátiles y que se presentan como buenas opciones a la hora de invertir.

Entre los 35 miembros del Ibex, el consenso de las casas de análisis recopilado por Reuters apuesta por un grupo selecto de valores, aquellos a los que otorgan la mejor valoración (un 1 es la mejor y un 5, la peor) de cara a recomendar incluirlos en una potencial cartera de inversión. Aquí están reunidos los que mejores notas obtienen por parte del mercado.

Empresas que operan en el sector de las energías renovables, así como las compañías dedicadas a las infraestructuras se posicionan según los analistas como valores seguros sobre los que apostar tras el parón estival dentro de la Bolsa española.

  • Ferrovial. La firma del sector que mejor aguantó la crisis

La empresa de infraestructuras, con una puntuación de 2 sobre 5, es la cotizada con mejor recomendación media (siendo 1 fuerte compra y 5 fuerte venta), según el consenso recopilado por Reuters. Las acciones de la compañía, que cotizan en torno a los 19 euros, tienen un precio objetivo medio de 21,50 euros, un 13% más. En el año, las acciones han avanzado un 14,05%.

Según apunta Rafael Fernández Heredia, analista de GVC Gaesco Beka, los activos de gran calidad de la compañía son la clave de su recomendación de acumular. Entre estos destaca la evolución de autopistas y aeropuertos, como la ET 407, autopista de Toronto que muestra crecimientos constantes de ingresos. Con todo, desde Renta 4 advierten que en el área de construcción “continúa la presión en los márgenes por la mayor presencia de proyectos en fases iniciales y el menor peso de infraestructuras en la cartera”.

  • Acciona. La apuesta por las renovables sigue vigente 4,05%

La compañía, que obtiene en torno al 70% de su facturación de las energías renovables, también cuenta con una recomendación otorgada por los expertos de 2 sobre 5. Los títulos de Acciona, que cotizan alrededor de los 72 euros, tiene un precio objetivo medio de un 18% por encima, de 85 euros. A lo largo del año sus acciones han experimentado una revalorización del 3,25%.

Gracias a la mejora del precio de la electricidad en España, se prevé que la compañía crezca e incremente la producción eólica en EE UU. “Acciona cotiza a 7,8 veces el beneficio operativo bruto (ebitda) estimado para 2017, lo que no nos parece exigente si tenemos en cuenta el peso de las renovables – supondrán 68% del ebitda este año– y que el 20% del valor de empresa (capitalización más deuda) es de negocios patrimoniales (concesiones e inmobiliario)”, señalan en Sabadell, que le da un objetivo de 89 euros por acción.

  • ACS. La constructora más premiada por el mercado

El grupo dedicado a la construcción y desarrollo de infraestructuras tiene una recomendación de compra, con una puntuación de 2,1 sobre 5. Las acciones de ACS, que cotizan actualmente cerca de los 32 euros, tienen un precio objetivo medio de 36,49 euros, un 14% superior a su actual precio. Durante 2017, sus títulos han subido un 8,56%.

El final feliz de su refinanciación, la positiva marcha de la cartera y los apoyos con los que cuenta la compañía en los mercados estadounidenses y australianos son los puntos esenciales que señala Rafael Fernández de Heredia, de GVC Gaesco Beka como razones por las que la constructora recibe estas positivas recomendaciones.

Citi destaca como uno de sus puntos fuertes la reducción de la deuda hasta los 1.695 millones de euros a cierre de junio, un 55,9% inferior a la de hace un año, gracias a la fuerte generación de caja y a la venta de Urbaser.

  • ArcelorMittal. La siderúrgica continúa su expansión global 

La compañía siderúrgica, también con un 2,1 de valoración por parte de los expertos, continúa como un valor que debe tenerse en cuenta. Sus acciones cotizan a 23 euros y su precio medio objetivo está en 23,69 euros. En el año se revaloriza un 9,12%. Iván San Félix, analista de Renta 4, destaca el aumento de la demanda de acero, que se prevé que dará lugar a un volumen superior al previsto en un principio durante el segundo semestre del año. Francisco Rodríguez, de Sabadell, también es positivo con la compañía, gracias al esperado tirón de los mercados chino, ruso y brasileño.

Citi le ha subido recientemente el precio objetivo hasta los 30 euros por acción desde los 28 anteriores. El banco estadounidense prevé que mejore el ebitda más de lo previsto, que pague menos impuestos los próximos 18 meses y de una mayor aportación de las empresas en las que participa con otros socios.

  • Iberdrola. Morgan Stanley ve una joya en la energética

Iberdrola se consolida como una de las empresas con recomendaciones más positivas según el consenso recopilado por Reuters: alcanza una puntuación de 2,3 sobre 5. Sus títulos, que suben un 11,9% en el año en curso, deberían valer 7,17 euros, según los analistas. El viernes, cerraron a 6,87 euros.

Ángel Pérez, de Renta 4, señala que la firma tiene “numerosos proyectos en fase de construcción, cuyas puestas en marcha están previstas para el corto y medio plazo, en distintos países y negocios”. Morgan Stanley, que asigna a Iberdrola un precio objetivo de 8 euros por acción, asegura que “en los próximos meses, varios catalizadores impulsarán el precio de sus acciones: recorte de costes, nuevos proyectos y reestructuración”. El banco destaca el margen de crecimiento que Iberdrola tiene en el negocio de generación regulada y renovables en México y Estados Unidos, así como en el área de redes, también en EE UU.

  • Inditex. La ventas online, factor clave del crecimiento 

El gigante textil continúa expandiendo sus mercados y consolida su posición en el negocio online. Con una puntuación de 2,3 según el consenso de Reuters, sus títulos cerraron el viernes a 31,85 euros con un objetivo de 38.

Sara Herrando, analista de Norbolsa, destaca que la compañía tiene una estimación de crecimiento a largo plazo del 5%. Ignacio Romero, de Sabadell, refuerza la previsión de crecimiento de las ventas comparables a 10 años vista al 5,5% desde el 5% previo, ante la buena evolución de la plataforma online, que supone entre el 7% y el 9% de las ventas.

El experto de Sabadell le subió en junio el precio objetivo un 12%, hasta los 43,1 euros por acción: “La compañía cotiza ahora por encima de la su banda histórica de valoración pero confiamos en que puede sostenerla, por los resultados, por el entorno de crecimiento con tipos bajos y por las dudas (positivas) sobre su crecimiento a largo”, explicó en una nota.

Source link

ACS analiza la viabilidad de una contraopa por Abertis | Compañías

ACS no tira la toalla. El grupo presidido por Florentino Pérez continúa analizando la viabilidad económica de una posible contraopa sobre Abertis y si es posible recabar los fondos necesarios para imponerse a la oferta lanzada por Atlantia, informaron a Europa Press en fuentes financieras.

La opa lanzada por el grupo italiano Atlantia, que está a la espera de recibir el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), valora a la concesionaria de autopistas española en 16.300 millones de euros, cantidad a la que habría que sumar 15.000 millones de la deuda de Abertis, lo que eleva el montante de la operación a 31.300 millones.

Para superar la oferta que está sobre la mesa, una eventual contraopa liderada por ACS debería mejorar el precio de 16,5 euros por acción planteado por Atlantia y acercarse a los 17 euros, lo que elevaría el coste de la operación a 17.000 millones (sin contar la deuda).

Aunque la solvencia financera y generación de cash flow de ACS está fuera de toda duda, para armar una contraopa de esta envergadura el grupo podría requerir de la aportación de inversores externos, fundamentalmente grandes fondos de inversión que valoren el atractivo de estar en el accionariado de Abertis, una empresa con ingresos recurrentes y gran generación de dividendo.

Según fuentes conocedoras del proceso, ACS habría abandonado la opción inicial de utilizar a su filial alemana Hochtief, en la que controla el 72% del capital, como punta de lanza para encauzar la contraopa, y la alternativa que baraja es aliarse con grandes fondos internacionales.

Otro de los aspectos que estudia ACS es si lanzar la contraoferta en metálico o en una combinación de efectivo y acciones. Para el primer supuesto, requeriría del apoyo de un sindicato bancario dispuesto a financiar la operación.

Los asesores de ACS para la operación, JP Morgan, Lazard y Key Capital, llevan trabajando a fondo desde mediados de julio en los contactos con inversores internacionales y entidades financieras para sondear el respaldo a la eventual operación.

Simpatía del Gobierno

Una baza a favor de ACS es que una OPA alternativa a la de Atlantia contaría con la simpatía del Gobierno español, que teme que activos estratégicos para España como son las autopistas o los satélites pasen a manos foráneas. El Ejecutivo que encabeza Mariano Rajoy es muy consciente de que si Atlantia se hace finalmente con Abertis, el grupo transalpino pasaría a ser el mayor operador de autopistas de peaje en España y socio de control de Hispasat.

Una vez descartada por el Ministerio de Fomento, a través de Enaire, la opción de una contraopa del gestor aeroportuario Aena sobre Abertis, la alternativa de un ‘caballero blanco’ español de capital privado arropado por un grupo de inversores es la que más complacería al Gobierno. Pero todo depende al final de que la operación tenga viabilidad económica para ACS, que sigue haciendo números antes de decidir si da el paso adelante.

La adquisición de Abertis por ACS daría origen a un coloso mundial de las infraestructuras con ingresos conjuntos de casi 37.000 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de unos 5.300 millones.

En los últimos años ACS ha logrado avances significativos en su saneamiento financiero. La deuda neta del grupo se situó a 30 de junio en 1.654 millones, un 55,8% inferior respecto a la contabilizada un año antes y con una disminución del 72% en los últimos cuatro años. El apalancamiento del grupo se situó en 0,7 veces el Ebitda anualizado.

La compañía de construcción y servicios obtuvo un beneficio neto atribuible de 416 millones en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 7,2% respecto a los 388 millones del mismo periodo del ejercicio precedente.

Se da la circunstancia de que el grupo ACS, que lideró en 2016 por sexto año consecutivo el listado de los grupos de construcción e ingeniería con mayor negocio internacional del mundo que elabora la publicación especializada ENR, fue socio fundador de Abertis junto a La Caixa, al promover ambos la fusión entre las concesionarias de autopistas Aurea y Acesa.

ACS llegó a controlar más del 25% del capital de la compañía concesionaria y a ser uno de los dos accionistas de referencia, pero posteriormente fue diluyendo su participación y en 2012 vendió su último 10% a OHL y a la propia Abertis.

En la memoria queda el intento de adquisición de Autostrade (ahora Atlantia) por Abertis en el año 2006, que fue fustrado por el Gobierno italiano y que dejó un amargo sabor en el grupo español y en sus socios. Ahora es Atlantia la que quiere reeditar la operación, pero con mando en plaza, e intenta ganarse el favor de los inversores y conseguir el beneplácito de los principales directivos de Abertis con un suculento plan de ‘stock options’.

La acción de Abertis ha superado ampliamente el precio ofrecido por la compañía italiana y cotiza en la actualidad en el entorno de 16,9 euros por acción, lo que, según fuentes del mercado consultadas por Europa Press, se explica por la expectativa de una posible mejora de precio por parte del grupo transalpino o de la llegada de una contraopa.

Source link

Las constructoras españolas ganan más músculo en el mundo | Compañías

Las grandes constructoras españolas siguen demostrando su poderío internacional y cómo su incursión en el exterior buscando facturación más allá de España se ha consolidado en un modelo estable. ACS lidera en 2016, por sexto año consecutivo, el listado de los 250 grupos de construcción e ingeniería con mayor negocio internacional del mundo, que anualmente elabora la publicación especializada Engineering News-Record (ENR), y en el que figuran un total de once grupos españoles.

El 87% del negocio de ACS proviene del exterior, según este informe. Además, Hochtief –filial alemana de la constructora presidida por Florentino Pérez– es segunda en la clasificación mundial y la subsidiaria australiana Cimic, que trabaja mucho más en su mercado local, también figura en el top 20 del negocio internacional. ACS ratifica, por tanto, su condición de jugador global en la construcción, brillando en infraestructuras de transporte, edificación y telecomunicaciones.

Este año, también destaca el ascenso de Ferrovial, que se cuela entre los grandes nombres, ya que sube tres posiciones con respecto al ranking del pasado año y se sitúa en el lugar número 13, con el 75% de su negocio dependiente del exterior.

Ferrovial sube posiciones principalmente por su actividad en EE UU, y se consolida como segundo grupo español fuera del mercado local. El grupo que preside Rafael del Pino ha visto también mejorar su actividad en el Este de Europa, área que atiende con la filial Budimex.

El listado ordena a las empresas en función de la contratación de obras fuera del mercado natural o local. Mide el pulso de las constructoras en su salida al exterior, vital para diversificar ante habituales riesgos (divisa, ralentización de la contratación) y ampliar posibilidades de generar cartera.

Asimismo, Técnicas Reunidas, OHL y FCC completan la representación española en las 50 primeras posiciones. Se produce una subida generalizada de las grandes constructoras nacionales, salvo OHL (en la plaza número 37 ya que baja nueve), que tuvo que afrontar provisiones por proyectos fallidos en el exterior (hospital de Sidra en Catar o el proyecto ferroviario Marmaray en Turquía) y se ha vuelto altamente selectiva.

La empresa presidida por Rafael del Pino ya disponede un 75% de ingresos de fuera y gana presencia en obras de transporte

 

Destaca también la reactivación de FCC (en la plaza 41, ya que escala 42 posiciones) tras la toma del control por parte del magnate mexicano Carlos Slim y una vez cubiertas las primeras etapas del saneamiento financiero del grupo. Resalta además el incremento de negocio en el exterior de Acciona (avanza 12 puestos, hasta el número 51), en busca de amortiguar el efecto de la reforma energética que limitó la prima a las renovables.

Asimismo es reseñable el avance de Sacyr (adelanta ocho, hasta situarse en el 62), fuerte en Latinoamérica y mercados europeos como Italia. La firma ha abierto ya este año oficina en Londres en busca de nuevos mercados europeos. Además, Técnicas Reunidas es una de la referencias mundiales en ingeniería enfocada al mundo del petróleo, lo que ha permitido que se cuele en el puesto 22 (sube cuatro) de las más internacionalizadas.

Entran también otras españolas en posiciones más atrasadas. Comsa Emte ocupa la posición 119. Por su parte Isolux Corsán se sitúa en el 122, bajando 61 puestos tras la grave crisis que le llevó a entrar en concurso de acreedores. La ingeniería Sener escala cuatro posiciones, hasta el 152, y el Grupo San José se reincorpora a la clasificación en el puesto 155.

En cuanto al listado global, China Communications Construction completa el podio de la construcción internacional . El cuarto grupo más internacionalizado es la francesa Vinci, mientras que en quinta posición figura la estadounidense Bechtel. La francesa Bouygues ocupa la sexta plaza, la también gala Technip la séptima, la sueca Skanska aparece en octavo lugar, la austriaca Stragbag en novena posición y la china Power Construction cierra el top ten.

Una de las grandes caídas la protagoniza la brasileña Odebrecht, en medio de investigaciones por sobornos en más de una decena de países, que cae desde el sexto puesto hasta el 29.

Los grandes conglomerados chinos, la mayoría de capital público, pujan cada vez más en el exterior gracias a la ventaja de acompañar sus ofertas con los precios imbatibles de su financiación pública. Sin embargo, siguen debiendo un altísimo porcentaje de su cifra de negocio al mercado interior. Es, por tanto, el Estado contratando a sus propias empresas.

Por mercados, EE UU es un granero de grandes obras en el que ACS, Ferrovial y OHL son las mejor colocadas entre las españolas. México también ha sacado grandes proyectos al mercado, como el del nuevo aeropuerto internacional Ciudad de México (la mayor porción de obra se la han llevado FCC y Acciona en consorcio). Y todo el sector busca posiciones en Australia, tanto por sus necesidades de infraestructuras como por su posición de trampolín hacia el sudeste asiático.

Caída de la cuantía global de ingresos

El informe recoge que los ingresos totales de estas 250 grandes constructoras cayeron en 2016 por tercer año consecutivo. El descenso fue de un 6,8%, hasta 468.120 millones de dólares. El máximo se alcanzó en 2013, con 544.000 millones.

En el informe de ENR se señala como causas para el descenso para el negocio internacional de las constructoras que la caída de los precios de metales, el sector minero y el colapso en los precios de petróleo que ha afectado a numerosos países emergentes. Además, se destaca que las empresas han tenido que luchar contra las restricciones financieras de muchos países.

Por sectores, las infraestructura de transportes lidera los contratos (144.378 millones), seguidas de las obras petrolíferas, edificios, energía, industria, agua, residuos y telecomunicaciones.

ACS destaca entre los líderes en casi todos los sectores, Ferrovial lo hace en infraestructura de transportes, Técnicas Reunidas en instalaciones petrolíferas, Acciona en agua, y FCC en residuos.

Por países, China es el que más compañías suma, 65, entre las 250 primeras, con una presencia dominadora en África y Asia. Le siguen Estados Unidos (43), Italia (14) y Japón (13) y España (11), las mismas que Corea del Sur.

Francia, por su parte, lidera el top 10 con tres empresas: Vinci, Bouygues y Technip.

Source link

Hochtief, filial de ACS, refinancia 1.700 millones de deuda | Compañías

Hochtief ha cerrado la refinanciación de un crédito sindicado de 1.700 millones de euros que vencía en 2019, de forma que ha extendido su plazo de amortización a cinco años, prorrogables a otros dos más, según informó la filial alemana de construcción de ACS.

La firma de la compañía que preside Florentino Pérez acomete esta operación mientras el grupo analiza una eventual OPA sobre el grupo de concesiones Abertis, que sería así competidora de la ya formulada por la italiana Atlantia.

Se da además la circunstancia de que ACS estaría sopesando realizar la eventual operación a través de esta compañía germana, en la que actualmente controla un 71,7% y que consolida globalmente en sus cuentas.

Por el momento, Hochtief indica en un comunicado que la refinanciación que acaba de cerrar con un “sindicato de bancos internacionales” constituye una “operación clave para la estrategia financiera de la compañía a largo plazo”.

La compañía que dirige el consejero delegado del grupo, Marcelino Fernández Verdes, asegura haber recibido una sobredemanda de financiación por parte de los bancos para abordar esta reestructuración de pasivo.

Hochtief atribuye este interés a la actual coyuntura de los mercados, pero también a la calificación crediticia de ‘investment grade’ que la firma recibió el pasado mes de mayo y a los resultados registrados en la primera mitad del año.

La compañía alemana disparó un 34,8% su beneficio neto en la primera mitad del año, cuando gano 189,1 millones, tras elevar un 17,6% sus ingresos, que sumaron 11.017 millones. La constructora germana cuenta con una posición neta de caja de 600 millones y una cartera de obras por valor de 42.600 millones.

La reestructuración de deuda de la empresa alemana se enmarca en la estrategia de optimización y reducción de pasivo del grupo ACS, que actualmente presenta mínimos históricos de endeudamiento.

La optimización financiera de Hochtief se aborda además mientras e grupo ACS analiza la formulación de una oferta por Abertis, que sería así competidora de la Atlantia, que ya está presentada formalmente y a la espera de recibir la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Una eventual OPA a Abertis supondría una operación de más de 16.341 millones de euros, dado que debe superar este precio propuesto por Atlantia (16,50 euros por acción), un importe que además ya ha sido sobrepasado por la cotización de la compañía española de autopistas y satélites.

Una oferta competidora a la del grupo italiano por Abertis tiene de plazo para presentarse hasta cinco días antes de que concluya el periodo de aceptación de esta primera OPA que fije el supervisor del mercado una vez apruebe a la operación.

Source link

Abertis eleva a 1.621 millones su reclamación al Estado por la AP-7 | Compañías

Abertis ha elevado a 1.621 millones el importe que reclama al Estado en el marco del contencioso que tiene abierto desde 2015 en el Tribunal Supremo por los derechos de cobro de peaje en un tramo de la autopista AP-7 en Cataluña.

El monto de la reclamación ha crecido así un 8,5% sólo en la primera mitad de este año, desde los 1.494 millones en que se estimaba a cierre de 2016, según detalla la compañía en el informe de sus cuentas semestrales, en el que además revela su intención de reforzar la batalla judicial por este importe.

El recrudecimiento de este contencioso tendrá lugar mientras la compañía de autopistas y satélites está pendiente de una eventual guerra de OPAs por su control. A la oferta planteada por la italiana Atlantia podría surgir una competidora de ACS, tras desistir Aena de pujar también por la empresa.

De hecho, este litigio que Abertis tiene con la Administración pudo constituir uno de los factores por los que Enaire, compañía pública a través de la que el Estado controla el 51% de Aena, se opuso a que el operador de aeropuertos pujara por la compañía de autopistas y satélites.

En la actualidad, el contencioso entre Abertis y el Estado está pendiente del Tribunal Supremo, después de que el pasado mes de marzo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid se pronunciara a favor de la empresa.

El litigio tiene su origen en un acuerdo que Fomento y Abertis firmaron en 2006, aprobado por Real Decreto en Consejo de Ministros. En virtud del pacto, la empresa se comprometía a ampliar y mejorar un tramo de la AP-7 y bajar los peajes de la vía, mientras que, de su lado, el Estado asumía el riesgo de que el tráfico de la autopista no alcanzara determinados niveles.

No obstante, en 2011 el Ministerio comenzó a plantear dudas sobre la interpretación del acuerdo de 2006, en particular a lo referido a las compensaciones por menor tráfico.

En 2015, y ante la falta de acuerdo en su negociación con Fomento, Abertis elevó el caso al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ya pronunció el referido fallo favorable, y al Tribunal Supremo.

Reciente informe del Gobierno

No obstante, el pasado 3 de julio, el Consejo de Ministros aprobó un informe en relación con este contencioso judicial con Abertis en el que el Gobierno se ratificaba en su criterio de que no le corresponde pagar al grupo por el menor tráfico registrado en la AP-7.

Así, la compañía ha resulto “ampliar” el recurso que tiene interpuesto ante el Tribunal Supremo para que recoja su rechazo el reciente informe del Consejo de Ministros, que además se aprueba dos años después de que Abertis lo solicitara, y su “oposición” al recurso de casación que la Administración ha interpuesto contra la sentencia de marzo el Alto Tribunal madrileño.

Abertis atribuye su decisión de recrudecer la batalla legal al considerar que “se mantiene, con más convicción si cabe tras el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la solidez de sus argumentos jurídicos, basados en el convenio firmado en su día con Fomento por razones de interés general”.

Source link

ACS vende a Saeta activos eólicos en Portugal por 104 millones | Compañías

Saeta Yield ha alcanzado un acuerdo con ProCME, filial portuguesa del Grupo ACS, para comprar Lestenergia Exploraçao de Parques Eólicos, dueña de nueve parques eólicos que suman un total de 144 megavatios en operación en Portugal.

La operación implicará un desembolso total de aproximadamente 104 millones de euros por el 100% de los fondos propios de Lestenergia, lo que, según ha informado este viernes Saeta, supone un valor empresarial total de 186 millones.

En un comunicado, la firma de infraestructuras energéticas controlada por ACS y el fondo GIP ha destacado que la cartera de Lestenergia tiene un alto potencial de refinanciación dado su bajo nivel de apalancamiento y que la compra le aportará flujos de caja adicionales.

La operación, que prevén cerrar antes de finales de año, está sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones suspensivas y será financiada con efectivo y fondos provenientes de una línea de crédito otorgada al grupo.

Los parques eólicos de Lestenergia, ubicados en los municipios de Guarda y Castelo Branco, cuentan con un promedio de 9 años de vida operativa y están equipados con aerogeneradores de Gamesa, Vestas y Suzlon.

Los parques se encuentran adscritos al sistema regulatorio y tarifario portugués que garantiza unos ingresos “predecibles y estables” a largo plazo, según Saeta.

El promedio de vida regulatoria restante es de 12 años, si bien Saeta Yield espera operar los parques más allá de la vida regulatoria, ha asegurado la compañía en una nota remitida ala Comisión Nacionaldel Mercado de Valores (CNMV).

Source link

Ferrovial descarta pujar por Abertis tras analizarlo en su consejo | Compañías

Ferrovial ha tenido bajo análisis una potencial oferta pública de adquisición (opa) sobre Abertis. Aunque bastante reticente, se trata de una de las contadas compañías españolas con pulmón para afrontar el proyecto y sus directivos han hecho números a la vista del creciente interés en el mercado.

El equipo que lideran el presidente Rafael del Pino y el consejero delegado Íñigo Meirás ha llevado las grandes líneas de la operación al consejo de administración después de que competidores locales como ACS y Aena movieran ficha. Y lo han hecho, según fuentes de toda solvencia, con una posición inicial bien definida: la negativa a una inversión de más de 16.300 millones por una operadora de autopistas que carga con otros 16.000 millones de deuda.

Las mismas fuentes aseguran que los ejecutivos de Ferrovial convencieron sin la necesidad de gran debate al resto del consejo, en el que los independientes ocupan cinco de un total de 12 asientos. Sin embargo, la opa italiana va para largo y no falta quien espera a la empresa propietaria de Heathrow o la autopista canadiense 407 ETR.

Consultada ayer por los extremos de esta información, la compañía prefirió no hacer comentarios.

La división de concesiones de Ferrovial tenía identificados proyectos de interés por 103.000 millones en América, Europa y Australia

La opa de Atlantia sobre Abertis, conocida en abril a través de informaciones de prensa y oficializada ante la CNMV el 15 de mayo, motivó una primera aproximación a la operación por parte del comité de dirección de Ferrovial, en el que se sientan Meirás, los consejeros delegados de cada una de las divisiones o el director financiero, entre otros. La conclusión fue que la empresa no entraría a competir con el grupo italiano.

En esta línea, el número dos de Ferrovial, Íñigo Meirás, trasladó al mercado su desinterés por Abertis durante una conferencia ante analistas e inversores celebrada en Londres el 25 de mayo. La reunión se centraba en las previsiones sobre la filial de autopistas Cintra, y Meirás llevaba preparada la respuesta a una pregunta previsible.

Entonces se avanzó que la división de concesiones de Ferrovial tenía identificados proyectos de interés por 103.000 millones en América, Europa y Australia, y que reportaría dividendos a la matriz, con su actual cesta de activos, por 11.600 millones en 20 años. Ferrovial valora Cintra en 9.560 millones, de los que un 81% depende de la autopista canadiense 407 ETR.

Difícil encaje

El pasado mayo el consejero delegado de Ferrovial no hizo más que dar altavoz a la opinión del comité de dirección y de su propio presidente, además de ser fiel al mensaje habitual de que será muy difícil volver a ver a la empresa en una operación del tamaño de la de BAA. Ferrovial se hizo con el control de siete aeropuertos británicos en el año 2006, entre ellos el de Heathrow, por más de 14.000 millones de euros.

El grupo ha tenido que gestionar la fuerte carga de deuda, así como las exigencias de desinversiones de los organismos británicos de la competencia y de Aviación Civil, a lo largo de la crisis. Con la situación ya normalizada y al frente del mayor aeropuerto europeo, el citado Heathrow, Ferrovial ha tirado de abstinencia en el caso de la tentación de Abertis.

El CEO de Ferrovial suele subrayar que será muy difícil volver a ver a la empresa en una operación del tamaño de la de BAA

Además del volumen de la adquisición, la concesionaria catalana y el grupo de la familia Del Pino tienen modelos distintos de negocio, aunque se les pueda atribuir sinergias. Ferrovial asume las autopistas desde su diseño, financiación y construcción; arranca la operación y tratar de venderlas para hacer caja y seguir invirtiendo. Abertis, por su parte, entra con el activo ya en marcha y se queda para gestionar los peajes, un negocio que le da extraordinarios réditos.

Aena y ACS

Han sido las primeras señales de apetito por Abertis, pese a que aún no hay oferta competidora alguna presentada a la CNMV, las que han reactivado a Ferrovial en el análisis de la operación. “El hecho de que dos competidores como Aena y ACS hayan reconocido que les encaja Abertis, obliga de algún modo al presiente de Ferrovial a oficializar ante el consejo que ellos no han dejado de examinarlo y que no les salen los números”, explican las fuentes consultadas.

A Del Pino no le cuadra empeñar la empresa en la toma de una operadora de concesiones maduras. Además, un bocado como el de Abertis comprometería el desarrollo de actividades vitales en la estrategia de diversificación de Ferrovial, como las de servicios y gestión de aeropuertos.

En cuanto a ACS, de momento es el que tiene más opciones de convertirse en el caballero blanco español que dispute Abertis a Atlantia, una vez que el Gobierno frenó en seco cualquier pretensión de pugnar por parte de la empresa pública Aena.

El grupo que preside Florentino Pérez intenta agrupar varios inversores en torno a un vehículo en el que su compañía tendría una participación minoritaria. ACS busca la fórmula para no consolidar la deuda de Abertis y tantea, de forma paralela, la opa a través de Hochtief. Con una participación del 72% en la alemana, se diluiría por debajo del 50% a través de una ampliación de capital, a la que no acudiría, por más de 3.000 millones de euros.

Un proceso que va para largo

– La opa de Atlantia sobre Abertis podría alcanzar el año 2018 si hay opa competidora y Atlantia decide mejorar la oferta inicial de 16,50 euros por acción. Para mover su precio, la italiana debería convocar junta extraordinaria de accionistas.

– Mientras se decide la lucha por su control, el grupo participado por Caixabank está diseñando el plan estratégico para los tres próximos ejercicios. La duda es si Abertis podrá presentarlo ante el mercado en medio de un proceso de opa.

Source link

ACS enfría la opa con Hochtief ante el recelo de los fondos y Atlantia arma su oferta por Abertis | Compañías

La carrera por la conquista de Abertis no se detiene ni en el prácticamente inhábil mes de agosto. El consejo de la italiana Atlantia lleva hoy a su junta de accionistas una ampliación de capital con la que se cargará de títulos de nueva emisión para pagar hasta un 23% de la opa con papel. Está previsto que el CEO Giovanni Castellucci supere este hito en la oferta formulada por parte de Atlantia y lance nuevos mensajes sobre el encaje industrial de una operación valorada en 16.340 millones (16,50 euros por acción). Una cifra a la que hay que sumar los 16.000 millones de deuda de la concesionaria de autopistas.

Mientras esto sucede en Roma, la esperada opa competidora de ACS está aún en fase embrionaria. Lazard tiene lanzada una segunda ronda de contactos en busca de inversores de todo el mundo dispuestos a aunar fuerzas con el grupo que preside Florentino Pérez. Fuentes cercanas a la operación explican que, a día de hoy, la opción con mayor fuerza es que ACS lance la opa a través de un vehículo en el que tendría una participación “muy minoritaria”, compartiendo el esfuerzo con externos.

La posibilidad de participar en la opa bajo este modelo ha sido ofrecida por los bancos de ACS (Lazard y JP Morgan) a un nutrido grupo de fondos, de momento con escasa respuesta. Eso sí, el conglomerado madrileño tiene tiempo para insistir y dar vueltas a su plan, siendo previsible que la contraopa no sea formulada hasta el otoño, con el folleto de la oferta de Atlantia ya publicado.

En una oferta con Hochtief, ACS debería lanzar una ampliación de capital en la filial para captar fondos y diluirse por debajo del 50%. Así no consolidaría la deuda por la toma de Abertis

La otra vía ofrecida por los asesores de ACS a la comunidad de inversores es la de la compleja opa utilizando la filial alemana Hochtief. Una jugada que se ha enfrentado a dudas entre la dirección de ACS y que ha sido recibida con recelo por los fondos.

Según ha podido saber este periódico de distintas entidades tocadas por JP Morgan, ACS tendría que lanzar una ampliación dineraria en Hochtief hasta de 3.000 millones. Con una elevada cotización de la germana (150,6 euros al cierre de ayer) sostenida por la antigua expectativa de una opa de exclusión, sería lógico pensar en la emisión de nuevas acciones con cierto descuento, punto discutido en ACS.

La constructora española no acudiría a esa recapitalización, diluyendo su participación por debajo del 50%, sobre un paquete actual 71,7%. El efecto directo es que Hochtief reforzaría sus fondos para lanzar la opa, aún en compañía de fondos, y ACS dejaría de apuntarse la deuda de la germana al abandonar la consolidación global de sus cuentas y pasar al sistema de puesta en equivalencia. Pero seguiría mandando.

Un menor grado de consolidación también conllevaría la desvinculación de los rating de ACS y Hochtief, manteniendo la primera su calificación de investment grade pese a que la alemana se cargara de deuda. De este modo, se cumplirían dos de los anuncios que ha hecho el consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, en las presentaciones de resultados de la semana pasada: Hochtief podría acudir en ayuda de ACS para formular la opa sobre Abertis, y para la matriz es incuestionable el objetivo de conservar el grado de inversión.

Consecuencias

Con la fórmula de una opa de ACS a través de Hochtief, la española sacrificaría algo más del 22% del beneficio actual de Hochtief e idéntico porcentaje de los dividendos. La constructora con sede en Essen ganó 320 millones en 2016, de los que 230 millones engrosaron el resultado neto de ACS después de minoritarios. Sin embargo, la entrada de Abertis en el perímetro de Hochtief inyectaría unos 1.000 millones anuales al beneficio de la germana. Los números salen: ACS podría triplicar sus ganancias actuales por Hochtief manteniéndose por debajo del 50% en el capital. Y si la citada ampliación en la filial es con derecho de suscripción preferente, también puede hacer caja con su venta.

La operación parece redonda, pero hay que tener en cuenta que podría penalizar la cotización de Hochtief, y por tanto de ACS, en función del descuento de la ampliación. Otro punto en contra es cierta exposición de Hochtief a una opa si el accionista de control pierde la mayoría. Y sería de esperar una reacción del Gobierno alemán por el uso de la cotizada Hochtief para preservar la españolidad de Abertis.

Un menor grado de consolidación también conllevaría la desvinculación de los rating de ACS y Hochtief, manteniendo la primera su calificación de investment grade

Además de estos puntos débiles, el proyecto de una opa lanzada por Hochtief no encaja en el perfil de numerosos fondos: unas veces por el precio que hay que poner para batir a Atlantia, y otras porque este tipo de entidades –fondos de infraestructuras y de pensiones– son reacios a entrar en cotizadas para no exponerse a los posibles deterioros de sus participaciones. Ante este escenario, lo ideal para los fondos es que Abertis fuera excluida de Bolsa, frente a la oferta de Atlantia de mantenerla cotizando en Madrid, o que los futuros accionistas junto a ACS o Hochtief fueran fondos de corte institucional, como TCI o CVC, presentes ya en cotizadas.

La vuelta al mundo de Lazard

– El banco de negocios de cabecera de ACS, Lazard, está repitiendo los contactos con fondos e inversores institucionales de todo el mundo en busca de compañeros de viaje para ACS en la opa sobre Abertis. Fuentes cercanas a esas negociaciones aseguran que son muchos los que descartan entrar en una batalla de ofertas con Atlantia. Entre estos estarían los norteamericanos PSP y KKR. Las australianas Transurban e IFM también habrían declinado la oferta, y en el caso de Macquarie pesa demasiado su exposición a España (Viesgo, Empark, CLH, etcétera).

– La operación de toma de Abertis acompañando a ACS ha sido analizada en mayor profundidad por TCI y CVC, que ya fue accionista de la operadora de autopistas en concertación con la propia ACS. En ambos casos, aseguran fuentes financieras, la respuesta definitiva no ha llegado porque “aún no cuadran los números”.

– Atlantia ampliará capital esta mañana hasta en 3.794 millones de euros, con la emisión de un máximo de 160,3 millones de acciones especiales intransferibles hasta febrero de 2019. La oferta italiana por Abertis es de 16,5 euros por acción en efectivo, condicionada a que un mínimo del 10% del capital cobre en papel de Atlantia (0,697 acciones especiales de la nueva emisión de la italiana por cada título de Abertis).

Source link